Bolas de puré rellenas en salsa


Hay que ver lo mala que soy para "bautizar" los platos: no se me ocurre nada con más "glamú", jajaja. Pero, por lo menos, descriptivo sí que es el nombre...
Estas bolas están deliciosas: de pequeñita, eran uno de mis platos favoritos. Admiten muy distintos rellenos, pero yo suelo hacerlas rellenas de sofrito de carne o de atún. En los dos casos, quedan buenísimas.
Un consejo: no pongáis demasiadas bolitas en la cazuela, porque se deformarán un poco (eso me pasó a mí).

INGREDIENTES:
Puré de patatas.
Sofrito de carne (explico aquí cómo se hace, aunque para esta receta, normalmente, no le añado ni el curry ni la salsa de soja. Ya sabéis que yo suelo tener "reserva" en el congelador).
También puede rellenarse de un sofrito similar, pero con atún, como el que comento aquí.
Aceite de oliva virgen extra
Un vasito (de los pequeños, los de vino) de coñac o brandy
1 diente de ajo
Una cebolla mediana.
1 zanahoria mediana.
Tomillo
Romero
Sal
Pimienta
1/2 pastilla de caldo de verduras
Huevo batido y harina para el rebozado
Agua


PREPARACIÓN:
En primer lugar, prepararemos el puré de patatas. Hacedlo a vuestro gusto... ya sabéis que a mí me gusta éste, jejeje:

Pero, casero o "de sobre", lo importante es que quede bien consistente.  De lo contrario, será dificilísimo formar y freír las bolas.
Lo dejamos enfriar.
Si no tenemos el sofrito de carne en el "fondo de congelador", lo preparamos como se indica arriba. Y lo reservamos.
Vamos preparando la salsa:  picamos finito un diente de ajo, y lo sofreímos en aceite de oliva.

Agregaremos ahora la cebolla y la zanahoria picadas. E iremos rehogando todo a fuego medio, fuerte, cuidando de que se doren pero no se quemen (nos interesa que tengan un color doradito para darle un buen tono a la salsa).

Aquí vemos cómo va quedando.

Añadimos la cucharada de harina, y la sofreímos un minuto, removiendo bien.

Agregamos el brandy o coñac, el agua (un vaso, más o menos), mezclando bien para que no haya grumos.

Añadimos también el tomillo y el romero, sal, pimienta y media pastilla de caldo de verduras. Y dejamos que se reduzca durante unos minutos (unos 15 minutos, quizá algo más), a fuego medio-bajo.

La retiramos del fuego, y la trituramos o pasamos por el chino. Reservamos la salsa en una cacerola baja o sartén honda.
Vamos formando las bolas con el puré. Cogemos una pequeña cantidad en la mano...

... colocamos en el centro una cucharada del sofrito de carne...

...y formamos las bolas.

Las rebozamos, pasándolas por harina y huevo batido...

...y las freímos en abundante aceite caliente.

 Las dejamos escurrir sobre un papel absorbente.
Cuando hayan escurrido, las colocamos en la cazuela donde teníamos la salsa. Y calentamos todo junto durante unos minutos. No las pongáis demasiado apelotonadas, pues se pueden deformar las bolas (a mí alguna se me deformó un pelín, porque después de hacer la foto metí alguna más...)

NOTA: El rebozado queda también muy bien si lo hacemos con huevo y pan rallado, aunque me parecen más suaves con harina.

Espero que os guste.

P.D.: Algunos me preguntabais que de dónde sacaba lo de las búsquedas del blog. Yo tengo un "gadget" para ver desde dónde me visitan, que se obtiene en esta página, y por él sé de dónde vienen y qué preguntan. Pero también se puede ver en las estadísticas de Blogger.

P.D. 2ª: Aunque ya lo tenía en el lateral del blog, aquí os dejo el enlace al e-book del Recetario Mañoso de junio, con todas las recetas de cerezas que hemos recopilado. Podéis verlo en internet o descargarlo.
A ver qué os parece:

52 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tomarte el tiempo y la molestia de dejar tu comentario. ¡Me encanta saber que estáis ahí!
Así que ya sabéis: si tenéis algo que decir, hablad ahora... o callad para siempre, (¡que noooo, que es broma, hablad cuando os dé la gana, jejeje!.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...