Pimientos rellenos de langostinos "Güela Pepi"



Durante el confinamiento, y gracias a Zulima,  que puso un enlace en Facebook, descubrí el canal de Youtube de Güela Pepi.

Pepi es una señora asturiana, de más de 80 años, pero con una energía y una gracia que ya la quisiéramos muchas que somos más jóvenes. Y con una vida muy interesante, además: es una mujer muy luchadora y valiente. 

Sus vídeos son divertidísimos, pero es que, además, cocina como los propios ángeles, así que os recomiendo que visitéis su canal: os reiréis, y aprenderéis muchísimo de cocina. No os lo perdáis.

Como os digo, en el confinamiento yo alternaba el teletrabajo con el trabajo presencial, porque trabajo en un sector que fue declarado esencial. Pero, aunque seguí trabajando, obviamente el volumen de documentos era menor porque sólo me llegaba lo que se consideraba como urgente. Así que tenía más tiempo para ver otras cosas. 

En esos ratos, el canal de Pepi me entretuvo muchísimo. Tengo muchas recetas marcadas como "pendientes", pero, cómo no, la primera que me decidí a preparar fueron estos pimientos rellenos, aunque ella los hace con una salsa algo diferente.

No me equivoqué, son una auténtica delicia. El único punto delicado está en freírlos sin que se salga el relleno ni se forme demasiada costra, pero resultan muy sencillos de preparar.

Así que vamos rápidamente a verlos.

Si queréis ver más recetas de pimientos rellenos, habéis llegado al blog adecuado, jajajaja. Pinchando AQUÍ encontraréis un montón de ideas para rellenar pimientos.



INGREDIENTES:

(Para 6-8 personas)

2 latas de pimientos del piquillo

Unos 15 langostinos

1 diente de ajo

1 cucharadita de perejil picado.

Aceite de oliva virgen extra

380 gramos de leche (Pepi usa leche entera; yo, semidesnatada)

Una cucharadita de sal

65 gramos de harina

30 gramos de mantequilla.

Harina y huevo batido para el rebozado.

Para la salsa: 

1 cebolla mediana

1 diente de ajo grande o 2 pequeños

2 zanahorias medianas

1 tomate grande.

1 chorreón de vino blanco.

El caldo de la lata de los pimientos.

1 vaso (tamaño agua) de caldo de verduras o pescado, o 1 vaso de agua con 1/2 pastilla de caldo de verduras.

Aceite de oliva virgen extra.

Azúcar o stevia para contrarrestar la acidez (si fuera necesario)

PREPARACIÓN:

Empezaremos preparando la salsa, que requiere algo más de cocción.

Picamos el diente de ajo y la cebolla, y lo rehogamos en un chorreón de aceite de oliva, a fuego medio. No hace falta que lo piquemos demasiado fino, puesto que lo vamos a triturar.


Cuando la cebolla se empiece a ablandar, añadiremos las zanahorias peladas y cortadas en rodajitas. Seguimos cocinando durante unos minutos, a fuego medio.



Ahora agregaremos el tomate troceado. Dejamos que se vaya cocinando todo junto durante un rato, hasta que todas las verduras se vayan ablandando.


Añadimos el vino, y dejamos que se evapore el alcohol durante 2-3 minutos.
Después añadiremos el caldo de la lata, y el caldo de verduras o el agua con la pastilla de caldo. Probamos el punto de sal, comprobamos si está ácida para añadirle, en su caso, un pellizco de azúcar o stevia, y dejamos reducir la salsa durante unos 15 minutos.



Trituramos, y reservamos.

Y, mientras se cocina la salsa, prepararemos los pimientos.

Picamos fino el ajo, y lo rehogamos, en un chorro de aceite de oliva (no demasiado). Cuando empiece a desprender su aroma (sin que se dore), añadimos los langostinos y el perejil, y los salteamos durante 1-2 minutos. No conviene cocinarlos mucho.

Preparamos la bechamel en la Thermomix. Ponemos en el vaso la mantequilla y la harina, y la rehogamos durante 2 minutos a temperatura 90º y velocidad 3 (los he hecho tanto en Thermomix 31 como en la TM5).

