Calamares en salsa de cebolla



(AVISO AL PÚBLICO LECTOR: Hoy toca rollo filosófico, así que, los que no tengáis tiempo ni ganas de leerlo, podéis pasar directamente a la receta, jajajaja.
Que es muy rica, y merece la pena, no vayáis a perdérosla por evitar el rollo).
Últimamente, publico con menos asiduidad. 
Y es que, por un lado ando hasta arriba de trabajo. 
Y, por otro, intento mantener la calma. Este mundillo de los blogs de cocina, a mi juicio, está cada día más descontrolado e inabarcable. Redes sociales, "talleres",  técnicas de posicionamiento, ofertas de publicidad, páginas de buscadores, sorteos, eventos blogueriles, retos constantes,  "días" del pan, del vino, de las verduras, del jamón, del queso, de los boquerones en vinagre y de los mejillones rebozados...
Es un fenómeno que lleva dándose unos cuantos años, pero que, en los últimos tiempos, se ha acelerado considerablemente.  Y arrastra, aunque uno se resista.
Veo a otros blogueros cada vez más agobiados, superados por los acontecimientos. Veo cosas que no me terminan de convencer...
Se respira un cierto aire de "mercantilismo", de "seguimiento de modas", y de "competición" que me gusta bastante poco.
Algunos cierran sus blogs. Cada vez más blogueros desactivan los comentarios, porque sienten que no tienen tiempo de responder a todos. Otros apenas publican entradas nuevas. Y, por último, algunos que quieren mantener el tipo, andan locos por intentar llegar a todas partes con un mínimo de dignidad.
Yo no quiero llegar a ese punto. Me entretiene mucho el blog, aprendo mucho, he conocido a gente estupenda... y no me gustaría alcanzar un grado de agobio o de hartazgo que me hiciera dejarlo.
Así que, como ya os he dicho alguna vez, cada día que pasa tengo más clara la línea que he de seguir: tranquilidad (y buenos alimentos, nunca mejor dicho, jajaja). A mi ritmo, en todo: en las visitas, en las publicaciones, en los comentarios, y en las redes sociales. Publicidades, poquitas, y eventos y follones, contados con los dedos de una mano.
No entré aquí para ser campeona de nada, ni para convertirme en una estrella de la cocina (¡pues anda que no es difícil eso, jajaja!). No vivo de esto, me gusta aprender, divertirme y compartir, y bastante competitividad hay en nuestra vida diaria como para trasladarla también a una afición.
Temo que, a medio plazo, todo esto alcance el punto de saturación. Pero quizá sea necesario para poner las cosas en su sitio.
Bueno, y después de este rollo pseudo-filosófico que no he podido evitar soltaros, vamos al grano cocinil. A la receta.
Me encantan los calamaresPero, para ser sinceros, tienen un riesgo: a veces, salen duros.
Sin embargo, con esta receta no pasa. Quizá sea la cebolla, o el vino, pero quedan blanditos, y deliciosos. Y la salsita es para no parar de mojar pan.
Eso sí, no hay que tener prisa. Se tardan en cocinar una media hora, o 40 minutos, pero, si necesitamos más tiempo, no pasa nada. Yo voy pinchándolos con un palillo para comprobar el punto de dureza.
Al lío:


INGREDIENTES:

1 kg de calamares limpios, cortados en aros. Utilizaremos también las patitas.
Se puede preparar con también con chipirones, chocos o sepionet.
1 cebolla mediana
2 dientes de ajo
Un puñado de perejil picado
Sal
Pimienta recién molida (yo uso el molinillo de 5 pimientas)
1 vasito de vino blanco (utilicé "Castillo de San Diego" de Bodegas Barbadillo)
Harina para rebozar
Aceite de oliva virgen extra
1/3 de pastilla de caldo de verduras (utilizo las marcas "Soria Natural" o "Santiveri")
Agua

PREPARACIÓN:

Picamos la cebolla en juliana finita.
En una cazuela baja o sartén honda, ponemos un chorrito de aceite, añadimos la cebolla, y rehogamos a fuego suave. 

Pasados unos minutos, tapamos la cazuela, hasta que la cebolla quede blandita y tome algo de color.

