Pimientos rellenos de gambas y champiñones ("La Segunda Oportunidad")


Hace muchos años que preparo estos pimientos.
De hecho, la primera versión de esta receta fue una de las primeras que publiqué en este blog (está AQUÍ).
Las fotos, por supuesto eran de "pena-penita-pena", y no invitaban, precisamente, a probarlos, con lo buenísimos que están. Malas de solemnidad, jajaja.
Así que, como se merecen una segunda oportunidad, aquí están otra vez. Con algunos pequeños cambios en la receta, que, a mi juicio, la mejoran (aunque la versión inicial también es muy rica). También he reducido las cantidades.
Como ya os he contado alguna vez, no borro la anterior entrada, aunque, según los expertos en "posicionamiento en buscadores", eso es tirar piedras contra mi propio tejado porque, al publicar dos recetas casi iguales, me "hago la competencia a mí misma". La verdad es que no me importa demasiado: este blog, como suelo decir, es mi cuaderno de recetas, mi archivo. Y, si quiero que en él estén las dos versiones, pues las subo, aunque no le guste a los buscadores (¿qué le vamos a hacer?, jajajaja).  Además, me encanta ver esas fotos tan horribles: así puedo comprobar que, aunque yo piense que no, algo he mejorado, fotográficamente hablando.
Volviendo a la receta, los pimientos quedan muy suaves y nada pesados. Y la salsita es muy agradable de tomar. Además, se pueden congelar.
Espero que os gusten, y que esta vez os animéis a probarlos. Los otros, pobrecitos míos, tuvieron 4 hermosos comentarios, 4 (más sus correspondientes respuestas), jajajaja.
Y vamos con la receta.


INGREDIENTES:
(Para 4-6 personas)
10 pimientos del piquillo 
1 cebolla pequeña, o media grande
Aceite de oliva virgen extra
50 gramos de champiñones (utilicé champiñones normales y Portobello, y pueden usarse otras setas)
200 gramos de gambas
1 huevo duro
3-4 cucharadas de maizena
Sal y pimienta al gusto
250 centilitros de leche mezclada con agua (cuanto más leche, más cremoso estará el relleno)
Para la salsa: 300 gramos de leche evaporada, 4-5 cucharadas de salsa de tomate casera (mi receta está AQUÍ), el líquido de la lata (o latas) de los pimientos, sal y pimienta.

PREPARACIÓN:

Picamos muy finita la cebolla, y la rehogamos en un chorreón de aceite de oliva, a fuego medio-bajo, para que no se dore.  

Cuando esté transparente, agregamos los champiñones picaditos. 

Rehogamos durante unos 8-10 minutos, tapando la sartén o cazuela baja.
Cuando esté rehogado, añadiremos las gambas picadas, y cocinamos durante unos 5 minutos. Salpimentamos. 

Después. agregamos el huevo duro picadito. Mezclamos bien.

Añadimos 3 ó 4 cucharadas de Maizena, removemos, y dejamos que se tueste durante unos 3-4 minutos. 

Vamos agregando poco a poco la leche mezclada con el agua, sin dejar de remover, para que no se formen grupos ni se apelotone la maizena. 

El líquido no se añade todo de golpe, sino poco a poco. Queremos conseguir una especie de bechamel, con consistencia parecida a la de las croquetas (quizá un poquito más suave).
Cuando la crema se vaya despegando de los bordes de la sartén, ya está hecha. Removemos, y retiramos del fuego.


Con esta crema rellenaremos los pimientos, y los vamos colocando en una fuente apta para horno.


Preparamos la salsa, batiendo con una batidora o robot de cocina todos los ingredientes juntos, hasta que estén bien mezclados (queda más bien líquida).
En el caso de que tengáis algún pimiento que se haya roto, lo podéis agregar también a la salsa.
Cubrir el fondo de la fuente con la salsa.

Y horneamos a 200º durante unos 15-20 mins.




Emplatamos los pimientos con la salsa... y a comer.

Comentarios

  1. Qué ricos Marga, seguro que los preparo pronto porque me apetece mucho probarlos!!!
    A los buscadores que les den morcilla ta, jajaa....
    Feliz año nuevo guapa!!!
    Besitos....

    ResponderEliminar
  2. Ese relleno es una ricura y junto a los piquillos forman una receta de lo más rica. Me apunto a comer.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Qué buenos tienen que estar con ese relleno, se ven deliciosos.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Feliz 2015 que todos tus deseos se conviertan en realidad, Besos

    ResponderEliminar
  5. Que rico con este relleno no loshe comido me lo apunto besitos

    ResponderEliminar
  6. Me encanta y ese relleno se ve estupendo.

    ResponderEliminar
  7. Mi querida amiga, antes de nada no queria que pasaran mas dias de este nuevo año sin desearte lo mejor de lo mejor lleno de salud felicidad y grandes viajes jejeje. Bueno que decirte de tus ricos pimientos rellenos, si eres la Reina de ellos y jamas te pueden quedar mal, asi que haces muy bien de mantener tu primera receta pese a quien pese, Estos te han quedado espectaculares. Mil besicos cielo

    ResponderEliminar
  8. Claro que se merecen una segunda oportunidad, ¡¡que buenos!!!

