Ternera guisada con setas al Pedro Ximénez


Ya sabéis todos de mi gran afición al tuneo.
Tan grande, que me tuneo hasta a mí misma, jejeje...
Había comprado babilla de ternera troceada, para hacer un estofado... pero me apetecía variar. Y pensé que, ya que el solomillo de cerdo al laurel ha sido un exitazo siempre que lo he preparado, quizá podría adaptar la receta al guiso de ternera...
Y dicho y hecho.  Pensé añadirle patatas, pero estamos ahora intentando controlar las oscilaciones de glucosa, así que me pareció mejor sustituirlas por setas.
El resultado: Riquísimo, de verdad. Y con muy poquita complicación. Mejora de un día para otro, así que es ideal para prepararla por la noche y comerla al día siguiente.

INGREDIENTES:
(Para 4 personas)
3/4 de kg de ternera para guisar, troceada.
100 gramos de setas variadas. En este caso, utilicé champiñones (NORMALES, aunque no os lo creáis, jajaja), y setas de cardo deshidratadas. Pero utilizad las que os gusten o podáis conseguir.
1 cebolla mediana-grande
1 vasito (de los de vino) de Pedro Ximénez
2 hojas de laurel
Tomillo al gusto
1 pastilla de caldo de verduras, o una cucharada de concentrado de verduras
Sal y pimienta
Agua.
Aceite de oliva virgen extra

PREPARACIÓN:
Si usamos setas deshidratadas, las pondremos a rehidratar (podemos acelerar el proceso introduciéndolas en un recipiente con agua en el microondas, y programando 2-3 minutos). Esta agua se puede colar y utilizar después para el guiso.

Sazonamos con pimienta la carne, y la salteamos a fuego vivo en la olla.

Reservamos, y salamos (no la salo antes de saltearla para que no encoja demasiado ni suelte agua)

Picamos la cebolla en juliana finita, y la rehogamos unos minutos en el aceite que ha quedado de la carne (probablemente necesitemos añadir un poco más).

Ahora agregamos las setas limpias y troceadas.

Añadimos la carne, el tomillo, y el laurel.

Mezclamos bien, rehogamos un minuto (a fuego medio), y añadimos el vino. Dejamos cocer uno o dos minutos, para que se evapore el alcohol.

Agregamos ahora el agua y la pastilla o concentrado de caldo, tapamos la olla, y cocinamos durante 20 minutos con las 2 rayitas fuera (máxima presión).

Dejamos que pierda presión de forma natural.

Por cierto, ¡qué desesperante es intentar "inmortalizar" un plato recién calentado!. La "humareda" empaña el objetivo constantemente, y las fotos no salen nítidas. Para mí que en los libros de cocina los fotografían ya fríos, jajajaja (pero eso, en mi casa, es imposible, porque se lo zampan antes).
¡Espero que os guste!. Y feliz fin de semana.

45 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tomarte el tiempo y la molestia de dejar tu comentario. ¡Me encanta saber que estáis ahí!
Así que ya sabéis: si tenéis algo que decir, hablad ahora... o callad para siempre, (¡que noooo, que es broma, hablad cuando os dé la gana, jejeje!.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...