Tarta de coco y hojaldre (de "reciclaje")


A ver, que levante la mano todo aquel al que le ha ocurrido alguna vez uno de estos percances al hacer un bizcocho:

A)El bizcocho se pasa de cocción, y queda seco como la mojama.
B)El bizcocho queda crudo por algunas zonas.
C)El bizcocho sale bien, pero por algún extraño misterio, se "agarra" al molde, y cuando intentamos desmoldarlo, la mitad se queda pegada, sin posibilidad de arreglo. O se parte en varios trozos al sacarlo.
D)El bizcocho no sube, sube mal, se quema la base mientras que el centro sigue crudo...


(Imagen correspondiente a la opción "C")

Qué, ¿miles de manos arriba?. Normal: es que yo creo que, salvo que se nazca con el don innato de la repostería, todos nos hemos visto en alguna de estas situaciones.
Cuando algo de esto ocurre, la primera tentación es la de ponerse a llorar y tirar el bizcocho al cubo de la basura, ¿verdad?



No lo hagáis. Aquí no se tira nada, ¡todo es aprovechable!. Normalmente, para el caso de los bizcochos "defectuosos", la solución más habitual es la de recurrir a hacer un pudding.
Y es una idea estupenda, pero, el otro día, Alicia me dio una idea mejor.  La idea, cómo no, proviene de una gran maestra de la cocina... y, con estas dos recomendaciones, me decidí a probarla.

Pero, ¡ay!, a veces todo se complica. Encargué que me compraran almendras laminadas (yo no podía salir), y me trajeron almendras FRITAS Y SALADAS (¡grrrr!). Con lo cual, "Tuning Morguix" tuvo que entrar en acción, y las sustituí por coco rallado grueso (la marca Vahiné tiene una variedad de coco rallado llamada "Ti'Coco" que es muy adecuada para esta tarta). No obstante, en cuanto pueda la probaré con almendra.

Y vamos con el paso a paso.

INGREDIENTES:
1 bizcocho, del tipo que sea (el mío era de lima con pepitas de chocolate)
Una plancha de hojaldre
Coco rallado (o almendra fileteada)
Mermelada de melocotón o albaricoque
Para calar el bizcocho: un almíbar ligero o (en mi caso) leche con edulcorante.

PREPARACIÓN:
Extendemos la masa de hojaldre sobre una bandeja de horno (en mi caso, una redonda de las que se usan para las pizzas).

La pinchamos para que no suba demasiado, y la cubrimos de garbanzos.

Horneamos a unos 200º hasta que empiece a dorarse, no más.
Mientras tanto, desmenuzaremos el bizcocho.

Y lo calamos con el almíbar ligero o con la leche edulcorada.

(He de reconocer que, llegados a este punto, yo no las tenía todas conmigo. Odio el pan y la bollería remojados, y, cuando miraba el bol, pensaba "¿De verdad que esto estará bueno?". Sólo la confianza en el gusto y la habilidad culinaria de mis amigas me hizo continuar, jajaja).
Extenderemos esta mezcla sobre la base de hojaldre, repartiéndola por igual.

Cubrimos con el coco rallado y con la mermelada. Podemos diluirla un poquito en agua para que se extienda mejor, o ponerla "a pegotones", como yo hice (me gustaba cómo quedaba).

Y horneamos un poquito, lo justo hasta que se dore (cuidado: tanto el coco como las almendras se queman rápido).

En casa ha sido un EXITAZO. No ha durado nada, y a todo el mundo le ha encantado. Hasta a mí, que no lo tenía claro hasta que la probé (ya veis, sólo pude hacerle fotos a la tarta desmoldada cuando quedaba la mitad, jajaja).

Así que, la próxima vez que tengáis un "percance bizcochil", ya tenéis una idea para darle salida al bizcocho.
Un beso a todos... y el domingo espero terminar con el "serial tailandés fotográfico", jejeje (con las recetas no, os caerán unas cuantas más).

