Pechugas de pollo a la cerveza


Por Dios, ¡qué calor sigue haciendo!.
A mí me encanta el verano y el buen tiempo, pero ya estoy un poco cansadita de calor; apetece pasear con una chaquetita por las noches, ponerse un chal si sales a cenar,  y esas cosas, jajaja.
Y apetece también que los niños se vayan "tranquilizando" y adaptando al horario escolar, jajaja. Yo, como sabéis, no tengo hijos, pero vivo en una urbanización llena de niños. Y se les ve correr y jugar hasta las tantas, con la consiguiente lucha de los padres para intentar que se metan en casa y se acuesten...
¿Y la piscina?. Andan todos como locos bañándose hasta las mil, porque saben que ya queda menos tiempo para disfrutar del agua. Y una, cuando se pone al ordenador al caer la tarde, tiene como "fondo musical" las voces de los chiquillos jugando en la piscina al "Marco Polo"...
Juego que, para mí, sigue siendo un enigma. En mi infancia y adolescencia, no se jugaba a eso... y, de repente, a partir de los 20 años, empecé a observar en las piscinas un extraño fenómeno: un chiquillo gritaba "¡Marco!", y el resto le contestaban "¡Polo!", mientras nadaban alejándose del tal "Marco"... y así horas y horas, jajajaja. De repente, alguien decía "¡Dentro!" o "¡Fuera!", y no sé bien lo que ocurría entonces. Grandes misterios pisciniles.
Os aseguro que, a día de hoy, tampoco tengo muy clara la mecánica del juego, jajaja. Sólo sé que, a partir de las 8 de la tarde, los alaridos de "¡Marcoooo!". "¡Polooo!" atronan mi cabeza...
En fin, en octubre supongo que Marco Polo habrá vuelto por fin a sus viajes por el mundo y dejará de volvernos locos en las piscinas, así que, paciencia, jejeje. Pero compadezco a los padres de niños en edad escolar, ¡qué difícil es intentar que lleven un orden y una disciplina cuando las temperaturas siguen superando los 30º!.
Bueno, y después de este rollo, ¡a comer!. Ya os hablé el año pasado del libro "Las recetas de mamá", del blog de Ana, que tiene el mismo nombre, y que creo que todos conoceréis (si no, ya estáis tardando, jajaja).
Un libro altamente recomendable, que creo que ya va por su segunda edición (cosa bastante complicadita de alcanzar en este país).
He copiado bastantes recetas a Ana, siempre con un éxito rotundo. Pero ésta es la primera (que no la última) que hago de su libro, porque éste sólo contiene una pequeña parte de todas sus recetas: el resto están en su blog. Al parecer, era una receta de su madre.
Y, como es habitual, exitazo en casa. Mi marido me ha hecho repetirlas ya varias veces, porque le encantaron.
Los únicos "tuneos" que le he hecho (porque la receta es perfecta, os lo aseguro) son éstos:
-Cuando no tengo tomate frito casero, lo sustituyo por un tomate natural rallado.
-Podemos sustituir las pechugas enteros por filetes de pechuga, pero, en tal caso, que sean gorditos, y habrá que reducir un pelín el tiempo de cocción para que no queden secos.
-En casa no tomamos brandy, así que lo sustituí por whisky.

Por lo tanto, sin más preámbulos ni rollos (que ya está bien por hoy), paso a contaros la receta, más o menos como figura en el libro, aunque con mis palabras.
¡Gracias, Ana, por esta receta tan deliciosa!.

INGREDIENTES:

3 cebollas medianas
2 dientes de ajo
Aceite de oliva virgen extra
3 pechugas de pollo, partidas por la mitad (o fileteadas en trozos gorditos, pero mejor enteras)
1/2 vasito de brandy o whisky
1 lata de cerveza
3 cucharadas de tomate frito casero, o un tomate mediano rallado (Cuidado, no ralléis la piel, a mí me pasó en un trozo y cayó algún pellejillo, como podéis ver en las fotos, jajaja)
Sal y pimienta.