Agregamos los ajos muy picaditos, el perejil, una pizca de sal, y la pimienta. Rehogamos durante unos minutos, a fuego medio.
Pasamos por harina los calamares,y los rehogamos en la cazuela. Si es necesario, agregamos algo más de aceite.
No hace falta rehogarlos durante mucho tiempo, sólo "vuelta y vuelta".

Añadimos el vino, la pastilla de caldo desmenuzada, y agua, que casi cubra los calamares.

Cocinamos a fuego medio, durante una ½ hora o 40 minutos (puede que haga falta añadir más caldo, así que controlaremos la cocción).
Vamos pinchando los calamares con un palillo para comprobar el punto de dureza. Cuando estén blanditos, los servimos.
Y, como os decía antes, preparad pan. 
Espero que os gusten.

42 comentarios:

Maria Pilar-COCINICA dijo...

Pues a mi los calamares me encantan en todas su formas y esta no la he hecho nunca, así que la copio para hacerla pronto.

Totalmente de acuerdo con tus pensamientos filosóficos.

Besicos

Mª Dolores Martinez Martinez dijo...

Suscribo todo lo que dices, yo cada vez dedico más tiempo al blog y aunque es una tarea que no me desagrada, sí que a veces sufro esa sensación de no poder llegar a todo.
La receta me gusta por lo sencilla y rica, es cierto que los calamares a veces quedan duros, si la salsa está pá mojá y quedan tiernos, no hay más que hablar, otra para mis recetas pendientes.
bss

Vino y Miel dijo...

Cómo me gustan los calamares, y ya preparados así están de vicio. Un abrazo.

lala martorell dijo...

En mi caso el blog no es más que un entretenimiento, empecé porque me apetecía tener mi propio recetario virtual con sus fotos, etc... Y así es como seguirá siendo, publicaré cuando pueda y sólo aquellas recetas que creo que vale la pena repetir, pues como te digo, el blog es mi "libreta de recetas" pero algo más aseada que la de papel. Por cierto, tendré que incluir tu receta de hoy porque estoy segura de que vale la pena conservarla y repetirla ya que se ve deliciosa!!!!!
Besitos guapa....

Cuca dijo...

Marga me parece una entrada estupenda. En primer lugar por la receta que me ha parecido deliciosa con esa salsa de cebolla y en segundo lugar por la reflexión que has hecho.

Yo tengo un blog de cocina desde hace muy poco tiempo, pero llevo mucho visitando blogs y es cierto que se siente cierto agobio últimamente, pero lo mejor es lo que tú planteas. Ir cada cual a nuestro ritmo y el que pueda con más cosas que lo haga y el que tenga que llevar un ritmo más relajado que lo siga. Con el ritmo que sea todos vamos a mantener ahí a la gente a la que le gustan nuestras recetas ¡de eso estoy segura!

¡Besos mil!
http://losdulcessecretosdecuca.blogspot.com.es/

anamelm dijo...

Ay Marga, corazón... que sabia reflexión.

Yo desde el comienzo, tengo claro que esto es un hobby, y que si dejo de disfrutarlo mal vamos. Me tomo mi tiempo, publico lo que puedo y cuando puedo, y solo tengo comprometidos dos retos: Bake the world porque de cualquier forma en mi casa se hace pan cada tres días; y Asaltablogs porque me divierte. Y punto final.

Y ya, y si puedo ir a un encuentro voy y si no, no pasa na. Porque no se trata de competir, al menos para mí, se trata de compartir, de cooperar, de colaborar, que es todo lo contrario. Compartimos recetas, comentarios, tiempo y cada una, lo que puede. Eso es lo bonito y lo que nos hace crecer.

Mari Nuri Cake dijo...

