Pastel "mixto" de carne


Este pastel es una receta de "Erdecai". Tuvo un enorme éxito en el foro de cocina, y no es para menos, porque resulta delicioso, es fácil de hacer, y además queda muy bonito. Eso sí, recomiendo cortarlo con un cuchillo afilado al servirlo, y ayudarse de una pala de servir, para que no se desmorone mucho.
El original no llevaba la capa de champiñones, pero a mí me encantan, y me pareció que "pegaban " con el resto de los ingredientes (y quedaron bien).
Puede tomarse caliente o templado.
Altamente recomendable, de verdad. Y, (esto va para SandeeA, jejeje), ¡no lleva ni jamón ni gambas, por increíble que parezca!


Ingredientes:
1 ó 2 paquetes de bacon en lonchas
400 gramos de carne de ternera picada
2 cucharaditas de curry en polvo.
1 chorrito o una cucharada de kétchup
Una cucharadita de especias morunas o "Toque Morocco"
Sal
Pimienta
Champiñones laminados (unos 30 gramos)
1-2 latitas de pimiento morrón o del piquillo (a mí me gusta más con piquillo)
Queso en lonchas (que se funda bien)
2 patatas
3 huevos

Preparación:
Precalentamos el horno a 220º.
Untamos con una gotita de aceite un molde rectangular (de los de bizcocho), y lo forramos con las lonchas de bacon.
Mezclamos en un bol la carne con el ketchup, las especias, el curry, la sal y la pimienta, y la colocamos en el molde, formando la primera capa.
Ponemos por encima una capa de pimientos en tiras. Sobre ella, otra capa de champiñones laminados (crudos). Y, sobre esta capa, las lonchas de queso.
Pelamos las patatas, las cortamos como para tortilla, y las hacemos durante 5 minutos con un chorrito de aceite en el microondas. Comprobamos la cocción, y si no están hechas, ponemos un par de minutos más. Batimos los huevos y mezclamos con la patata, y con esta mezcla hacemos la última capa del pastel.
Tapamos el pastel con las lonchas de bacon que hemos dejado por fuera, añadiendo, si es necesario, algunas más para cubrirlo del todo.
Metemos el pastel en el horno, colocando la bandeja en la parte central, y cocemos durante 40 minutos a 220º grados.
Desmoldamos con cuidado y, si gusta que quede más dorado, le damos un toque de grill para tostar el bacon por fuera.

Berenjenas rellenas de carne picada


Esta receta es una mezcla (o tuneo múltiple, como lo queráis llamar) de otras muchas que he leído. Y el toquecito de canela es un "homenaje" a una amiga mía (Simy), que me ha dado una receta de alcachofas rellenas en la que el relleno la lleva (y que pronto caerá, si consigo que "la otra parte contratante" no se estrese con las alcachofas, jejeje).
Espero que os gusten.


INGREDIENTES:
½ kg de carne picada de ternera
4 berenjenas grandecitas o 6 medianas
1 tomate
1 cebolla mediana
2 huevos batidos
Canela
Perejil
Tomillo
Romero
Opcional: la punta de una cucharita de “especias morunas” (o , si no se tienen, alguna mezcla como la que se llama “Toque especial Morocco”)
Sal
50 gramos de jamón serrano en taquitos (opcional también)
50 gramos de queso rallado.
Un chorrito de Pedro Ximénez
Aceite de oliva
1 loncha de queso por cada mitad de berenjena (suelo ponerle Havarti, pero las de la foto llevan Tranchettes porque se me olvidó comprar el otro queso)

PREPARACIÓN
Picamos menudita la cebolla, y la rehogamos a fuego muy suave hasta que esté blandita y transparente. Entonces, añadimos un chorrito de Pedro Ximénez, y dejamos reducir con cuidado de que no se queme.
Mientras tanto, partimos las berenjenas por la mitad, las envolvemos en papel de aluminio y las asamos a 180º durante 30 minutos.
Las dejamos enfriar un poco, y las vaciamos con cuidado. Picamos finita la pulpa. Y la añadimos a la sartén donde se está rehogando la cebolla. Le damos unas vueltas en la sartén, y agregamos el tomate rallado, el orégano, el tomillo y el perejil.
Dejamos cocer 2-3 minutos, y añadimos el jamón. Rehogamos otros 3 minutos, y añadimos la carne, la sal, las especias morunas y la canela (Al gusto, aunque conviene no pasarse, porque esta mezcla de sabores no gusta a todo el mundo).
Removemos bien para que se vaya mezclando todo y se haga la carne. Cuando pierda el color de “cruda”, añadimos los huevos batidos y el queso rallado, y mezclamos bien. Probamos el punto de sal y de especias.
Rellenamos con esta mezcla las berenjenas, y cubrimos cada una de ellas con una loncha de queso (si lo preferimos, podemos partirla por la mitad, para ponerla a lo largo y que cubra toda la berenjena). Metemos al horno a 170º durante 25 -30 minutos, hasta que el queso se funda (si se prefiere que se gratine, poner los últimos 5 minutos con calor sólo por arriba, o darle un pelín más de tiempo con el gratinador)

Ensalada templada de patatas, pimientos asados, anchoas y gulas



Pues sí, ¡otra ensaladita de pimientos!. Pero es que el otro día empecé a experimentar, y nos pareció tan deliciosa que no me resisto a poner aquí la receta.

