Cebolla caramelizada



Bueno, como este fin de semana ando un poco liadilla, sólo os voy a poner una receta "de acompañamiento". No sabéis lo rica que sale.
Queda estupendamente con un buen paté o foie, o con una carne asada, o un filete a la plancha... ¡bueno, con lo que se os ocurra!.




INGREDIENTES:
Aceite de oliva.
2 cebollas grandes, o 3 medianas
Un vasito de Pedro Ximénez (o una copita, el equivalente a 1 decilitro aproximadamente)




PREPARACIÓN:
Calentar el aceite de oliva. Picar finamente la cebolla, en trocitos o en aros delgaditos.
 


Rehogar en el aceite a fuego muy suave, hasta que se ponga transparente y blandita (es conveniente tapar la sartén o cazuela).


Añadir el vasito de vino, remover bien, y dejar que se vaya reduciendo a fuego lento, removiendo de vez en cuando (con mayor frecuencia al final), hasta que prácticamente desaparezca todo el líquido (no importa que quede un poquitito).



Hay que tener precaución cuando vaya quedando poco líquido, porque el azúcar del vino se podría quemar, y quedaría un sabor amargo.
Puede tomarse caliente o fría.

Rollo de espinacas, salmón y queso



Desde que descubrí este rollo en el foro de Mundorecetas (lo había puesto Garbancita), se ha convertido en un "clásico" en mi casa. A todos nos encanta esta combinación de sabores.
Queda bien para un picoteo o una cena "formal", pero sirve también como un primer plato ligero en cualquier ocasión.
Y, encima, es fácil de hacer, cómodo, queda bonito, y sabe delicioso. ¿Podemos pedir más?.
¡Ah, sí, que no engorde!.... Pues la verdad es que no se trata de un plato demasiado calórico.
El queso es lo que más engorda, y siempre podemos utilizar alguna variedad baja en calorías de queso de untar.

Ahora en verano, tan fresquito, resulta de lo más agradable.





INGREDIENTES:

400 gramos de espinacas escurridas (En el de la foto, yo puse 300, porque no tenía más. Por eso lo veréis un pelín menos "verde" de lo habitual)
5 huevos grandecitos
300 gramos de queso de untar, tipo philadelphia (se puede utilizar queso "light", si se desea)
200 gr. de salmon ahumado en lonchas
Sal.
Pimienta molida, o mezcla de especias "Toque Italia"

PREPARACIÓN:
Cocer y escurrir muy bien las espinacas. Yo las cuezo en el microondas, poniéndolas en un recipiente hondo y programando 2 minutos a 700 watios, y así no hace falta ni siquiera escurrirlas.
Triturarlas con la batidora o Thermomix (Si usamos la Thermomix, sacar el puré de espinacas y lavar y secar muy bien el vaso, porque tendremos que utilizarlo para batir las claras a punto de nieve.
Separamos las yemas de las claras.
Batimos las claras a punto de nieve (en Thermomix, con la mariposa en las cuchillas y programando 6 minutos a velocidad 3 y 1/2).
Batir las yemas como para tortilla y mezclar bien con el puré de espinacas. Salpimentar.
Añadir las claras a punto de nieve, y mezclar con movimientos envolventes, sin batir mucho.
Cubrimos una bandeja de horno con papel para hornear o ponemos una lámina de silicona, y vertemos la mezcla.
Horneamos a 170º hasta que se cuaje la mezcla (unos 15-17 minutos, más o menos como cuando preparamos un bizcocho para hacer un brazo de gitano).
Dejamos enfriar, y untamos bien con el queso. Cubrimos después con el salmón ahumado, y enrollamos, apretando bien (podemos enrollar a lo largo o a lo ancho, según queramos hacer después rodajas más grandes o más pequeñitas).
Lo envolvemos con papel film, y lo dejamos reposar en la nevera unas horas.
Cortamos en rodajas, y servimos.

Sultanas de coco


Esta receta me la ha dado Flori, de MR, y yo la he tuneado para Thermomix.
Ha sido un éxito rotundo: las hice ayer por la tarde, y esta tarde no quedaba ni una.
Las "sultanas" son conocidas por muchos nombres, dependiendo de los sitios: cordiales, cocadas, coquitos...
Pero el nombre es lo de menos: lo importante es lo ricas que están.

