Merluza en salsa de cebolla.




Hoy vengo con una receta de pescado, fácil, rápida y rica. 
Normalmente, el pescado, si está bueno y fresco, me gusta con pocas "preparaciones", así que, si le pongo una salsita, procuro que sea lo más simple posible. Como ésta de cebolla, que no resulta pesada ni se "carga" el sabor del pescado.
Sigo en modo "lento-blogueril", porque el trabajo continúa cargadito, y hasta el día 7 no me voy de vacaciones (sí, también este año  me voy por ahí lejos, que ya estoy deseando salir, jajajaja), así que no he dejado de cocinar cosas fáciles, y, muchas veces, con recetas ya conocidas en este blog. Pero, siempre que hago algo nuevo y rico, procuro subirlo pronto.
Y ya os dejo con la receta, porque, como podéis comprobar, estoy poco inspirada con las introducciones, jajajaja.

INGREDIENTES: (Para 3-4 personas)
1-2 rodajas de merluza por persona.
1 cebolla mediana-grande
1 diente de ajo grandecito
1 tomate rallado.
Aceite de oliva virgen extra
1 copita de vino blanco seco.
1 vaso, o vaso y medio, de caldo, o de agua con 1/2 pastilla de caldo de verduras o pescado.
Sal y pimienta al gusto
1 cucharadita de Maizena (si no queda la salsa suficientemente espesa)
Orégano (opcional)

PREPARACIÓN:

Picamos finitos la cebolla y el ajo. Rallamos el tomate.
En una cazuela baja o sartén grande y profunda, ponemos un chorreón de aceite, y rehogamos la cebolla y el ajo a fuego medio. 


Cuando esté transparente la cebolla, agregamos el tomate, y, si nos gusta, un pellizco de orégano, y seguimos rehogando unos minutos.

Añadimos entonces el vino, y dejamos que se evapore el alcohol durante unos 4 minutos, a fuego medio.
Después agregamos el caldo, o el agua con la pastilla desmenuzada.

Dejamos reducir la salsa unos minutos. Si es necesario, añadimos una cucharadita de Maizena, disuelta en un poco de agua.
Salpimentamos las rodajas de merluza por los dos lados, y las vamos colocando en la cazuela.

Cocinamos durante 10 minutos (a los 5 minutos, damos la vuelta al pescado), a fuego medio-bajo (En una cocina con temperatura del 1 al 9, sería el 4 o el 5).
Y servimos.

Espero que os guste.

Comentarios

  1. Hola guapísima !!!
    Esta mañana antes de irme a la playa estuve terminando de preparar los últimos botes de atún en conserva, y oye, así sola en la cocina me entró ganas de comer merluza. No, no tenía congelada ni fresca ni de ninguna forma, pero esta semana ya pasaré por la compra y me la traigo a casa, que a nuestra edad no es buena andar con antojos sin solucionar jajaja
    La tuya, me parece bien rica y esa salsita para mojar algún que otro barco.
    Deseando estoy que te vayas de viaje jajaja, ya sabes que disfruto mucho de las crónicas venideras.
    Ahhh, todavía no me acostumbro a tu formato . . . todo requiere su tiempo.
    Besotes gordos mi niña.

    ResponderEliminar
  2. que buena tiene que estar ....imagino que quedara la cebolla confitada ¡¡¡ un besote

    ResponderEliminar
  3. Muy rico este pescadito con esa salsa, a veces no hace falta complicarnos mucho con recetas muy elaboradas.
    Te deseo un feliz viaje que seguro luego veremos fotos maravillosas.
    Besitos guapa

    ResponderEliminar
  4. En el pescado tampoco me prodigo mucho en superelaboraciones por la misma razón que tú, prefiero no enmascarar su sabor. Me gusta esta merluza porque lleva la salsita justa para acompañar y no robarle protagonismo.
    Me alegro que tus vacaciones sean de nuevo en uno de tus viajes. Ya nos contarás. Y nos pondrás los dientes largos también.
    Bss

    ResponderEliminar
  5. En casa nos pasa igual, que el pescado fresco poco necesita! Qué rico se ve el tuyo!!!
    Siento haber sido tan discreta últimamente pero estaba trabajando en mi nueva web!! Por cierto, estoy de sorteo así que no dudes en pasarte cuando tengas un ratito.
    Palmira
    http://comeconmigo.net/

    ResponderEliminar
  6. A mi me pasa como a ti con el pescado, me gusta comerlo de la forma más sencilla, pero de vez en cuando va bien alguna receta nueva.
    La cebolla hace unas salsas muy suaves y da mucha melosidad a los platos, así que esta merluza ha de estar de 10.
    Felices vacaciones que seguro estás deseando que llegue el día.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. A veces no hace falta nada mas ,cuando la materia prima es buena como bien dices una salsa asi facilita y a disfrutar , seguro que estaba de muerte relenta no lo siguiente las fotos son de lo mas tentadoras.
    Bicos mil y feliz semana wapisima.

    ResponderEliminar
  8. Hola guapísima!! Me gusta el cambio, aunque el de antes también me gustaba mucho... pero renovarse o morir, eso dicen. O sea que cuando todos nos resignamos a la vuelta a la rutina tu vas y te largas... pero qué morro, tíaaaa, jajaja. Espero que lo disfrutes muchísimo.
    Y de la receta, pues qué te voy a decir, la merluza me encanta y con esa salsita de cebolla y tomate está de lujo, a mi me encanta.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  9. Si el pescado es fresco mejor no complicarse la vida, así que una salsa sencilla es la mejor forma de cocinarlo.

    Disfruta tu viaje, me dejas intrigado con el destino ;)

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
  10. Un plato delicioso y para mojar pan

    ResponderEliminar
  11. Un plato muy rico y esa salsa riquisima besitos

    ResponderEliminar
  12. Hola, pues yo también soy de preparaciones fácciles y sencillas para el pecado, así que esta merluza lleva mi nombre, jajaja!! Un pescado de lo más versátil a la vez que riquísimo. Un beso!

    ResponderEliminar
  13. Esta receta es sencilla pero esta tan rica!!
    Un besito

    ResponderEliminar
  14. Un lujo en la meas, tiene una pinta deliciosa, pero una cosa, muy pero que muy mala, para mi que me pongo morada a mojar pan con esta rica salsa¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡, besos

    ResponderEliminar
  15. Mira, en esto del pescado coincidimos. Si el pescado es bueno lo hago a la plancha/frito/al horno sin salsas ni florituras. Aunque con una salsa como la tuya es para cambiar de opinión, jjaja.

    ¡Con lo que me gustan las salsas con mucha cebolla!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por tomarte el tiempo y la molestia de dejar tu comentario. ¡Me encanta saber que estáis ahí!
Así que ya sabéis: si tenéis algo que decir, hablad ahora... o callad para siempre, (¡que noooo, que es broma, hablad cuando os dé la gana, jejeje!.