INGREDIENTES: (No pongo cantidades, porque depende de los comensales)
Pimientos rojos para asar
Patatas
Anchoas en salazón (que sea una buena conserva, merece la pena)
Gulas
Ajo
1 pastilla de caldo
Orégano
Pimienta
Aceite de oliva
Vinagre de Jerez o Módena


PREPARACIÓN:
Untamos los pimientos con aceite para pelarlos más fácilmente, los ponemos en una fuente, y los asamos en el horno. Al mismo tiempo, asamos las patatas, previamente lavadas y envueltas en papel de aluminio (no las ponemos en la fuente de los pimientos, sino en la parte de abajo del horno).
Cuando estén asados los pimientos (tardan 1 hora o así), sacamos del horno, cubrimos, y dejamos reposar unas horas para que suelten su jugo. Sacamos también las patatas (comprobamos previamente si están hechas pinchándolas con un cuchillo afilado o una aguja) y reservamos.
Se pueden asar la noche anterior, y preparar la ensalada a la hora de comer del día siguiente.
Pelamos las patatas y las cortamos en rodajitas. Cubrimos con ellas el fondo de una ensaladera, y las rociamos con un chorrito de aceite y un poco de vinagre de Jerez o Módena (si tenemos spray, mejor).
Escurrimos y limpiamos bien las anchoas de sal, y las colocamos sobre las patatas.
Colamos el jugo que hayan soltado los pimientos y reservamos. Pelamos los pimientos, les quitamos bien las semillas y los cortamos en tiras. Sofreímos uno o dos dientes de ajo troceaditos en un poco de aceite, añadimos los pimientos, los rehogamos un minuto, y añadimos el jugo de los pimientos, orégano, albahaca, pimienta, y un trocito de pastilla de caldo de verduras (como 1/4 de pastilla por cada 3 pimientos).
Dejamos cocer 5 minutos. Mientras tanto, rehogamos las gulas con aceite, 1 diente de ajo laminado y 1 guindilla, siguiendo las instrucciones del paquete.
Colocamos los pimientos sobre las anchoas, y vertemos su jugo en la ensalada, que empape bien todo. No remover.
Por último, ponemos encima las gulas (¡ojo!, quitando la guindilla), esperamos un poquito (10 minutos) para que se empapen bien las patatas de los sabores...¡y a comer!.
Os aseguro que está deliciosa.

Hojaldre de pollo, champiñones y gambas







Bueno, pues éste es el típico plato de aprovechamiento, pero que sale delicioso: Hojaldre de puerro, champiñones y….. ¡Sí, SandeeA, has acertado, GAMBAS!, jejeje. No sin mi gamba.

Precisamente habían sobrado unas cuantas gambas crudas y peladas, y tenía muerta de risa una pechuga de pollo, así que decidí ver qué más había rondando por la nevera para hacer un hojaldre relleno. Y encontré los champiñones.
Ha quedado muy suave y muy fino. La decoración con “setitas” se la hice con un minicortapastas que compré en Ebay, al vendedor “Baking Frenzy”, que recomendó Alegna. ¡Son muy graciosos!

Por supuesto, el hojaldre es del Lidl.
Ahí va la receta:


INGREDIENTES
1 pechuga de pollo (o sobras de pollo asado)
1 plancha de hojaldre fresco
80 gramos de gambas
150 gramos de champiñones
3 cebollitas francesas
1 vasito de Pedro Ximénez
Un chorrito de nata líquida
Tomillo, romero, y sal (yo, en vez de sal, le puse una cucharada rasa del concentrado de verduras)
Aceite de oliva.
PREPARACIÓN:
Picar las cebollitas en cuadritos pequeños. Rehogar en el aceite caliente, a fuego muy suave, hasta que estén transparentes. Añadir los champiñones troceados, el tomillo, el romero y la sal o el concentrado de verduras, y dejar que se vayan haciendo en su jugo unos 5-7 minutos, con la sartén tapada.
Añadir el pollo cortado en cuadritos pequeños o tiritas y las gambas, dar unas vueltas (con el fuego un poco más fuerte) y rehogar un poco. Echar el vasito de Pedro Ximénez, remover bien, añadir la nata, y dejar reducir un ratito la salsa (bajamos otra vez el fuego).
Extendemos la plancha de hojaldre, colocamos el relleno y cerramos bien para que no se salga. Aprovechamos el hojaldre sobrante para decorar el pastel.
Metemos al horno (180-200º) hasta que esté doradito el hojaldre (unos 30 minutos).



Tarta de manzana integral para diabéticos

Photobucket
Copié esta tarta del blog de Salipebre. ¡Es deliciosa!. Os la recomiendo, seáis diabéticos o no.
La foto es horrible, pero es que fue de las primeras que hice cuando empecé a fotografiar mis platos. Pero, en serio, probadla que está buenísima.


INGREDIENTES:
1 yogur natural desnatado.
3 huevos
1 medida y media de vaso yogur de harina integral
2 cucharadas soperas de sacarina líquida
1 sobre de levadura
1 kg. de manzanas

Canela

PREPARACIÓN:
Pelamos todas las manzanas y les quitamos el corazón. Apartamos el equivalente a dos manzanas (las rodajitas que tengan mejor forma) para cubrir la tarta y todas las demás las trituramos hasta convertirlas en puré.

Ahora mezclamos el yogur con la harina, la levadura y la sacarina. Se puede hacer con la batidora; yo lo hago con la Thermomix, durante 20 segundos a velocidad 3. Añadimos el puré de manzana y volvemos a mezclar bien (en Thermomix, 15 segundos, velocidad 3.

Echamos la mezcla en un molde, previamente engrasado y espolvoreado con mantequilla para que no se pegue, y la cubrimos con láminas de las manzanas que teníamos guardadas. Espolvoreamos con canela molida.

Lo metemos en el horno precalentado a 160º, calor arriba y abajo, unos 60 minutos o hasta que esté hecha.

Es importante la cuestión de la temperatura del horno, porque a partir de 180º la sacarina pierde su poder endulzante, e incluso puede amargar.

