TARTA SALADA DE GAMBAS,CANGREJO Y ATÚN








Siempre me gustaron las tartas saladas de pan. Por eso, cuando “Pastelero” puso en el foro su tarta salada de langostinos”, le eché el ojo rápidamente. Y, en cuanto tuve un ratito, decidí probar a hacerla.
Como es un tipo de tarta que admite muchas variantes, opté (por ser la primera vez) por una “baratita”: el relleno está compuesto, por un lado, de gambas congeladas (muy buenas, eso sí) y huevo duro; y, por otro, de un picadillo de huevo, lechuga, palitos de cangrejo y atún en aceite.
Cometí un error, eso sí: no cocer los huevos como recomienda Josefina González, otra forera que es un pozo de sabiduría culinaria. Os lo explico: llevamos a ebullición el agua, y, mientras hierve, lavamos los huevos con agua caliente. En cuanto hierve, los metemos con cuidado al agua, ayudándonos de una cuchara, y se cuentan 12 minutos. Se sacan, se pone el cazo bajo el chorro del agua fría hasta que ya no tengamos agua caliente en el cazo, y se pelan con cuidado.
Lo hago siempre como ella dice, y me quedan perfectos, con la yema centradita. Pero esta vez me despisté y los puse con el agua fría, así que quedaron regularcetes, aunque mejor de lo que yo esperaba.
Otro error: fui muy “rata” a la hora de descongelar gambas, y cuando rellené la segunda capa, me di cuenta de que no me quedaban para decorar. Bueno, otra vez será… hoy tendremos “tarta de crisis”, jejeje.


INGREDIENTES:

1 cogollo de lechuga grandecito o 2 pequeños
2 latas de atún
9 palitos de cangrejo (utilizo los Krissia, que vienen envasados de 3 en 3)
3 huevos
12 rebanadas de pan de molde sin corteza
Nata líquida (unos 100 gr)
Pimienta
Salsa Perrins (Worcestershire)
Ajo molido, o sal de ajo
300 gramos de gambas congeladas grandecitas
Mayonesa (casera o de bote)
1 zanahoria

PREPARACIÓN PASO A PASO.

Cocemos los huevos. Picamos uno, y los otros dos los partimos en rodajitas. Reservamos.

Ponemos las gambas en una fuente apta para microondas, espolvoreamos con sal de ajo, y cocemos tapadas durante minuto y medio. Comprobamos si están bien hechas, y si es necesario, programamos 30 segundos más.

Ponemos en un bol el huevo picado. Lavamos y picamos la lechuga.


La secamos bien con papel de cocina, y la añadimos al bol. Picamos también los palitos de cangrejo (en rodajitas, no hace falta que sea muy fino), escurrimos bien y desmigamos el atún (dándole vueltas en la misma lata con un tenedor), y lo echamos también al bol.


Mezclamos el picadillo con 2-3 cucharadas de mayonesa, al gusto de cada uno (será más pesado si ponemos mucha).

Colocamos 4 lonchas de pan de molde en la fuente donde vayamos a servir la tarta.
Mezclamos en una tacita la nata líquida con unas gotitas de salsa Perrins y pimienta recién molida. Vamos mojando un pincel en la nata, y con cuidadito vamos humedeciendo el pan (que quede mojadito, pero sin pasarse).
Extendemos la mezcla del bol sobre la primera capa de pan, que quede todo bien cubiertito.
Igualamos bien, para que la segunda capa quede recta:



Ahora vamos a poner la segunda capa de pan. Pero, para evitar que la tarta se desmorone con facilidad, hay un truco que da Pastelero: no vamos a poner las 4 rebanadas siguientes justo encima de las otras, sino que pondremos una rebanada en el centro, justo encima de la separación de las rebanadas de debajo. Las otras dos las cortaremos por la mitad, cuidando de que encajen bien y se cubra toda la tarta.
Untamos también con la nata esta segunda capa de pan:


Cubrimos esta capa de pan con las gambas, los huevos duros en rodajitas (reservando algunas para adornar), y ponemos por encima un poco de mayonesa:


Tapamos con la tercera capa de pan (esta vez sí pondremos las cuatro rebanadas de forma “normal”, sin cortar ninguna, porque así taparemos las uniones de la capa de abajo). Y la pintamos con la nata.
Cubrimos esta última capa con mayonesa, untando también los laterales para que quede bien tapadito.





Alisamos bien la cobertura de mayonesa.