Sólo hay que tener una precaución: que no se quemen demasiado.
Es importante vigilar el horno; especialmente hay que estar muy pendientes al final de la cocción.
Para evitar que se quemen por debajo, podemos dejar el calor sólo por arriba los últimos minutos.
Os las recomiendo: son fáciles, rápidas y deliciosas. Estupendas para acompañar un cafelito, o para merendar... o incluso como dulce navideño.


INGREDIENTES:
4 claras de huevo

Un pellizco de sal

Unas gotitas de limón

150 gramos de azúcar
250 gramos. de coco rallado (o 300, dependiendo del tamaño de las claras)

PREPARACIÓN
:

Batimos las claras con el azúcar a punto de nieve fuerte(agregamos unas gotitas de limón y un pellizco de sal para que queden más firmes). A continuación, le vamos agregando el coco, y mezclamos hasta conseguir una masa espesa y cremosa.
En Thermomix: ponemos la mariposa en las cuchillas, echamos las claras en el vaso y programamos 6 minutos, velocidad 3 y 1/2, temperatura 37º. Comprobamos si están bien firmes, y vamos agregando poco a poco el azúcar, a velocidad 3 y 1/2, sin temperatura. Después añadimos el coco y mezclamos durante 30 segundos a la misma velocidad.


Ponemos el horno a precalentar a 180º. Mientras tanto, cubrimos una bandeja de horno con papel manteca o una lámina de silicona, y vamos colocando montoncitos de masa, aplastándolos un poco con los dedos y dándoles forma con un tenedor pequeño para que queden piquitos.
Bajamos el horno a 150º, introducimos la bandeja y dejamos cocer hasta que se doren los piquitos.
Dependiendo de los hornos, tardarán entre 15 y 20 minutos, pero hay que estar muy pendientes porque se queman muy rápido, así que al principio comprobaremos cómo va la cocción cada 5 minutos, y después es mejor estar controlando el horno.

Dejamos enfriar, ¡y a comer!

Papas aliñás "Morguix", jejeje.


Con estos calorcitos veraniegos, apetecen las comidas fresquitas. Y hay pocas cosas más ricas que unas buenas “papas aliñás”.
Normalmente, no suelen llevar más que patatas y huevo cocido, a veces atún…. Pero me apetecía añadirle alguna cosita más. ¿Y qué podría añadirle yo?....


Sí, habéis acertado: GAMBAS, jejejeje.
Pero no sólo le he puesto gambas: además, le he agregado palitos de cangrejo y cebolla. Lo que pasa es que a mí la cebolla cruda no me hace excesiva gracia… así que la he rehogado, que nos gusta más.
Bueno, ¡han salido deliciosas!.
Dos cosas a tener en cuenta:
1)El secreto de unas buenas papas aliñás es utilizar un aceite y, sobre todo, un vinagre de excelente calidad. Yo he usado un vinagre de Jerez fantástico, que me regalaron unos amigos del Puerto de Santa María, y que lo compraron en el restaurante Venta Millán. ¡Impresionante!.
2) Es fundamental aliñar las patatas en caliente para que cojan bien el sabor.

Y ahora, vamos con la receta.
Pongo cantidades para 4 personas.
INGREDIENTES:
5 patatas medianas
3 huevos duros
80 gramos de gambas peladas
1 cebolla pequeña
8 palitos de cangrejo (Siempre uso la marca Krissia, que es la que más me gusta)
Aceite de oliva
Sal
Perejil
Vinagre de Jerez
Pimienta.

PREPARACIÓN:

Picamos la cebolla en trozos no demasiado pequeños. Ponemos el aceite a calentar, y la rehogamos a fuego suave, hasta que quede transparente (probadla, hay gente a la que le gusta más blandita y otros la prefieren más crujiente. A mí me gusta que se note).

Añadimos entonces las gambas, salpimentamos, y damos unas vueltecitas hasta que las gambas queden hechas (sin pasarnos, que si no estarán demasiado secas). Volcamos en una fuente.

