Bizcocho jugoso de yogur griego y manzana



Hace ni sé el tiempo que no publico una receta dulce...
Ya sabéis que, en esta casa, el dulce suele estar restringido por razones obvias... pero nunca me había tirado tantos días sin subir ni un simple pastelito... En todo el 2013, ¡ni un solo dulce! (y creo que desde bastante antes de que empezara el año)
Así que vamos a ir remediando esta omisión. Por el momento, con este rico bizcocho que me sirve como excusa para estrenar un nuevo molde (¡que nos gusta un cacharrito nuevo, Señor!).
Si os gustan los bizcochos jugosos, con un puntito húmedo, este os encantará.
Hoy os meto poco rollo, que es lunes, y las cabezas no están para muchas palabras, así que vamos con el bizcocho. Como lo he hecho varias veces, unas con Thermomix 21 y otras con 31, os pondré las velocidades de las dos.

INGREDIENTES:
4 huevos "L"
180 gramos de harina
30 gramos de maizena
1 yogur griego
1 cucharadita de esencia de vainilla
150 gramos de azúcar u 80 de tagatosa
2 manzanas dulces (Utilicé "Ambrosía"). Pesan unos 200 gramos
1 sobre (16 gramos) de levadura química
1 cubilete (unos 90-100 gramos) de aceite de girasol.
Mantequilla y harina para encamisar (engrasar) el molde

PREPARACIÓN:
Precalentaremos el horno a 180º (algo menos si lo hacemos con tagatosa).
Si utilizamos azúcar, la ponemos en el vaso de la Thermomix y la pulverizamos dando varios golpes de Turbo (la tagatosa ya tiene consistencia de azúcar glas).
Trituramos también las manzanas, previamente peladas y troceadas (10 segundos a velocidad 7-8).
Ponemos la mariposa en las cuchillas, añadimos la vainilla y los huevos, y programamos 3 minutos, velocidad 3 (3 y 1/2 en Thermomix 31), temperatura 37º en Thermomix 31 y 40º en la 21. Cuando pare, programaremos otros 4 minutos, misma velocidad, sin temperatura.
Queda así:

Añadimos el yogur y el aceite, y programamos 10 segundos a velocidad 3 y 1/2 (3 en la 21). Y agregamos la harina tamizada con la levadura, la sal y la maizena, y programamos 6 segundos a la misma velocidad.
Si queda algo de harina sin mezclar, lo mezclaremos con cuidado con la espátula.
Verteremos la mezcla en un molde engrasado, lo metemos al horno (sobre una rejilla mejor que sobre una bandeja), y lo hornearemos durante unos 30-40 minutos.
Como siempre, estará listo cuando lo pinchemos y el palito salga seco. Yo tengo costumbre de ponerle calor sólo por abajo los primeros 10-15 minutos, y después ya calor por arriba y abajo. Y, por supuesto, nunca abro la puerta del horno hasta los 30 minutos, más o menos.
Cuando podamos manejar el molde sin quemarnos, lo desmoldamos sobre una rejilla. Y, cuando esté frío, lo espolvoreamos con azúcar glas o tagatosa  (yo me precipité un poco, lo espolvoreé en caliente, y se absorbió casi todo, jajaja).

Espero que os guste, y feliz semana.

64 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tomarte el tiempo y la molestia de dejar tu comentario. ¡Me encanta saber que estáis ahí!
Así que ya sabéis: si tenéis algo que decir, hablad ahora... o callad para siempre, (¡que noooo, que es broma, hablad cuando os dé la gana, jejeje!.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...