Pollo con patatas al ajo, aceite y limón


La receta de hoy no sé si incluirla entre las recetas “sirio-jordanas”, o árabes. Técnicamente sí, porque el autor de la original es sirio… lo que pasa es que la veo tan “cercana” que podría pasar perfectamente por una receta “nuestra”. En definitiva, no deja de ser cocina mediterránea, jajaja.
Eso sí, el autor dice que el plato es un “clásico” de su casa, así que posiblemente sí sea un plato sirio. Pero no sé ni cómo se llama en realidad, así que yo lo he titulado de la manera que veis, jeje....
No la encontré en ninguno de los libros que he comprado, sino enredando por internet. Buscaba información sobre la ensalada tabbouleh (concretamente, quería saber si era siria, jordana, libanesa o de dónde exactamente, y fui a caer en este blog, “Syrian Foodie”.
Es un blog muy interesante, hecho por un médico sirio que vive en Londres, y que, según él mismo dice, quería ser chef pero acabó siendo médico…  La verdad es que sí resulta curioso: ¿cuál será la razón de que haya tantos médicos sirios, jordanos, libaneses o palestinos, incluso aquí en España?.
A lo que íbamos: que tiene un blog que está muy bien, y empecé a cotillearlo, cómo no. Y di con esta receta.

La he “tuneado” un pelín: en realidad, he suprimido sólo un ingrediente: el chili en conserva picado, y el chili en polvo. ¿La razón?. Después de haber degustado las especialidades del cocinero del hotel Mövenpick de Petra (fabuloso hotel en todos los aspectos, pero que se podría llamar perfectamente “Mövenpicor” o “Mövenpicante”), creo que estaré alejada de los picantes bastante más tiempo que del hummus.
Entendámonos:  no me disgusta que la comida pique un poco. Pero me gusta que el aliño o la salsa me permita distinguir si me estoy comiendo un plato de pasta, unas gambas, una pechuga de pollo o un trozo de neumático a la parrilla. Y que, cuando coma algo, no tenga la sensación de que mi boca se parece peligrosamente a la de Esther Cañadas multiplicada por 10, jajaja…
Y recuerdo con espanto un aparentemente delicioso plato de “farfalle” con gambas… que haría saltar las lágrimas a un mexicano o a un tailandés, de la cantidad de picante que llevaba.
Por cierto, en este detalle caímos demasiado tarde, pero os lo comento como aviso a “navegantes” que se desplacen por aquella zona:  Si veis en el buffet del hotel que, junto a la fuente, contenedor caliente o recipiente, hay una bonita decoración consistente en un ramillete de guindillas… ¡huid de ese plato, salvo que seáis unos apasionados del picante (y, especialmente, si “sufrís en silencio” de cierta enfermedad que os podéis imaginar)!. El ramillete no es decorativo, sino INDICATIVO, jajajaja.
Así que, nada, sin chiles.
Pero tengo que deciros que la receta es simple, pero espectacularmente deliciosa.
Yo la preparé con pechuga troceada, pero, según dice su autor,  puede hacerse con cualquier parte del pollo: muslos, contramuslos, o pechugas enteras. La única diferencia, en estos casos, radica en el tiempo de cocción.
La pechuga de pollo tiene siempre el problema de que resulta un poco seca. Bueno, pues con esta receta, problema resuelto: la marinada hace que salga jugosísima.
Otra cosa: si coincidís en gustos con Victoria Beckham (sí, la que decía que España olía a ajo, arrugando la nariz, y poniendo cara de pija con estreñimiento, jajaja) o no sois muy aficionados al limón, este plato NO os va a gustar.  Tampoco es conveniente que os toméis una ración generosa y después salgáis por ahí de ligoteo, noo…. Eso sí, problemas con vampiros seguro que no ibais a tener, aunque os pasearais por la mismísima Transilvania, jajaja
Salvados estos inconvenientes, os recomiendo que lo probéis, que os encantará.
Al lío:

INGREDIENTES:
(Para 4 personas):
500 gramos de pechuga de pollo troceada o fileteada, o entera, o muslos o contramuslos.
7-9 dientes de ajo
El zumo de dos limones
100 ml de aceite de oliva (yo lo medí en un cubilete de la Thermomix, que es un pelín menos)
Sal (una cucharadita)
4-5 patatas grandecitas (la receta lleva 1 kg, yo le puse algo menos)
Pimienta
(Para los valientes: 2 cucharaditas de chilis troceados en conserva. Para los algo más cobardes: 1-2 guindillas... o nada)