Pues tu reflexión filosófica es de lo más acertado. Tienes toda la razón, la verdad es que nosotras nos lo hemos tomado más o menos tranquilas. pero es verdad que a veces no me da tiempo a hacer más cosas, porque las circunstancias personales de cada persona son las que son. Y si que me agobio, por no responder a todos los comentarios, por no visitar los blogs amigos, pero es que a veces no llego a más.
Y como dices lo hacemos por afición, por lo que a veces, me paro y pienso, si esto es para divertirme y desconectar de otras situaciones de agobio, no me voy también agobiar con el blog.
Por eso, publicamos, visitamos a nuestros blogs amigos y no me apunto a retos, porque eso si que me agobia, por si no llego.
Tus calamares riquísimos y con una salsita que me parece que está para mojar bien de pan.
Besos

Alicia Hierbabuena dijo...

Te he leído pero como sabes mi opinión y mi forma de ser, no diré más.
Bueno sí, que los calamares me parecen deliciosos, yo no pruebo con un palillo, los voy catando jajajjaja
Besazos.

Te de Ternura dijo...

Tienes razón, TRANQUILIDAD Y BUENOS ALIMENTOS!!!; y con ese PLATILLO tan delicioso que nos dejas eso es lo que haremos.
Que jugoso te ha quedado MORGUIX, se ve estupendo y pronto lo prepararé porque tengo calamares congelados.
UN ABRAZO UN BESO Y A SEGUIR A TU RITMO QUE DE ESO SE TRATA:)))

Alejandra Morán dijo...

Un plato delicioso Marga, se ve muy pero que muy rico!!!!
Besos

LA COCINERA DE BETULO dijo...

Cuánta razón tienes con la competitividad que se ve en algunos sitios, pero si no nos ganamos la vida con ello! Esto es un hobby y cada cual ha de encontrar su ritmo. Retos? Imposible llegar a todos!
Actualmente estoy echando mano de recetas antiguas que aún no había publicado ya que estoy cocinando poco, pero ya se sabe hay veces que por circunstancias el tiempo escasea y hay que conformarse.
Yo también te he soltado un buen rollo, jejeje. Pero no voy a olvidarme de tus calamares que me encantan con cebolla, quedan muy suaves y sabrosos.
Besos.

Concepción dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con lo que comentas, es más, yo también he espaciado mis publicaciones y mis visitas a los blogs, pues siento que tenía que dedicar mucho tiempo a ello y, como dices, no se trata de agobiarnos sino de disfrutar.
La receta, fantástica, como todas las que publicas, mi hija mayor ama los calamares, así es que esta le gustará.
Besos y feliz semana

Ángeles Ágora dijo...

Los calamares de lujo aunque en mi casa trituró cebolla sí o sí.
De lo otro,hace tiempo que llegué a esa conclusión así que feliz.
Un beso.

Amparo dijo...

Hola guapa, totalmente de acuerdo con tu reflexión, pero bueno, tampoco hay que agobiarse, la cuestión es divertirse y tomarlo con tranquilidad. Tus calamares deliciosos, en casa nos gustan mucho, y estos están de rechupete. Un besote.

Nuria M. dijo...

Lo que dices podría haberlo escrito yo palabra por palabra, jajaja. Estoy de acuerdo en todo, yo no me entero de la mitad (gracias a dios) ni si es el día del pan o el de los garbanzos, es que me da igual... no participo en nada de estas cosas porque no tengo tiempo y además porque no me da la gana, así de claro. Me gusta cocinar a mi ritmo, como a tí, lo que me apetece en cada momento, lo que está bien de precio, lo que gusta en mi casa y lo que me gusta a mí.
De todas formas supongo que dependerá del carácter de cada persona, a mi no me interesa competir con nadie, no me va en absoluto y por lo tanto estoy fuera de todos los retos, concursos y cosas por el estilo que encima te condicionan lo que tienes que cocinar y publicar, y francamente no le veo la diversión por ningún lado, pero respeto a todos, por supuesto, faltaría más.
En fin, que menudo rollo te he soltado y no te he dicho ni una palabra de los calamares todavía, jajaja. Que me encantan, que hay que darles tiempo para que estén tiernos y en su punto pero es una receta que me gusta muchísimo!!!
Un beso guapa, y no te agobies que al final tu blog es tuyo y haces lo que te da la gana, verdad? Pues eso, jajaja

Veronica Cervera dijo...

