Pollo guisado a la cerveza (Crockpot)



Sigo viva, aunque terriblemente vaga y poco inspirada a la hora de escribir en el blog.
Pero no quiero aparcarlo definitivamente, aunque me siento muy apartada y muy lejana de todo ese mundillo blogueril-culinario.
Quizá la solución sea mantener la idea inicial, seguir considerándolo como mi cuaderno de recetas y de viajes, e ir, poco a poco y según apetezca, añadiendo pequeños apuntes.
Esto es lo que voy a hacer hoy.
Últimamente, como creo que ya os he comentado, estoy usando bastante la olla de cocción lenta, la Crockpot. Me resulta muy cómodo eso de programar la olla y dejar que todo se vaya cocinando lentamente, y, además, las carnes y las legumbres quedan tiernísimas y sabrosas.
Ésta no es una receta de las de "todo p'adentro" y se acabó, hay que hacer un pequeño cocinado previo, pero, de todas formas, es sencillísima. Y os aseguro que merece la pena: el pollo queda delicioso. Ah, y se puede congelar.
Vamos con ello.


INGREDIENTES (Para 4 personas).

600 gramos de contramuslos de pollo deshuesados.
2 tomates pequeños o 1 grande
1 cebolla mediana
1 diente de ajo
60 gramos de guisantes (frescos o congelados)
75 gramos de champiñones laminados
Una lata de cerveza
Media pastilla de caldo de verduras o pollo
Sal con hierbas (o sal, tomillo y romero)
Aceite de oliva virgen extra

PREPARACIÓN:
Partimos por la mitad los contramuslos. Rallamos el tomate y lo reservamos. Picamos en juliana fina el ajo y la cebolla.
En una sartén, doramos el pollo en el aceite caliente.
Una vez sellados, colocamos los trozos de pollo en la crockpot y sazonamos (Con la sal con hierbas, o con sal, tomillo y romero).

Retiramos el exceso de aceite de la sartén, y en el aceite restante rehogamos, a fuego medio-bajo, el ajo y la cebolla.


Cuando la cebolla vaya estando más blandita, (unos 5 minutos) añadimos los champiñones y los guisantes. Si los utilizamos congelados, no hace falta descongelación previa.


Cocinamos durante unos minutos, y añadimos el tomate rallado y la media pastilla de caldo. Rehogamos todo durante unos 5 minutos.

Ahora agregamos la lata de cerveza, y dejamos que se evapore el alcohol durante 2-3 minutos.

Cubrimos el pollo con la salsa, y programamos 3 horas y media en "Alta".

Se puede preparar de un día para otro.

Espero que os guste, queda muy sabroso.

Comentarios

  1. Muy meloso te ha quedado este pollo y la salsa, genial.

    ResponderEliminar
  2. Hola, Marga:

    ¡Qué alegría volverte a leer! Te extrañaba. Si bien, entiendo perfectamente lo que dices. Por lo que aquí estaré para ver tus publicaciones cuando publiques.

    No sé si te apetecerá participar en el proyecto blogero de "recetas de Navidad" que he puesto en marcha. Hasta esta misma receta te vale y es muy fácil porque solo tendrías que nombrar el blog y subir el logo. Ya valoras. De todas formas, lo explico un poquito más en la receta de galletas de Navidad. A mí me encantaría contar contigo.

    Respecto a la receta, me parece deliciosa, sana y sabrosa. Vamos, para chuparse los dedos y mojar pan. ;-)

    Te mando un beso enorme y todo mi cariño, guapa.

    ResponderEliminar
  3. Marga, se te echa de menos, sí, pero ya sabemos que después de tantos años al frente de un blog, esto se convierte en una obligación tediosa, especialmente cuando tienes otras mil cosas pendientes de hacer, o simplemente el cuerpo no te pide estar. Así que tu a tu aire, que ya tienes suficiente con vivir la vida, como para llevar el resto al límite.
    Me encanta tu receta, estoy viendo maravillas con esta olla, que por cierto hace años que conozco, pero es hasta ahora que no me están entrando ganas de tenerla.
    A ver lo reyes magos con qué se dejan caer este año, espero que no sea carbón, jajaja. Besitos.

