Gazpacho de pepino



Hoy vengo a traeros una recetilla veraniega. Pero, curiosamente, no me sentía muy inspirada a la hora de escribir la introducción.
Hay días en que las palabras nos salen “solas”. Otros, en cambio, no sabe uno qué decir.
Y es normal. No todos los días nos encontramos igual, ni tenemos el mismo espíritu, ni las mismas ganas de hablar. Sin que pase nada, sin que haya ningún problema especial en nuestras vidas. Simplemente, hay días en que “nos sale” y días en los que no. No todos los días se siente uno gracioso, original y ocurrente, ni siempre hay anécdotas divertidas que contar, causas que apoyar, historias que compartir.
Pero no importa.
Creo que el blog es un reflejo de nosotros mismos. Y todos somos seres cambiantes, con distintos estados de ánimo, con más o menos preocupaciones. Es imposible ser gracioso, profundo o ingenioso siempre…  pero eso no debería calentarnos demasiado la cabeza: la vida es así.
Quizá, a veces, nos exijamos todos demasiado.  Tenemos que ser ingeniosos, divertidos, ocurrentes, amenos… o bien profundos, trascendentes, cultos, finos, elegantes.  Todo ha de ser perfecto: fotos, vajillas, escenarios, platos, recetas, plantillas del blog…. Hemos de ser originales, innovadores, así que, si se nos ocurre poner una receta de tortilla de patatas, nos vemos en la necesidad de autojustificarnos por subir a nuestros blogs algo tan “vulgar” y “archiconocido”. Y, por supuesto, debemos estar en todas partes.
¡Ah, y este nivelón hay que mantenerlo todos los días!. No se puede bajar la guardia, no podemos tener un día más soso, o con peores fotos, o con menos ingenio...
Quizá, si no nos exigiéramos tanto, si nos dejáramos “fluir” un poco,  sin agobios, modas, excesos de perfeccionismo ni compromisos (que nos creamos o que nos crean); si no perdiéramos la perspectiva… quizá, entonces, las cosas se colocarían en el sitio que les corresponde, y podríamos volver a disfrutar, tranquilamente, de nuestras aficiones, y de la gente que las comparte.
Ojalá pueda ser así.
En fin… a veces, una se pone a hablar, se enrolla, y se le olvida que a lo que venía hoy aquí es a traer un delicioso, facilísimo y fresquito gazpacho de pepino, altamente recomendable para los calores que padecemos.  Si es que no se me puede dejar sola, jajaja.
Aquí lo tenéis.



INGREDIENTES:
(Para 4 personas):
2 pepinos grandes o 3 medianos
2 yogures griegos.
Unos 45-50 gramos de aceite de oliva virgen extra (medio cubilete de la Thermomix)
Sal, vinagre y agua al gusto.
Hierbabuena fresca.

PREPARACIÓN:
Lavamos bien los pepinos, los secamos, y los pelamos parcialmente, dejando tiras de piel.

Los cortamos en trozos, y los ponemos en el vaso de la Thermomix, junto con el resto de los ingredientes menos el agua y la hierbabuena.

Programamos 2 minutos, a velocidad progresiva 5-7-9 en Thermomix 21 o 5-7-10 en la 31.
Probamos el punto de sal y vemos si está todo bien triturado (si no es así, programamos unos segundos más a velocidad máxima), añadimos agua (más o menos cantidad, según nos guste de espeso), y mezclamos a velocidad 5 unos segundos.

SIN THERMOMIX: Trituraremos con la batidora todos los ingredientes, pero puede que no nos quede tan fino y bien pasado, por lo que sería conveniente pasarlo después por el chino o por un colador.
NOTA: Si os gusta, podéis añadir un manojito de hierbabuena, y triturarlo con todos los ingredientes.
Servimos bien frío, adornado con las hojitas de hierbabuena.

Espero que os guste... y disfrutad de las vacaciones de agosto, si las tenéis.
Un beso.