Me chiflan los calamares y me ha encantado la receta. De verdad a veces quedan duros y me alegro mucho que señales que estos no. Es muy fina la linea.
En cuanto a los rollos de los blogs, a mi me ha traído eventos en los que también he conocido gente maravillosa y en las redes ya hay también muchos que han terminado siendo mis amigos. Lleva tiempo, pero el caso es no volverse loco. Lo disfruto mucho y me ha abierto y me sigue abriendo muchas posibilidades. Lo que no me gusta a mí son esos blogs donde todos los post son pagados, pues da la impresión de que se ha perdido la voz y aunque algunos, trato de que no sea mi día a día.
Muchos besitos,
Vero
La cocina de Vero

Mónica dijo...

Jeje, me ha encantado tu introducción y estoy muy de acuerdo! ;) La recetita estupenda, no hay más que mirar las fotos, sólo me falta un trozo de pan... Un abrazo

José Manuel dijo...

Que cosa tan buena, con lo que me gustan los calamares.

INMA MAQUITO dijo...

Estoy de acuerdo contigo parece que lo he escrito yo, para mi es mi hobby y lo hago por que disfruto con ello , los calameres super rico me encanta y esa salsita para mojar pan besitos

Bego R dijo...

Estoy completamente de acuerdo contigo Marga .........Lo esencial es saber lo que una pretende y adónde quiere llegar porque hay gente que últimamente por tener un blog se creen el ombligo del mundo, se crean unas expectativas que no les corresponden , que ves lo que cocinan y te dices, pero si no es para tanto y sin embargo, te miran por encima del hombro (en sentido figurado y virtual , claro está jeje) .........Enfin , allá cada cual ........Es normal que pasemos por etapas en las que apetece abandonar todo , que se llegue a la saturación, sobremanera quien ya llevamos unos cuantos añitos por aqui , pero lo mejor es ir al ritmo que nuestro cuerpo y mente nos exija, sin mas, sin obligaciones y creyendo en lo que hacemos y por qué y por quien lo hacemos también ;)
De la receta qué decirte mas que si tuviera el plato al alcance y un buen pan, te demostraría sobre la marcha como me ha gustado jaja...no te dejaría ni miguita.
Besinos.

Pamela dijo...

Mi querida Marga, es que me he leído todo, el rollo filosófico y la receta. Lo que has escrito es muy atinado y concreto. En este mundo blogueril hay de todo, y uno se tiene que decantar por aquello que le interesa y por aquellas personas con las que tiene sintonía. Yo también tengo mi blog por hobby, me divierte mucho, pero a veces, me pasa como a ti, que me cansa tanta parafernalia y esa locura por conseguir "éxito" en cualquier plano de la vida, y a cualquier costo, sin duda hay gente que pierde la brújula muy fácil. Si un día no me ves más por acá, ya sabes por qué fue! un besito

Pamela dijo...

¡Y se me olvidaba! Los calamares te los copio al pie de la letra!! Están de lujo. Besitos

lolines dijo...

Hoy estabas bien inspirada, me ha encantado leer tu entrada.
Los calamar ni te cuento.......riquisimos

Elisa Gómez Fernández dijo...

Hola! he llegado. Yo empecé esta aventura bloguera con el fin de compartir mi afición por la cocina. NO imaginé que tendría ni seguidores , Me encanta ser bloguera, visitar a mis amig@s aunque sea virtualmente, que no me conoce de nada y que me ha demostrado mucho cariño. Aprendo cada día de cada uno de vosotros. Sigo a la gente que me gusta , tenga blogs espectaculares o no. A mi ritmo. Me gustaría hacer más cosas por mejorar mi blog pero el tiempo es el tiempo y nos dedicamos a más cosas. Yo creo que entre otras muchas cosas más es el fin de mi blog. Los comentarios me animan a seguir ,así como vuestro cariño. Y sólo con esto, ya me lleva muchas horas del día y a veces de la noche. Pero de momento me gusta y no pretendo más. Llegaré a donde pueda y cuando pueda.
Y ahora a los calamares: me encantan , deliciosos y fáciles. Los tuyos seguro que estaban , además de ricos , super tiernos.
Un besazo y solo decirte que eres auténtica y encantadora!!!!

