Ensalada de frutas con atún y gambas


Se supone que hoy entra el otoño, y tal y tal (como decía Jesús Gil), pero aquí seguimos con con el clima tropical de las narices, por no decir otra cosa: es decir, 24º de mínima y 29º de máxima, con humedad alta.
En fin, que continúa este inacabable verano. Después nos quejaremos del invierno, el frío, y esas cosas, pero... ¿qué sería del ser humano si no pudiera protestar por el tiempo?. ¿Podríamos vivir sin esas largas conversaciones compuestas de frases como:
- "!Qué calor hace, nunca he pasado tanto calor como este verano!"
-"Pues ha habido años peores, dice el abuelo que en 1954 hizo un mes de agosto que se caían los pájaros del calor".
¿Y qué sería de los telediarios de Antena 3 y otras cadenas si no pudieran dedicar 25 minutos cada día a contarnos que nieva en Burgos en el mes de enero, o que se asfixian en Córdoba en el mes de julio (todo ello, complementado con las invariables imágenes de carreteras bloqueadas por la nieve o de "guiris" asfixiados y bebiendo agua bajo un termómetro que marca 52º ).
En fin, que esto de sufrir por cuestiones climatológicas es algo inherente al ser humano, por lo visto, jajaja.
El caso es que sigue haciendo calor. En vista de lo cual, vamos a subir otra ensaladita al blog.
Ésta, como otra anterior (que podéis ver pinchando aquí), se basa en una combinación de frutas tropicales, puesto que suelo comprar unos envases en los que vienen ya las frutas cortadas (los venden en varios supermercados). A veces la preparo con la mezcla de piña, papaya y mango, y otras con piña, fresa laminada, y mango: de las dos formas está muy rica.
La receta no tiene más historia, pero, como siempre viene bien innovar un poco con las ensaladas, aquí os la dejo.
Y, si queréis ver otras ensaladas, podéis consultar este enlace, o este otro.


INGREDIENTES:

1 lata de atún en aceite de oliva (unos 110-120 gramos)
12-15 gambas o langostinos, cocidos y pelados.
60 gramos de aceitunas rellenas de anchoa.
Frutas variadas: papaya, piña, mango, fresa laminada.
Salsa rosa al gusto (aquí explico cómo la hago yo)
Sal y pimienta

PREPARACIÓN:
Tan sencillo como pelar y cortar las frutas en dados (no demasiado pequeños), o en láminas si utilizamos fresas, cortar las aceitunas en rodajitas, escurrir y trocear el atún, colocar todo en una ensaladera, salpimentar, y mezclar con la salsa rosa.
Servir fría (aunque conviene sacarla de la nevera unos 5-10 minutos antes de comerla).
Y a disfrutar.

Tomates rellenos de arroz con atún



Cambiamos de curso, cambiamos de estación... pero en "El Puchero de Morguix" seguimos rellenando cosas.
A veces me pregunto cuál será el motivo de mi obsesión por los rellenos. ¿Será porque me resulta una presentación muy cómoda y lucida?. ¿O por la cantidad de posibilidades "rellenadoras" que existen?. ¿O porque yo misma soy más bien "rellena" y me siento atraída por lo relleno?, jajajaja.
Quién sabe. El caso es que, si uno se pasea por este blog, encontrará miles de cosas rellenas, hasta tal punto de que incluso existe una etiqueta titulada así, "Cosas rellenas", jajaja. La palma se la llevan los pimientos, pero también hay unas cuantas recetas de tomates rellenos, tanto en frío como en caliente.
En este caso, la novedad de la receta es que los tomates se hacen al vapor, en el Varoma de la Thermomix (que sí, que ya sé que es "EL" Thermomix, pero no me acostumbro a que sea "hombre", jajajaja). Si no tenéis Thermomix (explicaré la receta "con" y "sin" aparatejo) se pueden hacer al horno también, o en el microondas también, hasta que estén blanditos, aunque en el micro habría que ir controlando los tiempos poco a poco, para no pasarnos y que se nos "desmoronen" los tomates.
Pero, al hacerlos al vapor, resulta una receta muy cómoda para épocas calurosas, porque no hay que encender el horno.
Esta receta es un "tuneo" de otra que aparece en el libro "Dieta mediterránea con Thermomix". Yo me he limitado a añadir el atún, y a cambiar de variedad de queso.
Está pensada para la Thermomix TM5, pero se puede preparar en la 31 sin ningún problema. Únicamente tenemos que recordar que la temperatura Varoma en la 31 es más baja, y que quizá requiera algo más tiempo de cocción de los tomates.
Y vamos al lío.

