Bolitas de pollo, queso y jamón (Para el concurso "Aprovéchame", del blog "Sano y de rechupete"


A pesar de la habitual falta de tiempo que me persigue, cuando leí las reflexiones de Laube, del blog "Sano y de Rechupete", decidí participar en ese concurso.
Desde pequeñita, odio tirar comida. Quizá sea producto de mi educación, de haber escuchado tantas veces eso de"¿Cómo vas a dejarte eso en el plato, cuando hay tantos niños en el mundo muriéndose de hambre?",  ... ante lo cual, por supuesto, yo me zampaba todo (después, claro, se quejan de que una esté de buen año, pero eso es otro tema, jajaja).
Lo cierto es que no hay cosa que más rabia me dé que acabar tirando las sobras de un plato que nadie se come, o encontrarme en el fondo de la nevera un yogur, o un paquete de salmón, o de fiambre, que llevan caducados 1 semana y que no queda otro remedio que mandar a la basura. Me pongo mala, en serio. Así que el concurso de Laube me pareció muy útil e interesante, para darnos nuevas ideas y hacernos pensar un poco.

Con las sobras se pueden preparar excelentes platos, que van a gustar a todo el mundo, y que todos van a disfrutar sin enterarse de que se están comiendo los restos de la comida de ayer, jajaja.  No están los tiempos para tirar nada, ni creo que es bueno que no valoremos lo que cuestan los alimentos y la cantidad de gente que mataría solamente por comer lo que nosotros despreciamos.
Y, aparte de recurrir a las socorridísimas (y deliciosas, por otra parte) croquetas, empanadas y empanadillas, es bueno que vayamos encontrando nuevas ideas para reciclar las sobras, y que de vez en cuando nos estrujemos los sesos y demos salida a esa pechuga de pollo abandonada, esos restos del pescado asado de ayer, o esas verduras que, como sólo queda una pequeña cantidad de ellas,  languidecen tristemente en el fondo del correspondiente cajón de la nevera, sin otro destino que el cubo de la basura.

Así que hoy os traigo esta receta, que es una mezcla de otras dos: el famoso "molde de pollo", y los nuggets o bolitas de pollo rebozadas.

A mí me encanta el molde de pollo. Es un plato delicioso, que sirve lo mismo para una comida que para una cenita de picoteo, y que resulta muy cómodo de hacer.
Lo malo es que, una vez terminada la comida, si sobra en torno a la mitad del molde (o incluso menos), el plato "pierde presencia". Este tipo de pasteles, una vez empezados, quedan más feos y deslucidos. El pollo o el bacon del exterior tienden a resecarse si los vuelves a calentar, y, aunque fríos están ricos, son los típicos platos candidatos a quedarse abandonados en una esquina del refrigerador... hasta que no queda otra que tirarlos. ¡Pues no, señor, no se tira nada, jajaja!.

En este caso, yo había preparado la "versión ligera" del molde de pollo; quiero decir que, en vez de forrarlo con bacon, lo hice con jamón. Y no llevaba tomate, solamente jamón serrano, de york, queso y pollo. Pero también podemos hacer tranquilamente este "reciclado" aunque lo hayamos preparado con bacon, tomate o aceitunas. Aunque yo, sinceramente, el tomate lo quitaría, porque puede dejar la mezcla un poco aguada.
Entonces, vamos con el "modus operandi" del reciclado:
Necesitamos, por un lado, las sobras del molde de pollo. Y, por otro, pan rallado japonés (o cualquier mezcla de pan rallado más grueso y crujiente, para rebozados), huevo batido para rebozar, y aceite de oliva (virgen extra, claro).
Procedemos a retirar del pastel o molde de pollo las partes externas del bacon o jamón que hayan quedado excesivamente tostadas (no hace falta que retiremos todo el recubrimiento exterior, solamente lo que esté quemado, porque daría mal sabor).
Acto seguido,  lo partimos en trozos no muy grandes. Ponemos los trozos en el vaso de la Thermomix, y programamos 6 segundos a velocidad 6 (en el caso de no disponer de Thermomix, podemos utilizar cualquier robot o aparato de cocina que pique carne).
Con esta masa, formamos bolitas. Las pasamos por huevo batido y pan rallado, y las freímos en aceite de oliva bien caliente, que queden doraditas.
Las escurrimos en un plato con papel de cocina, pasamos a la fuente de servir... ¡y a comer!.
Os aseguro que no dejarán ni las migas. Ni tampoco veréis las tradicionales caras de "¿Otra vez el pastel de ayer?" o "Vaya por Dios, hoy toca comer sobras".. ¡ni tendrán la más remota idea de que se están comiendo los restos del molde de pollo, jajaja...!
Espero que os guste, y que os animéis también a participar en el concurso, si aún no lo habéis hecho. Quedan cuatro días y medio.

