Canelones "de mi casa"




Desde pequeña, los canelones han sido uno de mis platos favoritos. 
Nunca he sido mala comedora (no hay más que verme), pero sí es cierto que todos los niños de todos los tiempos tenemos etapas en las que ciertas cosas no nos gustan, o nos cuesta comerlas: verduras, sopas, ciertas legumbres... Sin embargo, los canelones SIEMPRE me encantaron. Creo, sinceramente, que a poca gente no le gustan.
Además, este relleno era el que me encantaba: el de carne, y, a ser posible, con jamón. 
Pero, no sé por qué, jamás los había subido al blog. Así que ya va siendo hora de que estén en mi recetario virtual.
Aunque no es un plato difícil de hacer, sí resulta entretenido. Por eso, siempre que los hago, procuro preparar una buena cantidad, y congelo unas cuantas raciones.
A veces los cubro sólo con salsa bechamel, y otras con bechamel y salsa de tomate, o incluso con salsa de tomate únicamente. De cualquier forma están ricos: con bechamel quizá estén más suaves, pero son más calóricos que los que sólo llevan salsa de tomate, así que cada preparación tiene sus ventajas y sus inconvenientes, jejeje.
Podemos utilizar canelones precocidos, o cocerlos nosotros. Personalmente, me gustan más los que hay que cocer en casa; pero, claro, son más latosos.
Hay también unos canelones "especiales", los "paccheri", que se cuecen ya con la forma de tubo, pero ésos yo no los he utilizado nunca.
Las fotos, desgraciadamente, no les hacen justicia: es de estos platos que, por mucho que lo intente, no consigo hacerle una foto "en condiciones". Pero os aseguro que están riquísimos.



INGREDIENTES:
(Las cantidades se dan para un paquete de 20 placas de canelones)Un paquete de placas de canelones.
75 gramos de jamón serrano o ibérico en taquitos pequeños
Un chorrito de aceite de oliva (virgen extra)
450 gramos de carne de ternera, picada 2 veces (yo siempre los hago con ternera, pero si os gusta más mezclar ternera y cerdo, también quedan bien).
Salsa de tomate casera (aquí está mi receta)
1 huevo cocido
Sal, perejil, ajo molido,
Para la bechamel: 1/2 medio litro de leche, 30 gramos de mantequilla, sal y pimienta (o 1/3 de pastilla de caldo de verduras), nuez moscada, 70-75 gramos de harina.
Queso rallado para gratinar.

PREPARACIÓN:
Empezaremos por preparar el relleno. Rehogamos el jamón con un chorrito de aceite de oliva.

Agregamos la carne, el ajo molido, el perejil y un puñadito de sal, removiendo mucho y con frecuencia para que no se convierta en una "hamburguesa gigante" (la carne tiende a "cuajarse" y a compactarse, y nos interesa que el relleno quede suelto. 
Añadimos 3-4 cucharadas de salsa de tomate, y seguimos moviendo, para que todo se integre bien.

Seguimos rehogando hasta que la carne tome color. (Aquí falta un poco todavía).

 Retiramos del fuego, y añadimos el huevo duro picadito. Reservamos.

Preparamos ahora una bechamel no muy espesa.
En Thermomix: ponemos todos los ingredientes en el vaso, y programamos 100º, velocidad 4, 8 minutos y medio (el tiempo es orientativo, puede hacer falta más o menos tiempo según la temperatura exterior y de los ingredientes). Cuando empiece a espesar, bajamos la temperatura a 90º y dejamos cocer 2 minutos más.

