Macarrones con tomate y chorizo




Esta es una de esas recetas que da hasta un pelín de vergüenza subir al blog, jajajaja.
Porque... ¿quién no sabe hacer unos macarrones con tomate y chorizo, plato tradicional donde los haya?. ¿Y qué complicación tiene esta receta?, ¡Ninguna!.
Pero, al final, me decidí a publicarla. Siempre hay estudiantes, gente que empieza a cocinar, posibles lectores de países en los que este plato no es tan común...
Por otro lado, me he encontrado con gente que no sabe hacer cosas tan simples como una ensaladilla rusa, así que, ¿quién sabe?, igual hasta ayudo a alguien, jajajajaja.
Además, al fin y al cabo, esto es mi cuaderno de recetas, y no quedaría completo sin estos macarrones, qué queréis que os diga.
Y, aunque tengo muchísimas recetas de pasta, bastante más originales que ésta (cosa que no es difícil), como podéis ver, por ejemplo, pinchando en este enlace, o en éste, o este otro... lo cierto es que siguen pidiéndome los dichosos macarrones con chorizo, jajajaja. Es lo que tiene lo de vivir con personas que no son, precisamente, amantes de la "nueva cocina": siempre me toca volver a los platos "de toda la vida", me guste o no.
Así que aquí están estos ricos macarrones, para quien quiera disfrutar de ellos. Que, de vez en cuando, hay que dar una oportunidad a lo más sencillo y tradicional.
Por supuesto, la receta puede prepararse con cualquier tipo de pasta corta, y también con spaghetti, (aunque me gusta más con pasta corta). Y es indispensable utilizar salsa de tomate hecha en casa (pinchando AQUÍ veréis cómo la hago yo), o, si no podemos disponer de ella, comprar alguna conserva que sea lo más casera posible (hay muchas marcas muy buenas y a buen precio, como "Hida", o algunas de las artesanales que se venden en tarros de cristal, de fabricantes menos conocidos, aunque éstas suelen ser algo más caras;  otras son más falsas que Judas o que un billete de 300 euros). Si el chorizo es de calidad, pues mejor todavía.



INGREDIENTES:
Macarrones, o cualquier otro tipo de pasta corta ("radiatori", lazos o "farfalle", espirales, plumas...). Yo calculo unos 60 gramos de pasta "en seco" por persona, más o menos.
Salsa de tomate casera, en cantidad suficiente para cubrir la pasta
Unos 80 gramos de chorizo (es preferible utilizar chorizo en ristra y cortarlo en trozos o rodajas gruesas, aunque, si no tenemos-como me ocurrió a mí el día de la foto-se puede utilizar chorizo en lonchas más finas, troceado). Es importante que sea de buena calidad.
Queso rallado para gratinar.
Sal y pimienta.
Orégano seco (opcional).

PREPARACIÓN:

Coceremos la pasta según las indicaciones del fabricante, con agua, sal y pimienta. Conviene que no quede demasiado blanda, aunque no nos guste "al dente", porque va a ir al horno.
Escurrimos bien (pero NO la pasamos por agua fría). La ponemos en una fuente de horno, y colocamos sobre ella el chorizo troceado.


Cubrimos con la salsa de tomate, y espolvoreamos con el queso rallado y, si nos gusta, el orégano.

Y metemos al horno a gratinar (a 230-250º)  hasta que el queso se funda y se dore un poco.

Y a disfrutar. ¿Hay algo más rico que unos buenos macarrones caseros?. Pues eso.
Feliz fin de semana a todos.

Comentarios

  1. En mi casa este plato es un "básico", no pasa de moda, jejeje y viene genial cuando te bloqueas y no sabes que hacer o cuando las prisas mandan.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Un plato que a los amantes de las pastas siempre les viene bien, ya te entiendo que en casa les gustan este tipo de preparaciones y una siempre buscando como rizar el rizo en la cocina, cuando los hacemos felices con un buen plato de macarrones. Besos

    ResponderEliminar
  3. Pues le has dado un toque genial y creéme que hay quien no sabe freir un huevo, Marga.
    Muchos besitos.

    ResponderEliminar
  4. Pues no te creas, soy antichorizos, pero he descubierto alguno que sí me gusta y cuando
    tu sobrino favorito te dice que los macarrones con chorizo son su plato favorito ¿qué quieres que te diga? me viene ideal esta receta!! osea que 1000 gracias!! Bsitos

    ResponderEliminar
  5. Merhabalar, ellerinize sağlık. Makarnanın her türlüsünü çok severim. Çok leziz ve iştah açıcı görünüyor.

    Saygılar.

    ResponderEliminar
  6. También a mí me sucede que no subo recetas por parecerme demasiado simples y en realidad son esas las que interesan a mucha gente, incluidos mis amigos estudiantes que siempre me piden comidas sencillas y rápidas de hacer. Esos macarrones son un lujo para algunos, pues estas preparaciones son las que ponemos a diario y son las que gustan.
    Bss

    ResponderEliminar
  7. Cuando mi madre los preparaba cuando éramos niños me olía a días de fiesta... A mi me encanta cuando blogueros suben estas recetas del día a día porque ni te imaginas la de cenas que me habéis solucionado así entre todos!
    Ya tengo la cena de hoy tchatchan!!
    Besos y feliz fin de semana,
    Palmira

    ResponderEliminar
  8. Hola Marga, cuánta razón tienes en tu introducción. A veces nos apartamos del día a día, de la cocina real y cotidiana que tiene que alimentar de manera sana a una familia. Un ¡hurra! por tus macarrones. Bstes.

