Galletas "Blanco y Negro"


Hoy os traigo una receta archiconocida en el mundo de los foros y blogs de cocina. La primera vez que la vi fue en el foro de Mundorecetas, donde eran conocidas como "las galletas de Maktub", el nick de la forera que las publicó inicialmente.
Yo no coincidí con Maktub, pero es una lástima que no participara más en los foros y que ya no tenga blog (que yo sepa), porque todas las recetas que le he copiado o he leído son una maravilla y un éxito. Pinchando aquí veréis un ejemplo...
A lo que íbamos. Que sé que muchos de vosotros ya conocéis esta receta, pero hay otros muchos que no, y otros que se van incorporando a este mundo de la cocina. A todos ellos les digo: si os gusta el chocolate, y queréis disfrutar de unas galletas fáciles y resultonas en poco tiempo, ¡PROBADLAS!. No os arrepentiréis (bueno, si estáis con operaciones bikini y similares, SÍ os arrepentiréis, jajajaja).

Sin más rollos macabeos, vamos al grano. Pero dejadme haceros dos comentarios respecto de su elaboración, antes de entrar en la receta:
1)Dicen que quedan mejor con chocolate fondant de la marca Nestlé. Yo las he probado con ese chocolate, y con Valor, y la verdad que no he notado la diferencia. Pero os lo cuento porque otras personas sí la notan.
2)El azúcar glas, molido (o impalpable, como le llaman en Argentina), tiene que ser COMPRADO. Quizá sea porque el comprado lleva un poquito de almidón o maizena, que hace que la galleta no la absorba... no lo sé, pero sí lo he podido comprobar "en mis carnes".  Ya habéis visto cómo deben de quedar en las fotos anteriores... bueno, pues así quedan si las rebozamos en azúcar glas molido en Thermomix:

Como veis, no son "blanco y negro". Siguen siendo igual de ricas, sí, pero sin ese efecto craquelado tan bonito. La masa absorbe el azúcar.
Bueno, al lío:
INGREDIENTES:
250 gr. de chocolate negro para postres
55 gr. de mantequilla 
100 gr. de azúcar 
2 huevos medianos 
210 gr. de harina 
1/2 cucharadita de café de levadura quimica
1 pizca de sal 
1 cucharadita de café de vainilla en polvo o de esencia de vainilla

Azúcar molido COMERCIAL para rebozar.


PREPARACIÓN:
Precalentamos el horno a 170º.
Fundimos el chocolate al baño maría (podéis hacerlo también en el microondas, pero entonces tendréis que estar muy pendientes, porque al mínimo descuido se quema).


Cuando esté fundido, añadimos la mantequilla y la vainilla. 


Removemos bien hasta integrarlo todo.


Por otro lado, ponemos en el vaso de la Thermomix el azúcar y los huevos. Colocamos la mariposa en las cuchillas, y programamos 6 minutos a velocidad 3. 


Los huevos deben doblar su volumen, y adquirir un color blanquecino.


Agregamos entonces el chocolate...


... y mezclamos durante unos segundos a velocidad 3. 


Quitamos la mariposa (a ser posible, sin comerse la mezcla chocolatosa que queda pegada a ella, jajaja)
Tamizamos la harina con la levadura y la sal....


...y la añadimos al vaso de la Thermomix. Mezclamos durante unos segundos a velocidad 3 y medio, repitiendo este paso 2 ó 3 veces hasta que quede todo bien mezclado.


Refrigeramos la masa durante una hora.
Pasado ese tiempo, vamos haciendo bolitas con la masa (del tamaño de un bombón Ferrero Rocher, más o menos)...


...y las rebozamos en el azúcar molido.
Las colocamos en la bandeja de horno, un poquito separadas, y horneamos durante 8-10 minutos aproximadamente, hasta que se craquelen. No os paséis de cocción, pues quedarán duras.


Dejamos enfriar sobre una rejilla. En este momento, estarán blanditas, pero al enfriarse se endurecerán y estarán crujientes por fuera (aunque quedan blanditas por dentro).


¡Que las disfrutéis!.