Comentarios

  1. Es verdad que se pierde el norte pero no te apures, si te ocurriera, que lo dudo, aquí estamos el batllón de amigas para que lo vuelvas a encontrar.
    El gazpacho totalmente diferente al que yo conocía y creo que gustará y mucho.
    Esa hierbabuena... jajajjaja
    Besazos.

    ResponderEliminar
  2. Me encanta, tiene que ser super refrescante ¡¡

    Ana de Recetasdemama

    ResponderEliminar
  3. Que rico gazpachito niña !!!! Anotado queda, con este bochorno se tendría que comer este tipo de plato, y sino que se lo digan ami marido que yo aún siendo verano sigo también poniendo plato de cuchara en la mesa je je je
    Por lo demás ni te preocupes, yo hace tiempo aprendía separar el blog de mi día a día, me agobiaba no cumplir y me estaba afectando, pero ya no, quien quiera seguirme que me siga, y el que no .... él se lo pierde, je je je (es broma)
    Un besazo enorme guapa. Feliz semana

    ResponderEliminar
  4. Marga, plas, plas, plas por tu comentario guapa. Esta receta tan refrescante me gusta un montón y con el calor que hace apetece muchísimo. Buena semana y besines.

    ResponderEliminar
  5. ¡Mándame un vasito de esa delicia porfa!. Con estos calores resulta ideal.
    Buen día

    ResponderEliminar
  6. Para no estr inspirada has dado en el clavo de lo que está pasando.Allá por el mes de Abril o mayo llegué a la conclusión de lo mismo y lo cumplo.Ahora publico más porque tengo más tiempo, ¿qué no hay visitas ni comentarios? Sin problemas.El blog es nuestro recetario del día a día, nuestro libro de cabecera en la cocina y es lo que vale.
    Qué pena que en mi casa no guste el pepino porque ha shecho una receta bien fresquita y sana, solo se me ocurre cambiarl por calabacín.
    A disfrutar! Besazos.

    ResponderEliminar
  7. Qué buena idea!!! No tengo pepinos pero sí zucchini, seguramente lo hago hoy. Un beso,

    ResponderEliminar
  8. Ah, no sé si salió mi comentario. Te decía que no tengo pepinos pero sí zucchini y que seguramente lo hago hoy. Un beso,

    ResponderEliminar
  9. Tienes mucha razón cada dia no estas para escribir con inspiración. Es mi asignatura. Me falta una buena prosa para expresarme.
    LA receta ideal para el verano. Super refrescante

    Un abrazo, Agustí Cangrejo Grande

    ResponderEliminar
  10. hay pues esta delicia me la hago yo que tengo un monton de pepinos en el huerto y solo los hacia en ensalada, un beso

    ResponderEliminar
  11. Hola preciosa ¿como estás?, bueno ya veo que hoy no estás muy inspirada y, digo yo ¿que más da?, como bien dices tú, nuestros días son diferentes uno de otro y no siempre se puede estar igual, además, sería muy aburrido si fuéramos "super perfectas", con ser sólo "perfectas" ya vale ¿no?, jajajaja, por cierto, si subes una receta de tortilla de patatas, yo estaré encantada por muy vulgar que sea, que para mi, no lo es, es el plato perfecto para mi paladar y no te quepa la menor duda de que habrá gente que no sepa como prepararla y quizás, a pesar de haber miles de recetas de ella le pueda venir bien a alguien, así que hay que poner todas las recetas y, si a alguien no le parece maravillosa, ¡¡que se le va a hacer!!, yo creo que me estoy desviando totalmente de tu receta, jejejeje, buneo, vaya por delante que, el pepino me sienta como una patada en el culo ¿se puede decir eso o es incorrecto?, no se si preparado de ésta forma me sentará mejor pero, por si las moscas, no me atrevo a probarlo, así que dejo que te lo comas todito, aunque con el calorcillo que tengo no me vendría nada mal

    Bueno guapa, ya ves que yo sigo enrollándome, para no variar, y eso que tampoco tengo un día muy maravilloso que se diga, millones de besotes

    ResponderEliminar
  12. una receta tan sencilla como refrescante y apetitosa.

