Macarrones con tomate, atún, aceitunas y albahaca


Pocas personas pueden (podemos) resistirnos a un buen plato de pasta.
Y además, con éste, ni siquiera tendremos remordimientos de conciencia:: es una combinación sana, que no engorda demasiado, y que no nos deja "pesados" para el resto del día.
Además, es muy rápido de preparar.
Mis recomendaciones son las de siempre: que utilicéis unos buenos tomates, que tengan sabor, y albahaca fresca.
Hoy estoy poco "rollera", no ando demasiado animada, así que os dejo con la receta. Que la disfrutéis.

INGREDIENTES:
1 paquete de macarrones o pasta similar ("rigatoni", "penne", o incluso espirales).
2-3 tomates grandecitos y maduros
1 diente de ajo
Aceite de oliva virgen extra
Aceitunas rellenas de anchoa (1 latita)
2 latas de atún en aceite
Sal y pimienta


PREPARACIÓN:
Rallamos el tomate, y lo reservamos.
Picamos muy finito el diente de ajo, calentamos 1 ó 2 cucharadas de aceite de oliva en una sartén honda o cacerola plana, y lo sofreímos.
Añadimos el tomate, la sal y la pimienta, y rehogamos a fuego medio unos 8-10 minutos.
Mientras tanto, vamos cociendo la pasta, según las indicaciones del paquete.
Agregamos el atún desmigado y las aceitunas cortadas en rodajitas a la sartén o cacerola, mezclamos, y dejamos que se rehogue 2-3 minutos. Y añadimos la albahaca fresca picadita.
Ponemos la pasta en la cacerola o sartén donde estamos haciendo la salsa, mezclamos bien, y cocemos durante 1 minuto todo junto. Servimos enseguida.
Espero que os guste. Un beso a todos, y que empecéis la semana con buen pie.

Solomillo de cerdo al laurel


¿Qué puede surgir de la mezcla de una maestra y una gran cocinera (ninguna de las cuales soy yo, jajajaja)?.
Pues eso: un recetón, con el toque inconfundible de los tuneos de Morguix, jajaja...
Alicia me recomendó que probara esta receta. Pero yo no tengo Fussion Cook, así que necesitaba adaptarla a mi olla rápida (WMF Perfect, como ya he dicho otras veces). Y, casualmente, Belén tiene la misma olla que yo, así que decidí cotillear en su blog para ver si tenía alguna receta de solomillo de cerdo en la olla.
¡Premio para la señora!. Encontré una receta estupenda. Así que sólo me quedaba hacer "cocina-fusión", y coger un poquito de aquí y otro de allí, jajaja.
Cómo saldría de bueno el dichoso solomillo, que ya me piden que haga la receta cada poquitos días... Así que os recomiendo de todo corazón que la probéis. Os encantará. Y triunfaréis, seguro.

INGREDIENTES:
(Para 3-4 personas)
2 solomillos de cerdo (a ser posible, ibérico)
3 cebollas medianas o 1 y 1/2 grandes
2 dientes de ajo
Aceite de oliva virgen extra
4 hojas de laurel
Sal y pimienta
1 copa de Pedro Ximénez (podéis sustituirlo por un oloroso, brandy o coñac)
1 pastillita de caldo de verduras o carne, o una cucharada sopera de concentrado de verduras casero
Agua (muy poquita, se puede incluso suprimir).
Como guarnición: patatas al vapor (yo las hice con un poquito de romero, en la vaporera), o fritas, o a lo pobre, o un puré de patata o manzana)

PREPARACIÓN:
Cortamos cada solomillo en 4 trozos. Para igualarlos, "remetemos" la punta en los de las esquinas, como si metiéramos el dedo de un guante hacia dentro (truco que me enseñó Belén).

Picamos finitos la cebolla y el ajo (en mi caso, procurando no llorar como una Magdalena).

Calentamos el aceite en la olla, y doramos el solomillo.

Una vez dorado, lo salpimentamos (es mejor salarlo después de dorado para que no pierda los jugos). Y volvemos a ponerlo en la olla.
Agregamos la cebolla y los ajos, y rascamos con una espátula de madera o silicona lo que haya podido quedarse pegado al fondo de la olla. Dejamos que se haga durante un minuto.

Añadimos ahora el vino o brandy, rehogamos un minuto para evaporar el alcohol. Y agregamos el laurel, la pastilla de caldo y, si es necesario, un chorrín de agua (no demasiada,  porque interesa que la salsa quede consistente).