Buena semana para todos.
P.D. El ganchillo "progresa adecuadamente", o algo así... (no, la última vuelta no es de hilo reflectante, es que había mala luz y ha salido "raro" el blanco, jajaja)





Calabacines rellenos de salsa boloñesa (Thermomix)


Esta receta se la debo a mi amiga y presentadora de Thermomix, Lorena. Ella dice que es muy básica, y tiene razón, pero ¡es tan rica...!.
Si estáis empezando con la Thermomix, probad con esta receta, no os arrepentiréis.
Por eso, la rescato del "baúl de los recuerdos" y os la traigo ahora, porque estoy segura de que en vuestras casas va a triunfar. Es una receta "de todos los días", pero que suele gustar a casi todo el mundo.
A veces, sobra salsa boloñesa después de rellenar los calabacines. Podéis congelarla para utilizarla después con pasta, congela estupendamente y queda después muy rica con unos macarrones o espaguetis.
INGREDIENTES:
4 calabacines medianos-grandes (no demasiado grandes, para que quepan en el Varoma)
1 cebolla mediana
400 gramos de carne picada (según prefiráis: ternera, cerdo, o mezcla. Yo le pongo sólo ternera)
1 pimiento verde
2-3 zanahorias
2 dientes de ajo
50 gramos de aceite de oliva
500 gramos de tomate triturado o pelado de lata. O también podéis utilizar tomate natural rallado.
Un puñado de champiñones enteros
Orégano o hierbas provenzales
Sal
Queso rallado (podemos rallarlo previamente en la Thermomix, a velocidades 5-7-10)
Para la bechamel:
50 gramos de mantequilla o margarina
10 gramos de aceite de oliva
800 gramos de leche(utilicé semidesnatada)
110 gramos de harina
Sal
Nuez moscada
Pimienta (a ser posible, recién molida)
PREPARACIÓN:
Lavar bien los calabacines, porque los vamos a cocinar sin pelar y, si se quiere, se pueden comer enteros (yo lo hago; mi marido,en cambio, se come "lo de dentro", jajaja)
Partirlos por la mitad a lo largo, y vaciarlos un poco, con un vaciador o con una cucharilla de café.
Colocar los calabacines en el Varoma (Si se ponen muchos, usar también la bandeja del varoma).
Poner en el vaso los ajos pelados, la carne de los calabacines, la cebolla, el pimiento y la zanahoria pelada, cortadas en trozos más o menos homogéneos pero no muy pequeños.
Programar 2 segundos a velocidad 5.
Añadimos el tomate y el champiñón, y trituramos en velocidad progresiva 5 - 7 - 10 durante 15 segundos.
Añadir 50 gramos de aceite, una cucharadita de sal y orégano, y programar 7 minutos, temperatura varoma y velocidad 1.
Cuando termine, añadimos la carne, 2 cucharaditas de sal y 1 de azúcar, y un poco de pimienta. Programamos 3 o 4 segundos en velocidad 4 para mezclar la carne y las verduras.
Una vez mezcladas, se programan 20 minutos, temperatura varoma, giro a la izquierda, velocidad cuchara.
Ponemos encima el varoma con los calabacines.
Cuando haya terminado la cocción, se quita el varoma con cuidado, y se colocan los calabacines en un plato co
n papel de cocina, para que absorba el agua que puedan soltar.
Cuando hayan escurrido, los colocamos en una fuente de horno, los rellenamos con la salsa boloñesa, y reservamos.
Bechamel:
(Ojo: Los ingredientes deben estar a temperatura ambiente; de lo contrario, tardará más en espesar la salsa).
Ponemos el aceite y la mantequilla, y programamos un minuto, temperatura 100º, velocidad 1.
A continuación añadimos la harina y sofreímos durante 2 minutos a temperatura varoma y velocidad 2.
Cuando pare la máquina, se añaden el resto de ingredientes y se mezclan 5 segundos en velocidad 7.
Se programa 7 minutos, temperatura 100º y velocidad 4.
Si se prefiere más espesa la bechamel, se programan 2 minutos más, teniendo en cuenta que cuando hace frío tarda un pelín más en espesar.
Una vez preparada la bechamel, la esparcimos por encima de los calabacines rellenos y espolvoreamos con queso rallado.
Meter al horno (precalentado) unos minutos hasta que se gratinen.
Espero que os gusten.

Pollo agridulce al coñac con setas (Thermomix)