Nuria Eme dijo...

Desde luego no te has podido explicar mejor. Es cierto todo lo que dices, y quizás este entrada le sirva a más de un@ para pararse y pensar un poco. Es fácil dejarse llevar, pero hay que saber si te quieres meter en esa selva.
A todos nos gusta tener comentarios, visitas....¿pero a cualquier precio?
De momento en el mío, tengo lo quiero y como lo quiero.
Tus calamares buenísimos, los hago muy parecidos, Marga y precisamente me lo enseñó el suegro gallego de una amiga.
Besotes gordos mi niña, feliz semana.

Alanda dijo...

Ricos y fáciles, qué más se puede pedir, deliciosos...
Un besito guapa

Nenalinda dijo...

Bueno de rollo pseudo-filosófico nada has dicho lo que sientes y lo que tenias que decir que para eso es tu blog y escribes lo que quieres cuando quieres,estoy de acuerdo contigo en muchas cosas por suerte yo vivo bastante alejada para que me inviten a todos esos saraos que estan tan de moda ademas de que como trabajo tampoco podria ir casi nunca jajaja con lo cual vivo en mi mundo y voy a lo mio ,publico cuando quiero como quiero y si siempre devuelvo las visitas de quienes me comentan despues si tengo tiempo comento en alguno mas pero no he llegado aun a ese punto de sentirme agobiada con el blog por que si fuese asi lo dejaria.
Los calamares te han quedado de relujo y seguro saben mejor asi no los he echo nunca por que la verdad casi siempre van rebozados o en el arroz,tomo nota aunque son tantitisimaaaaaaaaas las recetas que guardo que no se si llegare hacerla algun dia pese a que me has puesto los dientes largooooooos.
Bicos mil y feliz semana wapisimaaaaaaaa.

Bavette dijo...

Jajajajajajaj, me ha encantado la introducción y me siento completamente identificado, yo soy de los que quiere llegar a todo y mantener la dignidad, pero creo que ya la pierdo por el camino, jajajajaja imposible del todo, hay veces que me dan ganas de dejarlo todo, pero luego me doy cuenta que tiene cosas mas positivas que negativas y me animo otra vez, y asi todo el rato jajajajaj.
Y si me pones un platito de calamares divinos como estos, ya pienso que estoy en el Paraiso.
Besines guapa, tu si que vales!!!!!!
Ettore

Rosa Maria Romero dijo...

Llevas toda la razón Morguix, yo soy una de las que empezaron a publicar para que mis hijos y amigos tuvieran las recetas que e preguntaban de vez en cuando como se hacían y me he visto arrastrada a una cosa que no me llena en absoluto. Estoy super agradecida a todas las marcas que se han publicitado en mi Blog y como consecuencia han mandado productos a casa, productos que han hecho más fáciles los fines de mes en mucho de los casos y además nos han permitido probar cosas que de otro modo jamás lo hubieramos hecho por ser prohibitivas, al menos para mi, pero ha llegado también un momento que me he tenido que parar y solo atender a unos cuantos, en cuanto haya cumplido con ellos no recibiré nada más que alguna cosa que otra y muy puntualmente. También se me ha hecho imposible venir a visitaros más de una vez en semana y este año tan complicado que hemos tenido de hospitales (que aún sigo) traslados y de todo un poco se me hace muy estresante pensar que publico y venís a verme y yo no puedo corresponder. Por eso te digo Morguix, que a partir del mes que viene publicaré y visitaré una vez en semana y nada más, necesito tener la misma ilusión que al principio. En cuanto a la receta, ya te digo que me la llevo, es de las preferidas de mi marido y se la voy ha hacer tal cual la tienes, etoy segura que nos encantará. Besos guapa

Mesilda dijo...

Marga,aqui estamos para pasarlo bien, no agobiarse y disfrutar, asi que lo mejor es que cada cual vaya a su ritmo....Los calamares buenisimos,con esta salsita estan de rechupete.
Besets.

Mamen Varela García dijo...