    ResponderEliminar
  4. Hola me alegra verte de nuevo , una receta muy rica besitos

    ResponderEliminar
  5. Hola Marga, aunque sea de tarde en tarde, bienvenida de nuevo!! Este pollo tiene un aspecto estupendo; no he usado esta olla pero en vista del lío de vida que llevo mas de una vez he pensado que igual me vendría bien tener una.
    Un beso grande

    ResponderEliminar
  6. Hola Marga......que alegría de tenerte de nuevo por aquí,yo también me he comprado una crockpot y estoy muy contenta con ella.......y ese pollo tiene que estar de rechupete¡¡
    Besitos guapa¡¡

    ResponderEliminar
  7. Qué rico pollo te ha quedado y con una salsita deliciosa.
    Me alegra leerte de nuevo.
    Besitos guapa

    ResponderEliminar
  8. Hola, encantada de volverte a ver aquí. ya ves que se te echa de menos. me parece bien que sigas a tu ritmo. Nos regalas una receta sencilla pero con mucho sabor, me encanta el resultado de esta olla de coccción lenta. Un beso

    ResponderEliminar
  9. Acabo de compprarme una crockpot, así que me voy apuntando recetas para hacerlas!!!

    ResponderEliminar
  10. Hola guapa !
    Cada día veo más recetas hechas con esta olla , al final , voy a sucumbir a sus encantos , pero si no lo hago, es por falta de sitio .
    Se ve delicioso , se nota ese chup chup lento .
    Respecto al blog , últimamente lo voy tomando tal cual dices , como una bitácora dónde guardar las recetas cuando me apetece sin más , además o es mi impresión, que puede que esté equivocada , pero hay muy poca actividad de comentarios , nada que ver cin años atrás .
    Se comprende , porque con tanta red social , no nos da la vida para ello verdad ? Jaja...
    Sea como sea , me alegra ver que has publicado , eso es buena señal .
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Hola guapa! Me alegra verte de nuevo por aquí. Entiendo tu pereza, a veces me dan ganas de cerrar y adiós muy buenas, pero luego me apetece seguir cocinando y el blog me proporciona las ganas de probar nuevas recetas, así que estoy en un dilema contínuo, jajaja. Pero niña, la ventaja que tenemos es que nosotras decidimos y me parece perfecto que te lo tomes así, vamos, que hagas lo que te de la real gana!!
    El pollo delicioso, no tengo esa olla lenta, pero seguro que estaba para relamerse.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  12. Qué bien volver a verte por aquí! ya sabes que lo del blog es cada uno a su ritmo y cuando le apetezca, así que es normal que al cabo de muchos años no tengamos tanto para publicar ya que todos nuestros clásicos ya están en el blog !!!
    A mi las salsas de cerveza me chiflan y rechiflan así que con o sin crockpot seguro que cae en cocotte ;o)
    Besos y cúidate mucho!
    Palmira

    ResponderEliminar
  13. Hola me alegra leerte de nuevo ,este verano por fin me he comprado la olla de coccion lenta ,una Russel de 3,5 litros y la semana pasada una crock pot de 4,7 litros con las ganas que les tenia ya te puedes imaginar como las tengo jajaja .
    Ahora mismo estan las dos trabajando ,tomo nota de tu receta de pollo a la cerveza ya sabes que en casa nos gusta mucho el pollo asi que pronto caera.
    Te ha quedado un plato de relujo ademas de estar de muerte relentisima.
    Bicos mil y feliz semana wapa .

    ResponderEliminar
  14. Hola Marga. Tiempo ha que no te dejabas ver, espero que no tardes mucho en publicar aunque por lo que he leído tu decisión es otra jj y hay que respetarla.
    No tengo esa olla así que no puedo opinar sobre la misma pero me llama la atención que ahora que se suele ir muy justo de tiempo se utilicen aparatos que para cocinar algún plato se necesiten horas jj. Supongo que se dejarán cocinando, solo el pensarlo me produce escalofríos jj, soy incapaz de salir de casa con algo al fuego y no me refiero con llama jj.
    pero por lo que he leído este aparato saca buenos platos y como ejemplo está este pollo guisado a la cerveza. Tiene un aspecto sensacional, jugoso y sin duda tierno. Exquisito.
    Un abrazo y hasta cuando quieras.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por tomarte el tiempo y la molestia de dejar tu comentario. ¡Me encanta saber que estáis ahí!
Así que ya sabéis: si tenéis algo que decir, hablad ahora... o callad para siempre, (¡que noooo, que es broma, hablad cuando os dé la gana, jejeje!.