Sin Thermomix: ponemos la leche a calentar en un cazo, con la mantequilla y los condimentos. Cuando esté templada, separamos una tacita en la que disolveremos la harina, y la agregamos al cazo. Dejamos cocer hasta que espese, removiendo de vez en cuando, y en el momento en que espese removeremos constantemente hasta que consigamos la textura buscada.
Mezclamos 3-4 cucharadas de la bechamel con el relleno, y reservamos. Dejamos enfriar un poco el relleno.
Mientras tanto, vamos cociendo los canelones (en el caso de no comprarlos precocidos).
Hay que cocerlos con cuidadito para que no se rompan: hervimos agua abundante, echamos las placas, las cocemos el tiempo que indica el paquete. Cuando termine ese tiempo, echamos agua fría en la cacerola, y sacamos los canelones UNO A UNO con una espumadera o rasera para que no se rompan ni se peguen. Los colocamos sobre un paño de cocina.

Rellenamos los canelones. 

Pongemos una base de bechamel, o de salsa de tomate, en una fuente que pueda ir al horno, para que no se peguen.
Y ahora, tenemos varias opciones. :
1)Los cubrimos sólo con salsa de tomate.

2) O con tomate y bechamel, como éstos


3) O sólo con bechamel.

En cualquier caso, los espolvoreamos con queso rallado, y los metemos a horno fuerte (220º) hasta que se gratinen. (Salvo los que vayamos a congelar, que no los horneamos). l
Aquí, los podéis ver ya gratinados.

Sólo nos queda disfrutarlos. ¡A comer!.


Aquí veis unos que sólo llevan tomate por encima.

Espero que os gusten, y que los disfrutéis.

Pimientos rellenos de arroz y atún



Sí, este mes toca DOBLE ración de pimientos, jajaja.
Después de tanto tiempo de "sequía pimientil", en septiembre 2 hermosas recetitas, 2...
Pero es que éstos son tan sencillos y tan deliciosos que no puedo resistirme a compartirlos con vosotros.
La receta es íntegramente copiada de Salomé, del fabuloso blog "BLOC DE RECETAS",  que tuvo el detalle de compartirla "en primicia" conmigo, incluso antes de publicarla en su blog.
Y es que mucha gente, cuando cocina o come pimientos rellenos, siempre se acuerda de mí... ¿por qué será?, jajaja.
El caso es que, en cuanto me contó la receta, supe que tenía que hacerla YA. Es más, creo que la hice antes de que ella la pusiera en su blog, así que la dejé guardadita en la carpeta correspondiente hasta que ella la publicara.
Y de verdad que fueron un exitazo. Salen riquísimos, y tienen la ventaja de que se hacen prácticamente solos, no requieren ningún tipo de elaboración compleja. Se pueden ir cocinando mientras estamos haciendo otras cosas.
Llenan bastante, así que podéis tomarlos como plato único, acompañados de una ensaladita, o incluso compartir un pimiento para dos personas.
Si os gustan los pimientos y el arroz, no os arrepentiréis. Yo, de hecho, ya los he repetido, jejeje...


INGREDIENTES:
2 ó 3 pimientos rojos para asar
200 gramos de salsa de tomate casera (mi receta está AQUÍ)
200 gramos de atún en aceite, bien escurrido
100 gramos de arroz redondo (es conveniente usar el que no se pasa, aunque yo también he usado arroz "SOS", de la variedad más normal).
1 cucharadita de sal
Pimienta al gusto
(NOTA: Sin que nos excedamos en la sal, es conveniente sazonarlos bien, para que estén más sabrosos).

PREPARACIÓN:
Lavamos el arroz, y lo remojamos un poquito, unos dos minutos. 
Lo reservamos.

Lavamos los pimientos, y les cortamos la "tapa" de arriba. Los limpiamos bien de semillas.
Desmenuzamos y escurrimos bien el atún, poniéndolo en un colador para que suelte el exceso de aceite.

Mezclamos, en un bol, el arroz, el atún y la salsa de tomate.

Removemos bien, para que se repartan los ingredientes por igual. Salpimentamos, y mezclamos.

Y rellenamos los pimientos. Si los llenamos hasta arriba, nos darán estas cantidades para rellenar dos; si los llenamos algo menos, tendremos para tres.
Los ponemos en una fuente de horno.