Hoy, por esta vez y sin que sirva de precedente, no voy a rellenar nada, jajaja.  En esta ocasión, os traigo un platito de pollo, sencillo y rico. Muy bueno, de verdad.
Y muy cómodo de preparar, porque se hace todo en la Thermomix, sin manchar nada más.
El pollo, con el macerado de limón, queda muy jugoso, por eso podemos usar pechuga troceada o fileteada sin miedo a que se nos reseque y nos quede como un trozo de corcho.
Sin embargo, procurad que los filetes no sean demasiado finos (en ese caso, habría que reducir el tiempo de cocción).
Un inciso, y una pregunta a los industriales polleros: ¿Es absolutamente indispensable que CASI TODAS las pechugas de pollo se vendan con esas partes sanguinolentas?. ¿No se podrían eliminar antes de comercializarlas, o matar a los pollos otra manera?. Es que, ¡vaya tela, el asquito que da...!.
Yo siempre procuro eliminar toda la grasa que lleve el pollo, porque no es demasiado sana, pero eso no me da problemas. Pero "lo otro"... ¡puf, qué mal cuerpo se me pone a veces, jajaja!. Escrupulosa que es una, no lo puedo evitar.
Pero, una vez superado ese momento, el plato queda estupendamente, os lo aseguro.
NOTA: Si no os gusta el sabor a limón, podéis preparar el pollo dejándolo macerar unas horas en leche con un poquito de ajo molido y orégano. Eso sí, entonces seguirá siendo riquísimo, pero no agridulce, jejejeje.
NOTA 2: Si le notáramos un puntito amargo a la salsa (dependiendo del tipo de limón, a veces puede pasar),añadimos un pellizquito de azúcar para contrarrestar.

INGREDIENTES:
Pechuga de pollo fileteada (800 gramos). Los filetes no deben de ser muy finos
3 dientes de ajo
50 gramos de aceite de oliva virgen extra
300 gramos de cebolla
220 gramos de tomate natural rallado
8 champiñones Portobello medianos
150 gramos de coñac
1 pastilla de caldo de verduras o pollo, o 1 cucharada de concentrado de verduras
Tomillo
Sal
Pimienta
El zumo de 3 limones pequeños o 2 medianos
Ajo en polvo
PREPARACIÓN:
Unas 2 horas antes de preparar el plato, ponemos las pechugas en un tupper, espolvoreamos con ajo en polvo, regamos con el zumo de los limones, tapamos, y dejamos marinar.
Cuando vayamos a cocinarlas, las sacamos, escurrimos bien, limpiamos de grasa y de todas las partes "feas" que puedan tener, las troceamos, salpimentamos y reservamos.
Limpiamos los champiñones, y los cortamos en láminas. Reservamos también.
Ponemos los dientes de ajo en el vaso de la Thermomix, agregamos el aceite...

... y picamos 4 segundos a velocidad 5. Programamos 4 minutos, temperatura Varoma, velocidad 1.

Añadimos la cebolla troceada, picamos durante 6 segundos a velocidad 6, y programamos 8 minutos, temperatura Varoma, velocidad 2.

Añadimos el tomate rallado, el tomillo y la pastilla de caldo, y programamos 10 minutos, Varoma, velocidad 2.

Ahora añadiremos el pollo, y lo cocinaremos 5 minutos, temperatura Varoma, velocidad cuchara con giro a la izquierda.

Por último, añadimos las setas y el coñac, y programamos 15 minutos, Varoma, velocidad cuchara con giro a la izquierda.

Si quedara la salsa demasiado reducida, podemos añadir un poco de agua al final de la cocción.

Espero que os guste. Un beso a todos.

Alcachofas rellenas de surimi al ajillo


En cuanto vi que este mes el ingrediente escogido por "Recetario Mañoso" era la alcachofa, decidí participar. Me encantan las alcachofas.
Peeero... había un pequeño problema: aquí el caballero no es muy aficionado al verde en general, y a la alcachofa en particular. Así que tocaba estrujarse el cerebro para intentar encontrar una receta alcachofil a la que no pusiera excesivas pegas...
En cuanto a la forma de elaboración, ya sabéis que la cabra siempre tira al monte, y, en mi caso, si no relleno alguna cosa al menos 2 veces por semana, ya el personal se empieza a preocupar por si me pasa algo, jajajaja...Por lo tanto, ahí no había discusión: alcachofas RELLENAS. Pero... ¿de qué?.
Y recordé que, hace ya tiempo, había fichado en el blog de Jalapa una receta de palitos de cangrejo al ajillo que me había llamado mucho la atención. Y pensé que por qué no rellenar las alcachofas con esos palitos...
No me equivoqué, porque le han gustado, jajaja. Es un relleno delicioso, que pega muy bien con la alcachofa.
Así que vamos con el paso a paso. Espero que os guste.

INGREDIENTES: 
(Para 4 personas)
8 alcachofas frescas
15 palitos de cangrejo frescos (uso siempre la marca Krissia, porque es la que más me gusta, y no lo digo por hacer publicidad, que los palitos los he pagado yo y no me los regalan, jajaja). Podéis utilizarlos también congelados, pero tendréis que descongelarlos antes.
3 dientes de ajo grandecitos
30 gramos de aceite de oliva(virgen extra)
1 guindilla
Sal
Pimienta.
Salsa bechamel clarita (la hago como explico AQUÍ, pero con un pelín más de leche. Debe quedar clarita, como para una cobertura, no como para croquetas)
1 limón
Queso rallado para gratinar

PREPARACIÓN:
Cocemos las alcachofas. Las pondremos en agua hirviendo con sal y el zumo de un limón, quitando previamente las hojas más duras, y las cocinaremos durante unos 20-25 minutos, según grosor (pinchamos para ver si están tiernas).