Tarta hojaldrada de calabacín, salmón y frutos del mar




Llevo más de un mes escuchando cantar las alabanzas del hojaldre fresco del Lidl: que si sube más que ninguno, que si está buenísimo, que si...
Hasta que al fin me decidí a probarlo. Y aquí tenéis el resultado.
Debo decir que sí, que es buenísimo. Que nunca me había quedado un hojaldre comprado así de fino y... "hojaldrado". Rico, rico, ¡probadlo!
Para los que no lo conozcáis, es éste:


Bueno, y, al grano, ¡ahí va la receta!:


INGREDIENTES:
1 plancha de hojaldre (he usado el fresco del Lidl, que es el mejor que he probado hasta ahora)
4 huevos
1 calabacín pequeño.
80 gramos de salmón fresco
50 gramos de gulas
100 gramos de gambas peladas grandecitas
1 lata de leche evaporada (uso la marca “Ideal”)
1 lata pequeña de atún en aceite de oliva
90 gramos de leche
6 palitos de cangrejo (uso los “Krissia”, que son los que más me gustan)
Aceite de oliva
½ cebolla mediana o 1 pequeña
Sal
Pimienta
Mantequilla para el molde
OPCIONAL: Un puñadito de queso rallado (Emmental, o alguno que funda bien)

PREPARACIÓN:
Forramos con el hojaldre un molde redondo o rectangular para tartas, previamente engrasado con mantequilla.
Picamos muy finita la cebolla, y la ponemos a pochar en el aceite de oliva, a fuego muy suave, hasta que esté transparente.
Picamos las gulas y los palitos de cangrejo en trocitos pequeños, y desmenuzamos el atún, bien escurrido del aceite de la lata (Podemos picar las tres cosas juntas en la Thermomix, 4 segundos a velocidad 4-para la 31- o 3 y ½-para la 21-).
Partimos el calabacín en rodajas muy finitas, y el salmón en lonchas pequeñas (Yo usé una bandeja de dados de salmón, y partí estos dados en lonchas no muy gruesas).
Batimos los huevos con la leche Ideal y la leche normal (en la Thermomix, se mezclan durante 10 segundos a velocidad 3). Salpimentamos la mezcla.
Añadimos a la cebolla de la sartén las gambas enteras, y el picadillo de atún, gulas y palitos. Y rehogamos el conjunto unos minutos.
Mientras tanto, en otra sartén salteamos un poquito las rodajitas de calabacín y el salmón. No hace falta que se hagan mucho, basta con que se salteen 1 o 2 minutos. Sacamos de la sartén, y reservamos.
Agregamos la mezcla de los huevos y la leche a la sartén de las gambas y el picadillo, mezclamos bien, y dejamos cocer 2-3 minutos, removiendo bien. Probamos para ver el punto de sal y pimienta.
Vertemos esta mezcla en el molde de la tarta, y después vamos añadiendo el salmón y los calabacines, decorando como nos guste. Añadir aquí, si se quiere, el queso rallado.
Metemos al horno, previamente precalentado a 180º, durante 30-40 minutos, hasta que el hojaldre esté doradito y la tarta cuajada. Si se tostara mucho el hojaldre, poner el calor sólo por abajo.



Corona de puerros, champiñones y gambas


Esta receta la publicó Maraos en el foro de MundoRecetas, y yo la adapté para el microondas.
No, SandeeA, esta vez no lleva jamón, jajajaja... ¡Aunque yo creo que no le quedaría mal! ;-)


Ingredientes:
- Aceite de oliva
- 2 puerros
- una bandeja de champiñones frescos
- 100 gr. de gambitas congeladas peladas
- un botellín de leche evaporada Ideal
- 3 huevos
- sal y pimienta

Preparación:
Versión Thermomix:
Echar el aceite en la Thermomix (no mucha cantidad, unas 3 cucharadas como mucho), poner la mariposa, freir los puerros a rodajas unos 12 minutos, giro a la izquierda, 100º, V cuchara, echar los champiñones lavados y cortados por la mitad, 5 minutos, giro a la izquierda, 100º, V cuchara, echar las gambitas 2 minutos y lo mismo de temperatura, giro izq. y V cuchara. Escurrir en un colador.
Poner en el vaso de la thermomix los huevos y la leche, sazonar con sal y pimienta, y batir 10 segundos a vel. 4. Añadir los champiñones, gambas y puerros, y mezclar unos segundos en vel. 2 hasta que esté toda la mezcla homogénea.
(NOTA: L@s que tengáis TH21, ya sabéis: giro a la izquierda, velocidad cuchara equivale a mariposa en las cuchillas y velocidad 1)
Volcar en un molde de corona. Cubrir con papel film (al que haremos algunos agujeritos) y meter al microondas 8-10 min, potencia 800W (Yo pongo primero 4 minutos, espero 1, compruebo el cuajado, y así sucesivamente, para que no se me reseque). Dejar enfriar, desmoldar y decorar con mahonesa, aceitunas, huevo duro, etc... Refrigerar.

Sin thermomix: Rehogar los puerros en el aceite hasta que estén blanditos. Añadir los champiñones y rehogar 5 minutos. Añadir las gambas, rehogar 2 minutos y escurrir en un colador.
Batir en un bol los huevos, la leche evaporada, la sal y la pimienta, y mezclar bien con los puerros, gambas
y champiñones.
Lo demás, se hace igual.

También puede desmoldarse (con cuidado) mientras está templado, y tomarse así.

Ya veréis cómo os gusta, porque está buenísima.

Pollo al curry en Thermomix



Copié esta receta de pollo al curry de mome (http://mome-mome-cuina-mome-texas.blogspot.com/). Está exquisito, aunque la foto, no sé por qué, no le hace justicia ninguna.
Es de estas recetas fáciles, pero que te sacan de un apuro rápidamente para una cena o un "picoteo" en plan raciones. Muy bueno, de verdad. Os lo recomiendo de verdad.


INGREDIENTES:
4 pechugas de pollo
2 manzanas (yo utilicé “Pink Lady”)
1 cebolla grande
Un puñado de pasas
1/2 vaso de coñac, whisky u Oporto (yo lo he hecho con whisky, y en otra ocasión probé con Oporto)
200 gramos de nata para cocinar
1 cubilete de aceite de oliva virgen
Curry al gusto. Yo le he puesto 3 cucharadas de curry amarillo. Es de una marca india, buenísimo, y lo venden en El Corte Inglés. Lamentablemente, no puedo poneros foto, porque como no había quien abriera la tapa de la lata, tuvimos que optar por utilizar el abrelatas y volcar el curry en un bote de cristal. Como volveré a comprar, ya editaré y pondré foto.
Opcional: Sal al gusto.