Tapamos cada pimiento con su "tapa, y los metemos al horno.

Los horneamos durante 1 hora y 1/4, a 180º.
A la media hora, cubrimos la fuente con papel de aluminio, para que no se quemen.
Cuando termine el tiempo de cocción, los dejaremos dentro del horno, ya apagado, unos 20 minutos más. Así "sudarán", y será muy fácil quitarles la piel, si no los queremos tomar con ella.


Y listos para comer.
Aquí los veis por dentro, con su relleno. Como eran grandes, los hemos cortado a lo largo, y hemos comido 1 mitad por persona.  

¡Deliciosos!. Espero que os gusten, y mil gracias a Salomé por su receta.

Solomillo de pavo en salsa



Hoy os traigo un plato delicioso, y por muy poquito dinero. Una carne riquísima y tierna, que os encantará.
Lo he preparado con un solomillo de pavo "Extratierno", de la marca "El Pozo", pero puede hacerse con pechuga de pavo limpia y atada (si la pechuga es grande, necesitaríamos mayor tiempo de cocción, entre 45 y 50 minutos por lo menos). 
Por cierto: 3 horas llevo buscando una foto decente de los"Solomillos Extratiernos", y lo único que encuentro es la de este enlace, que es de "pena, penita, pena"... pero, al menos, se intuye, y también veis el precio, lo barato que es.
Con este solomillo, que pesa 350 gramos, conseguimos 3-4 raciones. Si sois comilones, quizá para 4 sea un poco escaso, pero, si lo completamos con unas patatas fritas, panaderas, o un puré de patatas, o alguna guarnición que "llene" un poco, quedará un plato bastante "apañadete" .
Y la salsa está riquísima.

ADVERTENCIA IMPORTANTE: 
Siempre debemos cortar la carne en lonchas en frío. Después,la tomaremos con la salsa caliente, y, si queremos calentarla un poco, podríamos darle un "golpe de calor" (en el micro o en el horno), o calentarla junto con la salsa en una cazuela. Pero, a mi juicio, no es necesario: está muy rica a temperatura ambiente, combinada con la salsa caliente (no sé si en enero opinaré igual, jajajaj)
Si la cortamos en caliente, se nos romperá en trozos o se nos deshilachará. Sigue estando muy rica cortada en trozos y mezclada con la salsa, pero es más fea de presentación.
Y  vamos al lío:


INGREDIENTES (Para 3-4 personas):

1 solomillo de pavo de 350 gramos
Una cebolla
1 diente de ajo
2 tomates secos (rehidratados previamente)
1 vaso de vino blanco seco (utilicé "Castillo de San Diego", de Barbadillo
Perejil picado, sal y pimienta
Agua, o caldo de pollo o verduras (si usamos agua, añadiremos 1/2 pastilla de caldo de pollo o verduras)
Aceite de oliva virgen extra
Si fuera necesario, 1 cucharadita de maizena normal, o Maizena espesante instantáneo.


PREPARACIÓN:

Empezaremos por preparar la salsa. Picaremos la cebolla, el ajo y los tomates, no hace falta que los troceemos muy finamente porque después trituraremos todo. Y los rehogamos en la olla, con un chorreón de aceite, a fuego medio-fuerte.

Dejaremos que se dore la verdura (así daremos color a la salsa). 
Entonces, añadimos el vino, y rehogamos a fuego medio 1-2 minutos, para que se evapore el alcohol.

Después, agregamos el  perejil, el caldo o el agua con la pastilla de caldo. 

Y dejamos reducir durante unos 10-15 minutos, a fuego medio-bajo.
Trituramos la salsa (En Thermomix 31, programaríamos 1 minuto a velocidad progresiva 6-8).
Después, preparamos el solomillo. Lo atamos con cuerda de cocina, o con cordelitos de silicona. Y lo doramos en la propia olla, con un chorreón de aceite de oliva, por todos los lados. 

Salpimentamos. Retiramos el exceso de aceite, y ponemos la salsa en la olla.  

