Redondo de ternera en salsa (olla rápida)


Llevaba mucho tiempo sin hacer redondo, porque le había cogido un pelín de respeto: es una carne que tiende a quedar durilla, ¡y me da una rabia...!.
Pero, desde que probé a hacerlo en la olla rápida, estoy encantada, porque queda en su punto, blandita y jugosa, sin resecarse.
Es conveniente preparar este plato la noche anterior, o por la mañana si vamos a consumirlo por la noche.
Perdonad que no me "enrolle" hoy mucho más: acabamos de llegar de viaje, y estoy cansadísima. Así que os dejo con la receta, que espero que os guste, ¡sale riquísimo!. Y me voy a descansar, a intentar hacer algo de ganchillo (que todavía no me atrevo a enseñar, jajajaja, que mi nivel es bajísimo).
INGREDIENTES:
1 redondo de ternera atado, o metido en una malla (lo hacen en la carnicería), de 1 kg aproximadamente.
1 cebolla mediana
2-3 zanahorias medianas
6-8 champiñones Portobello
1 diente de ajo
2 cucharadas de concentrado de verduras, o 1 pastilla y media de caldo de carne o verduras
1 vasito de vino blanco seco (yo suelo usar Jerez o Montilla-Moriles)
Tomillo
Romero
2-3 vasitos de agua
Sal y pimienta
Aceite de oliva virgen extra
1 cucharada colmada de Maizena.

PREPARACIÓN:
Picamos finita la cebolla y el diente de ajo. Pelamos y cortamos la zanahoria en rodajitas.
Ponemos en la olla un chorreón de aceite, y rehogamos la cebolla, el ajo y la zanahoria a fuego medio-fuerte. Nos interesa que las verduras se doren bien (aunque con cuidado de que no se queme la cebolla), porque así nos saldrá la salsa con un color más bonito.
Una vez doradas, añadimos los champiñones limpios y cortados en 2-3 trozos. Y colocamos el redondo, dándole unas vueltas para que tome color. Después, lo salpimentamos.
Agregamos el vino, y dejamos hervir un minuto. Entonces, añadimos las hierbas, el caldo o concentrado, el agua, y cerramos la olla.
Esperamos a que salgan las 3 rayitas indicadoras de la presión, y cocinamos durante 40-45 minutos (que podremos ampliar a 50 si la pieza es un poco más grande). No abrimos la olla hasta que pierda la presión por sí sola.
Dejamos enfriar la carne dentro de la salsa. Esta salsa nos habrá quedado muy líquida, casi como un caldo, pero no hay problema: sacaremos el redondo de la olla, la pondremos al fuego, y, cuando comience a hervir, cogeremos un cacito de la salsa y diluiremos en él la maizena, volviendo a agregarlo a la olla y mezclando bien. Dejamos cocer, removiendo de vez en cuando, hasta que veamos que alcanza la consistencia deseada.
Ya en frío, partimos la carne en rodajitas y la calentamos con su salsa, en la olla.
Servimos, acompañándola, si queremos, de puré de patatas, o de unas patatitas cocidas y peladas.

63 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tomarte el tiempo y la molestia de dejar tu comentario. ¡Me encanta saber que estáis ahí!
Así que ya sabéis: si tenéis algo que decir, hablad ahora... o callad para siempre, (¡que noooo, que es broma, hablad cuando os dé la gana, jejeje!.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...