Timbal-ensalada de arroz, calabacín y huevo cocido


Por fin vuelven los eventos de "Hecho en mi Cocina" (HEMC).  Siempre me gustó participar en ellos, porque se aprende mucho, y se comparten recetas muy buenas.
Y este mes, el protagonista es el calabacín:
hemc #57 - calabaciín
(Si queréis participar, o saber más sobre este evento, pinchad en la foto de las flores del calabacín)

Es una de mis verduras favoritas, así que no podía dejar de participar. Pero esta vez no quería rellenar nada (¿estaré enferma?, ¿será el calor?), así que decidí hacer una ensaladita de arroz y calabacín, pero presentada de forma distinta a la habitual. Y aquí la tenéis. Muy sencilla y completa. Espero que os guste.

INGREDIENTES:
1 taza de arroz basmati
1 calabacín grandecito
1 lata de atún en aceite
6 palitos de cangrejo
2-3 huevos cocidos.
Mayonesa (unas 3-4 cucharadas)
Salsa de tomate casera (unas 3-4 cucharadas).
Sal y pimienta.

PREPARACIÓN:
Cocemos los calabacines como tengamos por costumbre (al vapor, en el micro, en olla normal, al Varoma...). Deben quedar hechos, pero firmes, para poder partirlos en rodajitas finas sin que se nos deshagan.

Los salpimentamos, y reservamos.
Cortamos también en rodajitas los huevos duros.
Cocemos también el arroz basmati, siguiendo las instrucciones del paquete. Escurrimos, y salpimentamos.
En un bol, mezclamos el arroz con la mayonesa, procurando que quede repartida por igual.

Agregamos los palitos cortados en trocitos, y el atún desmigado y escurrido. Mezclamos bien.

Y añadimos la salsa de tomate, removiendo bien. Probamos el punto de sal.

En una flanera o molde redondo, colocamos una capa de rodajitas de calabacín (si hubieran soltado mucho líquido, las secamos con papel de cocina).

Encima, colocamos una capa de la mezcla de arroz, apretando un poquito para que quede bien compactado.

Y ahora colocamos una capa de huevo cocido.

Cubrimos con más arroz.
Vamos alternando capas de arroz, calabacín y huevo, procurando acabar con arroz.
Compactamos un poco con una espátula, y dejamos que repose en la nevera al menos 3 horas. Si el molde tiene tapa, lo taparemos para que no coja olores ni se reseque (si no, lo cubrimos con papel de aluminio).

A la hora de servir, lo volcamos cuidadosamente sobre una fuente, y, si queremos, podemos acompañarlo de más mayonesa, en salsera aparte.
NOTA: Es importante aliñar bien el calabacín; de lo contrario, quedará muy soso.

Animaos a participar, os gustará.
Un beso a todos.

Ensalada de pimientos asados


Muchas veces, he hecho referencia a la ensalada de pimientos asados, como guarnición o como base para otras preparaciones. Pero nunca la había subido al blog.
Como a todo el que la prueba le gusta mucho, y como me gusta tener en mi blog todas mis recetas, fáciles o más complicadas, con y sin maquinitas, muy vistas y originales, bonitas y más feas (todas tienen su sitio)... pues he decidido publicarla hoy, junto con un pequeño paso a paso.
Espero que a vosotros os guste también. Va bien para tomarla sola, como acompañamiento a carnes o pescados, o para hacer un revuelto de pimientos, y también podemos añadirle ventresca, atún, patatas asadas, gulas... ¡tiene muchas posibilidades!. Y está rica fría, caliente y templada.
Y no, esta entrada no sustituye al "Pimiento del Mes", no os vayáis a creer, jejeje. El pimiento del mes llega a su debido tiempo, como siempre... Además, siempre va relleno, y estos pimientitos van troceados. Así que, en junio, llegará el pimiento.

INGREDIENTES:
Pimientos rojos. Con 3 pimientos grandecitos tenemos una buena ensalada para 4-5 personas.
Aceite de oliva virgen extra
Sal
1/4 de pastilla de caldo de verduras
Ajo picadito (aproximadamente, 1 diente de ajo por cada 2 pimientos)
Orégano
Pimienta negra recién molida.

PREPARACIÓN:
Lavamos bien los pimientos, los secamos, y los untamos con unas gotitas de aceite de oliva (con la mano, o ayudándonos de un pincel).

Los colocamos en una fuente apta para horno. Y los horneamos a 200º.
El tiempo de horneado depende de los hornos y del tamaño de los pimientos (aproximadamente, entre 45 minutos y una hora). Pero sabremos que están hechos porque la piel queda tostada y se desprende de la piel. No importa que esté un poco quemadita, sin pasarnos.

