Viaje de minivacaciones a la Ribera del Duero


Bueno, pues al fin puedo escribir algo. Aunque volví de mis vacaciones el domingo, apenas he tenido tiempo para nada: los finales de mes son siempre complicados... y éste, más, con la subida del IVA y todas esas cosas. Así que no había podido actualizar el blog, ni pasarme a saludaros: sólo pude contestar a vuestros comentarios. Estuvimos pasando unos días en la zona de la Ribera del Duero, que os recomiendo a todos los que no la conozcáis. Pueblos preciosos, con sus iglesias románicas. O con monasterios impresionantes, como éste de Santa María de Valbuena.




O con castillos, como el de Peñafiel, en el que ahora se ha creado un Museo del Vino, muy interesante.



Hay una sección en la que puedes ir comprobando distintos aromas, para ir aprendiendo a reconocerlos en el vino... la verdad es que parece más fácil de lo que es, jajaja. Al principio, sólo "pillas" los olores más obvios... después parece que se va "espabilando" la memoria olfativa.


Paisajes de pinares y viñedos interminables.







Y una encina milenaria.


¿Y para comer?. Pues este pedazo de lechazo asado. ¡De morirse!.
Por mucho que uno se esfuerce, en casa no queda igual. No tenemos esos hornos de leña tan fabulosos...Y cordero como el de allí, es difícil de encontrar en otros sitios.

En toda la zona hay restaurantes especializados en cordero asado, pero yo os recomiendo que, si vais a Peñafiel, visitéis el Restaurante Mauro, donde encontaréis uno de los mejores lechazos que he tomado en mi vida. He ido varias veces, y nunca me ha defraudado (la foto lo dice todo).






Vino... ¿pues qué os voy a contar del vino?.



Sólo os diré que, por esta semana, abandoné mi forzosa restricción vinícola (no va a ir uno a la Ribera del Duero a beber agua o zumo de naranja, jajaja.

Hemos visitado muchísimas bodegas, algunas de ellas con zonas mudéjares, construidas en el siglo XV.

(Estoy horrible, pero la pongo para que veáis la bóveda mudéjar, y las escaleras de la bodega).

Me sorprendió el tono claro de las barricas: lo tienen porque son nuevas, de roble francés o americano. Después de 3-4 años, las revenden a las bodegas de vinos de Jerez, donde lo que interesa es que tengan ya "solera".


Hay pueblos vinícolas que, prácticamente, están "huecos" por debajo: antiguamente, cada vecino construía su propia pequeña bodega; y después muchos bodegueros importantes han ido comprando las pequeñas bodegas cercanas para agregarlas a la suya, así que todo está lleno de túneles, y de chimeneas-respiradero.

Incluso a quien no le guste el vino le recomiendo esta visita, ¡se aprenden cosas muy curiosas!. Y llegas a valorar mejor los buenos vinos, y a comprender por qué alcanzan ese precio, al ver cómo se cuida cada detalle de su elaboración.


Y, para rematar, el alojamiento: un hotel-spa entre viñedos (Del spa no hay fotos porque no permiten tomarlas, pero es una maravilla).

En fin: vacaciones muy cortas. Ahora, hasta finales de septiembre, nada de nada: aquí puesta, currando y con "okupas" veraniegos de diversas procedencias, jejeje.

Mañana o pasado ya os pondré alguna recetilla y/o punto de cruz, que de todo hay.


Besotes, y espero que os gusten las fotos de mi viajecillo.

Tarta de tiramisú


Lo prometido es deuda, y vengo a traeros la receta de la tarta de tiramisú que hice el otro día, para la cenita de picoteo....



Es muy sencillita: yo la hago con Thermomix, pero también se puede preparar de forma tradicional.
Y tiene una ventaja: como esta tarta se cuaja en el congelador, podéis hacerla con la anticipación que necesitéis, e incluso tenerla como "fondo de congelador" para cualquier imprevisto. Basta con que la saquéis unas horas antes de consumirla: a la hora de servirla, quitáis el aro, la espolvoreáis con el cacao, ¡y a la mesa!.
Voy a contestar vuestros mensajes de las otras dos entradas, y con esta tartita me despido hasta el lunes 28: me tomo unos días de vacaciones, ¡que ya va siendo hora!.
Aprovechando que empiezan las fiestas (las Hogueras de San Juan), nos vamos.... y así estamos más tranquilitos, que aquí en Alicante todo se celebra igual: "¡pum!", "¡pum!", "¡pum!", jajajaja. Da igual que nazca un niño, que se case uno, que saque una oposición, que gane el Madrid o el Barça o el Atleti o el Hércules, que sean las fiestas del pueblo o que Fernando Alonso sea campeón de F-1: cualquier ocasión es buena para tirar petardos.
Lo gracioso es que hasta los perros están acostumbrados: tú en Madrid, o Badajoz, o Sevilla, o Lugo tiras un petardazo o una traca de las que lanzan aquí, y los perros se ponen a ladrar enloquecidos... Pues aquí, nada: pasan olímpicamente, o, como mucho, lanzan un "Guau" testimonial.
Yo no termino de acostumbrarme... supongo que será cuestión de tiempo, jajaja..
Pues, nada, a los que estéis de fiestas por San Juan (Alicante, Badajoz, Cataluña...), que las disfrutéis y que lo paséis bien. A los que no, pues ya queda menos para las vacaciones.
Ya nos veremos dentro de 10 diítas.

Bueno, el tiramisú, que se me olvida, jajaja...

La receta del bizcocho rápido en el micro se la debo a Clemenvilla. Y es de lo más socorrido, no sólo para el tiramisú, sino cuando queráis hacer una base de tarta y no os apetezca la tradicional de galletas.