INGREDIENTES:
6 tomates medianos (maduros, pero firmes; de lo contrario, pueden desmoronarse al cocerse).
1 lata (unos 90-100 gramos) de atún en aceite de oliva (si es virgen extra, podemos utilizar el aceite de la lata para la receta, completándolo con la cantidad necesaria).
1 diente de ajo mediano
100 gramos de arroz basmati o de grano largo
30 gramos de aceite de oliva virgen extra
150 gramos de  mozzarella, o de otro queso que funda bien (yo utilicé una mezcla de quesos variados, de los que se venden para poner en las ensaladas ya cortados en taquitos).
Un puñado de hojas de albahaca (mejor fresca)
Sal (1/2 cucharadita para el arroz, y un puñadito para los tomates).

PREPARACIÓN.
Ponemos en el vaso el aceite y el diente de ajo...


... y programamos 5 segundos, velocidad 5.

Agregamos el agua y la sal, con la espátula bajamos el ajo que se haya quedado por la pared del vaso, y programamos 5 minutos, temperatura 100º, velocidad 1.

Ahora metemos el cestillo en el vaso, ponemos en él el arroz, y programamos 15 minutos, temperatura Varoma, velocidad 4.

(Sin Thermomix, cocemos el arroz basmati como tengamos por costumbre).
Mientras se cuece el arroz, cortamos la parte superior de los tomates, y los vaciamos con un sacabolitas o una cucharita. Reservaremos la mitad de la pulpa, quitando las semillas, salándola un poquito, y colocándola en un colador para que escurra el exceso de agua.
También salaremos los tomates por dentro, y los pondremos sobre papel de cocina para que escurran.

Reservamos el arroz cocido en un bol.
Ahora pondremos en el vaso, que previamente vaciaremos y secaremos un poco, las hojas de albahaca (yo añadí algo de albahaca seca porque mi planta de albahaca fresca, la pobre, estaba en las últimas). Y programamos 10 segundos, velocidad 7

(Sin Thermomix, picamos las hojas de albahaca).
Bajamos lo picado que se haya quedado en las paredes, y agregamos la pulpa del tomate reservada.

Picamos durante 10 segundos a velocidad 5. Y añadimos la mezcla al bol del arroz. (Sin Thermomix, trituramos, rallamos o picamos muy finita la pulpa del tomate).

Agregamos el atún desmigado, y lo mezclamos con el arroz y el tomate.
Ponemos el queso en el vaso, y picamos durante 4 segundos a velocidad 4, si es blandito como la mozzarella, o 7 segundos a velocidad 6, si es algo más durito.

Quedará más o menos así.

Mezclamos el queso con el arroz. Rellenamos con esta mezcla los tomates, tapando con la parte superior de cada uno. Y los colocamos en el recipiente Varoma.

Ponemos en el vaso 500 gramos de agua, Situamos el recipiente Varoma encima del vaso, tapamos, y programamos 20 minutos, temperatura Varoma, velocidad 2. OJO: No sobrepasar el tiempo, pueden quedar excesivamente blandos.

Sin Thermomix, los hornearíamos durante unos 15-20 minutos, a unos 200º.
Se pueden tomar calientes, templados o fríos: están ricos de todas formas. En cualquier caso, recomiendo que no los comamos recién hechos, porque el tomate retiene mucho el calor, al contener mucha agua, y nos podemos quemar (habla la voz de la experiencia, jejeje).


Espero que os gusten.

Pastel de verduras al queso parmesano



Es curioso comprobar cómo hay recetas que, de repente, se "ponen de moda", y después, no sé por qué, quedan en el olvido.
Este pastel de verduras fue una receta "estrella" del foro de Mundorecetas hará unos 10 años. No recuerdo quién fue el que la publicó primero (por eso no pongo enlace a ningún blog, porque no s é de quién es). Lo que sí sé es que todo el mundo empezó a prepararla, y a subir las fotos, y yo la anoté entonces, porque me encantó.
Ha pasado mucho tiempo. Los foros (tanto los de cocina como los de otros temas) ya no son lo que eran: los blogs y las redes sociales, sobre todo, fueron ocupando su lugar, y aquellos días se ven ya muy lejanos en mi mente... Pero gracias a aquel foro yo conocí a personas estupendas, que siguen siendo buenas amigas, aprendí mucho sobre cocina, y pasé ratos muy agradables. 
Y de allí, también, me llevé muchas recetas. Después, claro está, pasan por el tuneo "marca de la casa", porque creo recordar que la receta original no llevaba jamón, y también le cambié alguna que otra verdura.
El caso es que queda buenísimo, y es una excelente forma para hacer tomar verduras a los "recalcitrantes" que padecemos en todas las casas. Por lo tanto, vamos a sacarla de ese "olvido", y vamos a traerla aquí, a ver si os gusta a vosotros también.
A mí me gusta más templadito, aunque caliente está tambén delicioso... eso sí, cuando lo saquéis del horno, esperad unos minutitos antes de tomarlo, porque las verduras retienen el calor muchísimo, y os podéis quemar.
Se puede tomar de un día para otro, dándole un "golpe de calor" en el horno o en el microondas, y está también muy rico.