Aquí podéis ver cómo tiene que quedar la piel.
Sacamos la fuente del horno, y la cubrimos con una tapa o con un paño, (o pasamos los pimientos a un recipiente que se pueda tapar) para que "suden" los pimientos mientras se enfrían.
Cuando estén "manejables" sin quemarnos, recogeremos el jugo que hayan soltado los pimientos, y lo colaremos. Lo reservamos.

Pelamos cuidadosamente los pimientos, los limpiamos muy bien de semillas, y los cortamos en tiritas. Este es el paso más pesado, pero merece la pena que pongamos un poquito de atención, porque después no resulta agradable encontrarse pielecillas o semillas.

Pelamos y picamos en cuadritos muy pequeñitos los dientes de ajo. Y los rehogamos en un chorrito de aceite de oliva. Como mucho, tienen que tomar color, pero no tostarse demasiado.

Agregamos los pimientos, salpimentamos, y rehogamos unos minutos a fuego medio.

Ahora añadiremos el jugo reservado, la pastillita de caldo y el orégano. Vamos a rehogar todo unos minutos a fuego medio, hasta que se reduzca el líquido.

¡Y ya está!. Como he dicho, podemos tomarlos calentitos, o esperar a que se enfríen o templen. En cualquier caso, una auténtica delicia.

Que disfrutéis de esta ensaladita... Y permanezcan atentos a sus pantallas, que pronto llegarán MÁS pimientos, jejeje.
Un besote.

Minipizzas individuales


Muy socorridas para toda ocasión. A mí me gusta mucho hacerlas individuales, porque en casa, habitualmente, sólo estamos 2, y si hago una pizza grande, acaba sobrando... y esos restos siempre terminan por ir a la basura porque ya nadie los quiere.
En cambio, la pizza individual "cae" entera. Le copié la idea a Ana... ¡y hasta le copié los "recipientes", jejeje!.

INGREDIENTES:
Masa de pizza (La que os guste más. Yo suelo utilizar ésta).
Lo demás, a vuestro gusto. Aunque son fundamentales algunas cosas:
-Queso que funda bien, adecuado para pizzas
-Orégano (si es posible, fresco)
-Salsa de tomate, o tomate rallado, para "pintar" la base.
Las de la foto, como veis, llevan jamón ibérico y de York en taquitos, aceitunas...

PREPARACIÓN:
Necesitaremos unas fuentecitas individuales de horno. Extendemos la masa de la pizza, y cortamos círculos del diámetro de las fuentes. En casa nos gustan finas, pero dadle el grosor que prefiráis.

Si lo preferimos, también podemos hacerlas directamente en el horno, sin las fuentecitas.
Ahora pintamos la base con un poco de salsa de tomate o tomate rallado. Muy poquito, sólo un toquecito, para que la masa no quede húmeda.
Y pondremos encima nuestros ingredientes favoritos.

Cubrimos con bastante queso, espolvoreamos con orégano...

...y horneamos hasta que las veamos doraditas. Yo pongo el horno por arriba y por abajo  los 10-15 primeros minutos, y después ya sólo por abajo.
Normalmente, estarán hechas a los 25 minutos, más o menos. Pero eso depende del horno.

Y a disfrutar. Para una cenita (o para un día que nos apetezca tomar pizza a mediodía) vienen estupendamente.

Crema-mousse de yogur con cerezas


Hace tiempo leí esta receta en una revista, no recuerdo en cuál, y fue de ésas que "se te queda en la cabeza" para probarla algún día.
La receta no llevaba fruta... pero se me ocurrió que con cerezas podría quedar riquísima. Así que decidí probar... y presentar esta receta al evento del mes del "Recetario Mañoso", del que os recuerdo que soy anfitriona, y que tiene como ingrediente estrella la cereza (pinchad en el logo si queréis participar).

Si buscáis un postre suave, ligero y fresquito, y os gusta el saborcito a yogur... ¡ya lo habéis encontrado!. Se hace en nada y menos, y el resultado os encantará.

INGREDIENTES:
(Para 6-8 copitas o vasitos)
4 yogures griegos.
180 gramos (una botellita) de nata líquida para cocinar o Crema Ligera Puleva
2 cucharadas de tagatosa, o 4 de azúcar
2 claras de huevo
250 gramos de cerezas
Un pellizquito de sal

PREPARACIÓN:
En primer lugar, lavamos y secamos las cerezas (aquí sale alguna un pelín "perjudicada")...

...Y las deshuesamos.

Si, como "algunas", contáis con un aparatejo especial, mejor. Si, como yo, no lo tenéis, toca fastidiarse (con J) y deshuesarlas a mano. Las reservamos.
Batimos los yogures con la tagatosa o azúcar, y la nata, hasta que quede una crema homogénea. En Thermomix, programaremos 30 segundos a velocidad 3 y 1/2.

Aparte, montamos las claras a punto de nieve, con un pellizquito de sal. En Thermomix, pondremos la mariposa en las cuchillas, y programaremos 6 minutos a velocidad 3 y 1/2.
Agregaremos las claras a la crema, con suavidad y procurando no mover mucho para que no se bajen demasiado.

