Bizcocho de café y cola-cao... o cómo "salvar los muebles" cuando has metido la pata.


Hay un refrán que dice: "Al que cuece y amasa, de todo le pasa". ¡Y qué verdad es!
El otro día, SandeeA, que es un pedazo de artista cocinera, tuvo un "percance" al hacer un bizcocho en la olla GM... Pero lo resolvió con una imaginación increíble: aquí tenéis el enlace que lo demuestra:
http://larecetadelafelicidad.blogspot.com/2009/03/bizcocho-girasol-operacion-camuflaje.html

No ha sido la única que ha sufrido catástrofes bizcochiles esta semana: ¡yo también!.

Me había lanzado a un “tuneo” del bizcocho de carnaval de Alegna, más bien un "refrito" de su receta y de otra. En ese bizcocho se mezclan masas de diferentes colores... y no os explico más, porque pronto os la pondré aquí, con todo detalle (tengo que sacarme la espina, jejeje)
Estaba algo cansada, y un poco desconcentrada, porque aquí tenían la tele puesta a todo volumen con la película “Parque Jurásico III”, y no escuchaba más que alaridos de los dinosaurios y gritos de los protagonistas... ¡vamos, que me tenían hartita!.
Bueno, pues según estoy metiendo el bizcocho en el horno…. ME DOY CUENTA DE QUE NO LE HE PUESTO LEVADURA… "¡Pa habernos matao!".
En ese momento, me entró la duda: ¿Qué hago?. ¿Lo tiro directamente a la basura?. ¿Me pongo a llorar, o a acordarme de “mis” propios antepasados, por torpe?.
Pero, entre que recordé cómo arregló la situación SandeeA, y que no están los tiempos para tirar nada, opté por una solución más práctica: lo saqué corriendo del horno, abrí el sobrecito de levadura, lo añadí, y removí bien.
Con lo cual, todo mi trabajo de colocar las masas cucharita a cucharita para hacer las "rayas" de colores se fue, obviamente, al cuerno… y aún no sabía qué sabor tendría el bizcocho. Pero más vale eso que tirar 3 huevos, harina, mantequilla, y demás, al cubo. Así que, a esperar a ver qué salía del horno.

¡Y, curiosamente, estaba bueno!. Con un saborcito a café riquísimo, y muy esponjosito y jugoso.
Hombre, no es “el rey” de los bizcochos, y he hecho otros que me han gustado más, pero está rico, jejeje.
Eso sí, de esta semana no pasa: haré el bizcocho “carnavalero” tuneado aunque sea lo último que haga en esta vida ;-)

Aquí tenéis la receta (¡hay que ver: hasta me tuneo a mí misma!)



INGREDIENTES:
3 huevos (que dejaremos un ratito antes a temperatura ambiente)
120 gramos de mantequilla o margarina
1 sobrecito (2 cucharadas soperas rasas) de Cola-Cao
1 sobrecito (1 cucharada colmada) de café instantáneo
Unas gotas de esencia de vainilla
1/2 sobre de levadura química
150 gramos de azúcar
190 gramos de harina
90 ml (un pelín menos de un cubilete) de leche.
Unas gotitas de limón (o vinagre) y un pellizquito de sal

PREPARACIÓN:
Precalentamos el horno a 180º.
Separamos las claras de las yemas. Ponemos la mariposa en las cuchillas, echamos las claras, el limón o vinagre y la sal, y el azúcar, y programamos 6 minutos, temperatura 37º, velocidad 3 y ½. El tiempo es orientativo, porque las claras pueden montarse antes o necesitar algún minuto más. Tampoco es necesario que el merengue esté durísimo (porque lo vamos a mezclar con la masa y no a utilizar como merengue en sí), basta con que tenga cierta consistencia.
Cuando esté el merengue, quitamos la mariposa, añadimos las yemas, y programamos 2 minutos, a 37º, velocidad 3. Añadimos la mantequilla y la leche (sin programar ya temperatura), y mezclamos 1 minuto a velocidad 3.
Echamos la harina, LA LEVADURA (no como yo, jejeje) , el café, el cola-cao y la esencia de vainilla, y mezclamos 10 segundos a velocidad 2 y ½. Terminamos de mezclar con la espátula, con cuidado de no remover mucho y de que se mezcle bien la harina, que no queden grumos.
Engrasamos un molde redondo de unos 20 cms de diámetro (los míos eran muy grandes, por eso lo hice en una bandeja de horno), y vertemos en él la masa del bizcocho.
Bajamos un poco el horno, ponemos el calor sólo por la parte de abajo, y horneamos unos 35-40 minutos hasta que esté hecho (pinchar para comprobar, pero NO ABRIR EL HORNO durante los primeros 20 minutos, que se baja).