Comentarios

  1. Jajajjajaja Marga si yo te contara!!Tengo un poco de bizcocho,y los demás ingredientes, a si pues me pongo manos a la obra...Ya te cuento besazos

    ResponderEliminar
  2. jajaja que risa, te pasa como a mi, me da un poco de grima ver las magdalenas y esas cosa empapadas, pero si tu dices que sale bien me lo creo al 100%, tiene una pinta increible, me lo apunto para la proxima vez que haga un bizcocho que seguro que saldrá hecho un churro jajaja.Besos

    ResponderEliminar
  3. Si yo cuento mis batallitas alucinais ...jajaja a veces ni me reconozco ,las chapuzas que me salen . Pero que buen reciclaje totalmente transformada y estupenda ..bicos

    ResponderEliminar
  4. Guenoooooooooooo que suerte te haya pasado ese percance bizcoxil porque si no nos habriamos perdido esta ricura amoooooooooos me comia yo un caxin ahora mismo sin masticar ni na tiene que estar de vicio no me extraña que haya sido un exito.
    Eso si que tiene merito a mi no se me habria ocurrido que hacer con el aparte comerme el bizocoxo yo solita jis..jis,.
    Te ha quedadoooooooo de relujoooo.
    Bicos mil pesiosaaaaaaaaa.

    ResponderEliminar
  5. Me encanta la idea, jajja anda que no me ha pasado veces, jejeje
    Besicos guapa

    ResponderEliminar
  6. Madre mia Marga,la de cosas que han ido a la basura....ahora ya no tiro nada,hay reciclages que quedan mucho mas ricos que la receta original.
    Besets.

    ResponderEliminar
  7. yo , yo , yo levanto la mano!! menos mal que en casa tengo dos hijos que son como una central de reciclaje y les dá igual que esté feo o no. Pero tu idea... esta idea es genial!! voy ahora mismo a estropear un bizcocho a posta :P

    un besazo!!

    ResponderEliminar
  8. Y tanto que aquí no se tira nada, cuando me ha pasado a mi lo he solucionado de una forma muy parecida que ya te contaré jajaja La tarta al final muy rica, verdad?

    besos

    ResponderEliminar
  9. Esto tiene pinta de estar buenísimo... además nunca había visto una tarta de este tipo!

    ResponderEliminar
  10. jajaja esto me suena! a mi los bizcochos no se me dan mal pero con las tartas tengo cada percance... yo hasta ahora hacía puddings, pero esta opción tuya me gusta, me gusta mucho

    ResponderEliminar
  11. Te lo dije, es una pasada, merece la pena romper el bizcocho...
    Habrá que probar con tu tuneo.
    Ay que alegría da jajajaja
    Besazos.

    ResponderEliminar
  12. Y que nadie diga lo contrario.

    La última vez que me quedó crudo un bizcocho, lo volví al horno y curiosamente, quedó genial.

    Estupendo reciclaje.

    Besos.

    ResponderEliminar
  13. La proxima vez hare que se me pase el bizcocho, y asi por hacer esta maravilla que te quedo jajaja.
    Quien diga que no le paso nunca es que o miente, o nunca hizo bizcochos, pero son gajes del oficio hija, tu quedastes como una reina con esta tarta, un abrazo preciosa

    ResponderEliminar
  14. Oye pues vaya reciclaje mas bueno que te marcaste y aún encima improvisación a tope!.
    Me ha encantado la idea salvo por el coco... Hija no es que no me guste. Es que me resulta demasiado pesado y a los dos bocados ya me sale hasta por las orejas.
    ¿Alguna sugerencia para cambier el coco por alguna otra cosa?. Es que la receta en si me parece genial y ahora que me he comprado un horno de "la señoritas Pepis" me fallán las tartas y bizcochos no tenerle cogidos los tiempos y tal aún...

    Pochoncicos.

    ResponderEliminar
  15. Una idea que me apunto porque yo levanté la mano desde el principio.
    Quedó rica.
    Buen día

    ResponderEliminar
  16. Una idea que me apunto porque yo levanté la mano desde el principio.
    Quedó rica.
    Buen día

    ResponderEliminar
  17. Y si no, cuando se abre del centro pareciendo una flor. Creo que he pecado en todos. Je jeje.
    La verdad es que es una gran idea, así que tomo buena nota.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  18. Pues tienes mas razón que un santo y el que esté libre de un percance bizcochero que tire la primera piedra jajajaja

    Muy buen reciclaje , original y sorprendente , no se le puede pedir mas.

    Besinos.

    ResponderEliminar
  19. Jo, como le has dado la vuelta al desastre!!Me lo apunto que tiene una pinta increible.
    Besos

    ResponderEliminar
  20. tiene que estar de muerte y es verdad, no solo con las cosas de casa, como magdalenas o bizcochos también con las cosas que compramos que se van quedando por ahí por el armario, es una buena receta de aprovechamiento.

