Brochetas de merluza,salmón, patatas y tomate


En estos días, parece que no da tiempo de hacer nada... Por eso, quería subiros una recetita fácil, rápida, rica, y que engorda poco. Se prepara en poquísimo tiempo, y además tiene buena presentación. Y apenas se mancha la cocina, porque se hace en el microondas.
No es una cosa de alta cocina, ni con grandes complicaciones, pero puede hacer un buen apaño para una cenita o un plato ligero.
Si no queréis engordar, servidlas solas. Pero quedan riquísimas con salsa de limón (la receta se la copié a Belén ("Belenciaga"), y es estupenda como todas las suyas).

INGREDIENTES:
No pongo cantidades: depende de los comensales.
Patatas nuevas pequeñitas
Tomates cherry
Salmón fresco o ahumado en taquitos
Merluza (fresca o congelada) cortada en dados
Sal gorda y hierbas provenzales (o molinillo de sal con hierbas)
Aceite de oliva

PREPARACIÓN:
En unos palitos de brocheta vamos colocando, por el orden que queramos, las patatas sin pelar, el salmón, los tomates y la merluza. Las ponemos en una fuente apta para microondas.
Pintamos las brochetas con unas gotitas de aceite de oliva y las espolvoreamos con la sal y las hierbas.
Metemos la fuente al micro, y programamos unos 6 minutos a 800 w (ojo: no os paséis de tiempo, o quedará demasiado hecho el pescado).
Servimos solas, o acompañadas de salsa de limón.

Salsa de limón:
Ingredientes: una yema de huevo, media cucharadita de maizena, el zumo de un limón y el mismo volumen de agua, sal, dos cucharadas de aceite.
Preparación: Mezclamos en un cazo la yema, la maizena y la sal. Añadimos el agua y el limón, y batimos con un batidor de varillas.
Agregamos el aceite, y seguimos batiendo con las varillas. Y ponemos el cazo a fuego suave hasta que espese (sin dejar de batir).
Si nos gusta más líquida, añadimos más agua y limón.

Espero que os guste.





Hoy, punto de cruz: terminado el "It´s Berry Time", y empezado un nuevo "berenjenal"



Pues sí, hoy toca una racioncita de punto de cruz. Quería enseñaros este cuadro que he terminado, "It's Berry Time", de Blackbird Designs.
Aquí os lo pongo en dos partes, porque no me fue posible hacerle una foto "en condiciones" al cuadro entero: o salía lejísimos, o se cortaba un trozo. Os dejo la más "potable" que pude hacerle...




Este tipo de bordados son mis favoritos... y en su página tienen diseños preciosos, de estilo rústico-antiguo. Lo malo es que, en muchos casos, son patrones para hacer cosas: álbumes, guardatijeras, carteritas para las agujas... y como yo coso tan horriblemente mal (sólo sé hacer punto de cruz, y poco más), no me atrevo a meterme en semejantes jardines.
Sí me he metido en otro berenjenal: éste:


Siempre me han gustado los bordados tipo "quaker", y por fin me animé a empezar uno, aunque mirad lo poquísimo que llevo hecho:



¡No me queda "ná", jajaja!. Pero pienso que este tipo de bordados constituyen proyectos a medio y largo plazo, que hay que tomarse con calma, así que iremos poquito a poco.
El problema es que tengo varios del mismo estilo "en lista de espera", y como, encima, soy de empezar cien mil cosas a la vez, veremos a qué edad acabo yo todo esto, jajaja. Me pasa igual con las recetas: para hacer todo lo que tengo en pendientes necesito vivir 100 años más...

Además, los diseñadores han tenido la "feliz" idea de indicar la cantidad de puntos que lleva el bordado: ¡22.033 PUNTOS!. Y a mí esas cosas me agobian mucho: no os digo más que nunca quise saber el número exacto de temas que tenían mis oposiciones, para no angustiarme pensando en los que me faltaban por estudiar, jajajaja. Sólo espero que no me dé por contar las cruces y pensar: "Me faltan 17.564"... ¡qué horror!.

Bueno, espero que os guste, y mañana o pasado volveré a la cocina.

Bizcocho de limón (Thermomix)


Bueno, antes de empezar con la receta de hoy, y para todos los que me habíais preguntado por el aparatejo vaciador de patatas que puse aquí, os voy dejando unos cuantos enlaces de páginas o sitios en los que se puede comprar. Hay varios precios, veo que más o menos viene a salir entre 5 y 6 euros:
Cristalerías García

Hay que cogerle el truquillo, pero después queda todo muy decorativo...