Cuando estén listas, las sacamos, dejamos enfriar un poquito, retiramos las hojas más duras y feas, cortamos el pie (que, como estará blandito, vamos a picarlo y después lo añadiremos a los palitos de cangrejo),  damos forma de "cazoleta" cortando el extremo de las hojas (sale mejor con tijeras), y vaciamos el centro con un sacabolitas. Las hojas blandas podemos picarlas también, reservarlas y añadirlas después al relleno.
(Me explico como un libro cerrado, pero creo que con la foto queda más claro el tema).
Mientras se cuecen las alcachofas, prepararemos el relleno.
Ponemos los palitos de cangrejo en el vaso de la Thermomix, y los picamos, programando 3 segundos, velocidad 4 CON GIRO A LA IZQUIERDA.

Comprobamos si han quedado picaditos por igual, y si es necesario programamos otros 3 segundos más.
Y los reservamos.

Ponemos el aceite en el vaso, y programamos 6 minutos, temperatura 100º, velocidad 1.

Ahora añadimos los ajos, y los picamos durante 6 segundos a velocidad 5 (no os olvidéis de poner el cubilete para que no salte el aceite caliente). Y programamos 4 minutos, temperatura 100º, velocidad 1.

Añadimos la guindilla (sin semillas, para que no pique demasiado... si os gusta más picante, vosotros veréis, jajaja), y programamos 1 minuto, temperatura 100º, velocidad 1.
Y agregamos los palitos reservados, y programamos 3 minutos, temperatura 100º, velocidad cuchara con giro a la izquierda.

Rellenamos las alcachofas con esta preparación (quitad los trocitos de guindilla si los veis).

Si sobra relleno, lo repartimos por el fondo de la fuente.

Preparamos una bechamel de cobertura, y cubrimos el fondo de la fuente y las alcachofas. Si la hacéis en Thermomix, no hace falta que lavéis el vaso después de hacer el surimi.

Espolvoreamos con queso rallado...

Y gratinamos.
Están deliciosas, con el toquecito picante de la guindilla.
Y este relleno que le he copiado a Jalapa tiene muchas utilidades: podemos tomarlo solo, o como relleno de tartaletas, hojaldres o canapés.

Punto de cruz: corazones (enero 2012)

No, no os penséis que he abandonado el punto de cruz, no...
Con esto del ganchillo, voy un pelín más lenta; y, además, hay algunas cosas que no puedo enseñar por aquí, que hay mucho cotilla suelto por el mundo, jejeje...
Hay otro problema añadido: en invierno, las horas de luz escasean más. Y, aunque por aquí no nos podamos quejar de las temperaturas que estamos teniendo, sigue anocheciendo a la misma hora que otros inviernos, como es lógico. Y, como las mejores horas para el bordado (sobre todo, cuando se usa lino o lugana) son las mañaneras, y a esa hora estoy trabajando y no bordando, pues voy más lenta (aunque a veces, con la dichosa crisis, no sé si sería mejor que me llevara la labor, jajaja).
Pero aquí tenéis lo que estoy bordando. Esto será, cuando se acabe, un  pañito para colocar dentro de una bandeja de cristal y madera... pero aún le quedan "unos cuantos" corazones, me temo (creo que son 12, en total, los que hay que bordar).
Eso sí, se borda rápido... cuando hay luz.
Aquí, otro corazón, de cerquita.

El "estado de la cuestión" ganchillera os lo iré enseñando en próximas entradas... sospecho que, cuando acabe la manta, estaremos ya a 30º a la sombra, jajaja.

P.D. Hacía mucho que no os hablaba de las palabrejas de verificación de Blogger. Pero hoy no me he podido resistir, jejeje.  Hoy el pobre Blogger anda con problemas de diarrea o de estreñimiento, no sé muy bien. Tan mal está, que habla como los chinos...

Pero sigue dándonos órdenes, a pesar de todo:

O calle para siempre, jejeje....
Pero la que ya me ha llegado al alma es la que me ha salido hace un minuto:
Mejor me callo, jajaja. En mi caso, creo que el silencio es la mejor opción...
La verdad es que las palabritas de verificación dan mucha lata, pero, ¿y lo que nos reímos con ellas?.
Que paséis buen domingo.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...