PREPARACIÓN:
Ponemos las pasas en remojo con el coñac. Troceamos las pechugas en dados. Pelamos las cebollas y las partimos en trozos no muy pequeños.
Echamos en el vaso de la Thermomix el cubilete de aceite. Ponemos la mariposa en las cuchillas, añadimos el pollo y programamos 8 minutos, temperatura varoma, velocidad 1.
Retiramos el pollo del vaso, escurriendo el aceite en el vaso porque lo vamos a utilizar para el siguiente sofrito, y lo reservamos. Quitamos la mariposa de las cuchillas.
Ponemos las cebollas en el vaso y programamos 4 segundos a velocidad 4 (3y ½ en la Thermomix 21). Programamos 6 minutos, temperatura varoma, velocidad 2 (acordaos de quitar el cubilete, para que se rehoguen mejor).
Pelamos las manzanas, las partimos en trozos, las echamos al vaso y trituramos 3 segundos a velocidad 4 (3 y ½ en la Thermomix 21). Rehogamos durante 5 minutos, temperatura Varoma, velocidad 2.
Colamos las pasas, y reservamos el licor
Añadimos el curry y, si se desea, la sal. Es preferible ser “prudente” al principio, y poner menos cantidad de curry. Después, antes de agregar la nata líquida, podemos probar para comprobar si está a nuestro gusto, y añadirle entonces más si queremos.
Agregamos el coñac al vaso, y programamos 5 minutos, temperatura Varoma, velocidad 2.
Añadimos la nata. Probamos el punto de sal y de curry.
Programamos 5 minutos, temperatura Varoma, velocidad 2.
Esperamos unos 5 minutos a que se enfríe un poco la salsa, y la trituramos hasta que quede bien fina, programando velocidad progresiva 5-7-9 (5-7-10 en la 31).
Colocamos otra vez la mariposa en las cuchillas, y añadimos el pollo y las pasas. Programamos 5 minutos, temperatura Varoma, y:
-en la Thermomix 21, velocidad 1
-en la Thermomix 31, velocidad cuchara, giro a la izquierda.
Servimos acompañado de arroz basmati cocido (si se quiere, aromatizado también con un poquito de curry).





Salmorejo en Thermomix




¡¡¡Qué bien!!!. Parece que ya va llegando el buen tiempo (aunque no os fiéis, todavía tendremos que soportar días de "rasca",jejeje).
Pero pronto irán apeteciendo recetas fresquitas. Así que hoy voy a poner ésta de salmorejo en Thermomix, que es la cosa más fácil del mundo, pero está deliciosa.
Es la receta del libro de la Thermomix 21, pero le he reducido un poco la cantidad de aceite. Además, la he "tuneado" para diabéticos, porque le pongo pan integral.



INGREDIENTES:
- 1 kg. de tomates muy rojos y maduros
- 100g. aproximadamente de pan de molde integral, sin corteza
- 2 dientes de ajo grandes
- 2 cucharadas. de vinagre
- 1 cucharadita de sal
- 100 g. (1 cubilete) de aceite
Para adornar:
- 3 huevos duros
- 100g. de jamón serrano, troceado
PARA VEGETARIANOS: Queda muy rico con daditos de pan tostado, pepino, pimiento verde y rojo, tomate... y, si se trata de ovolactovegetarianos, también con el huevo duro.


PREPARACIÓN:
Cocer previamente los huevos. Poner en el vaso de la Thermomix, y trocear 5 segundos a velocidad 3 1/2 (4 en la Thermomix 31). Reservar
Picar el jamón serrano en la Thermomix, dándole 4 - 5 golpes de turbo. Comprobar el tamaño, y si se desea más picadito, darle otros 3-4 golpes más. Sacar del vaso, y reservar. (Para ahorrarnos este paso, podemos comprar jamón ya picado en dados pequeños).
Sin lavar el vaso, poner la máquina a velocidad 7 (6 en la Thermomix 31) y deje caer los dientes de ajo por el bocal de la tapadera. Pararla máquina y agregar los tomates y la sal. Programar 2 minutos, a velocidades 5-7-9 (5-7-10 en la Thermomix 31), progresivo.
Pasado este tiempo, comprobamos cómo está, y, si quedaran pepitas o pielecitas del tomate, volver a triturar en velocidades 5-7-9 (o 5-7-10 en Thermomix 31), hasta que veamos que todo ha quedado homogéneo y bien triturado.
Cuando estén bien pasados, añadir el pan y el vinagre, y mezclar durante 20 segundos a velocidades 6-8. Comprobar si está bien mezclado el pan, y, si es necesario, volver a triturar unos segundos más. Inclinar ligeramente el cubilete y dejar caer el aceite en el vaso, poco a poco, a velocidad 6, hasta que se termine de incorporar todo el aceite.
Echar el salmorejo en una fuente y meter en el frigorífico, hasta el momento de servir. Adornar la superficie con el jamón serrano y los huevos picados, o con las verduras picadas que se prefieran. Servir muy frío.
NOTA: El jamón, huevos, pan y verduras picadas pueden servirse aparte, en cuencos, para que cada uno se ponga lo que prefiera.

Pimientos del piquillo rellenos de gambas y setas




Hace años que preparo estos pimientos. Son sencillísimos, y a todo el mundo le encantan. Sí, también han superado la "prueba de mi prima la difícil", que se los come tan a gusto... y os aseguro que no es tan sencillo conseguirlo, jejeje.
Perdonadme las fotos: son de las primeras que hice "de cocina" y la calidad no es demasiado buena, pero se pueden ver.
Aquí va la recetilla:

INGREDIENTES:
3 latas de pimientos del piquillo
50 gramos de setas (o champiñones)
250 gramos de gambas crudas sin pelar.
2 huevos duros
1 cebolla mediana o ½ grande
1 tetrabrik de ½ litro de nata líquida para cocinar (de la de 33% materia grasa).
3 cucharadas de harina
Sal, aceite, agua, pimienta y nuez moscada.