En fin, que, como dice el refrán: "A grandes males... grandes remedios". O, bueno, aunque el remedio sea "regular", por lo menos algo se apaña...

11 comentarios:

laviana ( Fely) dijo...

pues si que tiene buena pinta....
Cuando lo haga,le pondré levadura....jejejeje.
Hay niña si yo te contara mis fallos culinarios,jajajajajaj.pa un libro,pero de comic
Un besín y buen domingo.

Las PacaS dijo...

Morguix, la historia con los bizcochos mios también es para hacer una peli, bueno mas bien un comic, una de las veces no le eché aceite, y mi sorpresa fue que estaba igual de bueno que con él y dije bueno pues un bizcocho light¡
Y la última con mi hermana , a mi horno le llamamos "horno asesino" en menos de 5 min. se me quemó toda la parte de arriba, pero negro negro, tuvimos que raspar...... no sigo que lloro (jajajajaj) .
El caso es salvarlo como se pueda y no tirar nada de nada a la basura, aunque sea hacerlo migas para una base de otra tarta (que también lo he tenido que hacer mas de una vez, jajaja) Bueno no me enrrollo. Un besazo Marga.

Morguix dijo...

Sí, deberíamos hacer un apartado en los blogs titulado "Desastres en la cocina", para que los que empiezan no se desanimen, jajajaja.
Mi desastre "histórico" fue una bavarois de piña, hace ¡30 años! (tenía 15), que quedó preciosa de aspecto, pero al irla a servir, rebotó la pala, y casi se dobla el cuchillo, como los del Uri Geller aquél, jajajaja. ¡Le había puesto demasiadas hojas de gelatina, y se quedó como si fuera de silicona!.
De ahí viene mi "amor" a las dichosas gelatinas, ¡les tengo pánico!
El bizcocho, al final, sí salió bueno: ¡ya no queda!.
Gracias, guapísimas.

laviana ( Fely) dijo...

hola guapa te dejé una solución en mi blog..pero por si no la ves te la digo aquí.
Sobre sustituir el caramelo de la tarta de manzana.
Untas el molde con mantequilla y lo espolvoreas
con pan rallado,de esta manera queda crugiente . Espero te sirva guapa.
Un besín.

SandeeA dijo...

jajajajajjaaj lo que me he reido con tu bavois de piña, que más bien debía ser de dejarlospiños jajajajajajajaj

PD: no me había fijado que me llamabas pedazo de artista, jajajajaj cómo te pasas!

Morguix dijo...

¡¡¡Mil gracias, Fely!!!.
Siempre ando buscando soluciones para los diabéticos, ¡no me queda otra!.
Un besote.
SandeeA: Efectivamente, era de dejarse los piños, jajajaja... Pero no he superado ese "trauma" de la adolescencia, así que creo que ya va siendo hora de que me atreva a hacer algo con hojas de gelatina (¡qué mieoooo!, ¿y si me sale otro postre de silicona?).
Un besete.

Ernestina tina777 dijo...

ajjajajaj a mi me paso con el bizcocho de naranja que no me acorde de la levadura y me salio olivado, pero bueno se lo comieron.
Morguix si no dices nada, nadie sabria nada pues tiene una pinta buenisima.
Besos.

Morguix dijo...

Jajaja, Ernestina... Si es lo que yo digo, que el que no ha hecho algún desastre cocinil...¡es porque no cocina!.
Muchas gracias, y un beso.

comoju - Cova dijo...

Creo que no hay mal que por bien no venga, y mira sino que bizcocho sin quererlo te has marcado, con sabores seguro que indefinibles

Un besote

Morguix dijo...

Pues sí, Cova... ¡nunca se sabe lo que va a salir!. Y esta vez quedó bien rico: como dice Alegna, la mezcla del café y el chocolate es muy buena.
Gracias, y un besazo.

picapusa dijo...

jajaja, pues menos mal que te diste a tiempo y pudiste añadir la levadura, claro que si, otra vez intentarás el bizcocho de alegna, por lo menos se pudo comer !!1

besitos

Publicar un comentario

Gracias por tomarte el tiempo y la molestia de dejar tu comentario. ¡Me encanta saber que estáis ahí!
Así que ya sabéis: si tenéis algo que decir, hablad ahora... o callad para siempre, (¡que noooo, que es broma, hablad cuando os dé la gana, jejeje!.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...