Mientras tanto, cocemos las patatas (de forma tradicional o en el microondas, como explico aquí) y los huevos.
Para que queden con la yema bien centrada, seguid las instrucciones que doy aquí.
Cuando estén hechos los huevos, los cortamos en rodajitas, Reservamos alguna rodajita para adornar, apartamos unos trocitos de yema, y el resto lo ponemos en la fuente donde están las gambas y la cebolla.
Cortamos los palitos de cangrejo en rodajitas, y los añadimos a la fuente
Pelamos las patatas en caliente, y las troceamos (en cuadros grandecitos o rodajas gorditas). Las añadimos al resto de los ingredientes, y agregamos sal al gusto.
Hacemos una vinagreta con el aceite, el vinagre (en proporción de 1 parte de vinagre por 3 de aceite, más o menos), y la yema que habíamos reservado, aplastándola con un tenedor. Vertemos el aliño a la fuente, mezclamos bien, espolvoreamos con perejil picado, decoramos con las rodajitas de huevo reservadas, y dejamos reposar y enfriar un tiempo.

Como veis, la receta es más simple que el mecanismo de un chupete, pero DELICIOSA. Si no las habéis hecho nunca, merece la pena que las probéis.
Espero que os gusten.

Pimientos del piquillo rellenos de carne picada (paso a paso)




Bueno, pues se supone que no debería cocinar hasta dentro de unos días, pero como de todas formas hay que comer, y yo siempre he sido un “culo inquieto”, pues me puse a hacer estos pimientos, que hacía tiempo que me apetecía rellenarlos de carne picada…
Han quedado muy suaves y muy ricos; espero que os gusten. Poquito a poco iré cocinando más cositas, que ya tengo ganas de volver a la normalidad…

INGREDIENTES:
2 latas de pimientos del piquillo
1 brick de nata líquida (200 gramos)
250-300 gramos de carne de ternera picada.
1 huevo duro
1 cebolla pequeña
5 cucharadas de harina
500-700 cl de leche semidesnatada (no pongo la cantidad exacta de leche, porque según vayamos mezclándola ya iremos viendo cuánta necesitamos echar, por la consistencia del relleno)
Sal
Queso rallado
Especias “Toque” Morocco (las venden en el Corte Inglés, y es una mezcla de canela, cilantro, cúrcuma, ajo, azúcar, sal, jengibre, pimiento seco, alcaravea, sésamo, comino, guindilla, menta, tomillo y pimienta)
Aceite de oliva

PREPARACIÓN:
Ponemos la carne picada en un bol, la salamos y le añadimos especias al gusto (no conviene pasarse).
Picamos finita la cebolla, calentamos el aceite y la vamos rehogando despacito hasta que esté transparente y blandita.
Añadimos la carne, y la rehogamos, mezclándola bien con la cebolla.

Cuando esté hecha (tampoco conviene que la dejemos muy reseca, basta con que tome color), añadimos el huevo duro picadito, y mezclamos bien.

Probamos el punto de sal y especias.
Agregamos poco a poco la harina, revolvemos bien para que se mezcle con la carne, y la rehogamos un ratito.

Es importante este paso, para que después no sepa a harina cruda el relleno.
Después de sofreír la harina, vamos añadiendo la leche, sin dejar de remover, hasta que alcance la masa la consistencia adecuada.

Tiene que quedar una bechamel espesita, pero no tan espesa como la de las croquetas.

Con esta masa rellenamos los pimientos, reservando 3 para la salsa, y los colocamos en una fuente apta para horno.

Como sobra relleno, lo utilizaremos también para añadirlo a la salsa.
En el vaso de la Thermomix o en un recipiente profundo (si vamos a usar batidora), ponemos los pimientos, el relleno sobrante y la nata líquida. Trituramos hasta que quede una salsa fina (en Thermomix, 30 segundos a velocidad 5-7, y 9 o 10 según sea 21 o 31).
Con cuidado, vertemos la salsa sobre los pimientos, hasta cubrirlos del todo.

Si no han quedado completamente tapados, con una cucharita cogeremos salsa de la fuente y se la iremos echando por encima.
Espolvoreamos con el queso rallado, y metemos al horno a 200º hasta que se gratinen.