Y vamos con el bizcochito de hoy. Normalmente, cuando viene alguien a pasar unos días, para desayunar suelo hacer alguno de los bizcochos que tienen más éxito en casa, que son el de Paco Torreblanca y la "Coca Honorina". Pero este fin de semana se planteaba un problema: venía un alérgico a los frutos secos, que el pobre, además, siempre se queja de que cuando llega a casa no puede comer bizcocho. Así que decidí preparar otra cosa.
Tenía yo apuntada una receta del foro (no sé su autor, que me perdone por no haberlo anotado) que llevaba naranjas enteras... pero aquí nos encontrábamos con el problema número 2: otra de las que venían odia la naranja. Por lo tanto... tocaba "tuneo limonero".
Oye, ¡gran acierto!. Un bizcocho jugosísimo, y delicioso. Aunque, obviamente, os tiene que gustar el sabor a limón, no es un bizcocho ácido en absoluto.
Yo lo hice con un yogur natural azucarado, pero si no tenéis o preferís hacerlo con uno "normal", basta con agregarle una cucharada más de azúcar.
Es muy rápido de hacer.

INGREDIENTES:
250 gramos de azúcar
1 limón entero sin pelar
3 huevos
100 gramos de aceite de girasol (un pelín más de un cubilete)
1 yogur natural azucarado (o, si lo ponéis "normal", añadid una cucharada más de azúcar)
250 gramos de harina
1 sobre de levadura Royal
Una puntita de sal

PREPARACIÓN:
1.- Ponemos en el vaso el azúcar, el limón troceado (¡ojo!, quitad las pepitas) y los huevos. Programamos 3 minutos a velocidad 5 y temperatura 37º
2.- A continuación, añadimos el yogur y el aceite, y mezclamos todo unos segundos a velocidad 2 y 1/2.
3.- Incorporamos la harina, la levadura y la sal, y mezclamos todo 15 segundos en velocidad 2 y 1/2. Lo terminamos de envolver con la espátula.
4.- Engrasamos un molde con mantequilla y lo enharinamos ligeramente. Vertemos la mezcla (no llenar más de la mitad del molde), y espolvoreamos con azúcar en grano para formar una costra.
5.- Hornear 30 minutos a 180º aproximadamente.

Patatas rellenas en olla rápida (dos versiones)



En esta familia somos todos muy "patateros", jejeje.... (aunque procuro no abusar mucho de los hidratos de carbono). Por eso, siempre que veo alguna buena receta de patatas, que no lleve demasiada grasa, me la apunto... y, por supuesto, si puedo, la "tuneo".
En este caso, he hecho la versión original y la "tuneada". La original es de Belén ("Belenciaga", en el foro de MR), grandísima cocinera, y el relleno lleva carne picada. Y la tuneada lleva un relleno de atún. Os pongo las dos versiones, porque ambas están deliciosas. Una receta que merece mucho la pena.
La primera imagen (la de la fuente verde oscura) es la de las rellenas de atún. Y la segunda, son las de carne.
Podéis tener preparado el sofrito de cebolla y tomate con antelación (incluso se puede hacer cuando se tenga tiempo, y congelarse para cuando se necesite), y entonces sólo tendríais que "ligar" el relleno, rellenar las patatas, y cocinarlas.
Yo las he vaciado con este aparatejo (que me regaló una persona encantadora, gran cocinera y autora original de la receta....)




...y las espirales del centro las he cocido también con las patatas. Pero podéis vaciarlas con cucharilla, o con un vaciador normal, y utilizar la pulpa de la patata para otro plato.

INGREDIENTES (Para 4 personas)
A) VERSIÓN CARNÍVORA:
5-6 patatas medianas
1/2 kg de carne de ternera picada(si os gusta más, podéis utilizar cerdo, o mezclarla... pero nosotros preferimos la ternera)
1 tomate maduro, cortado en cubitos chicos
1 pimiento verde pequeño, picadito
1/2 pimiento rojo, picadito también
1 cebolla grande, picada finita
1 vaso de vino blanco
1/2 vasito de agua (incluso menos cantidad)
Pimienta
Aceite de oliva.
B) VERSIÓN "PESCADERA"
Sustituimos la carne por 1 lata grande o 2 pequeñas de atún en aceite, bien escurrido y desmigado, y añadimos 1 huevo cocido y picadito. Lo demás, igual.