Tapamos la olla, y dejamos cocinar durante 35 minutos, contados desde que estén todas las rayitas de la válvula fuera (máxima presión).
Dejamos que pierda presión de forma natural, abrimos la olla....

...retiramos la carne, y dejamos que se enfríe.
Como os he comentado antes, la carne hay que cortarla en frío para que no se deshaga. Así que, cuando se haya enfriado, retiramos las cuerdas y loncheamos. 

Calentamos la salsa. Si fuera necesario,la espesaremos, bien añadiendo una cucharadita de Maizena espesante instantáneo, o disolviendo una o dos cucharaditas de postre de Maizena normal en un poco de salsa caliente, añadiendo después la mezcla al resto de la salsa.
!Y a comer!.

Espero que os guste. Es un plato rico y barato, como podéis ver. 

Ensalada de espirales con salsa rosa


Ya, ya sé que las ensaladas de pasta están más vistas que el TBO. Me consta, ¡pero están tan ricas y son tan socorridas!...
Es raro que a alguien no le guste una buena ensaladita de pasta. Además, en estos días en que todo el mundo anda tan liado con las vueltas al trabajo, al colegio, y demás vueltas (¡si hasta tenemos en marcha la Vuelta Ciclista a España!, ¿será por vueltas?, jajaja), vienen siempre bien recetas rápidas, ricas, de aceptación familiar unánime, y que se puedan preparar con antelación.
Esta vez, he utilizado unas espirales de pasta distintas, de la marca "Gallo", que son muy finitas, y se cuecen en 3 minutos.
Aclaro que la pasta la he comprado yo, ni Gallo ni nadie me ha regalado nada. Pero os lo comento porque me han gustado, y os digo la marca porque tan finitas no las he visto de ninguna otra marca.
(Como este blog sigue el "Código de Confianza Básico", que implica que, para la elaboración del contenido de las entradas, no se ha recibido ninguna muestra ni regalo de nadie, ni se reciben incentivos económicos o de otro tipo, ni se mantiene relación comercial con ninguna de las marcas citadas, en las pocas ocasiones en que sí he recibido algún producto o algún detalle, he incluido el correspondiente código en la entrada, como por ejemplo, ÉSTE, cuando se recibe alguna muestra o producto, o ÉSTE, si se recibe algún detalle. Me gusta hacerlo así, porque de esta forma me siento más libre para comentaros si algo me gusta o si recomiendo alguna marca en especial, sin que dé la sensación de que hago publicidad. Si la hago, lo digo, jajaja).
Me gusta presentar la ensalada de esta forma, colocándola en un molde de corona (utilicé uno de pyrex), apretándola un poquito, y desmoldándola cuando la vayamos a consumir. Sólo le pongo una taza de salsa, para que no resulte demasiado pesada. Pero, si sois muy "salseros", podéis preparar más cantidad y servirla en una salsera aparte.


INGREDIENTES:
(Hoy no hay paso a paso, que ésta es muy sencilla, jajaja)
Unos 200 gramos de espirales de pasta finitas.
2 huevos cocidos
3 pimientos del piquillo
1 lata de atún en aceite pequeña, bien escurrida (serán unos 80 gramos)
6 palitos de surimi
150 gramos de taquitos de pavo o de jamón de York.
Sal y pimienta
Salsa rosa: yo la preparo con mayonesa, ketchup, un chorrito de salsa Worcestershire (Perrins), y un chorrito de coñac. Como ya he dicho, con una taza basta para la ensalada; si queréis añadirle más cantidad, servidla en una salsera aparte.

PREPARACIÓN:
Cocemos la pasta con abundante agua y un poco de sal, durante el tiempo que indica el paquete (en este caso, 3 minutos). Escurrimos, salpimentamos y reservamos.
Cortamos los huevos en cuadritos, picamos los pimientos y los palitos, y desmigamos un poco el atún.
Colocamos todos los ingredientes en un bol, añadimos la salsa rosa, y mezclamos bien.
Ponemos después en un molde de corona, presionando bien para que no queden huecos,y refrigeramos hasta un poco antes de servirla.
Espero que os guste.

