San Jacobo ("Cachopo") de ternera


Merece la pena hacer los "San Jacobos" caseros: quedan deliciosos, podemos ponerles el relleno que nos dé la gana, sabemos "lo que llevan dentro"... y tampoco es que den demasiado trabajo.
La carne sale jugosa y tierna.
En este caso, he seguido los consejos de Belén, que nunca fallan (si no conocéis su blog, ya estáis tardando en visitarlo).
Eso sí, he tardado en publicar esta receta porque no había forma humana de hacer a los dichosos "cachopos" o "san jacobos" una foto medio decente. Ya sabéis que yo soy partidaria de no obsesionarnos con el tema de las fotos, y que siempre he defendido que lo importante de un blog de cocina es que las recetas sean buenas y estén explicadas con claridad. Y que, aunque pienso que debe cuidarse la estética, y poco a poco procuro ir aprendiendo y mejorando en fotografía, también creo que no debemos llevar las cosas a extremos que nos impidan disfrutar del plato y de la cocina.
Pero es que con estos filetes la cosa ya pasaba de castaño oscuro. Unas veces, el rebozado parecía blanco, otras grisáceo. A veces daba la impresión de que se habían quemado; en otras ocasiones, ni siquiera se apreciaba con claridad qué era exactamente lo que estaba fotografiando.... En cualquier caso, eran unas fotos que incitaban a cualquier cosa menos a probar el plato, jajaja. Horribles.
Tampoco es que ahora sean unas imágenes candidatas a ganar el premio "Photo España" o el Pulitzer de fotografía, jajaja... Pero, al menos, no dan ganas de cerrar el blog y salir pitando hacia el restaurante más cercano, creo yo.
Os gustarán, seguro. Animaos a probarlos.

INGREDIENTES:
1 ó 2 filetes de ternera por persona (según tamaño... y hambre, por supuesto, jejeje)
El relleno "habitual" consiste en una loncha de jamón de York y otra de queso, pero podemos variarlo según gustos: variar los tipos de queso, utilizar jamón ibérico, o foie, o añadir una rodajita de tomate, previamente "pasada" por la sartén, o unos champiñones laminados y salteados, o pimientos asados en tiras... ¡las posibilidades son muchísimas!.
Harina y huevo batido para rebozar
Sal.
Aceite de oliva virgen extra

PREPARACIÓN:
Extendemos los filetes, y si es necesario los aplanamos un poquito con un mazo de carne. Quitamos las telillas de los bordes para que no pierdan la forma al freírse.

Los filetes más adecuados son los de cadera, tapa o babilla. Es importante utilizar una carne de buena calidad.
Ponemos encima el relleno elegido.

Y los doblamos, procurando que el relleno quede cubierto por la carne.

También podemos utilizar 2 filetes más pequeños, y cubrir uno con otro.
Los rebozamos pasándolos por harina y huevo batido. Belén aconseja no salar la carne para que no encoja demasiado ni se reseque, sino añadir la sal al huevo batido.

Los freímos en aceite caliente hasta que estén dorados.

Los dejamos que escurran sobre papel de cocina...
¡Y a comer!

Espero que os gusten.
P.D.: Ya he podido comprobar en la entrada anterior que la "invasión de UFOS"  no es un problema exclusivamente mío, jajaja...

49 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tomarte el tiempo y la molestia de dejar tu comentario. ¡Me encanta saber que estáis ahí!
Así que ya sabéis: si tenéis algo que decir, hablad ahora... o callad para siempre, (¡que noooo, que es broma, hablad cuando os dé la gana, jejeje!.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...