    ResponderEliminar
  13. Tiene que estar super buena !!! pero el pepino no es santo de mi devoción, pero se ve muy rica...Besos

    ResponderEliminar
  14. Hola Marga.

    Me ha encantado tu entrada, que aunque digas que no estás inspirada has dado en el clavo. Qué razón tienes. Y en el clavo has dado con la receta, perfecta para las que nos gusta el pepino a morir, y perfecta para combatir el calor. Buenísima.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  15. Llevo poco, casi nada en tu blog, y me identifico en tus palabras,mi blog es muy nuevo y he sentido igual, hoy no es cuestión de alagar tu receta, que es buena, es un sentimiento que hay detrás,solo piensa la gente que estamos aquí, las que ven tu ser humano, y eso es tu mejor receta, ánimo, un beso sin apenas conocerte, pero que me enganchan, tus fogones, y esos días de más persona, un beso

    ResponderEliminar
  16. Para no estar inspirada lo has dicho claro, pero para que queremos ser perfectas? Es mejor que nos aceptemos como somos, todas tenemos nuestras limitaciones, pero qué más da! No se puede estar siempre impecable y con todo perfecto, eso es ficción.
    Pero este gazpacho de pepino ha de ser un plato muy refrescante, a ver si llega el invierno que tanta calor nos agobia.
    Besos.

    ResponderEliminar
  17. Ayss cuánta razón tienes con las exigencias que nos autoimponemos... y para no saber qué decir madre mía que profunda! jajaja, pero tienes mucha razón, las cosas son como son y no hay que poner todo con una maravillosa puesta en escena porque no tendríamos vajillas, mesas, y colores suficientes para el día a día.

    Una receta maravillosa, me encanta, lástima que sólo me guste a mi en casa, sólo la he hecho una vez porque por muy poco que haga, me sale para unos días y me harto, claro.

    Besotes y feliz verano.

    ResponderEliminar
  18. Bueno, si faltaba inspiración la has matado con las ganas de compartir cómo te sientes, que es como podemos sentirnos cualquiera de nosotros cualquier día. Así y todo has traído esta receta maravillosa que guardo para mi sed de gazpacho y que seguro alegrará las mesas de muchos pues es una delicia y viene de lo mejor para estos calores.
    Animo y besos,
    Vero

    ResponderEliminar
  19. ¿Decías que no estabas inspirada? vaya, voy a esperar a que lo estés!:P estoy de acuerdo en todo lo que comentas y muchas veces es inevitable compararte o querer hacerlo perfecto, pero la pregunta es: perfecto ¿para quién?. Ya que es un reflejo de nosotras mismas debería de reflejar eso, a nosotras con nuestras virtudes y defectos y al igual que en la vida habrá a quien le gustemos y a quien no. Aún así es mucho más fácil decirlo que hacerlo. El gazpacho de pepino una delicia.

    besazos... calurosos!jejejej

    ResponderEliminar
  20. Como te entiendo...Mis entradas son cada día mas es cuestas,no me encuentro bien y en lo sucesivo seguiré con lo que me pida el cuerpo.En este mundillo hay muchas falsas estrellas que no me gustan jejjje.Menudo royo te meto jejeje.Tu crema rica rica yo también le pongo yogur griego.Abrazos

    ResponderEliminar
  21. Pues he de decirte Marga, que tu introducción me ha gustado más que nunca, no puedo estar más de acuerdo contigo.El blog es reflejo de nosotros mismos y a ver dónde está escrito que somos superwomans o supermanes y tenemos que estar siempre en rendimiento 100.Imposible!!! Aún así, me ha confortado mucho leerte, da gusto sentirse acompañada" en los sentimientos" ¿no crees ?
    No me olvido de decirte que tu gazpacho o crema fría me encanta, para no perdérselo.Cuando vuelva a casa lo pienso probar.Por aquí por Galicia ahora toca lo gallego, que también hace mucha falta!!!