    ResponderEliminar
  9. Esto es para repetirlo!...la foto es lo de menos porque los sabores son deliciosos!....Abrazotes, Marcela

    ResponderEliminar
  10. Marga yo te creo con esta receta y te hubiese creído también con la otra, con independencia de la foto que pusieras ¡si sólo con leer los ingredientes ya sé que me van a encantar! Además me parece perfecto que no borres recetas anteriores ¿a santo de qué? Yo llevo muy poco tiempo con el blog y aún no he "repetido" recetas, pero el día que lo haga, no pienso borrar nada ¡si esas publicaciones forman parte de la historia de nuestros blogs y de nuestras cocinas!

    ¡Hala! que ya me estoy enrollando de nuevo ¡me llevo un par de pimientos para el aperitivo ¡que estoy ya muerta de hambre!

    ¡Besos mil!
    http://losdulcessecretosdecuca.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  11. Qué arte tienes con los pimientos, Marga! Tienen una pinta deliciosa y con esa rica salsa deben estar para chuparse los dedos!
    Como ya no sé a quién he felicitado y a quién no, prefiero repetirme. Por eso te deseo lo mejor para este 2015! Un besazo!

    ResponderEliminar
  12. Pimientos rellenos mejorados pero no me cabe duda de que los anteriores también eran estupendos.
    Antes vivíamos sin SEO,sin posicionamientos,sin buscadores y eramos tan felices así que vale más seguir así.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  13. Feliz nuevo año.... Como te he comentado en otras ocasiones....eres mi mejor "libro de cocina"....recurro a tu blog mucho mas de lo que puedas imaginar.....y además es un placer leer tus interesantes viajes. Besitos. Julia

    ResponderEliminar
  14. Unos pimientos de lujo, te quedaron estupendos. Lo de las fotos a mi me tiene frita, no hay manera que me queden decentes.
    Hoy hice una receta tuya, riquisima, ya te avisaré cuando la ponga.
    Besitos guapa

    ResponderEliminar
  15. Pues seguro que tanto la primera versión como ésta son deliciosas y la salsa se ve riquísima!!Un beso guapa!!!

    ResponderEliminar
  16. Pues le diremos a los buscadores que gracias a la segunda oportunidad estamos recordando o descubriendo platos fantásticos porque estos pimientos tienen que estar riquísimos.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  17. Pues la primera no se, pero la segunda me ha encantado, menuda pinta rica, esa salsita me está llamando a gritos!!! Feliz año guapisima!!!
    Un besazo
    Ettore

    ResponderEliminar
  18. Jajaja, lo que me he reido!! Tienes razón, en los comienzos (me incluyo) mucha ilusión pero poco estilo, jejeje! Aunque a ti te han quedado de lujo, éstos y los otros ;) Un abrazote!!

    ResponderEliminar
  19. Que buenos yo también soy muy mari-pimientos jaja los de ayer con trufa arrasaron.Mis mejores deseos para este Nuevo Año desde estas tierras sorianas♡

    ResponderEliminar
  20. A mi me encantan tus segundas oportunidades y luego veré esas fotos malíiiisimas, jajaja, pero seguro que no eran tan horrorosas. Además la receta es coj... fantástica, como las de todas tus pimientos, si es que eres una artista pimientera (¿?), jajaja.
    Bueno, hermosa, que tengas un año maravilloso!!
    Un beso muy grande

    ResponderEliminar
  21. Hola wapisimaaaaaaaaaa en primer lugar desearte un feliz año nuevo aunque sea con retraso pues he estado desconectada unos dias del blog y no lo habia echo , los pimientos ademas de estar de muerte relenta te han quedado de relujo,eres la reina de los pimientos rellenos ademas me encantan tus segundas oportunidades .
    Bicos mil y feliz semana.

    ResponderEliminar
  22. Pues mira estos ya van por 22 comentarios ( y los que quedan!) Tienen que estar requetebuenos, con tu permiso me llevo la receta, soy fan de los piquillos rellenos.
    Feliz año por cierto ;)
    Besos!

    ResponderEliminar
  23. Hola amiga, ya estoy de nuevo visitándote. Mira que delicia!!! Y sí que merecía la segunda oportunidad. Se ve de lujo!!!.
    Besos y que tengas un maravilloso 2015

    ResponderEliminar
  24. Hola Marga. Terminadas las fiestas y pasados los Reyes Magos que espero las hayas disfrutado al máximo y que los regalos hayan sido numerosos, volvemos a la "normalidad".
    Esta receta que has puesto es una de las que más me gustan ya que los pimientos del piquillo me encantan. Y, si a ellos los pones en compañía de gambas, champiñones y demás aderezos el resultado es de auténtico lujo. Esa salsa está pidiendo a gritos una barra de pan ya que sin ella se encuentra huérfana después de haber dado buena cuenta de los piquillos jj. Fabulosos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  25. Bueno chica yo cuando pienso en pimientos rellenos siempre pensare en ti asi que no hace falta mirar posicionamientos tienen una pinta riquísima.
    Cada vez que miro mis primeras fotos también creo que les tendría que dar otra oportunidad.
    Besos

    ResponderEliminar
  26. Pues estos te han quedado muy bien Marga, además lo que importa es el sabor ¿no?. Espero que hayas comenzado muy bien el año. Un besote y buen fin de semana. @Pepe_Lasala

    ResponderEliminar
  27. Madre mía que pintaza tienen estos pimientos!! Si los ve mi marido se los tendré que hacer mañana mismo, jejeje.
    Mis mejores deseos para este 2015!!
    Un besazo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por tomarte el tiempo y la molestia de dejar tu comentario. ¡Me encanta saber que estáis ahí!
Así que ya sabéis: si tenéis algo que decir, hablad ahora... o callad para siempre, (¡que noooo, que es broma, hablad cuando os dé la gana, jejeje!.