Comentarios

  1. Que delicia de bolitas!! Me encantan.
    Un besiño.

    ResponderEliminar
  2. Unas bolitas deliciosas. Saludos y suerte

    ResponderEliminar
  3. pues como no te gusta tirar nada, ya me apunto yo a ayudarte a acabar con el molde de pollo, con las bolitas, y con lo que haga falta!

    ResponderEliminar
  4. pues es un reciclaje perfecto

    ResponderEliminar
  5. Seguro que estan de rechupete, asi que me apunto al reciclaje, besos

    ResponderEliminar
  6. ¡¡Que buenas las bolitas!! Suerte en el concurso.

    ResponderEliminar
  7. Qué ricas tus bolitas de pollo, me encantan así en pequeño, ideales para un picoteo.Besos.

    ResponderEliminar
  8. Que delicia de bolitas Morguix, yo apenas tiro comida porque las sobras van para mi trasero ja,ja, ya me entiendes no, por no tirar acabo con todo.
    Un besote

    ResponderEliminar
  9. Unas bolitas riquísimas y llevas razón con lo de aprovechar los restos, cuánta gente mataría por ellos, es una pena que en pleno siglo 21 pasen estas cosas. Besos.

    ResponderEliminar
  10. Muy ricas las bolitas y muy aprovechadas, es verdad que da rabia tener que tirar cosas. Besos

    ResponderEliminar
  11. suerte wapa tienen una pinta que pa que besossss

    ResponderEliminar
  12. Ayyy, Morguix, qué gracia eso de estar de buen año: yo también soy de buenísimo año!!!!! jajajajaja. Vaya, me ha gustado esa calificación. Me la anoto!.
    Las bolitas me parecen una opción estupenda, porque, abres una fiambrera en una reunión de amigos, te giras para ofrecerlas y cuando vas a coger tú una, no queda ni el aroma. No fallan. Una delicia y cómodas. Sí, señora.
    Un besote y muchísimas gracias por participar.

    ResponderEliminar
  13. menuda pinta, suerte en el concurso! besos
    www.laurillafondant.blogspot.com

    ResponderEliminar
  14. Ummmmmmmm como pa dejar algo en el plato xiquilla ,solo mirar las fotos alimentan.
    Yo no suelo reciclar muxo ,mas que nada por que no suele sobrar jis..jis.
    Pero como a ti me fastidia muxo tener que tirar algo por que este caducado o se haya quedado en la nevera, a mi peque siempre le digo tambien " que hay muxa gente pasando hambre en el mundo para tirar la comida",solo se come la miga del pan y me desespera ,simepre me como yo la corteza.
    El arroz seguro estaba de muete lenta ,no hay mas que mirar las fotos.
    Las patatas guisadas con las setas y el jamòn se ven deliciosassss,tomo nota en casa nos encantan las setas ..que no nos gustara maeeeee jajaja.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
  15. que bolitas mas deliciosas .
    Suerte con el concurso.
    Besos.

    ResponderEliminar
  16. que rica receta de sobras y el pollo es algo que muchas veces queda en el refrigerador
    muy buena receta
    besos

    ResponderEliminar
  17. A mi también me da mucha rabia tirar las cosas, de hecho, éste sábado haciendo limpieza de nevera vi un paquete de bacon a puntito de caducar y otro de remolachas cocidas que llevan ahí desde ni se sabe cuando, así que ando como loca buscando ideas y colocarlas! jajaja Me ha dejado muerta lo del pan rallado japonés, no lo había oído en la vida! jajaja el resultado final me parece de lo más apetecible y nadie pensaría que se trata de un reciclaje! jjajaja
    besos guapa

    ResponderEliminar
  18. ¡¡Que buena idea y que ricos te han quedado!! un besote. Sonia

    ResponderEliminar
  19. Muy buenas las bolitas,que buen partido has sacado a las sobras....suerte en el concurso.
    Besets.