    ResponderEliminar
  22. Como se suele decir, no todos los días son de fiestas ni tiene una el cuerpo para jolgorios. De todas formas, decirte que a pesar de no estar inspirada has dicho una gran verdad. No podemos mantener un blog con agobios y pensando sólo en superarse y superarse, o al menos yo no puedo. Una cosa es intentan mejorar poco a poco, pero sin exigirse demasiado porque si no no disfrutamos de él.
    La sopita de pepino, fresquita tiene que estar riquísima.
    Besitos

    ResponderEliminar
  23. Marga, preciosa, pues fijate que al final tu entrada de hoy ha sido un reflejo de eso que nos cuentas. has comenzado diciendo que era uno de esos días en los que parecía no querer salir la inspiración para escribir la introducción y al final la cosa ha ido fluyendo y has hecho una reflexión estupenda, tanto como tu genial, refrescante y veraniega receta. Por cierto, me encantará contar con tu aportación al concurso en cuanto resuelvas el dilema: ¿Alicante, Madrid o Extremadura? Besicos.

    ResponderEliminar
  24. Delicioso este gazpacho te quedo genial besos

    ResponderEliminar
  25. Delicioso este gazpacho te quedo genial besos

    ResponderEliminar
  26. Te entiendo perfectamente. A veces no sale y es mejor no forzar las cosas.
    Tengo muchas ganas de probar este gazpacho pero en casa el pepino solo me gusta a mi. A ver si un día me hago un homenaje.
    Besitos.
    ;-D

    ResponderEliminar
  27. Ay como te entiendo! Yo intento quitarme de esta esclavitud de fotos perfectas, vajillas ideales y demás, porque en mi casa no caben tantos platos, no puedo comprometer mi presupuesto comprando trapitos caros (literalmente lo de trapitos) y cierta persona suele urgirme con "vale, haz las fotos pero date prisa" mientras sujeta un foco con una mano y un corcho con la otra...

    En fin, que encantada con tu gazpacho, lo hago muy a menudo y me gusta muchísimo.

    ResponderEliminar
  28. muchisimas gracias por tu felicitación, estamos todos que no cabemos en si de gozo.
    UN BESO

    ResponderEliminar
  29. Marga... ¿Quién era la que no estaba inspirada? Cachis, si llegas a estar... Seguro que la idea de ser tan clara te vino después de tomarte una buena ración de tu gazpacho. Supongo que está rico, pero en casa no entran por este tipo de comidas. A mí tampoco me van demasiado, pienso que es por el clima, nunca se suele hacer. Bueno, espero que te sientas mejor, me prestó leerte guapa, disfruta de tu tiempo libre. Besinos.

    ResponderEliminar
  30. Marga tengo que probar tu receta, me gustan los ingredientes.

    ResponderEliminar
  31. Apetece mucho este refrescante gazpacho de pepino.
    Un saludo.
    Joan i Sara

    ResponderEliminar
  32. Sí, es verdad que a veces no ahogamos en un vaso de agua. Si aprendiéramos a mirar las cosas con otro enfoque y con cierta distancia de vez en cuando. Y sobre todo, si no nos impusiéramos obligaciones estúpidas que no sirven para hacernos más felices y la vida a fin de cuentas se trata de eso, ¿no? de ser feliz el mayor tiempo posible. De qué sirve matarse para estar anoréxica si eso no sólo no te hace feliz sino que se convierte en una pesadilla. A la porra, ea....

    A mi tu gazpacho de pepino sí que me hace feliz (y mucho). Este blog me hace feliz. Las cosas que nos cuentas siempre me hacen feliz. Ea.

    Besos...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por tomarte el tiempo y la molestia de dejar tu comentario. ¡Me encanta saber que estáis ahí!
Así que ya sabéis: si tenéis algo que decir, hablad ahora... o callad para siempre, (¡que noooo, que es broma, hablad cuando os dé la gana, jejeje!.