Salmón con salsa de queso


Vuelvo a la carga con otra receta muy facilita...
La verdad es que nunca pensé que le iría a dar tanto juego al estuche de vapor de silicona. De hecho, tardé bastante tiempo en empezar a utilizarlo, pensé que sería "otra pijadita más" de las múltiples que se fabrican para la cocina, y que compramos porque nos encanta verlas, pero que después no utilizamos para nada.
Y me equivoqué... porque ahora lo utilizo con bastante asiduidad. Es muy cómodo, porque no se manchan cacharros, las cosas quedan hechas en su jugo (con lo cual, no usamos tantas grasas ni tanta sal), y salen sabrosísimas.
Esta receta no entra en la categoría de "light" porque la salsa no lo es, jajaja... Pero, bueno, yo uso leche evaporada, que no tiene excesiva cantidad de materia grasa, y siempre podemos utilizar un queso más ligero, aunque suelen fundir peor.
Otra cosa: el Emmental tiende a formar hilos al fundirse, así que tampoco es recomendable. Aunque la salsa queda rica, la textura no resulta tan uniforme.
Bueno, en unos 10 minutos tendréis listo vuestro platito de salmón. Rico, y rápido, ¿qué más se puede pedir?

INGREDIENTES:
1 lomo de salmón fresco por persona  (Yo tengo dos estuches, y uso uno o los dos, según cocine para dos o cuatro personas. La cantidad de salsa que os doy llega de sobra para cuatro personas)
1 chorro de vino blanco  (suelo utilizar fino)
Sal
Pimienta
Eneldo
Para la salsa: 90 gramos de queso que funda bien (rallado o troceado), 1 botellita de leche evaporada (170 gramos), 100 gramos de leche "normal"(yo uso semidesnatada), sal, pimienta, y, en su caso, Maizena Exprés.

PREPARACIÓN:
Lo que más tarda es la salsa, así que empezamos a hacerla antes.
Ponemos en un cazo, a fuego medio, las leches, el queso, la sal y la pimienta. Removemos de vez en cuando hasta que hierva; cuando lo haga, bajamos al mínimo y vamos removiendo con más constancia hasta que se disuelva el queso.

Dejamos reducir hasta que vaya espesando. Si nos gusta más espesa, podemos añadir una cucharadita de espesante instantáneo (Maizena Exprés) o de maizena.
Mientras va espesando la salsa, podemos hacer el pescado.
Colocamos los lomos en el estuche (con la piel hacia abajo), salpimentamos, espolvoreamos con el eneldo y añadimos el vino blanco.

Cerramos, y cocinamos al microondas durante 5-6 minutos, a 800 W. El tiempo depende del grosor y de cómo nos guste de hecho el pescado, pero NO sobrepaséis los 6 minutos, en cualquier caso, u os encontraréis con unos trozos de estropajo asalmonado.

Servimos cubiertos con la salsa, o con ésta aparte para que cada uno se sirva lo que quiera.

NOTA: Si usamos un queso bajo en grasas, y leche semidesnatada, es una receta bastante ligera, que puede ser incluso apta para algunas dietas.
Y NOTA 2: Si no tenéis estuche de vapor, podéis hacer el salmón al horno y en papillote, pero tardará más, unos 20-25 minutos.
Espero que os guste... ¡y feliz fin de semana!

51 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tomarte el tiempo y la molestia de dejar tu comentario. ¡Me encanta saber que estáis ahí!
Así que ya sabéis: si tenéis algo que decir, hablad ahora... o callad para siempre, (¡que noooo, que es broma, hablad cuando os dé la gana, jejeje!.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...