ENSALADA DE PIMIENTOS ASADOS, PATATAS Y ATÚN


En mi casa se ha hecho "de toda la vida" la ensalada de pimientos asados sólo con los pimientos, en la forma que explico aquí (al final de la receta). Pero como no podía ser menos, algo tenía que hacer yo para "tunear" ;-). Y, tuneando, tuneando... salió esta ensalada. Espero que os guste.

INGREDIENTES:
3 pimientos rojos medianos
2 huevos duros
1-2 latas de atún en aceite de oliva o ventresca de bonito.
1 lata pequeña (unos 100 gramos) de maíz dulce
1 lata pequeña de aceitunas rellenas
3 patatas medianas
1 diente de ajo
1/3 de pastilla de caldo de verduras
Orégano

PREPARACIÓN:
Untamos los pimientos con un poquito de aceite (así se pelarán mejor cuando estén asados). Los ponemos en una fuente de horno.
Lavamos las patatas y las envolvemos en papel de aluminio.
Calentamos el horno a 200 grados, y metemos a asar la fuente de los pimientos, y (fuera de la fuente) las patatas. Los pimientos tardan aproximadamente una hora (las patatas, más o menos).
Mientras se asan las patatas y los pimientos, cocemos el huevo, procurando que quede la yema centradita (aquí explico cómo hacerlo para que salga perfecto).
Sacamos las patatas y los pimientos del horno y cubrimos la fuente de los pimientos con una tapa o papel de aluminio, para que “suden” mientras se enfrían.
Mientras esperamos que se vaya enfriando todo un poquito, vamos cortando en rodajitas las aceitunas, escurrimos bien la lata de atún y lo troceamos, y escurrimos también el maíz. Lo ponemos todo en una ensaladera.
Pelamos los pimientos y los limpiamos de semillas. Recogemos el jugo que han soltado, y lo colamos bien, para que no queden restos de pielecitas y semillas.
Pelamos y picamos el ajo, y lo ponemos a rehogar a fuego medio, con cuidado de que no se queme. Cortamos el pimiento en tiritas, y lo ponemos a saltear con el ajo y el tercio de pastilla de caldo. Le damos unas vueltas, y le añadimos el jugo de los pimientos y el orégano. Dejamos reducir el líquido unos 5 minutos a fuego muy suave, y apartamos del fuego.
Pelamos las patatas, y las cortamos en cubitos. Las añadimos a la ensaladera.
Partimos el huevo en rodajitas y después en tiritas (reservando algunas de las rodajas más bonitas para decorar). Lo añadimos también a la ensaladera.
Echamos los pimientos con su jugo en la ensaladera, y removemos bien. Decoramos con las rodajitas de huevo duro.
Podemos tomarla así, templada, o fría.
No hace falta aliñarla: con el juguito de los pimientos está suficientemente sabrosa. Pero, si os parece seca, añadidle un chorretoncito de aceite.


NOTA: Podemos tomar también los pimientos solos, preparados tal y como he explicado, ¡están deliciosos calientes o fríos!. Aquí los podéis ver, como guarnición


4 comentarios:

Roma62 (MARÍA) dijo...

Este tipo de ensaladas me encantan!!
Y a mi que no me da por hacerlas en invierno con lo que me gustan!!
Pero te agradezco que la hayas puesto pues esta semana la dejo preparada por la noche para comer a mediodía.
Me gusta mucho tu blog, tienes cosas muy ricas!!!

Morguix dijo...

Un millón de gracias, guapísima.
Ya verás qué rica está.
Un beso.

comoju - Cova dijo...

Aquí una que antes no podía ni ver los pimientos y ahora leyendo como los preparas, me tientas para prepararlos urgentemente pues me he vuelto adicta a ellos.

QUE RIIICO

Morguix dijo...

Pruébalos así, Cova. Solos, asados en su jugo, o con la ensalada. De verdad que salen buenos, buenos.
Un beso grande, guapa.

Publicar un comentario

Gracias por tomarte el tiempo y la molestia de dejar tu comentario. ¡Me encanta saber que estáis ahí!
Así que ya sabéis: si tenéis algo que decir, hablad ahora... o callad para siempre, (¡que noooo, que es broma, hablad cuando os dé la gana, jejeje!.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...