Bizcocho o "Bundt Cake" de almendra


Hay que ver lo chulos que quedan los bizcochos en los moldes altos tipo "bundt", aunque el mío no sea de los "lujosos" (ya caerá, ya, jejejeje).
Éste, además, es jugosísimo. La almendra molida le da un punto muy suave, y la verdad es que el bizcochito "entra solo", ¡está delicioso!. Al menos, para mí, que soy de las que prefiero un buen bizcocho a cualquier tarta decorada, ¡simple que es una, jajaja!.
Como esta semana hay "okupas", están dando buenísima cuenta de él, apenas queda nada ya. Pero, al menos, me han dejado inmortalizarlo.
Así que, a pesar de mis líos variados (ya, ya sé que me repito más que el pepino, pero espero que ALGÚN DÍA pueda tener una semanita más tranquila), aquí os dejo la receta, y de paso os animo a probarlo, que no os decepcionará.
Mis "truquillos": batir mucho los huevos, para que entre aire a la masa y suba más (por eso, no tapéis la Thermomix con el cubilete). Y, por otro lado, tengo costumbre de encender el horno sólo por abajo durante los 10-15 primeros minutos de la cocción del bizcocho, y ya después pongo calor arriba y abajo hasta el final (si se tuesta mucho, lo cubro con papel de hornear o de aluminio).
Bueno... y, por supuesto, NO ABRIR jamás la puerta del horno hasta que hayan pasado unos 25 minutos, porque se bajaría el bizcocho.
Mirad qué jugosito se ve el corte:

INGREDIENTES:
4 huevos tamaño "L"
190 gramos de azúcar o 100 de tagatosa
160 gramos de Crema Ligera Puleva o leche evaporada
150 gramos de aceite de girasol
190 gramos de harina
80 gramos de almendra molida
1 sobre de levadura química
1 cucharadita de postre de esencia de vainilla
1 pellizquito de canela.
Mantequilla y harina para engrasar (encamisar) el molde

PREPARACIÓN:
Precalentamos el horno a 175º.
Podemos comprar la almendra ya molida, o comprar almendra cruda entera. En este segundo caso, la trituraremos en la Thermomix con varios golpes de turbo (comprobando que se muela bien), y la reservaremos. No hace falta que lavemos el vaso.
Si usamos azúcar, la moleremos junto con la canela, programando 10 segundos a velocidad 6-8-10 (la tagatosa no es necesario triturarla más, porque está en polvo). Y añadiremos la vainilla y los huevos, pondremos la mariposa en las cuchillas, y programamos 4 minutos, velocidad 3 y 1/2, temperatura 37º (40º si tenéis la Thermomix 21).
Después, programamos un minuto, sin temperatura, a la misma velocidad, y agregamos el aceite. Y después, programamos 30 segundos, misma velocidad, y añadimos la leche.
Finalmente, agregaremos la harina tamizada, la levadura y la almendra, y programamos 6 segundos a velocidad 3. Quitamos la mariposa, y terminamos de mezclar con la espátula.
Verteremos la mezcla en el molde, previamente encamisado con la mantequilla y la harina, y horneamos a 175º durante unos 30-35 minutos.

Como digo siempre, cada horno es un mundo; por ejemplo, recuerdo el de mi primera casa en Alicante, que me llevaba a la desesperación porque, si la receta decía "35 minutos", a mí los 50 no me los quitaba nadie, jajaja. Así que comprobad los tiempos, aunque en menos de 30 es difícil que se haga bien.
Sacamos del horno, dejamos enfriar un poco, y desmoldamos sobre una rejilla para que termine de enfriarse bien.
Cuando esté frío, espolvoreamos con azúcar molida o con tagatosa.

¡Espero que os guste!.

45 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tomarte el tiempo y la molestia de dejar tu comentario. ¡Me encanta saber que estáis ahí!
Así que ya sabéis: si tenéis algo que decir, hablad ahora... o callad para siempre, (¡que noooo, que es broma, hablad cuando os dé la gana, jejeje!.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...