    ResponderEliminar
  9. De vergüenza nada, esta receta se merece un buen sitio en el blog, que no falte que está muy rica.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Pues exquisitos macarrones caseros con chorizo, la verdad que reivindico desde aquí que las recetas, sancillas, fáciles y de toda la vida tengan su sitio en los blogs no tiene que dar verguenza subirlas ya que pueden ser útiles para muchas personas y pq forman parte de nuestro recetario diaro,besitos

    ResponderEliminar
  11. Hola guapísima !!!
    Pues yo estoy perdiendo también la vergüenza Marga y estoy subiendo básicos a mi blog que antes no me hubiera atrevido. Pero es lo que tú dices, que al fin y al cabo nuestro blog es nuestro recetario y vamos de los más sencillo a un poco más elaborado.
    Yo por un plato de macarrones como el tuyo, ma-to. Lo hago poco, la verdad, pero cuando me siento delante de uno lo disfruto con lagrimones de emoción.
    Te lo cuento por aquí, por si no vuelves al blog a ver el postre, pero el Principe Alberto que publiqué es para diabéticos. Y el Azúcar de Abedul es un producto natural que pueden tomarlo sin problema, tiene un IG muy bajo. Ahhh, y si lo compras, te aseguro que a tu marido le va a encantar porque no lo distinguirá del sabor del azúcar blanco. Es una pasada (en precio, comprenderás que también sube) pero en los herbolarios lo encuentras sin problemas.
    Besotes gordos mi niña, feliz finde.

    ResponderEliminar
  12. ¿Vergüenza por poner esta receta? Pero si es de lo más maravilloso que existe. Vamos, de toa la vida Marga, un auténtico manjar se mire por donde se mire. A mi me encantan. Besos y buen finde.

    ResponderEliminar
  13. Marga yo creo que has hecho muy bien con publicarla porque como comentas hay mucha gente que se inicia en el mundo de la cocina y lo más sencillo se le hace un mundo.

    Y de paso se reivindica un plato tan tradicional y que ha sido la salvación de todas las madres cuando los benditos niños no querían comer ¡pues macarrones con tomate que seguro que no protestan!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  14. Que no te de verguenza subir la receta de estos fantasticos macarrones en pocas casas se hacen igual asi que al igual que a mi a mas de uno le vendra genial tu receta.
    Como siempre la receta fotos y paso a paso son de 20 points.
    Bicos mil y feliz finde wapisimaaaaa.

    ResponderEliminar
  15. Es una receta del día a día así que tiene todo el derecho del mundo a estar en tu recetario."No sólo de pan vive el hombre".Además es una receta estupenda.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  16. Al final subimos lo que comemos, sea más glamuroso o no, el caso es que unos macarrones ricos te sacan del apuro un día y eso es fantástico.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  17. Holaaa, toma ya, el clásico entre los clásicos y una de mis recetas favoritas. Como que da vergüenza subirla al blog si no puede faltar! además, lo bueno de esta receta es que nadie la hace igual, cada casa es un mundo y es fantástico ver como lo prepara cada casa. Te han quedado espectaculares, que lo sepas.
    Un besooo

    ResponderEliminar
  18. Me encantan los macarrones, con tomate, y lo que le pongas, pero eso si con mucho queso, te han quedado estupendos, bsos

    ResponderEliminar
  19. He encontrado ahora mismo tu blog y tengo que decirte que es un espacio encantador, me ha entusiasmado todo, asi que para no perderme ninguna entrada me hago seguidora ahora mismo!!
    Te invito a dar una vuelta por mi rinconcito, espero que tambien te guste!!
    Un Saludo

    ResponderEliminar
  20. Hola Marga. ¿Que tal has pasado el verano? Espero que muy bien porque ya casi estamos llegando a la Navidad jj.
    Pues no sé el motivo de no querer poner esta receta. Será fácil, tradicional pero ello no implica que no sea un plato delicioso. Por ese motivo muchas de las recetas que se publican y que famoso cocineros hacen nunca verían la luz ya que se da por hecho que se conocen y como bien dices hay muchos que de cocina apenas saben algo. Si pensara como tu yo no habría puesto muchas recetas jj pero ahí están, así que sigue poniendo que por lo menos tienes un lector.
    Estos macarrones nadie duda de que están fabulosos. Un plato que nunca cansa y que siempre gusta.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  21. Esta receta es de fondo de armario jajaja, me encanta y no digas que te da verguenza, que yo conozco a más de uno que no tiene ni idea de hacer un plato tan rico y le va a venir genial. Besos

    ResponderEliminar
  22. Un clásico que se disfruta siempre...se hace la boca agua.
    Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  23. Así los ha hecho más o menos mi madre toda la vida y ahora los comemos también en casa de la misma manera, hay recetas que se han convertido en todo un clásico y son bien sencillas

    Abrazos!!!

    ResponderEliminar
  24. Pues aunque te parezca extraño, yo los he hecho pero no de esta forma, así es que la próxima cena de pasta será con esta receta.
    Besos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por tomarte el tiempo y la molestia de dejar tu comentario. ¡Me encanta saber que estáis ahí!
Así que ya sabéis: si tenéis algo que decir, hablad ahora... o callad para siempre, (¡que noooo, que es broma, hablad cuando os dé la gana, jejeje!.