Pudding de mar (Thermomix... y tuneo para microondas)


¡Muy buenas!.
Después de estar unos cuantos días sin aparecer por aquí "por causa de fuerza mayor" (una operación quirúrgica, que afortunadamente ha salido bien), vuelvo con recetilla veraniega. No, no la he hecho ahora: no puedo cocinar hasta dentro de unos días porque me molestan los puntos (que no son puntos, ¡son grapas!). La foto es de hace un tiempo.
Pero os aseguro que, si lo probáis, repetiréis. Buenísimo.
La receta es de Eguski, y esta vez no ha sido "tuneada": se la copié entera.


INGREDIENTES:
5 huevos
200 gramos de bonito asalmonado (Yo suelo utilizar el de la marca "Albo", pero, si no encontráis, poned bonito en aceite o al natural, como prefiráis)
1 bote de leche evaporada Ideal (410 gramos)
6 pimientos del piquillo
400 gramos de palitos de cangrejo
Sal
Pimienta

PREPARACIÓN:

Ponemos los palitos en el vaso del thermomix, y los troceamos 4 segundos en velocidad 4. Sacamos la mitad, y reservamos.
Agregamos a los palitos del vaso el resto de los ingredientes (el bonito y los pimientos bien escurridos de su liquido), y programamos 7-8 minutos aproximadamente, a 90º en velocidad 4.
Digo "aproximadamente" porque el pastel tiene que cuajarse en la thermomix. Y para eso no hay un tiempo concreto, depende de un montón de circunstancias: la temperatura de los ingredientes, el tamaño de los huevos, la temperatura externa... Así que programad inicialmente 7 minutos, y si al parar la máquina veis que no está cuajado, id programando de minuto en minuto, con la misma velocidad y temperatura.

Añadimos los palitos reservados, mezclamos bien con la espátula, y vertemos en un molde de aluminio de 1 litro forrado con papel trasparente (si sobra, echamos en otro molde), o en uno de silicona.

Dejar enfriar un buen rato, y desmoldar. Adornar al gusto. Queda muy bien con mayonesa, tiras de pimientos morrones, asados o del piquillo, lechuga picadita, salsa rosa, aceitunas verdes... y (para quien le gusten, que yo los odio) pepinillos.

He hecho también una "versión microondas" de este pastel, por si no se quiere cuajar en Thermomix o no se tiene el aparatejo. Cambia la textura: en micro queda más como un pastel de cabracho, más consistente pero algo más seco.... eso sí, está buenísimo también.
En este caso, picaríamos con la batidora o robot de cocina los palitos de cangrejo, separaríamos la mitad, y mezclaríamos en la batidora o robot la otra mitad con el resto de los ingredientes. Añadiríamos el resto de los palitos, y removeríamos bien para que se repartan por igual. Volcaríamos la mezcla en un molde de silicona o cristal (en este caso, lo engrasaríamos antes), y
lo taparíamos con papel film al que haríamos algunos agujeros. Se cocería 15 minutos a 800 w, aunque yo el proceso de cocción lo hago "por etapas" para que no se seque: primero programo 7 minutos, dejo reposar 1, compruebo si está cuajado y programo otros 3 minutos, reposo, vuelvo a comprobar el cuajado, y ya sigo repitiendo el proceso, pero esta vez de 2 en 2 minutos (o incluso de 1 en 1) hasta que esté hecho.



Arroz con aceitunas





Bueno, pues esta vez ni tuneo, ni "ná": ¡copieteo puro y duro!.
Mi única "aportación" ha sido que, al pasar el arroz a la fuente, primero lo echo en el cestillo, colando el exceso de líquido a un bol, y después lo pongo en la fuente, para que quede más sequito, y si es necesario le añado un pelín del caldo reservado (es que en casa somos muy de arroces secos).
Pues esta deliciosísima receta es de Cova
,que, como ya os he comentado un montón de veces, es una fantástica cocinera. Cova, guapa: ¡ponte buena prontito, que te echamos de menos!.
Os la copio tal y como la puso ella, con mi pequeño tuneo.
Probadlo, en serio. Nunca pensé que una cosa tan simple y con tan pocos ingredientes fuera tan buena. Absolutamente delicioso y recomendable. Un éxito.


