Pollo moruno


Cuando a uno le gusta la cocina, siempre está a la caza y captura de recetas nuevas. Incluso en los sitios más insospechados.
Yo he recortado recetas de revistas que leía en el gimnasio, mientras hacía bicicleta. He memorizado otras recetas que una señora le daba a otra en la peluquería. Y es que, a veces, nos encontramos con auténticas joyas de la cocina, o con recetas que se convierten en un clásico de nuestras casas donde menos nos lo esperamos.
Este pollo es un claro ejemplo de esto que os comento. Encontré la receta  hace muchos años, en una revista de danza del vientre (publicación que, normalmente, uno no lee para buscar recetas de cocina, jajaja). Y decidí probarla, porque me encantó.
Aquí podéis ver el resultado. En casa, es una de las recetas de pollo que más gusta.


INGREDIENTES:
Un pollo troceado (o una bandeja de pechugas y otra de contramuslos).
2 cebollas grandes.
Un tomate
Aceitunas negras y verdes
Almendras tostadas o fritas sin piel
Uvas pasas de Corinto
Ciruelas pasas
Sal
Aceite de oliva
Agua
Especias "Ras El Hanout", (O, a las malas, si no las encontramos, podemos usar las de “Toque especial Morocco”. Pero queda mejor con Ras El Hanout, que podéis localizar en la sección de productos internacionales de Carrefour, por ejemplo, o en tiendas de productos árabes o magrebíes).

PREPARACIÓN:
Limpiar bien el pollo de toda la grasa que pueda tener.
Calentar el aceite de oliva en una olla o cazuela.
Picar las cebollas o cortar en aritos muy finos, y poner a rehogar.
Cuando estén transparentes, agregar el tomate pelado y picadito (se puede rallar también, con un rallador de agujeros grandes).
Rehogamos unos minutos más y añadimos el pollo.
Dejamos sofreír el pollo unos minutitos, dándole vueltas hasta que tome un poco de color por los dos lados.
Añadimos las especias (en buena cantidad, al gusto) y la sal, removemos, y agregamos un vaso de agua (sin que llegue a cubrir el pollo completamente).
Tapamos la cazuela y dejamos hervir a fuego no muy fuerte entre media hora y tres cuartos de hora.
En el último momento, añadimos las pasas, las ciruelas, y las aceitunas cortadas en rodajitas.
Dejamos hervir uno o dos minutos, y retiramos. Añadimos entonces las almendras (si queremos, podemos tostarlas previamente en la sartén o microondas). Ojo, no las echéis antes, que se llenan de líquido y no valen nada, dejan de ser crujientes.
Se puede servir solo o acompañado de arroz o cuscús.
Espero que os guste.

21 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tomarte el tiempo y la molestia de dejar tu comentario. ¡Me encanta saber que estáis ahí!
Así que ya sabéis: si tenéis algo que decir, hablad ahora... o callad para siempre, (¡que noooo, que es broma, hablad cuando os dé la gana, jejeje!.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...