PREPARACIÓN:
Se pica la cebolla muy menudita, y se pone a rehogar con un poco de aceite, a fuego muy suave para que se ponga transparente y no tome color.

Se pelan las gambas, y se pican en trocitos pequeños.
Las cabezas se cuecen en un poco de agua (cuarto de litro, más o menos) durante ¼ de hora.
Se pican los huevos duros y las setas, también en trocitos pequeños.
Cuando la cebolla está ya transparente, se añaden las gambas troceadas y las setas, y se rehogan un minuto. Se añade el huevo duro, y se deja rehogar también un momentito.

Añadimos las tres cucharadas de harina, removemos bien, y dejamos rehogar un ratito. Poco a poco, vamos añadiendo agua de cocer las gambas, sin dejar de remover, hasta que tome una consistencia algo más suavecita que la bechamel para las croquetas (como un puré de patata no excesivamente espeso).

Yo le he añadido el equivalente a un vaso pequeño de agua, más o menos.
Cuando está bien de consistencia, se nota porque al remover se “limpian” los lados de la sartén.

Salpimentamos, añadimos un poco de nuez moscada rallada, y dejamos enfriar un poco.
Rellenamos los pimientos del piquillo, y los vamos colocando en una fuente.

Hay que reservar 4-5 pimientos para la salsa (aprovechamos los más feos o los que estén un poco rotos).
La salsa se hace en la Thermomix: ponemos los pimientos reservados y la nata en el vaso, salpimentamos, y trituramos todo en velocidad 5-7-9 (en la 21) o 5-7-10 (en la 31).
Echamos la salsa en la fuente de los pimientos, sin cubrirlos del todo. (Sobra salsa, yo la congelo para utilizarla en otros platos, como los emparedados de rosada y salmón: después se descongela, se calienta en la Thermomix, poniéndola al principio unos segundos a velocidad 3-4 para unificarla bien otra vez, y ya está)
Metemos en el horno, precalentado a 180 grados, unos 10-15 minutos, para que se caliente la salsa y se reduzca un poco.
Servir bien calientes.

Bizcocho de café y cola-cao... o cómo "salvar los muebles" cuando has metido la pata.


Hay un refrán que dice: "Al que cuece y amasa, de todo le pasa". ¡Y qué verdad es!
El otro día, SandeeA, que es un pedazo de artista cocinera, tuvo un "percance" al hacer un bizcocho en la olla GM... Pero lo resolvió con una imaginación increíble: aquí tenéis el enlace que lo demuestra:
http://larecetadelafelicidad.blogspot.com/2009/03/bizcocho-girasol-operacion-camuflaje.html

No ha sido la única que ha sufrido catástrofes bizcochiles esta semana: ¡yo también!.

Me había lanzado a un “tuneo” del bizcocho de carnaval de Alegna, más bien un "refrito" de su receta y de otra. En ese bizcocho se mezclan masas de diferentes colores... y no os explico más, porque pronto os la pondré aquí, con todo detalle (tengo que sacarme la espina, jejeje)
Estaba algo cansada, y un poco desconcentrada, porque aquí tenían la tele puesta a todo volumen con la película “Parque Jurásico III”, y no escuchaba más que alaridos de los dinosaurios y gritos de los protagonistas... ¡vamos, que me tenían hartita!.
Bueno, pues según estoy metiendo el bizcocho en el horno…. ME DOY CUENTA DE QUE NO LE HE PUESTO LEVADURA… "¡Pa habernos matao!".
En ese momento, me entró la duda: ¿Qué hago?. ¿Lo tiro directamente a la basura?. ¿Me pongo a llorar, o a acordarme de “mis” propios antepasados, por torpe?.
Pero, entre que recordé cómo arregló la situación SandeeA, y que no están los tiempos para tirar nada, opté por una solución más práctica: lo saqué corriendo del horno, abrí el sobrecito de levadura, lo añadí, y removí bien.
Con lo cual, todo mi trabajo de colocar las masas cucharita a cucharita para hacer las "rayas" de colores se fue, obviamente, al cuerno… y aún no sabía qué sabor tendría el bizcocho. Pero más vale eso que tirar 3 huevos, harina, mantequilla, y demás, al cubo. Así que, a esperar a ver qué salía del horno.

¡Y, curiosamente, estaba bueno!. Con un saborcito a café riquísimo, y muy esponjosito y jugoso.
Hombre, no es “el rey” de los bizcochos, y he hecho otros que me han gustado más, pero está rico, jejeje.
Eso sí, de esta semana no pasa: haré el bizcocho “carnavalero” tuneado aunque sea lo último que haga en esta vida ;-)

Aquí tenéis la receta (¡hay que ver: hasta me tuneo a mí misma!)



INGREDIENTES:
3 huevos (que dejaremos un ratito antes a temperatura ambiente)
120 gramos de mantequilla o margarina
1 sobrecito (2 cucharadas soperas rasas) de Cola-Cao
1 sobrecito (1 cucharada colmada) de café instantáneo
Unas gotas de esencia de vainilla
1/2 sobre de levadura química
150 gramos de azúcar
190 gramos de harina
90 ml (un pelín menos de un cubilete) de leche.
Unas gotitas de limón (o vinagre) y un pellizquito de sal

PREPARACIÓN:
Precalentamos el horno a 180º.
Separamos las claras de las yemas. Ponemos la mariposa en las cuchillas, echamos las claras, el limón o vinagre y la sal, y el azúcar, y programamos 6 minutos, temperatura 37º, velocidad 3 y ½. El tiempo es orientativo, porque las claras pueden montarse antes o necesitar algún minuto más. Tampoco es necesario que el merengue esté durísimo (porque lo vamos a mezclar con la masa y no a utilizar como merengue en sí), basta con que tenga cierta consistencia.
Cuando esté el merengue, quitamos la mariposa, añadimos las yemas, y programamos 2 minutos, a 37º, velocidad 3. Añadimos la mantequilla y la leche (sin programar ya temperatura), y mezclamos 1 minuto a velocidad 3.
Echamos la harina, LA LEVADURA (no como yo, jejeje) , el café, el cola-cao y la esencia de vainilla, y mezclamos 10 segundos a velocidad 2 y ½. Terminamos de mezclar con la espátula, con cuidado de no remover mucho y de que se mezcle bien la harina, que no queden grumos.
Engrasamos un molde redondo de unos 20 cms de diámetro (los míos eran muy grandes, por eso lo hice en una bandeja de horno), y vertemos en él la masa del bizcocho.
Bajamos un poco el horno, ponemos el calor sólo por la parte de abajo, y horneamos unos 35-40 minutos hasta que esté hecho (pinchar para comprobar, pero NO ABRIR EL HORNO durante los primeros 20 minutos, que se baja).