    ResponderEliminar
  21. Estaba leyendo tus palabras y me veia a mi misma en esos menesteres¡¡ jo y basta que quieras esmerarte en que quede bien y alaaaaa¡¡ a la puñeta con el..Menos mal que supiste sacarle provecho porque los mios acaban en el cubo de la basura....Besos

    ResponderEliminar
  22. Así no tiramos nada Y no ponemos las botas, pues si, un reciclaje estupendo!
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar
  23. Siiiiiiiii, creo que a mi me han ocurrido todas las opciones, chiquilla.
    La verdad es que la manera de aprovecharlo con esa tarta tiene buena pinta
    Besitos

    ResponderEliminar
  24. Estupenda opción, ha todos nos ocurren estos percances y es una manera estupenda de aprovecharlos.
    Besitos guapa

    ResponderEliminar
  25. Yo levanto la mano tropecientas veces, hija mia. He tenido cada "desgracia" en la cocina que mejor me callo o te acabaría deprimiendo jajajaja.
    El aprovechamiento que has hecho me parece fabuloso, y el resultado salta a la vista de diez para arriba ;)

    bicosss

    ResponderEliminar
  26. Hace pocos días hice una tartalera para la base de una tarta. Salió hermosa del horno, pero al desmoldarla, aún estaba algo caliente y ¡zas! partió por la mitad. Eran las 11 de la noche, y aún tenía que hacer el relleno para que enfriara para el día siguiente. ¡¡Juré en arameo, y se fué directamente a la basura!!.
    Hay que quitarse el sombrero, al ver que de un "accidente" has logrado una tarta fantástica.
    Tomo nota :-)

    Un besín.

    ResponderEliminar
  27. Con la rabia que da que se rompa todo al desmoldar sin ver por donde arreglarlo, ahora ya tendremos una buena idea, qué bien! Gracias por compartir la receta.
    Besos.

    ResponderEliminar
  28. me parece una idea genial y a mi me han faltado manos para levantar je,je....



    ¡¡besos¡¡

    ResponderEliminar
  29. Como me has dado nostalgia de Tailandia....me alegro lo pasaras bien!!....y que buena idea este "arreglo"....el otro dia se me pegaron unos pastelillos por mas que habia enmantequillado el molde....asi que los comimos migas!!....jajajaja....guardo esta idea..........Abrazotes, Marcela

    ResponderEliminar
  30. Receta y consejos que hay que guardar bien. Son muy interesantes y los resultados estan aquí

    Un Abrazo, Agustí Cangrejo Grande

    ResponderEliminar
  31. Qué apaño más bueno, yo soy de las de hacer puding, así que queda en mi retina culinaria para cuando me vuelva a pasar. Besos

    ResponderEliminar
  32. JAJAJAJAJ!! Qúé buena entrada!!! me ha pasado todo lo que dices!!!!

    un besazo enorme

    por cierto te dejo el nuevo facebook de mi blog que me encantaría que te hicieras fan!!

    http://www.facebook.com/pages/Rayasymanchas/366079053477798

    ResponderEliminar
  33. Hola, yo levanto no sólo las manos sino hasta los pies, por eso casi nunca los hago, pero después del tuneado que le hiciste, ya me atrevo, un beso

    ResponderEliminar
  34. Una mano no, las dos! pocas veces me sale algo bien a la primera, pero ya veo que se puede solucionar de una manera diferente al puding( a mi no me va mucho) así que a la próxima hago esta tarta.
    Besitos

    ResponderEliminar
  35. Por este tipo de percances no creo que lo haga, y no porque todos me salgan de maravilla, sino porque en casa, cuando se pegan nos lo comemos directamente del molde, que no se tira nada.