PREPARACIÓN:

Primero, pelamos y vaciamos las patatas.
Después, haremos el sofrito: ponemos a calentar el aceite, y rehogamos a fuego suave la cebolla picada pequeñita. Cuando esté transparente, añadimos los pimientos picados, y seguimos rehogando a fuego suave; una vez que se hayan ablandado, agregamos el tomate a cuadritos y sal, y dejamos que se vaya haciendo durante unos minutos.
Cuando esté preparado, si las vamos a hacer de carne, mezclamos en un bol la carne picada con dos cucharadas de sofrito, salpimentamos, y removemos muy bien hasta que esté todo repartido por igual.
Si son de atún, mezclamos el sofrito con el huevo picado y el atún desmigado.
En cualquiera de los dos casos, se puede añadir un pelín más de sofrito al relleno, si fuera necesario.
Rellenamos las patatas. Si son de carne y nos sobra relleno, podemos hacer unas albóndigas pequeñitas, que coceremos junto con las patatas.
Ponemos en la olla rápida otras dos cucharadas de sofrito, y rehogamos un pelín con ellas las patatas (y las espirales).
Agregamos el vino blanco, el agua (poquita), colocamos en la olla las albóndigas (en su caso), la cerramos, y cocemos durante 5 minutos, contados desde que salen las dos rayitas. Dejar que la válvula de la olla se baje por completo antes de abrirla.
NOTA: Yo, cuando me sobra sofrito, lo congelo para otra ocasión.

Arroz con gambas, setas y pescado en Thermomix


A todos nos ha ocurrido alguna vez, ¿verdad?. Ese día en el que tenemos pensado ir a comer a algún restaurante, o estamos invitados en casa de alguien... y se fastidia el plan, por el motivo que sea.
O esa ocasión en la que hemos pensado preparar algún plato determinado, pero tenemos que salir a comprar algún ingrediente esencial... y por lo que sea (mal tiempo, coche roto, enfermedad...) no podemos ir.
O ese ingrediente que creíamos que teníamos en casa, y o no está, o se ha estropeado....
Sí, todas esas veces en las que, de repente, te encuentras con que son las 12 de la mañana y no tienes nada preparado para comer, ni tampoco demasiado tiempo... y hay que "tirar" con lo que encontremos por casa.
Para esos casos, el arroz es uno de los platos más socorridos. En primer lugar, hay muy poca gente a la que no le guste; puede que no te haga mucha gracia si te lo preparan con algún ingrediente determinado, (como me pasa a mí cuando le ponen caracoles), pero siempre habrá alguna variedad de arroz que sea de tu agrado: con carne, con pescado, con verduras....
En segundo lugar, es muy raro que en una casa no haya arroz.
Y, por otra parte, admite todo tipo de combinaciones.
Hoy ha sido uno de esos días que os comentaba: pensaba preparar un "tuneo" de una receta fabulosa que he visto cotilleando por ahí (ya caerá, ya....), pero no hemos podido salir a comprar, y me faltaban dos ingredientes esenciales... Así que, a las 12 de la mañana, exactamente, me he dedicado a "explorar" por casa, y he encontrado:
-Arroz, claro.
-Caldo de pescado congelado (suelo comprar mucha cantidad de "morralla", preparo caldo, y lo congelo en varios tuppers, para tenerlo siempre disponible)
-Centros de merluza congelada
-Gambas gordas, también congeladas
-Y setas deshidratadas.
Bueno, pues había que ponerse manos a la obra, porque no sobraba mucho tiempo, y no me gusta descongelar el pescado en el micro porque a la mínima que te pases, lo cueces. Así que he sacado todo lo congelado, lo he puesto sobre rejillas para que se descongelara (troceando previamente la merluza para que lo hiciera antes), y he puesto a remojo las setas deshidratadas (el agua también la he agregado al caldo de pescado). Y el caldo sí que lo he descongelado poco a poco en el micro.
Confiaba en que para las 2 y media estuviera todo a punto, y así ha sido.
Bueno, pues el resultado ha sido un arrocito de escándalo, altamente recomendable. Aquí va la receta:

INGREDIENTES:
(Para 3-4 personas)
250 gramos de arroz
200 gramos de gambas peladas
50 gramos de setas deshidratadas (o frescas). Yo he utilizado shii-take deshidratadas.
200 gramos de merluza (u otro pescado que tengamos)
1 cebolla mediana
2 dientes de ajo
1/2 pimiento verde
1/2 pimiento rojo
1 cubilete (unos 90-100 gramos) de aceite de oliva
900 gramos de caldo (en mi caso, caldo de pescado + el agua de rehidratar las setas)
2 tomates pequeños o 1 mediano
Sal
Azafrán o colorante.

