Rape alangostado





La primera vez que probé este plato, lo hice con una receta del famosísimo libro "1080 Recetas de cocina", de Simone Ortega.
Fue un plato que estuvo muy de moda durante los años 70 y 80, una receta muy socorrida para celebraciones. Aunque, evidentemente, no sea lo mismo que comer langosta, la textura firme de la carne del rape hace que, con esta preparación, se asemeje bastante a la consistencia del marisco.
Además, es una receta sencillísima, que nos puede sacar de un apuro para una cena de picoteo o para una comida veraniega.

Hacía muchos años que no lo preparaba, y esta vez no he seguido la receta inicial, sino una del estupendo blog "Mi cocina y otras cosas", que encontré enredando por mi antiguo foro de Mundorecetas.  Y es que, aunque os parezca una tontería, le tenía bastante manía a lo de atar el lomo o cola del rape con hilo de cocina, así que me puse a buscar otras posibilidades de preparación (y las encontré).

Se puede tomar solo, y resulta delicioso. Pero también queda estupendamente acompañado de una ensalada de lechuga picadita, o escarola, y con mayonesa o salsa rosa.

Si os gusta el rape tanto como a mí, os encantará este plato. Y también podéis encontrar en este blog otras recetas de rape, como el rape al pan frito o el rape con gambas en salsa de almendras.

INGREDIENTES:
(Para 6 personas)

2 lomos de rape (nos los pueden preparar en la pescadería, y reservaremos la espina y otros trozos para caldo).
Aceite de oliva virgen extra
Sal
Pimentón dulce o agridulce (yo uso pimentón de la Vera): unas 2-3 cucharadas

PREPARACIÓN

Salamos ligeramente el rape.

Colocamos cada lomo sobre un rectángulo de papel de aluminio. Rociamos con el aceite de oliva, y espolvoreamos con una cantidad generosa de pimentón.
Con la ayuda de un pincel de cocina, cubrimos bien los lomos de rape.


Envolvemos los lomos con el papel de aluminio, formando un rollo y apretando muy bien, y cerramos cuidadosamente los paquetitos.
Yo pongo dos capas de papel de aluminio (primero formo un rollo y después lo recubro con otra capa, cerrando muy bien), para asegurar que no entre agua en la cocción.

Colocamos los paquetitos en una cazuela con agua.


 Llevamos a ebullición, y cocemos durante 15 minutos, contados desde que empiece a hervir el agua.
Dejamos enfriar dentro de la cazuela, en el agua.
Después metemos los paquetitos en la nevera para que terminen de enfriarse.
Pueden consumirse el mismo día (una vez fríos), o bien uno o dos días después (dos días como máximo).

Cuando vayamos a servirlo, desenvolvemos con cuidado los lomos de rape, y los cortamos en rodajas no demasiado finas.
Servimos solo, o acompañado de mayonesa, salsa rosa, o ensalada de lechuga o escarola.
Y a disfrutar.



Comentarios

  1. Recuerdo esta receta que siempre me ha parecido de gran utilidad, no sólo es sencilla de hacer, también resulta de lo más agradable a la hora de comer.
    Si a esto añado que a mí el rape me gusta de todas formas, no has podido elegir mejor plato para compartir que este alangostado, ideal para estos días de calor.
    Cariños y buena semana.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  2. Hola wapa. Yo hace mucho(creo que años...) que no lo hago te quedó un corte espectacular.
    besinos

    ResponderEliminar
  3. No lo he hecho nunca ni lo he probado, pero tengo curiosidad porque seguro que me gusta. Una receta sencilla y vistosa que me llevo a pendientes. BSS guapa!

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué rico! Es verdad que es un plato viejuno, jijiji, pero eso no le quita valor :) Lo mejor es que es sencillo de preparar y en un momento está hecho :)

    ResponderEliminar
  5. Cuanto tiempo hace que no lo preparo... La primera vez que lo hice , fue con una receta de Arguiñano, cuando comenzaba con sus programas en la televisión, casi ná jaja...En esa ocasión no me salió muy bien, después volví a repetirlo y ya sí.
    Como bien dices, da mucho juego y lo mejor de todo es que es delicioso. Es un pescado que me encanta junto con el bacalao. Por mi Norte lo llamamos pixín.
    Te ha quedado de lujo Marga y de repente no sabes el antojo que me has creado .Habrá que ponerle remedio.
    Buen día . Bss.

    ResponderEliminar
  6. Es un plato famosísimo pero... te puedes creer que no lo he hecho nunca?

    ResponderEliminar
  7. Marga mejor dejamos el tema de las manías porque yo tengo para dar y regalar así que comprendo todas y cada una de los demás. Creo que tiene una pinta deliciosa el rape así preparado y me resulta más fácil que atarlo así que yo agradezco tu manía ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  8. Hace muchoooooooooos años que lo hice por primera vez como Bego tambien lo hice con una receta de Arguiñano y a mis suegros no les hizo ni pizca de gracia yo que lo habia preparado con toda la ilusion jajaja y fijate que lo hice alguna vez mas pero nunca triunfo en casa.
    Te ha quedado de relujo y daba buena cuenta de el si pudiera meter la mano.
    Bicos mil wapisima.

    ResponderEliminar
  9. Hola es verdad, qué recuerdos. Mi madre lo preparaba con frecuencuia pero sobre todo en verano . Yo lo he hecho alguna vez en Navidad y nos encanta. Un beso

    ResponderEliminar
  10. Hola! cuánto tiempo sin pasar a hacerte una visita, y me ha encantado con la receta tan rica que me encuentro, hace tiempo que la tengo en pendientes, pero como muchas otras cosas se van quedando atrás. Es pero que disfrutes del verano
    Un besito

    ResponderEliminar
  11. Anda que no me trae recuerdos este plato. En casa no faltaba cuando era niña ;o)
    Yo nunca lo he preparado pero con lo que nos gusta el rape, me parece una manera muy rica de prepararlo para las cenas de verano.
    Besos y feliz verano.
    Palmira

    ResponderEliminar
  12. Querida amiga me ha enamorado este rape q fácil y como tiene q estar de rico lo hago ya mismo Mil besicos cielo Estoy deseando saber dónde viajaras este año jijiji

    ResponderEliminar
  13. Es una receta muy agradecida, de sencilla elaboración y riquísima de sabor. Soluciona cantidad de comidas sin demasiado esfuerzo, lo que en estos días se agradece.
    Bss

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por tomarte el tiempo y la molestia de dejar tu comentario. ¡Me encanta saber que estáis ahí!
Así que ya sabéis: si tenéis algo que decir, hablad ahora... o callad para siempre, (¡que noooo, que es broma, hablad cuando os dé la gana, jejeje!.