En fin, que, como dice el refrán: "A grandes males... grandes remedios". O, bueno, aunque el remedio sea "regular", por lo menos algo se apaña...

Pastel de gambas, gulas y palitos de cangrejo


Esta receta es de "cbc", de Mundorecetas, y os la recomiendo porque está deliciosa.

INGREDIENTES:
4 huevos.
Un brick pequeño de nata para cocinar (de los de 200 gramos y 30% de materia grasa).
8 palitos de cangrejo.
150 gramos de gambas peladas.
Un paquete de gulas.
Sal.
Pimienta.
Ajo en polvo.

PREPARACION:
En el vaso de la thermomix, ponemos los 4 huevos. Batimos durante unos segundos a velocidad 3 y 1/2.
Añadimos las gambas, las gulas y los palitos, triturar a velocidad 4 unos segundos (tiene que quedar todo bien picadito, pero que se "vean" los trocitos, que no esté hecho puré).
Agregamos la nata y mezclamos unos segundos a velocidad 3.
Salpimentamos al gusto y añadimos un poco de ajo en polvo.
Engrasamos con un poco de aceite un molde que se pueda meter en el micro. Vertemos en él la mezcla anterior, y lo cubrimos con plástico de cocina. Hacemos unos agujeros con la punta de un cuchillo o un tenedor para que salga el vapor.
Programamos 7 minutos a potencia máxima 7 minutos. Cuando termine el tiempo, comprobar, pinchando con una aguja o cuchillo afilado, si ha cuajado. Tiene que salir limpio: de no ser así, programamos 2 minutos más, comprobamos de nuevo, y, si todavía no se ha cuajado, vamos programando el tiempo de minuto en minuto para que no se nos seque demasiado, esperando otro minuto antes de volver a encender el microondas.
Cuando esté frío, lo desmoldamos, y adornamos con mayonesa o ketchup (o con las dos cosas, al gusto).

Pimientos rellenos de arroz (thermomix y tradicional)


Esta receta es un mini tuneo de Vatrex. La copié de su blog.
Me encantan los pimientos rellenos de arroz, pero, por falta de tiempo, muchas veces no puedo hacerlos en la forma tradicional (sí, esas recetas en las que se pone el arroz en seco, el caldo, y se va haciendo dentro de los pimientos). Así que vi esta receta y me pareció una solución buenísima.
Ya, ya sé que no hay nada como el sabor de esos pimientitos rellenos de arroz que se han ido haciendo poco a poco, y en los que el arroz se ha ido impregnando del gustillo de los pimientos mientras se asaban… Pero, como solución rápida y práctica, os aseguro que quedan riquísimos y muy “aparentes”.
En la receta original, los pimientos se cuecen en el Varoma. Pero, como yo cocino el arroz durante menos tiempo, he preferido asarlos en el microondas, mientras se va haciendo el arroz en la Thermomix.
Si no tenemos Thermomix, se puede cocer el arroz en un cazo, a la manera tradicional, y hacer el sofrito en la sartén.


INGREDIENTES (para 6 personas):
1 pimiento rojo por comensal.
350 gramos de arroz
Aceite de oliva
3 zanahorias
150 gramos de jamón serrano o de york en taquitos
1 lata pequeña de maíz
2 tomates medianos rallados
2 cucharaditas de hierbas provenzales
2 dientes de ajo
Sal
Pimienta recién molida
Agua


PREPARACIÓN:
Ponemos en el vaso de la Thermomix ½ cubilete de aceite, los dientes de ajo troceados, picamos unos segundos a velocidad 5 y programamos 3 minutos, temperatura Varoma, velocidad 4. Después añadimos 800 gramos de agua y un puñadito de sal, e introducimos el cestillo en el vaso. Programamos 7 minutos, temperatura Varoma, velocidad 1 (si no ha hervido el agua cuando pare la máquina, programamos 1 ó 2 minutos más).
Sin abrir la máquina, echamos el arroz por el bocal de la tapa y programamos 13 minutos, temperatura Varoma, velocidad 4. Vamos removiendo con la espátula de vez en cuando.
Al parar la máquina, comprobamos el punto de cocción y, si nos parece duro, programamos 2-3 minutos más, a la misma velocidad y temperatura. De todas formas, yo no recomiendo cocerlo demasiado: hay que tener en cuenta que después tiene que ir al horno.
Sacamos el cestillo con el arroz, ayudándonos con la espátula. Lo volcamos en un bol para que se enfríe un poco.
Mientras se hace el arroz, vamos cociendo los pimientos. Podemos asarlos 15 minutos en el horno tradicional, o bien en el microondas unos 7 minutos (programamos 5 minutos, comprobamos la cocción y seguimos cociendo 2-3 minutos más, según sea necesario). La zanahoria la cocemos junto con los pimientos (quedará medio cocida, pero no importa).
Dejamos enfriar los pimientos, y mientras tanto hacemos el sofrito: ponemos en la Thermomix, después de escurrir bien el vaso, 2 cucharadas de aceite, la zanahoria picada en cubos y el jamón, y rehogamos 1 minuto, temperatura 100, velocidad cuchara. Añadimos el tomate, las hierbas provenzales, la sal, la pimienta y el maíz y rehogamos otros 3 minutos más, misma velocidad y temperatura.
(Si no tenemos Thermomix, hacemos este sofrito en la sartén).
Añadimos el arroz al vaso, y removemos unos segundos a velocidad 2, para mezclar bien.
Cortamos la parte de arriba de los pimientos, y los rellenamos con el arroz.
Antes de servirlos, los metemos al horno (calor arriba y abajo) unos 10 minutos, a 180º.
Podemos hornearlos inmediatamente después de rellenarlos, o dejarlos preparados con antelación y meterlos al horno a la hora de comer (es lo que hago yo).