INGREDIENTES:
1 cebolla blanca mediana
3 huevos tamaño L
1 pimiento italiano rojo y otro verde (podéis sustituirlos por pimientos de asar, si no encontráis italianos)
4-5 champiñones grandecitos
80 gramos de jamón ibérico en taquitos pequeños o tiritas
1 berenjena mediana
Sal y pimienta
Tomillo
140 gramos de queso parmesano rallado
2 tomates grandecitos y maduros
200 gramos de  leche evaporada o nata líquida (yo uso leche evaporada)
Aceite de oliva virgen extra.

PREPARACIÓN:

Precalentamos el horno a 200º.
Picamos finita la cebolla, y la pochamos, a fuego medio-bajo, en un chorreón de aceite, durante unos 3 minutos.  


Agregamos los pimientos cortados en cuadritos pequeños, y rehogamos durante unos 5 minutos. 



Añadiremos después el jamón, los champiñones cortados en cubitos, y la berenjena pelada y cortada también en cubos pequeños. 



Seguimos rehogando todo a fuego medio-suave durante 5 minutos, y añadimoss los tomates, cortados en cuadritos, y sin semilla, el tomillo, la sal y la pimienta. 


Y cocinamos a fuego suave durante unos 20 minutos Dejamos enfriar un poquito.
Batimos los huevos con la leche evaporada o nata, y  80 gramos de queso rallado.


Mezclamos bien con la verdura.



Untamos con una gotita de aceite una fuente de horno, espolvoreamos con un poquito de queso parmesano rallado (unos 10 gramos), ponemos la mezcla en la fuente, y echamos por encima 50 grsamos de queso rallado (normalmente, utilizaremos también parmesano, pero yo no tenía suficiente y utilicé otro queso rallado diferente para espolvorear sobre el pastel). 


 Bajamos la temperatura del horno a 180º y horneamos durante 45 minutos, tapado con un papel de aluminio. Después lo quitamos, y lo dejamos gratinar durante 5-10 minutos más.


Dejamos reposar un poquito antes de servir. Puede tomarse también templado.

Pollo en salsa teriyaki


Comenzamos el mes de septiembre (para muchos, el año comienza aquí).
Y vamos a ver si retomamos la publicación en serio, aunque sigo en "modo vago ON": me dedico a trabajar, a leer, y a enredar con varias cosas, pero ando con bastante flojera blogueril, para qué nos vamos a engañar... 
Pero, bueno, poco a poco, seguiremos publicando, y sacando tiempo para andar por aquí. Que siempre viene bien.
Este plato es un "refrito" de varias recetas, y queda riquísimo tanto con pechuga en dados como con filetes de pechuga troceados. La única precaución que hay que tener es NO PASARSE DE TIEMPO EN LA COCCIÓN DEL POLLO, porque, si nos pasamos, quedará seco como un estropajo, y pierde toda la gracia el plato. 
Como sigo sin gran inspiración para enrollarme en las introducciones, pasaremos directamente a la receta, que al fin y al cabo es lo que importa, jajaja.

INGREDIENTES:
450-500 gramos de pechuga de pollo en trozos, o de filetes de pechuga cortadas en trozos o tiras no muy pequeñas.
1 cebolla pequeña
1 pimiento italiano rojo y 1 pimiento italiano verde cortados en tiras (si no encontráis pimiento rojo italiano, poned un pimiento morrón, o uno de asar).
Aceite de oliva virgen extra
Vinagre de arroz (si no tenéis, se puede usar vinagre de manzana)
50 gramos de salsa de soja
75 gramos de caldo de pollo o de verduras (o de agua)
4-5 cucharaditas de postre de azúcar moreno
Opcional: Espesante instantáneo para salsas, o una cucharadita de Maizena.

PREPARACIÓN

Picamos la cebolla en juliana finita, y la rehogamos junto con el pimiento rojo y verde durante unos 10-15 minutos, en un chorreón de aceite de oliva. 
Cuando vaya estando hecha la verdura, la retiramos, y reservamos. 


En un wok o sartén honda, salteamos a fuego vivo el pollo,  por ambos lados, sólo para sellar la carne, sin que se haga mucho. 


Agregar las verduras reservadas, y un chorreón de vinagre de arroz (o de manzana, si no tenéis), y cocinar a fuego medio durante 2 minutos.


Agregar la salsa de soja, el agua o caldo, y el azúcar moreno. Remover bien, y cocinar a fuego medio-bajo durante 5 minutos como mucho si son filetes en tiras, o 10 si son dados de pechuga. Probar el punto de sal.


Si la salsa quedara un poco líquida, se puede espesar disolviendo en un poco de agua fría una cucharadita de Maizena, o agregando el espesante instantáneo justo al final de la cocción. instantáneo.
¡Y listo!

Espero que os guste.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...