Me conoces hace ya mucho tiempo, casi desde que empezamos las dos, y llevo tiempo que practico esto que has dicho hoy, muy bien dicho, yo empece pera que mis hijos dede donde viven las pudieran tener sin problemas, pero cuando veia que algunos blog eran insaciables con los comentarios, me plante y dije no, no entro en esa dinamica que acaba conmigo, porque para poder comentarle a todo el mundo hay que estar muchas horas delante del ordenador, y no estaba dispuesta a dejar que mi marido se fuera solo a pasear o llevarme hasta las tantas, asi que plas plas plas, tu publica cuando puedas o tengas ganas y si tenemoss pocos comentarios "!!que mas da!! un beso preciosa

Javier dijo...

Pienso que lo importante es disfrutar con lo que uno hace, sin agobiarse, es imposible llegar a todos los sitios, cuanto antes se dé uno cuenta pues mucho mejor... lo que más me gusta es cocinar y aprender de los blogs que visito.

Tus calamares tienen un brillo que se salen de la pantalla, pero la salsa me atrae muuucho más

Abrazos y buen fin de semana

¡¡Oído cocina!!

nieves dijo...

Con la iglesia hemos topado!!! jajaja. Como bien dice Mamen (lo siento, es a la única que leí, porque era la última)... nos conocemos desde hace... ¡¡años!!. Pues sabes que pienso como tú. El blog es una parcela personal y única y el ritmo lo marca cada cual. Yo sigo en la misma línea de cuando empecé. Me llama mucho la atención esos blogs que publican recetas con bastante frecuencia y se marcar ¡¡cien comentarios (o cerca). Para esto no hay misterio: ni es mejor blog, ni mejor cociner@. Simplemente le dedican muuuchas horas al sillón y al teclado. Si eso es ser popular o bueno.... pero lo que está claro, es que cada uno busca sus parcelas de autoestima en cosas diferentes en la vida. A mi me gusta cocinar, y me gusta tener MI espacio y mis recetinas para los mios y los que me siguen (la mayoría gente anónima que no tienen blog), pero nunca permitiría que la "FAMA" (me parto y me mondo jajaja) me quitara ni un segundo de las muchas actividades que se pueden tener en la vida. Pero lo que tienes que tener claro, es que si no eres POPULAR, FAMOSA, y tu blog no está de los primeros en los buscadores, ni tienes un montón de comentarios, es porque NO QUIERES. No hay misterio. Eso sí: hay que dejar de tener vida propia ufffff :-(
Bueno y como lo que nos gusta es la cocina y los buenos alimentos, te comento, que los calamares encebollados se ven deliciosos. Efectivamente la cebolla yo creo que los ablanda, porque yo les echo vino en casi todas las preparaciones, pero cuando los hago encebollados, creo que ablandan antes. De todos modos, la cocina para que sea rica, no hay que tener prisa nunca. Lo rico es el chup-chup.

Un besín y sigue cocinando a tu ritmo. Estaría bueno que TAMBIEN el blog nos estresara :-(

PEPE LASALA dijo...

Hola Marga, antes de "catar" tu receta, jeje, te comento algo sobre tu escrito filosófico como tú lo llamas. Si me enrollo párame ¿eh? Los blogs son para disfrutarlos, claro que sí. En mi caso por ejemplo, ya sabes que mi pasión es la Semana Santa, y por supuesto me atraen otros asuntos como la cocina, la poesía, la actualidad, moda, etc., por eso visito también otros blogs como el tuyo diferentes a "mi monotema". Hay que disfrutar con lo que se hace, y lo que no hay que hacer es agobiarse que para eso ya está la rutina diaria. Yo me conecto a internet los viernes por la tarde, el resto de los días nada de blog, pues dedico el tiempo a mi familia, a trabajar y otros menesteres, es decir, a hacer otras cosas que también me gustan. Por supuesto que podría poner más de una entrada semanal y conectarme a otros blogs todos los días un ratito después del currele, y por supuesto que de ese modo el blog que administro lo vería más gente, pero no es ese mi reto. Mi reto es disfrutar con muchas otras cosas más además del blog. El día que me agobie con el blog habré perdido la esencia de lo que quiero. Bueno, que no me lío más que menudo rollo te he soltado, así que a disfrutar... y cuando se puede bien, y cuando no se puede pues no pasa ná.
Respecto a la receta, decirte que es estupenda, los calamares así cocinados son riquíiiiiiiiiisimos.
Bueno Marga, un beso y buen finde.