Crema de espinacas, gambas y jamón (Thermomix)


¡Hay que ver!. Cuando nos vinimos a vivir a Alicante, yo pensaba que íbamos a disfrutar de un tiempo casi primaveral, salvo 2 meses como mucho. Pero, lo que son las cosas: me equivoqué. Y nos ha tocado el peor invierno en muchos años.
Así que no queda más remedio que dedicarse a las sopitas y cremitas calientes. Aquí tenéis una, a la que añado gambas y jamón, mis "tropezones" favoritos.
Pero se puede tomar sin esos tropezones, o añadirle otros que os gusten más, como huevo duro picado o picatostes (en estos dos casos, se los añadiríamos a la hora de servir la crema)


INGREDIENTES:
1 kg de espinacas (las compro ya limpias, de las que vienen envasadas en bolsas)
100 gramos de gambas peladas.
80 gramos de jamón serrano (ibérico, a ser posible) en taquitos pequeños
½ litro de leche semidesnatada
1 vaso pequeño de agua
1 diente de ajo grande
1 latita pequeña de nata para cocinar (170 gramos), o un brick pequeño de nata.
½ pastilla de caldo de verduras
Aceite de oliva
Sal y pimienta al gusto
(NOTA: Las cantidades tanto de agua como de leche son orientativas: según guste más o menos espesa, se puede echar más o menos líquido)

PREPARACIÓN:
Cocemos las espinacas en la olla rápida, con ½ cubilete (50 cl) de agua. Contamos 2 minutos desde que salen las 2 rayitas de la válvula de presión, y retiramos del fuego.
Cuando podamos abrir la olla, sacamos las espinacas y las escurrimos todo lo que podamos. Las picamos muy finitas con el cuchillo, o bien con la Thermomix, 2 minutos, aumentando la velocidad progresivamente 5-7-9 (o 5-7-10, en la TH 31). Reservamos. (Si hemos usado la Thermomix, lavamos el vaso y lo secamos).
Pelamos el ajo, ponemos la Thermomix en marcha, vel. 7, y lo echamos por el bocal. Paramos la máquina, añadimos algo menos de medio cubilete de aceite, echamos el jamón picadito, y programamos 4 minutos, vel. 3, temperatura Varoma.
Añadimos las espinacas, la media pastilla de caldo, la sal y la pimienta, y programamos 3 minutos, vel. 3, temperatura 100.
Añadimos ahora la leche, el agua y la nata. Y programamos 15 minutos, temperatura 90º, velocidad 1 y ½.
Cuando falten 3 minutos, añadimos las gambas troceadas (no echarlas antes, porque se quedan muy resecas).
Rectificar de sal, y servir caliente o templada.

Pastel de jamón, queso y champiñones


Debo esta receta de pastel o "falso soufflé" a mi amiga Leah. Y os aseguro que está delicioso, y muy suave, muy agradable de comer.
Yo le hice un "tuneo": suprimí una capa de pan, pero os voy a copiar la receta tal y como ella me la dio, explicando mis modificaciones.
Las cantidades de la receta varían, porque se puede hacer tan grande como queráis, depende de los comensales (y del tamaño de vuestras fuentes de horno).
Gusta mucho a los niños, incluso a los "dificilitos".
Bueno, al grano ;-):


INGREDIENTES
(para 6-8 personas)
2 - 3 paquetes de pan de molde sin corteza (yo he utilizado el integral, por los diabéticos)
1 - 2 paquetes de queso en lonchas
1 - 2 paquetes de jamón de York
Una bandeja (250 gramos) de champiñones laminados, o 3 latas de champiñones en trozos
1 cebolla
1 brick pequeño de nata para cocinar
4 huevos
Leche
Mantequilla para engrasar la fuente
Sal y pimienta.

PREPARACIÓN:
Picar finita la cebolla, y poner a rehogar en una sartén honda, a fuego lento, con un chorrito de aceite.
Cuando ya esté transparente, agregar los champiñones lavados y troceados, subimos un poco el fuego, y rehogamos todo junto, removiendo de vez en cuando para que no se quemen.
Cuando estén rehogaditos, añadimos la nata, sal y pimienta y se deja reducir hasta que la nata esté espesa y no gotee.
Se engrasa una bandeja o fuente para hornear, se colocan rebanadas de pan hasta cubrir todo el fondo, humedecemos con leche a las rebanadas de pan para que no se resequen; después ponemos 1 loncha de queso y una loncha de jamón encima de cada rebanada de pan.
Se coloca una segunda capa de rebanadas de pan, cubriendo la primera capa de jamón y queso y se vierte de nuevo leche para humedecerlas (¡¡Ojo!!: no tienen que quedar empapadas, sólo humedecidas. Podéis ayudaros de un pincel de cocina para repartir bien la leche).
Encima de estas rebanadas de pan se esparce la mezcla de champiñones.
Se pone una tercera capa de rebanadas de pan, se humedecen con leche, y de nuevo las cubrimos lonchas de jamón y queso para cubrir el pan.
(Yo, como tenía poca gente a comer y la fuente no era muy grande, suprimí la tercera capa de pan, y puse, encima de la mezcla de champiñones, las lonchas de jamón, las cubrí con el queso, y ya coloqué la última capa de pan).
Por último, colocaremos una nueva capa de rebanadas de pan con leche. Batimos los huevos como para tortilla, y los vertemos hasta cubrir todas las rebanadas de pan.
Se mete al horno a fuego mediano y el pastel-soufflé está listo cuando el huevo se ha secado y veamos la parte de arriba como “inflada”.
Este soufflé puede hacerse también con brócoli en lugar de champiñones, según me dice Leah. Yo no lo he probado, pero seguro que está bueno... aunque el brócoli no gusta a todo el mundo.