PREPARACIÓN:
Picamos finitos tanto la cebolla como el ajo. Cubrimos el fondo de una sartén honda o cazuela baja con aceite, ponemos la cebolla y el ajo, y pochamos a fuego lento hasta que quede transparente.
Cuando vaya a empezar a dorarse (notamos que cambia un pelín de color), agregamos las pechugas hasta que estén doradas.
Añadimos el brandy o whisky, y flambeamos. Una vez apagada la llama (la dejamos que se consuma sola), agregamos la cerveza, el tomate, sal y pimienta.
Tapamos la sartén y dejamos cocer a fuego lento (entre 25 y 30 minutos, más o menos).
Cuando la carne esté tierna y la salsa reducida, probamos la salsa (no os dediquéis a comérosla a cucharadas, como yo), rectificamos, en su caso, de sal, y retiramos del fuego.
Podemos servir inmediatamente o prepararlas con antelación. También congelan muy bien, cosa que he podido comprobar.


ADVERTENCIAS IMPORTANTES:
1) Aunque supongo que ya lo sabéis todos, no está de más recordarlo: JAMÁS flambeéis nada con la campana extractora de humos puesta. Es peligrosísimo.
2)No seáis tan espabilados como yo, y utilizad para prender la llama un mechero largo, o cerillas largas de madera, de las que se usan para prender barbacoas. Yo sólo tenía a mano cerillas pequeñas... y me quemé la uña, jajaja... (por lista).

Un beso a todos... y probadlas, ¡os encantarán!.

Comentarios

  1. que buenas que están, bien jugositas. me encantan. además son muy fáciles de hacer y llevan poquísimos ingredientes.

    ResponderEliminar
  2. deliciosas!! yo una vez las hice a la cocacola y me gustaron también mucho, con su toque dulce! besos

    ResponderEliminar
  3. Sencillitas y muy sabrosas. Así da gusto. Besiños, feliz domingo.

    ResponderEliminar
  4. Marga, con esos tuneos seguro que quedan fenomenal... Yo tengo el brandy solo para la cocina, lo que son las costumbres de cada casa, jajaja

    Un besazo. Recetasdemama

    ResponderEliminar
  5. Ese toquecito de brandi le ira de perlas,las pechugas se ven buenisimas.
    Besets.

    ResponderEliminar
  6. Marga:
    Todavia me estoy riendo con "marco polo" mis hijos mayores se han pasado horas jugando a esto en las vacaciones y mis amigas y yo lo odiamos y tampoco lo entendemos ja ja ja, así que este año cuando oí a los pequeños juagar casi me dió un malllll.

    La receta me parece estupenda yo tambien hago un pollo a la cerveza receta de mi madre pero en trozos.

    Tiene una pintaaaaa

    bss
    Patricia

    ResponderEliminar
  7. Nunca había oído hablar de Marco Polo, ¿será que me estoy haciendo vieja? Las pechugas tienen pinta de estar jugositas.

    ResponderEliminar
  8. Soy un poco miedosa con el flambeado, mira lo que te ha pasado a tí, que te has quemado una uña, pero conozco casos de incendio, de verdad que me da miedo... Este pollo te ha quedado estupendo, a lo mejor podría hacerlo yo poniéndole brandy y dejándolo reducir pero sin flambear, claro, no estará tan bueno como el tuyo ¿No?.

    ResponderEliminar
  9. deliciosasssss me encanta wapa un beso

    ResponderEliminar
  10. Cuidadín, cuidadín con flambear, la teoría la sabias muy bien, pero luego, la uña se chamusco, supongo que ha sido poquita cosa. Una receta muy rica, de domingo diría yo. Besos y termina de pasar buen día.

    ResponderEliminar
  11. Una receta de 10. Hija aquí si que estamos hasta el flequillo del calor, jo, es que no se va ni a tiros el jodío, en fin, un besote enorme.

    ResponderEliminar
  12. pues si que apetece que refresque un poco ya! pero mas me apetecen tus pechugas que se ven super jugosas!!!!

    ResponderEliminar
  13. Ya te paso yo un poquito de fresquito, que este año aquí los días de calor se han contado con los dedos; y me pasa como a Isa, yo al Marco Polo este, solo le conozco por sus viajes, también yo me siento mayor :-(.
    La receta se ve muy apetitosa, y me ha recordado un pollo asado con cerveza, que hacia mi madre.... Pongo las pechugas estas en pendientes, que nos gustaran seguro. Un beso, Marga.