PREPARACIÓN:
 Algunas horas (yo lo tuve unas 4 horas) antes de cocinarlo, como mínimo, ponemos el pollo en un tupper de cristal, o en una bolsa hermética. Añadimos el aceite, el limón, los ajos pelados y prensados, la sal, la pimienta… y el que le guste el picante, los chiles o las guindillas.
Cerramos la bolsa o el tupper, agitamos bien, y dejamos marinar en la nevera.
Cuando vayamos ya a prepararlo, precalentamos el horno a 200º. Pelamos las patatas, y las cortamos en rodajas de medio centímetro.  En la receta original, se fríen como para tortilla hasta que estén casi hechas, y después se escurren bien; pero yo, para reducir algo de grasa (que lleva ya mucha en la marinada) las hago en el micro, con un chorrito de aceite, tapadas, y programando unos 8 minutos a 800w (comprobamos el punto).
En una fuente de horno, colocamos las rodajas de patata formando una cama. Y ponemos el pollo sobre las patatas, vertemos por encima el líquido de la marinada,  y horneamos hasta que se haga bien el pollo: para la pechuga troceada, bastan unos 30 minutos, pero para los muslos, contramuslos y pechuga entera, puede tardar entre 45 y 60 minutos, y habrá que darles la vuelta para que se doren por los dos lados. Esto es lo que dice el autor; lo que yo he comprobado es el tiempo de cocción de las pechugas troceadas, que con 30 minutos están estupendas y muy jugosas.
NOTA: Hemos probado también una versión "cocina-fusión". Puse menos patatas (3 medianas) y le añadí 3 tomates secos cortados en tiritas y 80 gramos de jamón ibérico en taquitos (de ahí la fusión: en Siria, salvo que se sea cristiano o ateo, dudo mucho que le añadan jamón, jajaja. Además, resultaría dificilísimo de conseguir). 
Deliciosa también. Nos encantó el sabor.
Aquí la tenéis:

Y a disfrutar.  Ya me contaréis.
Las fotos, como últimamente me pasa, no le hacen justicia.
Espero que os guste. Y mañana os contesto en la otra entrada, que mirad la hora que se me ha hecho y tengo que levantarme temprano.
¡Ah!. Y no me he atrevido a seguir dándoos la vara con más fotos de viajes, jajaja.
Besotes.

Comentarios

  1. Otra receta que me llevo. Deliciosa!!!
    Un besiño.

    ResponderEliminar
  2. Morguix!!! me ha encantado leerte! eres la leche! jajajaaa!!!! y este platín me gusssstaaa!!!! sea sirio, árabe, o gallego! tiene que estar bueno bueno! además ligerito!

    !!perfecto!!!

    saludossss! ;)

    ResponderEliminar
  3. Jijiji....me has hecho reir!!.....oye....tu receta muy buena.....pero si puedes pon mas fotos que me encanta saber que lo pasaste bien en tu viaje!!...y me trae recuerdos del mio!!....Abrazotes, Marcela

    ResponderEliminar
  4. pues tiene una pinta estupenda..

    ResponderEliminar
  5. Es tan sencillo como rico rico, platos de estos son los que me gustan a mi, no otros que solo valen para la vista.
    Con tu permiso me pasare por aqui mas a menudo.
    P.D. Encima paisana ;)

    ResponderEliminar
  6. Marga, estoy pensando en un regalo que le puedes pedir a los Reyes Magos: ¡una cámara de fotos! Basta que dices que no embellece tus platos, yo creo que va siendo hora de que jubiles la que tienes y y le pidas una a los Reyes, je je.

    Me ha gustado tu entrada, ha estado especialmente divertida. Que si el abuso del picante en el hotel y el juego de palabras, que si la enfermedad que se sufre en silencio (aunque tampoco es para reirse, eh), que el gesto pijo-estreñido de la Beckham.

    Y sobre la receta, la verdad es que si no llegas a decirnos que es típica de Siria, podría pasar fácilmente por una "nuestra" como tú dices. En casa nos gusta el ajo y el limón, claro que si se nota mucho la acidez del limón, quizás le quitaría un poco. Me encanta su aroma, pero prefiero ser cauta con el zumo.

    Y te animo a que nos deleites con más fotos de u viaje. Yo, encantada de disfrutar esas ciudades, ya que por ahora de otra forma no puede ser.

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Muy buenas esas patatitas....
    besitos

    ResponderEliminar
  8. Ummmmmmmmmmm seguro esta de muete lenta ,ya mismo me guardo la receta en mi libreta de pendientes eso si le pondre poco picante a mi me pasa como a ti me gusta distinguir si estoy comiendo un neumatico o una pexuga jis...jis.
    Me voy a cotillear al blog de donde has sacado la receta,antes de que me lie a mordiscos con el monitor.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
  9. Sencillo y sabroso,me gusta!!Eso si,para mi sin chili....no soy nada valiente.
    Besets.