    ResponderEliminar
  36. Marga, dan ganas de meterse en el ordenador y comerse la tarta, jaja, además, me gusta mucho cómo explicas la receta, le pones mucha gracia. Un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea.
    http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  37. Menudo trio cocineril estais hechas yo te levanto las dos manos una por el dulce y otra por el salado ja, ja,
    la idea buenísima lo tendré en cuenta.
    Besos

    ResponderEliminar
  38. jejeje Marga, pero lo tuyo es hacerme reir siempre, eres un solete, creo que a todo el mundo nos ha pasado con el bizcocho, todos los apartados y mucho mas, lo que pasa es que tu has tenido la cualidad de los ,as grades cocineros, de un error has sacado una delicia, Un besazo preciosa

    ResponderEliminar
  39. Yo también levanto la mano, o las dos incluso.
    Me ha encantado tu reciclaje
    Besos

    ResponderEliminar
  40. Un 10 para esta receta se lo merece, muy rica besos

    ResponderEliminar
  41. Creo que me han pasado todas esas. Soy un caso perdido repostero.
    Pero a partir de ahora, no tengo que comerla como quede de jodida, puedo convertirla en algo sabroso como has hecho tú.
    Feliz domingo y cariños,
    Vero

    ResponderEliminar
  42. Qué superbizcocho con su reciclaje incluido, tiene que estar muy rico, una idea genial. ¿Puedo añadir una opción F? (de fallo tonto)
    Buscas en internet un bizcocho original,(para un cumpleaños al que va a asistir un montón de gente), rico, que nadie lo haya probado nunca, porque tú lo que quieres es impresionar, lo haces, sale perfecto, peeeero.....claro, tienes que destacar, y no te conformas con el relleno que tiene el bizcochito en la página que tú lo has visto, una nata, un chocolate sencillito, una cremilla de algo, nooo... tú erre que erre con otro jod.... relleno, como a tu niño le gusta mucho el mousse de chocolate, pues claro, se lo haces y qué pasa luego, pues nada, bizcocho cortado, calado, precioso de color, porque era de pistacho, un olor que te cag.... y...se corta la mousse de chocolate.Fallo: unir los ingredientes demasiados calientes (ni que fuera la primera vez que haces un mousse). Solución: Haces otro bizcocho (uno sencillito), con un cabreo monumental, y otra mousse, y el otro lo repartes entre los más allegados. Basado en un hecho real

    ResponderEliminar
  43. Marga
    Que bien vienen estas recetas para cuando tenemos un pequeño o gran percance con nuestros bizcochos que haberlos los hay.

    A mi tampoco me gustan los panes mojados ahhhhjjj pero me fió muchísimo de ti jajaja
    Bss
    Patricia

    ResponderEliminar
  44. Que buena idea, me viene de perlas pues se me han hundido cuatro bizcochos esta semana para la tarta que preparé ayer y los he congelado. Un besito guapa.

    ResponderEliminar
  45. jajaja podríamos hacer una tesis con los percances culinarios verdad? Pero sobre todo con las soluciones y aprovechamientos que nunca están demás saberlos, me ha encantado la idea para aprovecharlo, la próxima vez en vez del puding haré tu tarta.
    Besos!

    ResponderEliminar
  46. Marga: qué rico te ha quedado el desaguisado, yo confieso que directamente me hubiese hecho sopas con él en la leche, porque bueno tenía que estar.
    Hay que tener paciencia que si n cuántas cosas tiraríamos y mira la tartaza que habéis disfrutado en casa.
    Un besito

    ResponderEliminar
  47. Fijate que al final me quedo con ganas de mas!!! PReciosooo..un besotee

    ResponderEliminar
  48. Marga que idea tan estupendísima!!!! Yo como tu tampoco las tendría todas conmigo pero ahora ya probado un par de veces y que digas que es un exitazo, cuando me ocurra (bueno cuando me vuelva a ocurrir) lo pruebo!!!! Besitos.

    ResponderEliminar
  49. Una pregunta, con los garbanzos, que haces? Los quitas o los dejas con la masa ya precalentada y el bizcocho mezclado? O lo quitas cuando ya esté hecha la masa y le añades la mezcla del bizcocho?
    Muchas gracias!

    ResponderEliminar
  50. Magenta: Los garbanzos se quitan una vez horneada la base. Sólo sirven para que la masa de hojaldre no se hinche y suba demasiado.
    Hay también unas piedrecitas de cerámica refractaria que hacen la misma función.
    Espero haberte aclarado tu duda. :)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por tomarte el tiempo y la molestia de dejar tu comentario. ¡Me encanta saber que estáis ahí!
Así que ya sabéis: si tenéis algo que decir, hablad ahora... o callad para siempre, (¡que noooo, que es broma, hablad cuando os dé la gana, jejeje!.