    ResponderEliminar
  14. Que buenas pechugas se ven, ya llegara el frio y querras que venga el veranito, jejejeje
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Ainssss esa uña, cuando hago falmbeados yo estoy preparada con un trapo por si las moscas...jejeje.
    Me encanta como te han quedado estas pechugas y con ese toque de brandy, estupendas tienen que estar.
    Saludos

    ResponderEliminar
  16. Marga, has vendido tan bien esta receta que ya la tengo a buen recaudo!! la pinta lo dice todo, pero ya te contaré. Besos guapa

    ResponderEliminar
  17. Bueno, buenísimo, me encantan las pechugas y esta forma de preparlas me parece exquisita.
    Yo también me estoy cansando del calor, qué llueva, qué llueva...., jajajaj
    Besos

    ResponderEliminar
  18. ¡Qué receta más rica!
    Y en mi casa que no hay ni cerveza, ni brandy , ni whisky; tenré que conseguir algo para la ocasión .

    Yo tampoco conozco el jueguecito de la piscina pero si ves que el calor te agobia métete con los peques en el agua un ratín y lo aprendes, je,je.
    Yo mientras te mando otra vez un poco de fresquito que aquí hoy ya pusimos chaqueta.
    Besos.

    ResponderEliminar
  19. Qué bueno te ha quedado!! besos!!

    ResponderEliminar
  20. no me des las gracias...lo que es es!!! y punto!!! y tu eres una artista como la copa de un pino!!!

    te digo que lo hago bastante este pollito a la cerveza...un poco distinto...y sabes que le añado...hinojo freso...pruébalo a ver que tal...yo pobaré tu versión vale? un beso

    ResponderEliminar
  21. Muy ricas esas pechugas con cerveza!!!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  22. Qué razón llevas en todo! jajaja sí, comienzo dándote la razón y en todo, qué suerte eh! jejeje primero lo del Marco Polo que llevo toda la vida oyéndolo y no he jugado nunca o jugué mejor dicho, lo de aguantar a los niños a temperaturas como éstas (se hace difícil con 25 dentro de un aula y sudando todos como pollos asados...) y por último la receta, buenísimaaaaaaaa!

    Ala maja, ahí te dejo mi aprobación en todo!;P

    Un besazo!

    ResponderEliminar
  23. Marga, este pollo te ha quedado estupendo y seguro que está delicioso. Por cierto, ánimo que dentro de nada empiezan los deberes y el estudio y los niños a sus casitas jeje. Un besazo.
    cosicasdulces.blogspot.com

    ResponderEliminar
  24. Hallo Marga,
    Dein Rezept hört sich wieder sehr lecker an, das mit dem Bier werde ich mal probieren!
    Un beso
    Irène

    ResponderEliminar
  25. Qué fuerte, Marga, tú como Toñi, copiando, esto va a ser contagioso porque yo también lo hago, jeje.
    Me han encantado las pechuguitas, aunque yo tendré que prescindir del flambeado. Verás mi marido es bombero y el tío me tiene hecho un marcaje que no veas, no puedo ni encender una vela en casa.
    Lo de los juegos de los niños, yo trabajo con ellos y la verdad es que alucino con la capacidad que tienen para inventar juegos.
    Besitos

    ResponderEliminar
  26. Morguix aunque te haya caido un poco de pellejillo, tiene una pinta estupenda, no se nota nada y cuidado con las cerillas que las armas las carga el diablo, besos

    ResponderEliminar
  27. Qué rica la salsita del pollo para mojar pan.
    Por cierto, no he escuchado ese juego de Marco Polo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  28. Que pechugas más buenas. Es una forma muy buena de comerlas y que no estén secas.

    Un besazo

    ResponderEliminar
  29. Si es que Ana es una artistaza y todo sale rico.
    Lo hago parecido pero que tomaré MI LIBRO jajjajaj y la haré tal cual.
    Latazo de horas, yo tengo ganas que cambien la hora así será más fácil acostarlos aunque ya sabes que aquí sí o sí hay reglas.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  30. Marga la de cosas que he aprendido con esta entrada... Loca andaba yo con el Marco y el Polo. ya habia dado por sentado que eran los dibujos de moda ( que tampoco ando muy al día)
    Si es que las que no tenemos niños, el diablo nos da vecinos!!
    Y otra receta que copio, nunca hice pollo a la cerveza, y con esa pinta, hay que poner remedio a esta omisión.

    Y gracias por esas advertencias, siempre biene bien recordar esas cosas.
    Besinos

    ResponderEliminar
  31. Estas pechuguitas de pollo tienen un aspecto que entran ganas de comerselas toditas,copio la receta
    Marga no te preocupes por las fotos estan muy bien
    un abrazo *********

    ResponderEliminar
  32. Me encanta lo fácil que haces que se vean las recetas, pero te aseguro que a mi me costara muchoooo hacerlas. Gracias por compartirlas, y animo, ya volverán los chicos al colegio. Saludos y que tengas una excelente semana.