"Involtini alla pizzaiola"... tuneados




Y seguimos con el "modo copieteo de recetas italianas ON".
Desde que empecé a entrar en Google+, y me fueron invitando a participar en grupos y comunidades, fui encontrándome con muchos blogueros italianos, muchos de los cuales escriben en una página llamada "Giallo Zafferano" (que creo que significa "amarillo azafrán", o algo así, no lo tengo claro porque no es que sepa mucho italiano que digamos, jajaja).  
Tanto en sus blogs, como en las recetas que publica la página directamente, hay recetas fabulosas. De hecho, creo que mi carpeta de "pendientes" ha engordado considerablemente desde que "cotilleo" por esas páginas (voy a necesitar varias reencarnaciones para poder hacer al menos la mitad de las que tengo apuntadas ya, jajajaja).
Y de esa fuente procede esta receta. Concretamente, de AQUÍ, aunque, como siempre, lleva algún tuneo "Made in Morguix" (si no,no sería yo). He cambiado las aceitunas negras por verdes (no tenía negras), y he añadido un toque "hispánico" con el jamón ibérico picadito.
Siempre me habían llamado mucho la atención los "involtini", pero, para ser sincera, tenía miedo de que la carne quedara dura o demasiado cruda.  No es así, sale tiernísima, y en su punto de cocción. 
Eso sí, controlad bien el punto de acidez del tomate.
Y vamos al lío:

INGREDIENTES:
Filetes de ternera finitos (calculad 1 ó 2 por persona, dependiendo del apetito del personal, y de si los vamos a servir como plato único o como segundo plato)
Mozzarella (unos 80 gramos para 4-5 rollitos)
30 gramos de aceitunas verdes o negras
70 gramos de jamón ibérico en taquitos chicos o tiritas muy pequeñas.
Sal y pimienta.
Para la salsa: Medio pimiento verde, una cebolla pequeña, 1 diente de ajo, un bote de 1 kg de tomate natural pelado, aceite de oliva virgen extra, sal, pimienta, albahaca fresca, y azúcar o edulcorante.



PREPARACIÓN:
Empezaremos por la salsa: troceamos el pimiento, la cebolla y el ajo. Y los rehogamos a fuego medio, en un chorreón de aceite de oliva. No hace falta que los trozos sean excesivamente chicos, puesto que los vamos a triturar.


Añadimos el tomate pelado, con el líquido de la lata, y las hojas albahaca fresca. Salpimentamos, y agregamos un poquito de edulcorante o azúcar para contrarrestar el punto ácido.

Dejamos que se cocine y se reduzca durante unos 15 minutos. Y lo trituramos con la batidora o robot de cocina (en Thermomix, 45 segundos a velocidad progresiva 6-8-10 o 5-7-9 en Thermomix 21). 
Mientras tanto, iremos preparando los "involtini". 
Picamos muy finitas las aceitunas.

Cortamos la mozzarella en rodajitas finas, y la ponemos a escurrir sobre un colador para que suelte el exceso de líquido.

Picaremos también el jamón en cuadritos o tiritas pequeñas.

Aplanamos con el mazo los filetitos de ternera, recortando los que sean muy irregulares para darles buena forma, y los salpimentamos por los dos lados.

Ponemos encima el queso, las aceitunas y el jamón (no rellenar en exceso, que se sale después el relleno).

Enrollaremos por el lado más corto del filete, y sujetamos con palillos para que no se abran los rollitos.

Los ponemos a cocer en la salsa, cubriendo con el tomate

Cocer a fuego muy bajo, entre 20 y 25 minutos.

Los podemos servir solos, o acompañados de arroz cocido o patatas fritas en cuadraditos.
Espero que os gusten.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...