INGREDIENTES:
* 40 gramos de aceite
* 150 gramos de cebolla
* 2 dientes de ajo
* 200 gramos de pimiento rojo
* 200 gramos de tomate natural (yo puse los tomates enteros y pelados)
* 1 litro de agua
* 1 cucharadita de pimentón
* Un pellizco de sal
* 200 gramos de arroz
* 100 gramos de aceitunas verdes sin hueso
* 100 gramos de aceitunas negras sin hueso


PREPARACIÓN:
Partimos las aceitunas en 3 rodajas cada una (más o menos), y reservamos.
Poner en el vaso de la Thermomix el pimiento, el tomate, la cebolla y los ajos. Picar 5 segundos en velocidad 4.
Añadir el aceite y programar 15 minutos, temperatura Varoma, giro a la izquierda y velocidad cuchara (en Thermomix 21: con mariposa y velocidad 1)
Cuando pare la máquina, incorporamos el pimentón, añadimos el agua a través del bocal, y programamos 15 minutos, temperatura 100º, giro a la izquierda y velocidad cuchara (en Th.21: con mariposa y velocidad 1).
Cuando termine, echamos el arroz y programamos 10 minutos, temperatura 100º, giro a la izquierda y velocidad cuchara(en Th.21: con mariposa y velocidad 1)
Por último, incorporamos las aceitunas, mezclamos un poco con la espátula y programamos 5 minutos más a la misma temperatura y velocidad.
Acabado el tiempo, rectificamos el punto de sal si fuera necesario, vertimos el arroz en el cestillo, colando el caldo a un bol o cazuela, y pasamos el arroz a la fuente de servir. Añadimos la cantidad de caldo que deseemos, y servimos.

En dos palabras: "im-prezionante", como decía Jesulín.





Quiche de tomate, queso de cabra Y GAMBAS (opcionales, jejeje)


Desde que hace tiempo le vi a Comoju una tarta de tomate y queso de cabrales, andaba yo con idea de hacer algo parecido. Pero ya sabéis que yo soy como la de aquella película: "NO SIN MI GAMBA", y, además, hacía un montón de días que no os ponía una receta con gambas, así que ya iba siendo hora, jejeje.
Pero para los que no les gusten las gambas, o no las coman por otras razones, o sean vegetarianos, o alérgicos al marisco, se pueden suprimir perfectamente, y la tarta estará igual de rica. Yo se las he puesto porque hoy tenía gente en casa que adora las gambas, pero ya os digo que está igualmente buena sin ellas.
Muy recomendable, de verdad.


INGREDIENTES
1 plancha de hojaldre (sí, de las del Lidl, que compré cuando la oferta, y he descongelado ahora, ¡queda perfecto!)
3 huevos
1 brick de nata líquida (200 gramos)
80 gramos de gambas peladas
2 tomates (si pueden ser “raff” o de otra variedad sabrosa, mejor. Yo he utilizado los raff)
250 gramos de queso de cabra (el que viene en forma de rulo)
Sal
Pimienta (uso el molinillo de 5 pimientas)
1 cebolla mediana.
3 cucharadas o 30 gramos de aceite de oliva

PREPARACIÓN
Partimos la cebolla en trozos, la ponemos en el vaso de la Thermomix, y programamos 5segundos, velocidad 5. Añadimos el aceite, y programamos 10 minutos, temperatura
100º, velocidad 1.
Añadimos el queso de cabra troceado, y mezclamos 1 minuto, temperatura 90º, velocidad 3.
Batimos los huevos, añadimos al vaso, agregamos también la nata, la sal y la pimienta, y programamos 6 minutos, velocidad 2, temperatura 90º.
Mientras tanto, forramos un molde de quiche o tarta con el hojaldre (untamos previamente con mantequilla para después servirlo mejor). Y cortamos en rodajitas los tomates.
Cuando pare la Thermomix, vertemos su contenido sobre el hojaldre, después de probar para ver si hay que añadir más sal y pimienta.
Distribuimos por toda la superficie de la tarta los tomates y las gambas. E introducimos al horno, precalentado a 180º, durante 30-40 minutos.
Está más rica si esperamos un poco antes de tomarla (caliente no se le saca el mismo sabor)
(Sin Thermomix: picamos finita la cebolla, ponemos a calentar el aceite y rehogamos la cebolla hasta que esté blandita, en una sartén honda. Después añadimos el queso troceado, y lo deshacemos con cuidado. Finalmente, añadimos la nata, la sal, la pimienta y los huevos, y rehogamos 6 minutitos. Lo demás, igual).
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...