Pimientos rebozados rellenos de carne, huevo duro y jamón ("El Pimiento del Mes", claro)


Ni un mes sin su pimiento, ya sabéis...
Puede tardar más, tardar menos... ¡pero siempre llega!.
Los de hoy os van a gustar: tienen un relleno muy rico, y la salsa está deliciosa.
Así, un poco "guisaditos", son más apetecibles para este tiempo desapacible que empezamos a tener.
No olvidéis decir en la carnicería que os pasen la carne dos veces por la máquina de picar. Sé que soy pesadísima con esto, pero es que todo lo que se prepare queda más suave y jugoso, de verdad que se nota la diferencia.
Vista del "corte":

Y otra cosita: antes de entrar en la receta de hoy, os cuento que,  para los que me habéis preguntado que dónde conseguir las salsas de la receta anterior (el pollo con anacardos), he editado el texto de la receta para añadir algunos datos y direcciones donde podréis comprarlas. Id allí, y encontraréis la información.

Y vamos ya al lío pimientil. Espero que os gusten:

INGREDIENTES:
(Para 6-8 personas, depende de lo zampón que sea "el personal").
2 latas de pimientos del piquillo
350 gramos de carne de ternera picada (pasada 2 veces por la picadora)
80 gramos de jamón ibérico en daditos
1 huevo duro
1 huevo crudo
1 pimiento verde italiano
1 diente de ajo
1 tomate maduro
Aceite de oliva virgen extra
1 bote de "Crema Ligera Puleva" (175 gramos). Si no tenéis, usad leche evaporada Ideal, o nata líquida (pero ésta engorda más, jejeje).
Un chorrito de leche.
Sal
Pimienta
Perejil fresco picado
Harina especial para rebozar "Yolanda" (si no tenéis, harina normal y huevo batido)
Es ésta, por si no la conocéis:

NOTA: Hablo de esta harina, como de las salsas en la receta anterior, o de la crema Puleva, o de los palitos Krissia, porque he usado estos productos y me han gustado, por eso lo comparto con vosotros. No he recibido ninguna muestra gratis de ninguno de los productos que cito en mis recetas; si fuera así, os lo comentaría.

PREPARACIÓN:

Troceamos el pimiento verde  (no hace falta que los trozos sean demasiado chicos, porque después trituraremos la salsa), picamos el ajo, y sofreímos todo con aceite de oliva en una cazuela o marmita.
(Yo tengo una cazuela de hierro esmaltado,en la que es mejor cocinar primero con fuego medio y después con fuego medio-bajo o bajo. Pero, en las cazuelas normales, lo haremos a fuego medio).

Agregamos el tomate troceado y dos pimientos del piquillo, también partidos en trocitos. Sofreímos un poco, después tapamos la cazuela, y dejamos que se vayan cocinando durante unos 15-20 minutos.

Mientras se hace la salsa, vamos preparando los pimientos. Mezclamos en un bol la carne picada con el huevo crudo, el jamón y el huevo duro bien picaditos, una cucharadita de sal, pimienta y perejil picado.
Amasamos con las manos y dejamos reposar unos minutos.

(¡Qué foto más mala, jajajaja!).
Con esta mezcla rellenaremos los pimientos.
(¡Qué foto más mala-2!, jajajaja)

Ahora vamos a rebozarlos, bien pasándolos por harina y huevo batido, o por una pasta hecha con la harina Yolanda y agua, a razón de 6 partes de harina por 4 de agua.

Y los freímos en abundante aceite, bien caliente, sellando también la abertura  (es decir, que los freímos de pie):


(Sí: ¡Qué foto más mala-3!, lo sé...)
Reservamos sobre papel de cocina, para que escurran el exceso de aceite.

Y ahora volveremos a la salsa. Una vez que las verduras estén blanditas, las mezclamos con la crema y un chorrito de leche, y las trituraremos con batidora o Thermomix (30 segundos, velocidad progresiva 6-8-10) hasta que quede bien pasadito todo. Añadimos sal al gusto.
Colocamos los pimientos en la cacerola, cubrimos con la salsa, tapamos, y dejamos cocer a fuego suave durante 40 minutos, moviendo la cazuela de vez en cuando para que no se peguen. Si fuera necesario porque se secara un poco, agregaríamos un chorrito de leche.

Servimos calentitos.

La salsa queda muy cremosita, y los pimientos muy suaves. Espero que os gusten.

48 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tomarte el tiempo y la molestia de dejar tu comentario. ¡Me encanta saber que estáis ahí!
Así que ya sabéis: si tenéis algo que decir, hablad ahora... o callad para siempre, (¡que noooo, que es broma, hablad cuando os dé la gana, jejeje!.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...