    ResponderEliminar
  10. Morquix, pues porque tú lo dices y te creo...pero este pollo puede pasar perfectamente por español... con nuestro característico olor a ajo!!! jajaja la receta muy chula y pienso probarla, ya que además es super facilita.
    Muchos besos, guapa...y no te de pena darnos la lata con fotitos... a mí me encantan!!!
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  11. Morguix, me encantan tus relatos. La verdad es que a mi me pasa lo mismo con el picante, me gusta pero no al nivel de perder noción de lo que tienes en la boca, eso me parece extremo, sin embargo siento que a este pollito le falta el picor, un poquito :), se ve delicioso.
    Por cierto, hermosas tus fotos de Petra, en casa tengo una piedra de ese lugar, la trajo mi marido en uno de sus viajes, es decir, yo no andaba pero no pienso perdérmelo, debe ser una maravilla estar ahi.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. supongo que mi comentario será visto tras la aprobación, es que no me salió el típico cartelito.

    ResponderEliminar
  13. No sabría decirte si prefiero el arrocito anterior o este pollo. la verdad es que me gustan los dos, pero te diré que este con su toque de picante tiene que estar de lujo. Un beso guapa

    ResponderEliminar
  14. El pollo me gusta en todas sus versiones y esta tiene que estar de muerte lenta
    mil besossss

    ResponderEliminar
  15. Tienes razón en lo que dices del picante. a mi me pasa lo mismo que tú, que según que especias me estropean el plato en lugar de potenciar su sabor. Pero te quiero contar algo que he descubierto hace poco. Resulta que cuando concurse con el plato de comida Mexicana, descubrí un pimiento llamado Chipotle, con él se hace la salsa del mismo nombre, muy popular en México. Fuí a comprar la lata al supermercado del Corte Inglés (Vienen en conserva de la marca "La Costeña"
    Cuando los probé (Se debe tomar muy poquita cantidad) si que picaban, pero mezclados con la carne eran sobrosísimos!!! y un picante que no ofende, o sea que no se te clava en la garganta, ya me entiéndes. Solo necesita un ligero cuidado de conservación, se debe cambiar a un recipiente de cristal y no tocarlo núnca con nada metálico. Yo utilizo una cucharilla de plástico. La receta de la salsa la tengo en el Blog, en "Recetas tradicionales" dentro de la receta de Tacos a la Huasteca. Bueno y dicho sea de paso, el plato aunque sea sin picante te ha quedado fantástico, se ve muy sabroso. Las marinadas le sientan muy bien al pollo y con las patatas ya ni te cuento! no se necesita ni pan. Un besito guapísima!!

    ResponderEliminar
  16. Pues mira, yo lo veo muy nuestro pero puedes llamarlo como sea ya que bueno tiene que estar un rato!!

    besos guapa!

    ResponderEliminar
  17. esto si que es una recetita completa wapa un besazo

    ResponderEliminar
  18. Qué hambre me ha entrado al ver la fotos, seguro que de rechupete.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  19. Me han encantado este plato de pollo,muy bueno lo del ajo,tendria que venir victoria Beckham a mi casa y le enseñaria yo a comer bien¡¡¡¡¡¡y de paso me la llevaba a la finca y vería que risa¡¡¡¡¡
    bueno mi niña un delicioso plato y estoy contigo con lo de las especies.
    un besote enorme.

    ResponderEliminar
  20. debe quedar buenisimo! me llevo esta recetita! besos

    ResponderEliminar
  21. Pero que gracia tienes contando las cosas, ja,ja. A mi esta receta me va a encantar, porque los ingredientes que lleva me gustan y lo voy a comprobar prontito, porque ya va a pasar a mi carpeta de pendiente.
    Un besote

    ResponderEliminar
  22. como de esa enfermedad no sufro (en silencio...jejej) me lo tomaria con picantito...
    Bexinos wapa

    ResponderEliminar
  23. Morguix, que divertido es leerte jejeje..., me encantan tus historias, que risa con los morros de Esther Cañadas y demas. La receta ya la tengo impresa el sábado cae seguro!! y tambien sin picante jajaja...
    Por cierto por mí puedes seguir poniendo fotos me encantará verlas.
    Besos

    ResponderEliminar
  24. Qué internacional que estás últimamente!!! qué rico, qué rico que tiene que estar! Un besote, y buen finde, guapa!

    ResponderEliminar
  25. Que ricuraaaa, me la llevo y un plato y te mando mil besicos.

    ResponderEliminar
  26. Bueno, voy a ir contestando poco a poco, que se me acumula la tarea....
    Fely: Afortunada tú, jejeje... yo sufro muuuy poquito, pero el picante me despertó todos los males, ¡caguenlalexeeeee!.
    Crismas: ¿La probaste?. ¿Qué te pareció?.
    Irmina: Es una auténtica delicia.
    Locasita: Jeje, ya quisiera yo estar más "internacional"... pero el tiempo y el dinero me lo impiden, jajaja. Eso sí, el viaje lo he disfrutado bien.