Pelamos y rallamos la zanahoria. Cubrimos la tarta (y los laterales) con la zanahoria rallada, y decoramos con las rodajitas de huevos duros reservadas. Y, si no hubiera sido tan rácana a la hora de descongelar gambas, se las habría puesto también por encima para adornar, pero qué le vamos a hacer ;-)

Metemos a la nevera, y dejamos unas horas para que se asiente (yo lo hice de noche para comerlo al mediodía).

Espero que os guste. A nosotros nos ha encantado.

Sirve también como "picoteo" en una cena fría.








14 comentarios:

Marian Quirós dijo...

si sis me gusta ..y muuuuuuuuucho
besos

SandeeA dijo...

qué buenoooooooooooooo! no sé para que vengo a mirar a estas horas! me la anoto en pendientes, muy bien el paso a paso!

Morguix dijo...

Gracias, Marian y SandeeA, guapísimas.

Si es que hay horas muy malas para ver blogs de cocina, jejeje.

Ana dijo...

Ay!!! como me gusta esta tarta... la llevo todo el día metida en la cabeza desde que la vi en el foro... creo que voy a hacer tampa este fin de semana y me voy a dar el lujo de hacerla!!!!

Morguix... muchas gracias por pensar en mi al pasarme el MEME, me lo llevo... a ver que os puedo contar para que me conozcais un poco mas!!!!
Gracias!!!!

Besos.

Morguix dijo...

Si yo tampoco debo, Ana, que voy a tener que ir a la playa con burka, jejejeje.
Pero un día es un día, ¡y está tan buena!.
Me alegro de que te haya gustado.
Besitos.

Encarnasao dijo...

que rico este pastel salado para una comilona en verano.
besos, encarna.

Morguix dijo...

¡Hombre, Encarna, qué alegría verte por aquí!.
Sí que es más "de verano", pero a mí me encantan los pasteles fríos en toda época. Y, además, hoy estamos a 24º aquí, ¡qué ganitas tenía de buen tiempo!
Me alegro de que te haya gustado.
Besitos.

Alicia (canelona) dijo...

Esto para una cenita de verano, tiene que estar divinooooooo

Morguix dijo...

Gracias, Alicia... sí que está bueno. Y, como admite tantas posibilidades, se pueden hacer de varios "sabores".
Tengo ya ganas de que se puedan hacer esas cenitas en las terrazas o en los patios, ¡qué largo es el invierno,jejeje!.
Besos.

Yolanda dijo...

Morguix, venía a ver una de tus recetas y al final me llevo dos. ¡Seré caradura! ¡Ja ja ja!

Creo que con este pastel me has solucionado parte del menú de la fiesta de cumple de mi peque. ¡Ya veremos!

Un besote.

Morguix dijo...

Yolanda: es un pastel que gusta a todo el mundo, de verdad. Si las gambas no hacen mucha gracia, se puede poner una capa de salmón y huevo duro, o de atún con pimientos asados y huevo, o lo que se te ocurra.
Yo lo he probado con gente "rarita": personas que odian el "pan mojao", o de ésas que comen 3 cosas y lo demás no les gusta, niños pequeños... ¡y siempre ha tenido un exitazo!
Besotes, guapa.

Yolanda dijo...

¡¡Uuuummmmm!!

¡¡Qué ricas sugerencias!! Muchas gracias , Morguix.

Un besote

Kako dijo...

Me encantan los pasteles de pan, he comido una variante de pollo-piña-jamón dulce que queda de morirse. Esta me encanta, me la llevo enseguida, adoro las gambas y los palitos de surimi.
A mi me pasa siempre lo mismo con los mariscos congelados, despues se achican un montón y siempre te faltan.
Un abrazo y gracias por el dato de los huevos!!

Morguix dijo...

Gracias, Kako, guapa.
Los pasteles de pan son de lo más versátil: admiten montones de rellenos, distintas formas de presentación, se pueden preparar en frío y en caliente... y suelen gustar a todo el mundo.
Me ha encantado esa versión que tú propones.
Un beso grande, y ya me contarás qué tal.

Publicar un comentario

Gracias por tomarte el tiempo y la molestia de dejar tu comentario. ¡Me encanta saber que estáis ahí!
Así que ya sabéis: si tenéis algo que decir, hablad ahora... o callad para siempre, (¡que noooo, que es broma, hablad cuando os dé la gana, jejeje!.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...