Tapamos la olla, y cuando estén las tres rayitas fuera, contamos 10-11 minutos, según nos guste más o menos hecha la carne (con 11 está hecha por dentro, pero tierna, nada reseca).
Esperamos a que pierda la presión manualmente, y abrimos la olla. Si la salsa estuviera algo líquida, sacamos la carne y la dejamos reducir unos minutos.
¡A disfrutar!. Está de muerte, en serio.

Corona de arroz basmati con jamón, berenjenas y langostinos


Otra vez me sale una receta con un título kilométrico... ¡qué mala soy para "bautizar" recetas, jajajaja!.
Jamás se me ocurre algo como "Pasta a las tres pimientas" o "Ensalada aromática"....Nooo, yo tengo que incluir en el nombre casi la totalidad de los ingredientes del plato; si no, me da la sensación de que no "explico" bien en qué consiste. Siempre se me dio fatal lo de resumir.
Pero  tampoco soy capaz de darles un nombre largo en plan "guay",  como el de los restaurantes "pijiles" de los 80-90. Sí, algo así como "Las verduritas del huerto de la tía Florentina, pochadas al amor de la lumbre en zumo de oro líquido, con esencia de la dehesa extremeña"... lo cual "venía siendo" unas verduritas salteadas con jamón ibérico, pero quedaba de lo más "cool" y "o sea" que pueda uno imaginarse, jajaja.
¿Recordáis aquellas cartas?. Ahora parece que esa moda ha caído un poco en desuso (gracias a Dios, porque se leía cada ridiculez que te entraba la carcajada o sentías ridículo ajeno a la hora de pedir algunos platos).
Y eso que aquí podía haber acudido a eso tan socorrido de la "cocina-fusión", porque tenemos ingredientes puramente hispánicos como el jamón ibérico y el aceite de oliva, y otros más exóticos como el arroz basmati y el curry, pero nada, que no tengo yo "arte" para el bautismo culinario: no se me ocurre nada original...
Por lo tanto, mejor dejarse de bautismos y pasar directamente a exponer la receta. Al grano:

INGREDIENTES:
(Para 3-4 personas, dependiendo de si se toma como plato único o con un entrante ligerito)
220 gramos de arroz basmati
1 cebolla mediana
2 zanahorias medianas
1 berenjena mediana
150 gramos de jamón serrano (preferentemente ibérico... el de la foto ya veis que no lo es, porque ese día no había)
150 gramos de gambas peladas
Curry amarillo al gusto
Aceite de oliva virgen extra
Sal.

PREPARACIÓN:
Cortamos la pulpa de la berenjena en cubitos. Yo no suelo cortarla y ponerla previamente en remojo con sal, porque no me importa que tenga un puntito amargo, pero, si no os gusta, dejadla previamente en remojo, cortada en rodajas gruesas, con agua y sal, durante una media hora; después la laváis y la secáis bien, y lista.
Calentamos un chorrito de aceite de oliva en una sartén,y salteamos la berenjena.

A mitad de cocción (cuando empiece a ponerse más transparente) agregamos la sal (cuidadín, recordad que el jamón la lleva, es preferible ser prudentes) y curry amarillo al gusto (yo le puse 2 cucharaditas de postre rasas).

Agregamos el jamón cortado en dados, y rehogamos a fuego medio-bajo hasta que se vaya cocinando:

Mientras tanto, haremos el sofrito: picamos muy finita la cebolla y la zanahoria, y las pochamos con un poquito de aceite de oliva.
Yo este paso lo hago en la Thermomix: troceo la cebolla y la zanahoria durante 6 segundos a velocidad 5, agrego 30 gramos de aceite de oliva, y programo 7 minutos 30 segundos, velocidad 3, temperatura Varoma.
Aquí veis cómo queda el sofrito:

El jamón, mientras tanto, ya se habrá ido quedando blandito, y cambiando de color...

Iremos cociendo el arroz basmati según las instrucciones del paquete. Normalmente, se pone agua a hervir, con un poco de aceite y sal, y cuando hierve se agrega el arroz y se deja cocer de 10 a 12 minutos.
Mientras va cociéndose el arroz (casi al final, porque las gambas se hacen rápidamente) añadiremos a la sartén las gambas:

Mezclamos bien, para que se integren los sabores.
Una vez hecho el arroz, lo escurrimos, y lo mezclamos con el sofrito de cebolla y zanahoria:

Probamos el punto de sal, por si necesitara algo más, y añadimos también curry al gusto:

Cuando esté todo mezclado, llenamos con el arroz un molde de corona, apretando bien para que no queden huecos y se reparta todo por igual.

Desmoldamos en la fuente de servir...