Queda más o menos así:

Vamos repartiendo la mezcla en las copitas o vasitos, y añadiendo las cerezas.

Refrigeramos al menos 3 horas... ¡y a disfrutar!.

NOTAS VARIAS:


1) Recientemente, han sacado una versión "light" del yogur griego. No es muy apropiada para este postre, porque son mucho menos cremosos. Si queréis reducir grasas, mejor utilizad, en lugar de nata, "Crema Ligera Puleva" que sólo tiene 5% de materia grasa, o leche evaporada.
2) La crema Puleva la recomiendo porque me encanta, y porque engorda menos. Puleva no me ha enviado ninguna muestra promocional (eso sí, aprovecho para pedir que mejoren la distribución de esta crema, que se encuentra en pocos sitios y merece mucho la pena).
3)Si os gustan los postres más dulces, poned media cucharada más de edulcorante o azúcar.
4)Para que la crema esté en su punto de consistencia, es necesario que esperéis esas 3 horas como mínimo. Antes, quedará un poco líquida, y no tan uniforme.

Espero que os guste. Y animaos a participar en el "Mañoso", si os gustan las cerezas y tenéis tiempo.
Un beso.

Berenjenas rellenas de atún (Thermomix)-Receta de Alejandra


El mes pasado fue mi cumpleaños. Y varias buenas amigas me regalaron recetas dedicadas. Una de ellas, Alejandra.
Todas me encantaron, pero la suya, en ese momento, me vino genial, puesto que tenía todos los ingredientes (menos, aunque no os lo podáis creer, los pimientos, jajaja). Así que me solucionó la comida del día siguiente, jejeje.
Y, una vez "catada", tengo que deciros que no podéis perderos la receta, ¡están buenííísimas!.
Además, se congelan estupendamente, por si queréis hacer más cantidad.
Aunque os recomiendo que os paséis por su blog, también quiero traer la receta al mío, porque ésta es de las que voy a repetir muchas veces, segurísimo.
Las demás que me dedicaron irán cayendo también, poquito a poco... Aquí las veréis.

INGREDIENTES:

- 2 berenjenas (yo puse 3, y aumenté la cantidad de champiñones)
- Un pellizco (media cucharadita) de sal
- 30gr de aceite de oliva
- 1 diente de ajo
- 1 cebolla cortada en cuartos
- 250gr de tomate triturado o rallado
- 1 cucharadita de azúcar (yo, media de tagatosa)
- ½ cucharadita de albahaca seca
- ½ cucharadita de hierbabuena seca (yo no le puse)
- Una pizca de pimienta
- 180gr de atún escurrido (3 latas).-Alejandra usa atún al natural. Yo, atún en aceite de oliva virgen extra... que reutilizo para rehogar el sofrito.
- 100gr de pimiento rojo y verde (no le puse porque no tenía)
- 150gr de champiñones (puse algo más de cantidad)
- 1 bola de queso mozzarella
- Queso havarti a lonchas (utilicé otro tipo de queso en lonchas)
- Queso rallado para gratinar

PREPARACIÓN

- Cortamos las berenjenas por la mitad longitudinalmente, les hacemos un hueco con cuidado de no agujerear la piel (precaución al manejar el vaciador, a veces "se nos va la mano" enseguida) y reservamos la pulpa que saquemos.
- Colocamos las berenjenas espolvoreadas con sal en el recipiente varoma con la piel hacia arriba. Tapamos y reservamos.

- Ponemos en el vaso el aceite y el ajo y lo troceamos 3 segundos a vel. 6. Sofreímos 2 minutos, varoma y vel. 1.

- Añadimos la cebolla y el pimiento (yo no puse), troceamos 6 segundos a vel. 4.
- Añadimos la pulpa de la berenjena reservada y lo troceamos 3 segundos a vel. 4.

- Agregamos los champiñones troceados y trituramos 4 segundos a vel. 4.

- Agregamos el tomate, la sal, el azúcar o edulcorante, la albahaca, la hierbabuena y la pimienta. Ponemos el recipiente varoma sobre la tapa, y programamos 14 minutos, varoma y vel. 1.

- Retiramos el recipiente varoma con las berenjenas ya cocidas....

...añadimos al vaso el atún y mezclamos 2 segundos a vel. 3.

-Ponemos las berenjenas con la piel hacia abajo en una fuente para horno y las rellenamos.

-Colocamos encima el queso mozzarella troceado...

...el queso de lonchas, y, por último, el queso rallado.


Y gratinamos en el horno durante unos 12-18 minutos a 180º, por arriba y abajo al principio, y con el grill los últimos minutos.

¡A comer y disfrutar!. Como dice Alejandra, si sobra relleno, podéis congelarlo y utilizarlo con pasta o arroz hervido, y queda delicioso.
Mil gracias, guapa, por tu receta.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...