    ResponderEliminar
  20. Muy buena receta de reciclado

    Besos. Recetasdemama

    ResponderEliminar
  21. Te han quedado unas bolitas de lujo, me comia unas cuantas ahora mismo.
    Besitos guapa

    ResponderEliminar
  22. cuantas me dejas a mi? creo que ya no me quedan verdad?...ya lo decia yo que sois unos tragones...jeje.
    Bexinos wapa

    ResponderEliminar
  23. Estoy contigo: LA COMIDA NO SE TIRA. Nunca. Es pecado gordo.

    ResponderEliminar
  24. Yo tambien soy del club de "todo a mi trasero que es como la basura-cabe todo". No suele sobrar porque me lo acabo yo pero desde luego estas bolitas como opcion me parece buenisima. Suerte para el concurso.

    ResponderEliminar
  25. Perfectas como aprovechamiento y encima riquisimas!!!

    ResponderEliminar
  26. Rico, rico, rico!!! adoro las sobras jijijiji, nunca pierdo nada, todo me sirve y esta me parece una forma estupenda de comer sobritas mmmmmmmmmmmmmmm
    Un abrazo,
    Titi

    ResponderEliminar
  27. Tienes razón!!! cuánta rabia da encontrarse con cosas en la nevera caducadas!!!! Yo simpre me digo que ¡¡no puede serrrrrr!! Así que de vez en cuando, antes de que caduquen pues también intento el aprovechamiento.
    Y me han encantado estas bolitas.

    Besitos

    ResponderEliminar
  28. Ainssss como me ha sonado eso de !!!con la de niños que se mueren de hambre!!!! , conste que yo tambien se lo he dicho al mio pues es cierto que no saben la suerte que tienen.
    Me apunto estas bolitas Marga, pues tienen que estar riquisimas.
    UN besazo y buen día

    ResponderEliminar
  29. te han quedado estupendas esa bolitas de pollo , suerte en el concurso. Bss

    ResponderEliminar
  30. Muchisima suerte en el concurso, esas bolitas tienen una pinta requetebuenísimas!!!
    bsts. Maite

    ResponderEliminar
  31. Hola, gran blog de cocina y recetas.
    Ya soy seguidor.
    Espero que tú opines lo mismo del mio y te hagas seguidora, va de vinos, buen complemento para una comida :
    http://almavinocuatre.blogspot.com/
    Un cordial saludo
    Juan Cuatrecasas
    Bilbao,Vizcaya

    ResponderEliminar
  32. Aquí no se tira si la trasformo como has hecho tu así que te copio la idea que me parece fantástica para los niños sobre todo.

    ResponderEliminar
  33. Marga: yo ya veo algo difícil que sobre molde de pollo, con lo bueno que tiene que estar, pero siempre se puede guardar del alcance de los demás para luego hacer estas bolitas que también tienen que estar de rechupete.
    Un besito

    ResponderEliminar
  34. Una delicia. Me las comía ahora mismo.

    ResponderEliminar
  35. Jeje, Rosa: La verdad es que a mí sólo tenían que decirme lo de los niños que se morían de hambre cuando teníamos para comer los típicos platos que no nos gustan de pequeños: puré de verduras (¡con lo que me gusta ahora!), lentejas, garbanzos, coliflor... Cuando había cosas con puré de patatas, o arroz, no hacía falta que me dijeran lo de los niños: yo solita no dejaba ni las migas, jajaja.

    ResponderEliminar
  36. Di que sí, thermo: la materia (¿o era la energía?) no se crea ni se destruye, sino que se transforma, jajaja. Y yo creo que esta "transformación" les gustaría a tus hijos...

    ResponderEliminar
  37. Odio tirar comida! Me duele en el alma. De hecho cada día creo que hacemos reciclaje, o yo al menos... siempre estoy investigando que hay por la nevera para cocinar más rápido.

    Qué bolitas más buenas.

    Las recetas de Glutoniana

    ResponderEliminar
  38. Susana (Clemenvilla): Está riquísimo... lo que pasa es que en casa somos habitualmente 2, como mucho 3... y no nos lo terminamos nunca.
    Entonces, se acaba quedando el pobre muerto de risa en el fondo de la nevera, y al final, o me lo como yo, o va al cubo. Así que por eso se me ocurrió esta idea... ¡y queda rico!.

