Timbal-ensalada de arroz, calabacín y huevo cocido


Por fin vuelven los eventos de "Hecho en mi Cocina" (HEMC).  Siempre me gustó participar en ellos, porque se aprende mucho, y se comparten recetas muy buenas.
Y este mes, el protagonista es el calabacín:
hemc #57 - calabaciín
(Si queréis participar, o saber más sobre este evento, pinchad en la foto de las flores del calabacín)

Es una de mis verduras favoritas, así que no podía dejar de participar. Pero esta vez no quería rellenar nada (¿estaré enferma?, ¿será el calor?), así que decidí hacer una ensaladita de arroz y calabacín, pero presentada de forma distinta a la habitual. Y aquí la tenéis. Muy sencilla y completa. Espero que os guste.

INGREDIENTES:
1 taza de arroz basmati
1 calabacín grandecito
1 lata de atún en aceite
6 palitos de cangrejo
2-3 huevos cocidos.
Mayonesa (unas 3-4 cucharadas)
Salsa de tomate casera (unas 3-4 cucharadas).
Sal y pimienta.

PREPARACIÓN:
Cocemos los calabacines como tengamos por costumbre (al vapor, en el micro, en olla normal, al Varoma...). Deben quedar hechos, pero firmes, para poder partirlos en rodajitas finas sin que se nos deshagan.

Los salpimentamos, y reservamos.
Cortamos también en rodajitas los huevos duros.
Cocemos también el arroz basmati, siguiendo las instrucciones del paquete. Escurrimos, y salpimentamos.
En un bol, mezclamos el arroz con la mayonesa, procurando que quede repartida por igual.

Agregamos los palitos cortados en trocitos, y el atún desmigado y escurrido. Mezclamos bien.

Y añadimos la salsa de tomate, removiendo bien. Probamos el punto de sal.

En una flanera o molde redondo, colocamos una capa de rodajitas de calabacín (si hubieran soltado mucho líquido, las secamos con papel de cocina).

Encima, colocamos una capa de la mezcla de arroz, apretando un poquito para que quede bien compactado.

Y ahora colocamos una capa de huevo cocido.

Cubrimos con más arroz.
Vamos alternando capas de arroz, calabacín y huevo, procurando acabar con arroz.
Compactamos un poco con una espátula, y dejamos que repose en la nevera al menos 3 horas. Si el molde tiene tapa, lo taparemos para que no coja olores ni se reseque (si no, lo cubrimos con papel de aluminio).

A la hora de servir, lo volcamos cuidadosamente sobre una fuente, y, si queremos, podemos acompañarlo de más mayonesa, en salsera aparte.
NOTA: Es importante aliñar bien el calabacín; de lo contrario, quedará muy soso.

Animaos a participar, os gustará.
Un beso a todos.

38 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tomarte el tiempo y la molestia de dejar tu comentario. ¡Me encanta saber que estáis ahí!
Así que ya sabéis: si tenéis algo que decir, hablad ahora... o callad para siempre, (¡que noooo, que es broma, hablad cuando os dé la gana, jejeje!.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...