Tarta de limón y merengue o "Lemon Meringue Pie".


Esta tarta fue la primera que hice en mi vida. Hasta entonces, sólo había preparado bizcochos, croquetas, y algún otro dulce...
Pero, curiosamente, no la había subido todavía al blog.
Cuando era pequeña (o sea, allá por el Pleistoceno), una profesora de inglés me prestó un libro de cocina suyo, de Estados Unidos (creo que era el de Betty Crocker, pero no puedo afirmarlo con seguridad), y empecé a practicar mi inglés con las recetas. Las saladas me llamaron menos la atención, pero en dulces había cosas estupendas...
Encontré esta tarta, y enseguida supe que me iba a encantar.
Pronto se convirtió en un "clásico" en mi casa: a mi madre le vuelve loca, y me tocaba hacerla en cada celebración, o cuando tenían invitados a cenar o a jugar a las cartas... A todo el mundo le encantaba.
Pero, no sé por qué, llevaba la friolera de 22 años sin hacerla. Y mi madre siempre me insistía en que hiciera la tarta de limón, pero nada. Siempre quedaba la pobre tarta postergada...
Hasta el otro día, que encontré un viejo cuaderno mío de recetas en Madrid. Y decidí que de este mes no pasaba.
Y os aseguro que no volverán a pasar otros 22 años antes de que caiga otra vez, jajaja. Aquí el caballero casi se la zampa entera él solito.
Es una tarta que gusta tanto a los muy dulceros como a los que somos más amigos de lo salado.
INGREDIENTES:


a)PARA LA BASE:
-Galletas "María" o "Digestive" (yo utilicé Digestive sin azúcar, de la marca Gullón). Mi cuaderno dice que hacen falta "unas 20 o 25 galletas", pero, para un molde de 22 cms de diámetro, con 15 Digestive basta y sobra.
-3 cucharadas de azúcar o 1 cucharada colmada de tagatosa
-3 cucharadas de mantequilla o margarina
B)PARA LA CREMA:
-3 yemas
-1 taza de azúcar o 3/4 de taza de tagatosa (u otro edulcorante que admita el horneado, como el Canderel)
-El zumo y la ralladura de un limón
-1 taza de agua
-3 cucharadas de maizena (colmadas)
-3 cucharadas de mantequilla o margarina
C)COBERTURA:
-4 claras
-1 pizca de sal
-2 ó 3 cucharadas de azúcar o tagatosa

PREPARACIÓN:
Trituramos las galletas, y las mezclamos con el azúcar y la mantequilla derretida. Yo este paso lo he hecho en Thermomix, pero podemos triturarlas con cualquier robot o picadora, o simplemente metiéndolas en una bolsa y pasando por encima un rodillo o una botella.
Cuando esté todo unido, forramos un molde redondo (21-22 cms de diámetro) con esta pasta...

... y lo horneamos durante 10 minutos a 180º.
Sacamos el molde, y lo reservamos.
Rallamos el limón.

Y reservamos ralladura y zumo. También separaremos las yemas de las claras.

Para hacer la crema, mezclamos en un cazo la maizena y el azúcar.

Poco a poco, agregamos el agua...

... removiendo hasta que todo se disuelva bien.

Y ponemos el cazo a fuego medio, removiendo constantemente hasta que espese.
Aquí he de haceros una advertencia. Cuando la crema va espesando, parece que "la hemos fastidiado": aparecen al principio una especie de grumos transparentes, con pinta de engrudo. Que no cunda el pánico: seguid removiendo, y la crema quedará blanquita, sin grumo ninguno.

Retiramos un momento del fuego.
Tendremos las yemas batidas con un tenedor en un bol o plato hondo. A ese bol agregaremos al menos la mitad de la crema del cazo, y lo mezclaremos rápidamente con las yemas, para evitar que se cuajen con el calor.

Ahora volcamos de nuevo la mezcla del bol en el cazo, removemos bien, y ponemos al fuego, sin parar de mover, para que cueza durante un minuto.

Lo retiramos del fuego, y añadimos la mantequilla...

... la ralladura...

...y el zumo de limón, removiendo siempre bien para integrarlo todo.

Esta crema se vierte sobre la base de galleta.

Por último, haremos un merengue con las claras y la pizquita de sal (yo también lo hago en Thermomix, programando 6 minutos a velocidad 3 y 1/2 y con la mariposa en las cuchillas), añadiendo al final el azúcar o edulcorante.
Cubrimos con el merengue la tarta.

Podemos reservar parte de ese merengue para hacer decoraciones con la manga pastelera (a ser posible, con un poco más de arte que yo, que la manga pastelera no es precisamente mi especialidad, jajaja).
Metemos en el horno a gratinar hasta que el merengue se dore (cuidadín, no os despistéis, que una vez que empieza a tostarse, se dora en segundos, y a la mínima se os puede quemar).

Servir a temperatura ambiente, o fría de la nevera.

NOTAS:
1)Es mejor no hacerla de un día para otro, porque el merengue tiende a bajarse y "aguarse". Voy a probar la próxima vez con el cremor tártaro, a ver si aguanta firme más tiempo. Aunque no suele durar demasiado, jajaja.
Edito porque me comenta Carolina que una buena solución sería hacer un merengue italiano, la próxima vez probaré y os cuento...
2)Aunque supongo que todo el mundo lo sabe, cuando tenemos que separar varias yemas y claras, es mejor hacer el proceso de "separación" en un recipiente distinto de aquél en el que vamos echando las claras. De este modo, si se nos va la mano y nos cae yema en la clara, sólo habremos fastidiado una, y no cuatro o cinco...
3)Si necesitamos más cantidad de crema, podemos doblar las cantidades.

Otra fotito del corte...

Y otra porción.

Probadla, ¡os encantará!.

Feliz semana... y feliz puente (yo no lo tengo, trabajo día sí y día no).

57 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tomarte el tiempo y la molestia de dejar tu comentario. ¡Me encanta saber que estáis ahí!
Así que ya sabéis: si tenéis algo que decir, hablad ahora... o callad para siempre, (¡que noooo, que es broma, hablad cuando os dé la gana, jejeje!.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...