    ResponderEliminar
  39. Lo de las sobras es una pelea constante siempre inventando. Viendo como te han quedado las bolitas la próxima vez te diran que no quieren molde de pollo así sobrará mas y tendrán mas bolitas.
    Muy buena idea guapa.

    ResponderEliminar
  40. Titi: A mí también me da mucha alegría cuando "reciclo" sobras, jejeje.
    Es que podemos hacer platos fantásticos con ellas, sí...

    ResponderEliminar
  41. Me pasa lo que a tí, me da muchísima rabia tirar comida, siempre que sobra algo lo guardo y termino comiéndomelo yo...
    Te han uedado fantásticas!!
    Besos

    ResponderEliminar
  42. Morguix me ha encantado esta receta que además me ha servido para ir derechita a la receta del molde de pollo y deleitarme con la foto... (son casi las dos, tengo un hambre que me muero y yo no voy a comer hasta dentro de una hora... eso, quieras o no también condiciona jajajaja)
    Me han parecido dos recetas fantásticas que pienso poner en práctica.
    Besos guapetona.

    ResponderEliminar
  43. MABEL: ¿Pero cómo se te ocurre meterte a ver blogs de cocina a las 2 de la tarde, jajaja?. ¡Cualquier día te comes la pantalla, o un expediente, o una escritura, o lo que tengas más a mano!.
    Me alegro de que te gusten... y de haberte descubierto el molde de pollo, que es muy rico, muy socorrido, y suele gustar a los niños complicadetes...

    ResponderEliminar
  44. SandeeA: Otra como mi padre, jajaja. Con la excusa de "es que yo pasé la guerra" (era pequeñito, pero sí que la pasó), acaba con todo lo que sobre. ¡Vamos, es que no deja ni las migas, jajjaja!.

    ResponderEliminar
  45. Nik: Son un vicio, la verdad... Y, como quedan crujientitas con el pan japonés éste, pues te las comes sin enterarte.
    La Casita: Es que da mucha rabia y mucha pena... Y hay veces en que, además, cuentas con que tienes un ingrediente para preparar una determinada receta... y cuando llegas y ves que está caducado, ¡qué coraje tan tremendo, por Dios!.

    ResponderEliminar
  46. Juan Cuatrecasas:Ya me he hecho seguidora de tu blog, me parece muy interesante, en especial para una amante del vino como yo.

    ResponderEliminar
  47. Laube: Muchas gracias, guapa...
    La verdad es que vuelan, ¡no quedó ni una!. Y te aseguro que, si hubiera vuelto a sacar el molde de pollo, habrían puesto cara de circunstancias... y seguro que algo habría sobrado, jajaja...

    ResponderEliminar
  48. Mesilda: ¿A que es un "lavado de cara" muy apañao, jejeje?.
    EnLaLuna: Así lo creo yo también,guapa...
    Por cierto, me alegro de verte, que hace mucho que no te leía.

    ResponderEliminar
  49. Glutoniana: A mí me pasa igual... aunque alguna vez se me "descontrola" algún yogur, o algún fiambre envasado al vacío, ¡y me da una rabia que pa qué!.

    ResponderEliminar
  50. Carmen: A mí me pone mala, así que, cuando se pueden encontrar soluciones ricas para no tirar nada, pues me encanta...
    Cristina: La verdad es que están ricas, ricas, ¡y con el rebozado crujientito!.

    ResponderEliminar
  51. Ángel Luis: Más que nada, es que el molde de pollo es la típica receta que queda "deslucida" en una segunda vuelta. Tú pones una carne asada al día siguiente, y si le añades una guarnición apañada y una buena salsa, nadie dice nada. Pero el molde "por la mitad", con el bacon o el jamón un poco resecos por arriba de haberlo vuelto a calentar, no queda bonito. Y, sin embargo, las bolitas se las quitan de las manos, jajaja.

    ResponderEliminar
  52. Carlos: Muchas gracias. Son un éxito especialmente si hay niños, ¡las devoran, jajaja!.