Y rellenamos el hueco con la mezcla de la sartén.
Servimos inmediatamente. Espero que os guste.

Bizcocho de galletas



Antes de nada, quiero daros las gracias por vuestros comentarios sobre mi cuadrito de punto de cruz. Sois un encanto.
Pero no sabéis la gracia que me hace cuando leo que decís que qué paciencia tengo, jajaja... La paciencia, precisamente, no es una de las virtudes que me caracterizan: es más, yo soy como aquel que decía: "Señor, dame paciencia... ¡pero dámela YA!"...
Soy una persona muy impaciente, aunque, poco a poco, intento ir corrigiéndome... pero con regular éxito, jajaja.  Eso sí, con el punto de cruz me relajo, y desconecto.
Bueno, hoy, receta dulce, que llevamos ya muchas entradas con el salado, jejeje...
Desde que vi por primera vez este bizcocho (creo que fue a Canelona, pero ya no recuerdo exactamente), supe que tenía que hacerlo. Me pareció una receta con infinidad de posibilidades:
-Podemos adaptarla para diabéticos, simplemente utilizando edulcorante que se pueda hornear y las galletas adecuadas.
-Sirve para el "reciclado" de esos paquetes de galletas a medio terminar que se quedan rodando por los armarios, y de esas porciones de chocolate -bombones, tabletas, gotitas, etcétera- que no se acaban (este segundo fenómeno es bastante más improbable en mi casa, donde parecemos todos descendientes de "Paquito el Chocolatero").
A pesar de todas esas ventajas, la pobre receta llevaba sus buenos meses durmiendo en la macrocarpeta de "Recetas Pendientes"... hasta que, el otro día, dando una vuelta por el blog de Hilda, di con ella de nuevo. Y pensé: "de hoy no pasa".
Dicho y hecho: aquí lo tenéis.

A mí me ha gustado mucho, pero soy más de bizcochos menos "contundentes":  de éste, con una rebanadita no muy gruesa tengo bastante. Pero aquí al personal le ha encantado, jejeje. Así que os lo recomiendo porque seguro que os va a gustar.
Otra ventaja: podéis utilizar vuestras galletas favoritas. Yo usé éstas, que me han encantado de toda la vida:

Pero podéis escoger las que más os gusten... o, como os decía antes, las del paquete ése que nunca se acaba de terminar. Qué mejor final para esas galletas que formar parte de un bizcochito tan rico, y no acabar en el cubo de la basura por aburrimiento, jajaja...

Y me callo ya, que hoy hay paso a paso:

INGREDIENTES:
200 gramos de galletas (de la variedad que queráis. Como os he dicho, podéis "tunearla" para diabéticos, utilizando galletas aptas para su consumo: tenéis buenas marcas como las Gullón o las Santiveri).
180 gramos de chocolate (a vuestro gusto: puro o con leche)
3 huevos grandes
80 gramos de mantequilla en pomada (es decir, blandita: para conseguir el punto, la dejamos un ratín a temperatura ambiente).
60 gramos de azúcar o 35 de tagatosa (u otro edulcorante apto para hornear)
2 cucharaditas o medio sobre de levadura química.
Mantequilla y cacao en polvo para el molde.

PREPARACIÓN:
Precalentamos el horno a 180º.
Podemos hacerlo en Thermomix, como hice yo, o usar otro robot de cocina, o batidora (en este caso, necesitaremos un accesorio o picadora para triturar las galletas y el chocolate)
Untamos un molde de cake con mantequilla y espolvoreamos con el cacao. Una vez espolvoreado, le damos la vuelta para eliminar el exceso.

(NOTA: Os recomiendo que NO uséis, como hice yo, molde de Pyrex. A mi juicio, quedan mejor los bizcochos en los moldes metálicos... aunque es también cuestión de gustos y opiniones).
Trituramos las galletas. En Thermomix, las troceamos, las ponemos en el vaso y programamos 2 minutos, velocidad progresiva 5-7-9. Reservamos.

Ahora, trituraremos el chocolate. En Thermomix, podemos darle varios golpes de turbo o programar velocidad progresiva 5-7-10.
Añadimos al vaso la mantequilla y el azúcar o edulcorante, y programamos 1/2 minuto, velocidad 4 (5 en Thermomix 21).

Quedará así:

Agregamos los huevos, y programamos 1 minuto, velocidad 4.

Por último, añadiremos las galletas y la levadura,  y mezclamos durante 6 segundos a velocidad 4.

Quedará una mezcla muy pastosa.
Ayudándonos de una espátula para "rebañar" bien el vaso, la vertemos en el molde.

