Albóndigas turcas



Esta estupenda receta se la copié a Mafalda, de Mundorecetas, hace mil años, con los tuneos habituales en mí, por supuesto... La publiqué en una de las primeras entradas de este blog, pero he decidido reeditarla por dos razones:
-La primera: están tan buenas, que las hemos repetido montones de veces. La cebolla picada o rallada hace que la carne salga jugosísima, tierna y sabrosa, con el horneado nos ahorramos las calorías "de más" que implica el freír las albóndigas; y, encima, congelan estupendamente. Eso sí: congelan bien con el puré de patatas DE SOBRE, que ya sabéis que es mi perdición, y uno de mis "vicios inconfesables", jajaja. Con el casero no sé yo si se obtendrían los mismos resultados al congelar, ya que la patata siempre cambia su textura.
-Y la segunda, que me da pena que se quede en el fondo del blog, perdida en el baúl de los recuerdos, porque en aquellos tiempos no me visitaba ni San Pedro, jajaja... Aproveché para hacerle fotos mejores, y aquí os la traigo de nuevo.
Un consejillo: Pedid que os pasen la carne picada DOS VECES por la máquina de picar. Se nota mucho la diferencia: quedan las albóndigas más finas y más jugosas.

INGREDIENTES:

1 kg. de carne de ternera blanca picada
2 tazas de pan rallado (yo puse 5 cucharadas)
2 cebollas pequeñas, o dos o tres cebolletas grandes.
1 huevo
Un puñado grande de perejil fresco picado.
Aceite de oliva
Sal
Pimienta negra (yo le pongo la mezcla del molinillo de 5 pimientas)
Para el puré:
1 paquete de puré de patatas.
Leche
Agua
Mantequilla
O, si lo hacéis casero, preparadlo a vuestro gusto. Que quede con un espesor "normal", ni muy líquido, ni tan denso como para un brazo de gitano de puré.



PREPARACIÓN:
Mezclamos en un bol la carne picada con el pan rallado, la cebolla rallada o picada muy finita, el huevo sin batir, el perejil picado, sal y pimienta. Amasamos bien para que se mezcle todo.
La cebolla podemos rallarla con un rallador de agujeros grandes, o bien picarla junto con el perejil en la Thermomix, durante 5-10 segundos, velocidad 5.
Dejamos reposar la mezcla durante 20 minutos, y volvemos a amasar un poquito.
Precalentamos el horno a 180º.
Vamos cogiendo pedazos de la masa, más o menos del tamaño de un huevo, y los amasamos formando bolas. Las colocamos en una fuente de horno pintada con un poco de aceite, o sobre papel de horno o una lámina de silicona, las aplastamos un poquito y les hacemos a cada una un agujero profundo en el centro, formando pequeños cuencos. En cada hueco, echamos unas gotitas de aceite de oliva.
Metemos la fuente en el horno, y cocemos las albóndigas hasta que estén medio hechas, unos 10 minutos.
Mientras se hornean, preparamos el puré de patata, según las instrucciones del paquete, con leche, mantequilla, agua, sal y pimienta. (Si sois menos frikis que yo y preferís el puré casero, hacedlo como tengáis por costumbre).
Sacamos del horno la fuente con las albóndigas, y rellenamos los huecos que habíamos formado con el puré de patatas. Queda más bonito si metemos el puré en una manga pastelera y nos ayudamos con ella para rellenar las albóndigas.
Volver a meter la fuente en el horno hasta que el puré empiece a dorarse (unos 10-15 minutos, depende de los hornos).
Acompañar con una ensalada fresquita (tomates, pepinos y queso blanco o feta, por ejemplo, aliñados con aceite y vinagre o con salsa de yogur)
PARA DIABÉTICOS: Pueden comer estas albóndigas, aunque no deben abusar del puré de patata.


Espero que os gusten.
Por cierto, y cambiando de tema, ¿habéis visto que ahora, en vez de una, aparecen DOS palabras de verificación?.
Y, muchas veces, se ven fatal, con lo cual, te toca repetir tres o cuatro veces las palabrejas para poder comentar.
Y encima te dice que "demuestres que no eres un robot", ¡les daba con un palo a los de Blogger, jajaja!.
Bueno, y esta mañana me han dado "la puntilla" cuando entro a un blog a dejar un comentario, y, encima, me llaman "fea". Sí, sí, jajajaja. Como lo leéis:

Hablando en serio, vamos para atrás, como los cangrejos. Verdaderamente, se te quitan las ganas de dejar un comentario si te ponen tantas trabas.
Si lo que os da miedo es que se os llene el blog de comentarios "spam", o de anuncios de Viagra, Rolex falsos, o enlaces porno, no os preocupéis. Os aseguro que el filtro de Blogger es muy potente (en esto, sí que funciona bien, al menos hasta ahora). Si moderáis los comentarios, no hay ningún problema: en caso de recibir spam, se reporta a Blogger, y asunto concluido.
Y, si os agobia mucho, podéis también impedir que se hagan comentarios anónimos.
Puede que no sepáis como quitar la dichosa verificación de comentarios. Para ello, os traigo esta sencilla explicación gráfica:
1) Entramos en nuestro blog, y pinchamos en la pestaña "Configuración":

2)Una vez que se abre la pantalla de Configuración, pincharemos en la pestaña de "Comentarios":


3)Y ahora, cuando se abra la pantalla de "Comentarios", sólo nos queda seguir estos sencillos pasos:
En el apartado titulado ¿Mostrar verificación de la palabra para comentarios?, marcamos la casilla "No".
Pinchamos después en "Guardar configuración", y... ¡YA TÁ!.



Espero que os haya sido útil.
Un besote.

52 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tomarte el tiempo y la molestia de dejar tu comentario. ¡Me encanta saber que estáis ahí!
Así que ya sabéis: si tenéis algo que decir, hablad ahora... o callad para siempre, (¡que noooo, que es broma, hablad cuando os dé la gana, jejeje!.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...