    ResponderEliminar
  53. Piligoto: Qué razón tienes, guapa.
    Y por eso me parece estupendo que se vaya educando a los niños en que no se debe despreciar ni tirar la comida, y que los mayores tampoco lo perdamos de vista.

    ResponderEliminar
  54. Crismas: Yo soy igual. Siempre ando mirando a ver qué queda por ahí, o qué cosas andan más cerca de caducar, para utilizarlas rápidamente.
    Aun así, a veces se me "despista" alguna, ¡y me da más rabia...!.

    ResponderEliminar
  55. Luisa: Hay recetas fantásticas, así que no creo que gane... pero lo importante es que nos llevamos todos un montón de ideas para reciclar.

    ResponderEliminar
  56. Marta: Son muy ricas y crujientitas.
    Don Camilo y Caldereta: Ya te digo, no creo que gane... pero eso es lo de menos, lo mejor es la cantidad de recetas que se han presentado, que nos vienen muy bien.

    ResponderEliminar
  57. María Dolores: Pues no había contado yo con eso, jajaja.... Más de uno prefiere las bolitas, seguro.

    ResponderEliminar
  58. asj: El pan rallado japonés se compra en Makro (a mí me lo manda una amiga estupenda).
    Pero también hay un pan crujiente de la marca Santa Rita, que puede servir.

    ResponderEliminar
  59. Macus! En casa fueron todo un exitazo... además, no puedes parar de comerlas, jejeje.
    Laura: Muchísimas gracias, guapa.

    ResponderEliminar
  60. Islacris: Es lo malo, que ves que sobra, te empieza a dar pena que se quede ahí... y, al final, nos toca ponernos en serio con la "operación bikini", jajaja...
    Mejor reciclar.

    ResponderEliminar
  61. Beatriz: Pues nada, nada, ¡hay que reciclar!. Aunque solamente sea por nuestra línea, jajaja...

    ResponderEliminar
  62. Ana (Recetas de Mamá): Muchas gracias, guapa.
    Por lo menos, queda resultona, y no es demasiado evidente que se trata de un "reciclaje", jajaja...

    ResponderEliminar
  63. Mamen: Salieron buenísimas.
    Angélica: Es verdad, y de esta forma se puede aprovechar muy bien.

    ResponderEliminar
  64. Carmela: En pequeñitas ya tienen que ser un vicio, de empezar a comer y no parar, jajaja...
    Fely: No lo sabes tú bien, jajaja... ¡y eso que nos contenemos!.

    ResponderEliminar
  65. Kanela y Limón: Quedan muy aparentes, jejeje...
    Espe: Sí que es una receta apañada... Por cierto, tengo ya preparada una recetilla para tu concurso de arroces. Relleno algo, para variar, jajaja.

    ResponderEliminar
  66. Sonia (Delicias de la Pungui): Además, nadie diría que son "de reciclaje", ¿verdad?.
    José Manuel: Y, encima, a los niños les encantan...

    ResponderEliminar
  67. Fermín: Ya ves qué fácil... y, si te sobra pollo, puedes hacerlas también, añadiendo quesitos o lonchas de queso, y jamón.

    ResponderEliminar
  68. Jajaja, NENALINDA,, ¡qué liada te veo, que me haces un comentario "3 en 1"!. ¡Si es que no nos da tiempo a nada.
    A mí me da rabia cuando veo algunas familias que consienten que sus hijos se dejen la mitad de la comida, o tiren cosas, si no les ponen lo que les gusta... a nosotros no nos educaron así, nos hacían comer de todo, y yo ahora me alegro un montón, aunque de pequeña protestara con el puré de verduras,jajaja...

    ResponderEliminar
  69. Bueno, creo que no me dejo a nadie, ¡como soy tan caótica respondiendo...!.
    Como siempre, os agradezco de corazón que vengáis a verme. ¡Un besote!.

    ResponderEliminar
  70. Me encantan estas recetas de pica pica.
    Casi me la pierdo!

    Un besito guapa :)

    ResponderEliminar
  71. Me encantan todas tus recetas ,son una maravilla ,estoy admirada !

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por tomarte el tiempo y la molestia de dejar tu comentario. ¡Me encanta saber que estáis ahí!
Así que ya sabéis: si tenéis algo que decir, hablad ahora... o callad para siempre, (¡que noooo, que es broma, hablad cuando os dé la gana, jejeje!.