Marta dijo...

Totalmente de acuerdo contigo, yo empecé con el blog para que mi hija tuviera mis recetas todas juntitas y a mano, no me pienso agobiar, cuando puedo publico y cuando estoy ocupada pues no publico, me encanta pasar por los blogs amigos y ver sus recetas y dejar comentarios pero cuando no se puede, no me agobio, no pretendo ser la más de las más.
Como siempre una receta estupenda que guardo.
Besitos guapa

Morguix dijo...

Mil gracias a todos por vuestros comentarios :)
Veo que muchos opinamos lo mismo, o prácticamente lo mismo...

crismas dijo...

Es como más me gustan los calamares encebollados, y estoy casi convencida de que la cebolla los ablanda antes, tambien lo he notado con el "arroz y verduras" siempre queda mas melosito por la cebolla.
Y con tu escrito...estoy totalmente de acuerdo. Hay que ver que bien escribes!! :)
Besos

CHARO dijo...

totalmente de acuerdo contigo, ya te lo he dicho en más de una entrada, esto genera una vorágine donde más de un@ se vuelve loc@. Yo lo único que hago son recetas de estar por casa, las que me como, no las que elaboro para hacer una magnífica foto..... Mis fotos son mediocres, mis recetas quizás también, lo único que hago es un poco de publicidad a las marcas, pero es mi recetario, y ni puedo ni quiero volverme loca con otras cosas.
Por cierto, los pobres calamares no tienen la culpa de esto, es un tipo de receta que me gusta mucho, y espero poder probarla en breve.

M A Y dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo, yo voy a mi ritmo igual, me encantan los blog y si veo algo que me gusta comentar, pero no puedo ponerme la obligación de comentar en todos, hacer recetas con fecha de entrega. Hago el blog, para mi familia y si de paso puedo a ayudar a alguien más encantada de la vida. Pero yo soy más de aprender, como con tu receta, nunca he comido así los calamares y me quedo con tu receta que se ve riquísima. Besos!!!

alp dijo...

Pues yo con tu permiso, me copio la receta..me encantan los calamares..la cebolla..en fin...Lo de los blogers, veo que la gente se agobia mucho..pienso que uno lo tiene que hacer para divertirse él mismo, y así podrá llevarlo..yo publico una al mes..o como se tercie...y veo los blog, tranquilamente, pero no diáriamente..y sin problemas..un beso desde Murcia....

Kasioles dijo...

Hoy me has recordado, con tu rica receta, a los calamares que hacía mi madre, me encantaban y, siempre que los hago, recuerdo lo que ella les echaba.
Ya sé que es un plato exquisito, te felicito por ello.
Cariños y buena semana.
Kasioles

Carolina dijo...

Estoy totalmente de acuerdo en lo que comentas. Percibo que últimamente parece que se está demasiado pendiente en la perfección de las fotos, en la participación en eventos y en mil y una cosa más. Yo hace tiempo que hice esa reflexión y digamos que eché el freno. Participo sólo en el desafío en la cocina y comento cuando tengo tiempo y ganas de hacerlo, sin presiones. Es verdad que si se intenta seguir ese ritmo frenético se termina una aburriendo de todo y yo como tú no tengo intención de ganarme la vida con esto, es un entretenimiento que quiero disfrutar.
Al final yo también me he puesto filosófica, jeje.
Los calamares, pues riquísimos, me encantan con la cebollita. Y con una barra de pan, claro
Besitos
Por cierto, me voy a buscar el queque con crema pastalera que hiciste hace tiempo que creo que lo voy a preparar mañana-

Publicar un comentario

Gracias por tomarte el tiempo y la molestia de dejar tu comentario. ¡Me encanta saber que estáis ahí!
Así que ya sabéis: si tenéis algo que decir, hablad ahora... o callad para siempre, (¡que noooo, que es broma, hablad cuando os dé la gana, jejeje!.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...