PREPARACIÓN:
Podemos utilizar pescado fresco o congelado. Si lo usamos congelado, dejar descongelar bien antes de cocinarlo.
Igualmente, las setas pueden ser frescas o deshidratadas. Si son frescas, las lavamos bien, las secamos y las troceamos. Y, si son deshidratadas, las rehidratamos, las secamos y troceamos, y después agregamos el agua al caldo de pescado.
Ponemos en el vaso de la Thermomix los tomates lavados y troceados, los ajos, la cebolla y los pimientos en aros. Programamos 7 segundos a velocidad 4.
Agregamos el aceite, y programamos 15 minutos, temperatura Varoma, velocidad cuchara con giro a la izquierda. Cuando falten 8 minutos, añadimos las setas troceadas, sin parar la máquina.
Añadimos el caldo y la sal, y programamos 10 minutos, temperatura 100º, velocidad cuchara con giro a la izquierda.
Cuando pare la máquina, agregaremos el arroz y el colorante o azafrán. Programamos 14 minutos, temperatura 100º, velocidad cuchara con giro a la izquierda. Y, cuando falten 6 minutos, añadimos las gambas y el pescado cortado en cubos, sin parar la máquina.
Comprobamos la cocción, porque puede necesitar un pelín más de tiempo según el tipo de arroz. Si hiciera falta, programamos algún minuto más, misma temperatura y velocidad.
Si nos gusta menos caldoso, volcamos el arroz en el cestillo, lo "colamos", y después lo pasamos a la fuente de servir.
Espero que os guste tanto como a nosotros.


Corazón terminado (pausa rápida, esta noche pongo receta, jejeje))


¡Buenos días!.
Hago una pausita rápida para enseñaros cómo quedó el corazón ya terminado. Estaba sin planchar, pero el dibujo salió precioso, creo yo...
Ya está preparado para enmarcar.
Para las que os gustan este tipo de diseños a punto de cruz: compré el esquema en una página francesa que se llama "Alice and Co.", que tiene auténticas maravillas, y además las envían bastante rápido.
Aprovecho para desearos un feliz fin de semana, y después vengo a seguiros comentando, y a poner alguna recetilla.
¡Un abrazo a todos!

Crema de lechuga con virutas de foie


Ya sabéis que ando liadísima, pero no quiero dejar desatendido el blog, ni perderme las cositas que publicáis. Así que paso rápidamente a dejaros una recetilla, antes de darme una vuelta por los blogs y de contestaros a los comentarios que me habéis hecho.
Esta vez traigo una cremita de lechuga muy rica. Podemos tomarla tanto fría como caliente o templada, así que nos vale para invierno y verano. Y, con el foie, queda una presentación bien apañada para una comida o cena más "formal". Espero que os guste, y disculpadme por ir a la carrera.
Ingredientes:
2-3 cogollos de lechuga
3 quesitos desnatados Santé
1 cebolla pequeña
1 patata mediana
500 gramos de agua
1 pastilla de caldo de verduras o 1 cucharada de concentrado de verduras
(Opcional: 1 cucharadita de Bovril)
Para adornar: virutas de foie.
Preparación:
Ponemos en el vaso la lechuga limpia y troceada, y la cebolla y patata peladas y partidas en trozos. Programamos 6 segundos, velocidad 4. Agregamos el agua, el caldo y el Bovril (si lo empleamos), y programamos 32 minutos, velocidad 3, temperatura 100º.
Cuando pare, esperamos un pelín para que se enfríe, y trituramos todo a velocidad progresiva 6-8-10 durante 30 segundos (comprobar que todo está bien trituradito, que quede una crema fina). Añadimos los quesitos, y volvemos a triturar a velocidad 6-8-10.
Servimos caliente, adornada con las virutitas de foie. Si queremos, podemos presentarla, para un picoteo, en vasos de chupito.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...