    ResponderEliminar
  33. tres cositas...1ª yo estoy cansada del fresquito...así que te cambio vale? 2ª yo si recuerdo el "marco" y el "polo" muchos dolores de cabeza me costó (por mis hijos jugando....jeje) y 3ª y mas importante....esas pechugas...si te pillo solo una...hay que ilusión...MMM!
    bexinos wapa

    ResponderEliminar
  34. Vaya que es verdad, las dos con pollo y cerveza.. asi que completamos recetas visto que no son las mismas.. la proxima vez probare la tuya, ya que la cerveza da una ternura especial a la carne, y tu manera de prepararla me gusta tambien.
    besos
    alimonia

    ResponderEliminar
  35. Tiene una pinta estupenda. Si mi marido pillara el plato se pondría morado. Le encanta el pollo en salsa.

    Besotes,

    ResponderEliminar
  36. Marco Polo???? no conocía ese juego, los niños son alucinantes, que imaginación? será un corre que te pilla o algo así? misterios de la vida infantil, jajaja.

    La receta es de chuparse los dedos, con un poco de pan, madre mía que rica! Feliz día Marga!

    ResponderEliminar
  37. Estoy de acuerdo contigo, Ana tiene buenas recetas.

    Este plato me lo apunto porque lo veo muy de batallita, de esos de no tener mucho tiempo y quedas estupendamente, verdad?
    Joer, yo lo del jueguecito no lo he escuchado nunca...será porque no tengo piscina, jajajaja

    De diez los consejos con la campana extractora...yo también lo digo siempre y lo de la cerilla, joer nena...ya te vale! jajajaja

    ResponderEliminar
  38. sera q estoy a dieta,pero nada mas ver la foto,me lo he imaginado con una barra de pan al lado y casi sin cubiertos me lo comia.jejeje

    ResponderEliminar
  39. Marga, este verano he jugado con mis hijas a "Marco" "Polo" jejeje...así es que te entiendo perfectamente!! te copio la receta seguro que nos gusta muchísimo, tiene una pinta riquísima.
    Besos

    ResponderEliminar
  40. Pues te copio la receta pq a mi el pollo me encanta y la cerveza mas todavia, jajaja. Por cierto bueno consejo el de apagar la campana para flamear, mis cejas aun recuerdan mi ultimo despiste ;)

    ResponderEliminar
  41. qué pechugas más jugosas y más ricas y llena de salsita, como a mí me gusta.
    Haces bien en recomendar lo de la campana, yo sé de una que hace años se quemó las pestañas jejje
    besos

    ResponderEliminar
  42. Morguix, empiezo de atrás para adelante.
    Lo de flambear sin el extractor encendido lo supe hace muy poquito, por lo que me parece que nunca está demás colocar esa advertencia, yo casi me inflamé!!

    El pollo lo vi en Fc y no tuve tiempo de venir hasta ahora, se ve super bueno, me llevo tu recetita y como siempre, me he reido montones con tu introducción, yo no tengo el problema de los chicos gritones porque aqui a partir de las 8 nadie puede decir ni pio, pero eso del marco polo nunca lo había escuchado, creo que tienes que terminar de descifrar ese enigmático juego, jajjaja.
    Besos querida y buena semana.

    ResponderEliminar
  43. Esa salsa se ve divina!!. con estas ideas no hay forma de que haga algo a la plancha. Besos

    ResponderEliminar
  44. uau...estas pechugas tengo que hacerlas, consumo mucho pollo y pavo y de miles formas los cocino, por eso,cada vez que veo algo original y distinto, ala, a copiar y a variar los menús de casa.
    besos

    ResponderEliminar
  45. Esta receta me la llevo, con esa pinta cualquiera se resiste a hacerla! Ayer hice una de tus recetas, el pollo con setas al Pedro Ximenez...nos encantó, estaba riquisimo!
    Muchas gracias por estas recetas tan ricas!
    Besos

    ResponderEliminar
  46. Te quedaron muy ricas, seguro. la pinta que tienen es de estar muy jugosinas y la salsina...!!! Anda, te quemaste la uña, pues mira, cada vez que flabeo algo, me aparto un montón, lo hago con el soplete, pero no se como me arreglo que cuando no me quemo las pestañas, me depilo e brazo!!! Será que soy muy ahorradora y así me ahorro en profesionales, jejejej? Besinos neña.