    ResponderEliminar
  27. Tito: Las patatas llenan, no te vayas a creer... además, quedan tan ricas que no dejas ni una, jajaja. Eso sí, es muy sano.
    Ague: No sabe lo que se pierde esa pija, jajajaja....
    Islacris: Gracias, guapa, me alegra que te haya divertido mi historia. Si lo pruebas, ya verás cómo te gusta.

    ResponderEliminar
  28. Fermín: Paisana del todo, no, porque soy madrileña... pero encantada de vivir en Alicante.
    La Cucina del Topino: Si lo pruebas, ya me contarás si te gustó.
    Cristina: Pues sí, porque con las patatas ya queda un segundo plato consistente, y con una ensaladita o una crema de primero, y un postre, ya te quedas estupendamente.

    ResponderEliminar
  29. Bluelady: Pues los buscaré en El Corte Inglés, porque seguro que tienen que estar buenísimos. Ya te digo que a mí me gusta el picante... pero en su justa medida, jajaja.
    Capisi: Coge lo que quieras, guapa, que está muy rico.
    Asj: Si no te creas que se diferencian tanto las cocinas. Quizá en la cantidad de especias, o en los frutos secos, o en que los dulces son muuyyyyy dulces... pero están cercanas.

    ResponderEliminar
  30. Kisa: A mí también me encanta el pollo, y éste sale especialmente jugoso.
    Jeje, Kako: ¿tu marido se trajo una piedra de Petra?. Teóricamente, está prohibidísimo... pero los beduinos las venden en los puestos, y nadie les dice nada.
    Es que, en mi opinión, el picante no debe anular los sabores, sino potenciarlos... pero eso díselo a un mexicano o a un birmano, que se comen el picante más terrible con la misma naturalidad con la que nosotros comemos una zanahoria, jajaja.
    Sí, un toquecito de picante no le iría mal... pero yo, de momento, y hasta que se "calmen las cosas", voy a ser moderada, jejeje.

    ResponderEliminar
  31. Kanela y Limón: Gracias, guapa. Sale muy rico y jugoso.
    Charo: A mí las dos recetas me han encantado... aunque soy más partidaria del toque "especiado" que del picante, jejeje...
    MABEL: ¿Y lo rico que está el ajo, jajaja?.
    Como le decía a asj, es que la cocina mediterránea tiene muchos puntos comunes en todos los países, aunque cambien cosas. Por eso nos resulta tan familiar.
    Mesilda: Tú eres de las mías, jejeje...

    ResponderEliminar
  32. NENALINDA: Al menos, en los restaurantes mexicanos, indios o asiáticos que conozco, tienen el detalle de poner en la carta, al lado del nombre de cada plato, el dibujito de una, dos o tres guindillas, para que te atengas a las consecuencias, jajaja... Pero en Jordania, hasta que nos dimos cuenta de que la decoración era en realidad una advertencia, no veas cómo lo pasamos de mal, jajaja...
    Pacas: ¿No os ha gustado el pollo, con lo rico que está?. Es que, como veo que os coméis solamente las patatas, jajajaja...

    ResponderEliminar
  33. Yolanda: Si la cámara no es mala... la mala es la fotógrafa, jajaja.
    Es que no hay cosa peor que hacer fotos a los platos cuando no solamente tú estás muerta de hambre, sino que el resto del personal está con el cuchillo y el tenedor en ristre, sentado en la mesa, y diciendo "¿Ya le has hecho las fotos?", jajaja. Así se pondría nervioso hasta un profesional.
    Y no, no sabe demasiado a limón, no resulta ácido... ni tampoco el gusto a ajo tira para atrás. Notas bien los sabores, pero son agradables.
    Espe: Sale riquísimo, parece mentira con lo simple que es.
    Marcela: A ver si pongo alguna más en las próximas entradas...
    Bueno, un millón de gracias a todos por pasar por aquí, y por vuestros comentarios.
    Un besote enorme.

    ResponderEliminar
  34. Veo que el viaje genial nos has hecho una buena narración.

    Este pollito seguro que me gustaría.


    Las recetas de Glutoniana

    ResponderEliminar
  35. La pruebo hoy sin falta. Ya te contaré...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por tomarte el tiempo y la molestia de dejar tu comentario. ¡Me encanta saber que estáis ahí!
Así que ya sabéis: si tenéis algo que decir, hablad ahora... o callad para siempre, (¡que noooo, que es broma, hablad cuando os dé la gana, jejeje!.