Guisantes con jamón "a mi estilo"





Siempre me han encantado los guisantes con jamón.
A ser posible, me gusta utilizar guisantes frescos; cuando no los encuentro, empleo guisantes congelados. Pero nunca uso los de lata: no los puedo resistir, me pasa lo mismo que con las alcachofas y champiñones enlatados.
En muchos sitios, se limitan a cocer los guisantes y después rehogarlos con el jamón picadito, y a lo mejor con algún ajito. Pero a mí me gusta "guisarlos" un poquito más, de la manera que ahora os explicaré: quedan más sabrosos, y con una salsita muy rica.
El huevo duro es opcional, pero me gusta mucho cómo queda en este plato.

INGREDIENTES:

(Para 4 personas)
1/2 Kg de guisantes frescos o congelados
100 gramos de jamón picado en daditos (si es ibérico, mejor)
1-2 dientes de ajo pelados y picados.
1 cucharadita de café pimentón dulce o agridulce
1 cucharadita de postre de Maizena
Un pellizco de sal
Pimienta negra, o mezcla de pimientas, molida.
Un puñadito de albahaca fresca picada.
Aceite de oliva virgen extra.
Opcional: Huevos cocidos y partidos en rodajitas.

PREPARACIÓN:

Ponemos en una sartén un chorrito de aceite, y rehogamos el ajo picadito, sin que se queme.

Cuando empiece a estar aromático, añadimos el jamón, y rehogamos unos 4-5 minutos a fuego medio.


Mientras tanto, vamos cociendo los guisantes, en abundante agua hirviendo, con un pellizco de sal, pimienta y albahaca. Normalmente, no necesitarán más de 10-12 minutos (los congelados se pueden cocer sin descongelar, o dejarlos descongelar antes).

Después de rehogar el jamón, añadimos el pimentón, removemos bien, y agregamos la maizena.

Mezclamos bien, y rehogamos durante unos 3-4 minutos.
Queda así:

Cuando estén cocidos los guisantes, colamos el agua de cocción, y la reservamos.

Pondremos los guisantes en una cazuela, y añadiremos 1 o 2 cazos del agua de cocción a la sartén en la que está el jamón. Mezclamos hasta que se disuelva.
Y esta mezcla la agregamos a la cazuela de los guisantes. Removemos bien, y dejamos cocer todo junto durante unos 3-4 minutos (el caldito se espesará).
Justo al final de la cocción, añadimos los huevos cortados en rodajitas (sin mover mucho, para que no se deshagan).


Espero que os gusten.

Ensalada de fresas, atún y palitos de cangrejo




Como veis, sigo con recetas supersencillas, porque aún continúo con el tiempo muy limitado.
Y sigue el calor, aunque parece que, poco a poco, irán bajando las temperaturas (aunque yo, hasta que no lo vea, no me lo creo).
Pero, en cualquier caso, como en casa somos muy aficionados a las ensaladas con frutas, yo os traigo ésta, que sigue apeteciendo aunque ya no tengamos los calores de la semana pasada (gracias a Dios).
Cuando la preparo para 3 personas, suelo utilizar unos recipientes de fruta cortada que venden en los supermercados de El Corte Inglés, y que contienen precisamente las tres frutas que uso (fresa, mango y papaya; hay otras combinaciones pero a mí me gusta más ésta para esta ensalada).
Para más comensales, compensa más comprar las frutas por separado.

INGREDIENTES:

Fresas
Mango
Papaya
(La fruta debe de estar madura, pero sin que pierda la consistencia)
1 lata de atún en aceite, bien escurrida (para más de 4 comensales, podemos poner 2 latas)
9-12 palitos de surimi
Salsa rosa, preparada con mayonesa, ketchup y un chorrito de salsa Worcestershire
Sal y pimienta negra.

PREPARACIÓN.

Si compramos las frutas enteras, pelamos el mango y la papaya.
Troceamos las frutas, y las dejamos escurrir y secar sobre un papel de cocina.

Desmigamos el atún, y picamos en rodajitas los palitos de surimi. Los colocamos en la fuente donde vayamos a servir la ensalada

Añadimos las frutas, y salpimentamos.
Aliñamos con la salsa rosa, y servimos fresquita.


Espero que os guste.


Aguacates rellenos de salmón




Bueno, pues aquí estoy otra vez.
No pretendía tomarme vacaciones blogueriles, pero las circunstancias se complicaron de manera inesperada, y no podía dedicarle al blog el tiempo necesario.
Así que, aprovechando el parón veraniego generalizado, decidí pasar un tiempo sin publicar.
Sigo sin tener demasiado tiempo para la cocina, pero aunque las cosas todavía no se han solucionado del todo, ahora puedo disponer de algo más de tiempo, por eso he decidido no demorarlo más y volver a publicar.
Y vuelvo, como siempre, rellenando cosas. En este caso, unos aguacates, que a mí me encantan pero mi marido aborrece, así que tengo que aprovechar los días en que hay otras personas o cuando él no está para prepararlos, jajaja.
Además, es un plato rápido y fresquito, cosa que se agradece, porque este verano está siendo tremendo en algunas zonas, y no parece tener muchas ganas de irse.
Si os gustan los aguacates, tengo algunos más en mi blog, como éstos rellenos de atún y pimientos, o éstos rellenos de pollo.
Sin más, vamos al grano.

INGREDIENTES:

1/2 o 1 aguacate por persona. Es importante que estén maduros: comerse un aguacate verde es como comerse un corcho.
(El resto de los ingredientes están calculados para 4 aguacates)
140-150 gramos de salmón ahumado.
9 palitos de surimi
Sal y pimienta
2 huevos cocidos.



PREPARACIÓN

Partimos los aguacates a lo largo, retiramos el hueso con cuidado, y los vaciamos con una cucharilla o sacabolitas.  Reservamos las cáscaras.
Picamos en trozos pequeñitos, y reservamos la pulpa (no mucho rato para que no se ennegrezca; si tuviéramos que esperar,  lo rociamos con un chorrito de limón).
Picamos el salmón a cuchillo, en trozos pequeños. También picamos el surimi (si tenemos Thermomix o un robot de cocina similar, podéis picarlo como explico aquí, y quedará en hilitos).
El de la foto está picado a mano.


Mezclamos el salmón, el surimi y el aguacate con cuidado, y salpimentamos.

Rellenamos con esta mezcla las mitades de los aguacates. Cuando estén rellenas, decoramos con el huevo cocido rallado finito.
Refrigeramos, y servimos fresquitos.

Espero que os gusten.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...