Aquí el moldecito lleno, listo para ir al horno:

Bajamos la temperatura del horno a 160º, y horneamos durante 45-55 minutos (según hornos). Pinchamos con un palillo para comprobar el punto: si sale limpio, ya está hecho.

Dejamos enfriar, desmoldamos y servimos. Podemos espolvorear, si queremos, con cacao en polvo o azúcar glas.
Aquí, mi ración: ya veis que es pequeñita, jejeje...

¡Espero que os guste!. Feliz semana a todos.

Punto de cruz: "Marquoir de Gwenn"... ¡terminado!.


Una entrada cortita, únicamente para enseñaros cómo ha quedado mi último trabajo a punto de cruz... (cuando termino algo, me encanta enseñarlo, porque normalmente empiezo mucho más que termino, jajaja).
Es el "Marquoir de Gwenn", de la diseñadora francesa "Alice & Co.". Pinchando sobre el nombre veréis qué esquemas tan chulos tiene. De ella también es este corazón, que ya os enseñé en otra entrada, pero que os lo recuerdo de nuevo por si no lo habíais visto, jejeje.

(Perdonadme, pero, después de 20 intentos, no he conseguido que dejaran de reflejarse en el cristal del cuadro la puñetera puerta, con su puñetera bolsa y su no menos puñetera bata colgada, jajaja.  En fin, al menos se aprecia el bordado... pero cuantísimo me queda por aprender en fotografía, Señor.)

Detallitos, más de cerca:

Y más detallitos...

Y, como no podía ser menos, la firma de la autora, jejeje.

Y ahora, como ya he acabado algo, me "autoconcedo" permiso para empezar algo nuevo: este año, ante la proliferación de UFOS (labores inacabadas), decidí que no empezaría NADA sin concluir antes algo, salvo causa de fuerza mayor. Así que empezaré ESTO...
Un besote, y gracias por pasar por aquí.

Wok de fideos chinos con pimiento, champiñón, jamón y gambas


Ante todo, quiero agradeceros vuestros comentarios en la entrada anterior. Es bueno saber que no soy la única que piensa de esta forma; a veces tenía la sensación de estar metida en un torbellino que cada vez giraba más deprisa, y en el que parecían haber perdido sentido los objetivos iniciales. Otras, me sorprendía al ver que pocas personas parecíamos darnos cuenta de la situación...
En fin, que cada uno es muy libre de elegir lo que busca con su blog, pero que, como varios de vosotros habéis dicho, lo importante es el equilibrio, y el no perder nunca la perspectiva.
Bueno, volviendo a la cocina, hoy estamos en vísperas de un día festivo, en el que podemos aprovechar para preparar algún platito más elaborado.
Pero yo os voy a traer algo más "de diario", una receta rápida y rica, para que podáis preparar una cena o un primer plato en muy poquito tiempo.
Cada día estoy más contenta de haberme comprado un wok. Y eso que al principio tuve miedo, porque pensé que se iba a quedar "arramblado" en el fondo de un armario... ¡y con lo que ocupa, menuda gracia, jajaja!.
Pero no, lo uso muchísimo, y la verdad es que parece que los alimentos se cocinan mejor, en menos tiempo, y "en su jugo", con los sabores más concentrados.
Y vale ya de rollo. Aquí tenéis estos fideítos, ¡que los disfrutéis!.

INGREDIENTES:
Fideos chinos (utilicé esta marca)

1 pimiento verde italiano
150 gramos de gambas peladas crudas
75 gramos de jamón serrano (mejor ibérico) en tiritas o taquitos
80 gramos de champiñones laminados
Salsa de soja

PREPARACIÓN:
Lavamos y cortamos en tiritas el pimiento y los champiñones, procurando que queden más o menos del mismo tamaño (así se harán por igual)
Preparamos los fideos según las instrucciones del paquete. Normalmente, hay que calentar agua hasta que hierva (unos 2 litros), y en ese momento se echan los fideos, se retira la olla del fuego y se dejan reposar 4 minutos.

Pasado ese tiempo, separamos los fideos con un tenedor, los escurrimos y los reservamos.
Calentamos el wok a fuego medio con un chorrito de aceite, y salteamos el pimiento, los champiñones y el jamón, con una cucharadita de salsa de soja, unos 5 minutos, removiendo con frecuencia.

Agregamos las gambas, y removemos un minuto.

Añadimos los fideos con otro chorrito de salsa de soja.

Removemos bien, salteamos un minuto, y servimos inmediatamente.
Ya veis: plato rico en "ná y menos", jejeje.
Un beso para todos.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...