Añadimos después la leche y la sal, y programamos 10 minutos, temperatura 90º, velocidad 3.

Cuando esté hecha la bechamel, añadimos los langostinos (con su ajo y su perejil), y trituramos durante 7 segundos a velocidad 6-7. Si preferís encontrar trozos más grandes, poned velocidad 4-5.

Dejamos enfriar un poco.

Rellenamos los pimientos, sin llenarlos demasiado para que no se salga el relleno al freír.

Rebozamos el pimiento, pasando la parte del relleno (no todo el pimiento) por la harina, y después por el huevo batido.

Freímos en abundante aceite, pero no demasiado tiempo, para que no se forme demasiada costra, sólo para sellar el relleno.

Vamos colocando los pimientos en una cazuela, en la que habremos echado la salsa. Y cocemos todo junto durante unos minutos.



Servir calientes. 



¡Y a disfrutar!.



Comentarios

  1. Durante el pasado confinamiento todos hemos tenido tiempo para descubrir nuevas cosas, en tu caso veo que eso te ha dado la oportunidad de sumar otra receta a tu larga lista de pimientos rellenos. Con este relleno y esta salsita tienen que estar deliciosos

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
  2. Marga a mí no me da la vida para hacer más cosas, y durante el confinamiento, mucho menos porque yo estaba obligada a salir todos los días, y entre el miedo que nos metieron en el cuerpo y todo el protocolo de higiene, la verdad es que cuando llegaba a casa, estaba rendida, y ni la tele miraba. A ver si me acuerdo y miro esos vídeos que no le vienen a una mala de vez en cuando echar unas risas,
    Tus pimientos muy ricos, naturalmente.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Hola Marga cierto la güela pepi ye mundial 😊 no me canso de ver sus videos y sus platos son una tentación..👍 Tus pimientos son una delicia con esa salsa...mmmm!! muy apetecibles 😋 espero que esteis bien un abrazo grande

    ResponderEliminar
  4. Hola, pues iré a conocerla, no lo dudes, nuestras abuelas sí que son verdaderas mujeres y grandes personas. has hecho sus piminetos y seguro que la hará feliz, son un lujo. Mil besos!!!

    ResponderEliminar
  5. La güela Pepi es única, para crisis las que habrá pasado ella, por eso es feliz haciendo una de las cosas que mejor sabe, me imagino que muchas más, cocinar. Esos pimientos son para rebañar, aunque yo mejor no los frío.
    Bss

    ResponderEliminar
  6. está claro que tú tenías que escoger unos pimientos rellenos, si es que la cabra tira al monte!!! fuera bromas, los he visto muy sencillos y a la vez super ricos, los voy a hacer

    ResponderEliminar
  7. Qué ricos pimientos y son de los mios, facilitos, estos quedan apuntados.
    Besitos guapa

    ResponderEliminar
  8. La güela Pepi , es mucha güela , cuanto hay que aprender de ellas y qué gusto cuando vemos que se le da espacio a su sabiduría , cosa que no deberíamos de olvidar , la experiencia es un grado y en la cocina también.
    Tus pimientos rellenos siempre son para rechupetearse los dedos y estos no podían ser menos. Solo verlos, me entra hambre y eso que acabo de comer.
    Un abrazo Marga.

    ResponderEliminar
  9. jajaja no sé porque habrás empezado con esta receta de pimientos rellenos jajaja
    Lo cierto es que se parece mucho a los que preparaba mi madre, me la apunto y me voy a ver el canal de youtube porque me da que por aquí dentro de nada vuelven a confinarnos!!!
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar
  10. Marga quedan apuntados los pimientos y ese canal que tanta curiosidad me ha despertado ¡besos mil!

    ResponderEliminar
  11. Cómo saben las guelas! No conozco su canal, pero viendo esta receta seguro que me gusta. Para copiar. Bss preciosa!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por tomarte el tiempo y la molestia de dejar tu comentario. ¡Me encanta saber que estáis ahí!
Así que ya sabéis: si tenéis algo que decir, hablad ahora... o callad para siempre, (¡que noooo, que es broma, hablad cuando os dé la gana, jejeje!.