PARA DIABÉTICOS: Si preparamos esta receta con pan integral y usamos leche semidesnatada, nata ligera y queso no muy graso, pueden consumir este plato perfectamente. Yo lo he preparado así. De todas formas, al llevar hidratos de carbono, no es un plato del que se deba abusar por los diabéticos, pero sí es apto para su consumo.

SOLOMILLO DE CERDO RELLENO DE PATÉ Y JAMÓN


Esta receta es un tuneo del “Solomillo Gardel” de Comoju. El de ella llevaba como relleno, además del foie, queso provenzal. Yo he cambiado el queso por jamón ibérico, y he hecho una salsa diferente a la que ella le ponía.

No sabéis lo riquísimo que está. Os lo recomiendo, probadlo. Es muy fácil de hacer, y queda estupendo, incluso como plato principal de una cena más "formal".


INGREDIENTES:

- Un solomillo de cerdo ibérico

- 80 gramos de foie o paté (yo puse un bloque de paté al armagnac)

-2-3 lonchas de jamón ibérico

-Aceite de oliva

-100 gramos de setas al gusto (le puse champiñones Portobello)

-2 dientes de ajo

-Una cebolla mediana

-1 vaso de vino blanco (utilicé "Tío Pepe")

-2 vasos de caldo de carne (o 2 vasos de agua y una pastilla de caldo)

-1 cucharadita de Bovril

-1 puñado de hierbas provenzales picadas.

-(Opcional) 1-2 cucharaditas de Maizena para espesar la salsa


PREPARACIÓN:

Abrir el solomillo en forma de libro, sin que se rompa, hasta formar un filete.

Aplanar este filete con el mazo hasta que quede finito.

Untar el solomillo con el paté, sin llegar a los bordes para que después no se salga el relleno final de la pieza. Después, cubrirlo con las lonchas de jamón.

Enrollar el solomillo dándole forma de redondo, con cuidado de que no se abra ni se salga el relleno. Atarlo bien con un cordón de cocina, reforzando un poco los extremos.

Hornear durante 25-35 minutos a 170º, según guste de hecha la carne. (el de la foto está poco hecho)

Tiene que quedar doradito por fuera.

Dejar enfriar un poco, y cortar en rodajitas, teniendo cuidado de que no se deshagan.

Colocarlas en una fuente o plato de servir.

Para la salsa: Picar la cebolla, que quede finita, y ponerla a rehogar en el aceite con los ajos fileteados, primero a fuego suave hasta que quede blandita, y después subir el fuego para que tome color.

Cuando esté, añadir el Bovril, las hierbas, las setas fileteadas o cortadas en trocitos, y el caldo de carne.

Dejar cocer 35-40 minutos, hasta que se reduzca la salsa. Si gusta más espesa, añadirle 1-2 cucharaditas de maicena (disueltas previamente en un poco de la salsa caliente). Servir con la salsa caliente por encima de las rodajitas, o en salsera aparte.

ENSALADA DE PIMIENTOS ASADOS, PATATAS Y ATÚN


En mi casa se ha hecho "de toda la vida" la ensalada de pimientos asados sólo con los pimientos, en la forma que explico aquí (al final de la receta). Pero como no podía ser menos, algo tenía que hacer yo para "tunear" ;-). Y, tuneando, tuneando... salió esta ensalada. Espero que os guste.

INGREDIENTES:
3 pimientos rojos medianos
2 huevos duros
1-2 latas de atún en aceite de oliva o ventresca de bonito.
1 lata pequeña (unos 100 gramos) de maíz dulce
1 lata pequeña de aceitunas rellenas
3 patatas medianas
1 diente de ajo
1/3 de pastilla de caldo de verduras
Orégano

PREPARACIÓN:
Untamos los pimientos con un poquito de aceite (así se pelarán mejor cuando estén asados). Los ponemos en una fuente de horno.
Lavamos las patatas y las envolvemos en papel de aluminio.
Calentamos el horno a 200 grados, y metemos a asar la fuente de los pimientos, y (fuera de la fuente) las patatas. Los pimientos tardan aproximadamente una hora (las patatas, más o menos).
Mientras se asan las patatas y los pimientos, cocemos el huevo, procurando que quede la yema centradita (aquí explico cómo hacerlo para que salga perfecto).
Sacamos las patatas y los pimientos del horno y cubrimos la fuente de los pimientos con una tapa o papel de aluminio, para que “suden” mientras se enfrían.
Mientras esperamos que se vaya enfriando todo un poquito, vamos cortando en rodajitas las aceitunas, escurrimos bien la lata de atún y lo troceamos, y escurrimos también el maíz. Lo ponemos todo en una ensaladera.
Pelamos los pimientos y los limpiamos de semillas. Recogemos el jugo que han soltado, y lo colamos bien, para que no queden restos de pielecitas y semillas.
Pelamos y picamos el ajo, y lo ponemos a rehogar a fuego medio, con cuidado de que no se queme. Cortamos el pimiento en tiritas, y lo ponemos a saltear con el ajo y el tercio de pastilla de caldo. Le damos unas vueltas, y le añadimos el jugo de los pimientos y el orégano. Dejamos reducir el líquido unos 5 minutos a fuego muy suave, y apartamos del fuego.
Pelamos las patatas, y las cortamos en cubitos. Las añadimos a la ensaladera.
Partimos el huevo en rodajitas y después en tiritas (reservando algunas de las rodajas más bonitas para decorar). Lo añadimos también a la ensaladera.
Echamos los pimientos con su jugo en la ensaladera, y removemos bien. Decoramos con las rodajitas de huevo duro.
Podemos tomarla así, templada, o fría.
No hace falta aliñarla: con el juguito de los pimientos está suficientemente sabrosa. Pero, si os parece seca, añadidle un chorretoncito de aceite.


NOTA: Podemos tomar también los pimientos solos, preparados tal y como he explicado, ¡están deliciosos calientes o fríos!. Aquí los podéis ver, como guarnición


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...