    ResponderEliminar
  47. MORGUIX ..se ven super buenas ...menudo cambio de coñac a wisquiseeeee....yo tengo coñac ..asi que probare con él .Se ven jugositas ..vamos que una requete buena receta bsssMARIMI

    ResponderEliminar
  48. Tienes razón, yo tambien estoy cansada de este calor, con ganas de que haga fresquito.
    Te quedaron unas pechugas estupendas, tienen que estar buenisimas.
    Lo que me dices del bizcocho de limón ya lo probé y es verdad que queda riquísimo, esta thermomix acaba con mi tipo.
    Besitos guapa

    ResponderEliminar
  49. Te doy la razón están buenísimas las he preparado sólo una vez pero nos gustaron mucho me encantan las recetas de Ana.
    Espero que Marco Polo te deje tranquilita pronto.
    Saludos

    ResponderEliminar
  50. Hola Marga!!!

    Síiiii, encontré la salsa!!!! hice el salmón al papillote....

    Está buenísisisisisisimo, eres una artistaza!!!!!

    Por cierto, ahora tengo un bote entero de la salsa esa, habrá que buscar más recetas, jajajajaja

    Besotes

    Aiodise

    ResponderEliminar
  51. Pues mira tú por dónde que las simples pechugas a la plancha con champiñones que iba a hacer hoy van a cambiar de "cara" jejeje. Hoy me voy a meter a todos los de casa en el bolsillo¡¡¡ Gracias guapa

    ResponderEliminar
  52. De verdad que hasta huele,,ha sido verlo..y ummmmmmmmmmm, rico, rico..un saludo desde Murcia...

    ResponderEliminar
  53. ¡Mil gracias a todos por vuestros comentarios!.
    Sobre el flambeado: Da un color muy bonito a la salsa, y la verdad es que el alcohol se consume rápidamente y se apagan pronto las llamas. Tened a mano una tapa, por si resultara necesario que cubrierais la sartén, pero normalmente no hace falta.
    Lo de mi uña ya os digo que fue por mi culpa, por utilizar cerillas cortas.
    Carolina:Jajaja, todos los bomberos que conozco son iguales: tengo un amigo que nos echaba broncas por encender velas... Es lógico: por su trabajo han visto incendios horribles iniciados por chorradas.
    Aiodise: Después te paso algún enlace a recetas donde uso esa salsa...

    Al final vamos a tener que hacer una investigación en toda regla sobre "Marco Polo", jajajaa.

    Bueno, un beso enorme para todos.

    ResponderEliminar
  54. Yo lo del marco polo... no lo conozco para nada, pero en lo que si me reconozco es, en las ganas que tenía yo que empezase el colegio... aiss señor, bendito colegio !! y también coincido en que estoy del calor hasta el trigémino!! necesito el frio ya !!!


    Las pechuguitas me han parecido una delicia tanto que, te aviso... te pongo en la lista de copiadas sin piedad :P

    un besazo

    ResponderEliminar
  55. Si hija si!!!, yo si tengo hijas, pero que ganas ytenia de volver a la calma..al silencio matinal, a los cafés en soledad, a cocinar sin nadie que te diga cada minuto mamá tengo hambre, a sacar el polvo yo sola con migo misma....:)
    supongo que tu ya estás disfrutando de tu silencio tambien, verdad???:)
    y bueno, que tus pechugas son geniales..y ya sé que cuando vaya a verte hay que llevarte güiski!!:)
    besitos salseros!!
    Juana

    ResponderEliminar
  56. Seguro que estan deliciosas no hay mas que ver la foto yo las hago parecidas y estan ricas asi que tomo nota de esta receta seguro que no podran menos que hacerme la ola jis..jis.
    Por cierto yo nunca juge ni aun he visto ese juego en la piscina sera que aqui aun no se ha puesto de moda.
    Bicos mil wapisimaaaaaaa.

    ResponderEliminar
  57. Estas pechugas tienen una pinta buenísima y si dices que cocinas bien, me las llevo.

    ResponderEliminar
  58. Bueno... de momento, no maté a nadie con mis platos, jejeje. (Pero yo no he dicho nada...)
    Pruébalas, están muy ricas.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por tomarte el tiempo y la molestia de dejar tu comentario. ¡Me encanta saber que estáis ahí!
Así que ya sabéis: si tenéis algo que decir, hablad ahora... o callad para siempre, (¡que noooo, que es broma, hablad cuando os dé la gana, jejeje!.