Ingredientes:
Para el bizcocho (se hacen 2):
100 gramos de harina
100 gramos de azúcar
4 huevos.

Para la crema:
Una tarrina de mascarpone de 500 gramos
200 gramos de azúcar
4 huevos
Un pellizco de sal para montar las claras
Cacao en polvo

Para emborrachar el bizcocho:
100 gramos de azúcar
50 gramos de agua
2 cucharadas de Nescafé (o cualquier café soluble)
2 cucharadas de agua muy caliente
1/2 cubilete de whisky, brandy, Amaretto o el licor que prefiráis.

Preparación:
Primero, preparamos
uno de los bizcochos, con la mitad de los ingredientes (2 huevos, 50 gramos de azúcar y 50 de harina)
Ponemos la mariposa, y batimos los huevos y el azúcar 3 minutos 37º velocidad 3 1/2. Cuando pare, programamos 3 minutos más sin temperatura. Tienen que quedar blanquecinos y doblar su volumen.
- Añadimos la harina con una espátula, envolviendo con cuidado para que no se baje.
- En un molde engrasado, que pueda ir al microondas y que tenga más o menos la medida del que vamos a utilizar para hacer la tarta, vertemos la preparación y horneamos dos minutos y medio a 800w. Dependerá del microondas, se hará un poco antes o habrá que añadirle más tiempo.
- Desmoldar y poner sobre la base del molde que vayamos a utilizar para hacer la tarta, o sobre la fuente en que la vayamos a servir, dentro de un aro de emplatar. (Yo prefiero el aro: así elegimos la fuente que más nos guste, y no tenemos que sacar la tarta en la base del molde. Pero, si usáis aro, aseguraos de que la fuente que empleáis es resistente al congelador)
* Tenemos que estar pendientes de la cocción, si se nos cuece demasiado además de quedarnos más duro se encogerá. Cuando vemos que ha subido dentro del microondas lo mejor es esperar unos segundos y ya apagar, dejamos un minuto dentro con el micro apagado y ya podemos sacarlo.
*Preparamos del mismo modo el segundo bizcocho, y lo reservamos.

*Hacemos un
almíbar muy clarito con los 100 gramos de azúcar y los 50 de agua. Se puede hacer en el micro, en una jarrita de Pyrex, programando 1 minuto y medio a máxima potencia, parando para remover bien y disolver todo, y dejándolo como un minuto más de tiempo (no más). Lo mezclamos con el café disuelto en las dos cucharadas de agua, y el licor. Y vamos emborrachando el primer bizcocho.

*Preparamos
la crema en la Thermomix:
-Primero batimos las claras a punto de nieve, con el pizquín de sal. Con la mariposa, 5 minutos, velocidad 3 y 1/2. Reservamos.
-Después batimos las yemas con el azúcar, hasta que doblen su volumen y queden blanquecinas. Volvemos a poner la mariposa y programamos 3 minutos, temperatura 37º, velocidad 3 y 1/2. Después 2 minutos más, ya sin temperatura.
-Quitamos la mariposa, añadimos el queso, y mezclamos 30 segundos, velocidad 4, hasta que quede bien disuelto. Agregamos las claras con la espátula, y mezclamos procurando que no bajen mucho.
-Ponemos la mitad de la crema encima del primer bizcocho. Cubrimos con el segundo, lo emborrachamos, y colocamos la otra mitad de la crema.
-Metemos la tarta al congelador, y sacamos unas horas antes de servirla. Espolvoreamos con cacao en polvo, ¡y a comer!.

*PARA HACERLA SIN THERMOMIX:
1)El bizcocho se puede hacer batiendo los huevos con el azúcar hasta que queden blanquecinos y doblen su volumen. Para mayor rapidez, lo haremos sumergiendo el cuenco donde batamos los huevos en agua caliente (no hirviendo). Los restantes pasos serán iguales que cuando lo hacemos con Thermomix.

2)La crema, igualmente, se elabora sin problemas "a mano". Primero habría que batir las claras a punto de nieve, con batidor de varillas o como lo hagamos habitualmente, y reservarlas.
Después, batiríamos yemas y azúcar hasta que doblaran su volumen, empleando el mismo truco que ya hemos visto para el bizcocho. Trituraríamos con una batidora el queso, lo mezclaríamos bien con las yemas, y después uniríamos las claras con cuidado.

Espero que os guste.

MSAL Sampler II


Señoras y señores, hoy toca punto de cruz, jejeje.
Y, como siempre, voy a la carrera, así que dejo para dentro de un poquito las respuestas a todos los comentarios que me habéis dejado en la entrada anterior... Por cierto, ¡un millón de gracias, y me alegro de que os haya gustado tanto mi cenilla!.
En la próxima entrada pondré la tarta, pero hoy quería publicar mi segunda entrega del MSAL Sampler, de "Aquí está la Sal".
No recuerdo exactamente si era Ana la que me preguntaba el otro día que qué era un "Sampler". Pues viene a ser una especie de muestrario de bordados: a veces consisten en bordar abecedarios, números, algún esquema o símbolo, o distintos puntos. Inicialmente servían, básicamente, para practicar el bordado. En este enlace explican algo más sobre ellos.
A mí me encantan, y tengo varios entre manos... algunos sin empezar, pero ya caerán, ya...
En este caso, ésta es la segunda entrega, pero desconozco cuántas me faltan, porque las creadoras de este esquema mantienen el misterio,jejeje.
Esta parte me ha costado un pelín más que la anterior, porque tiene más punto lineal que punto de cruz, y como hay que contar más cuadros, pues voy más despacio.
Pero creo que va quedando bonito... eso sí, la tela está más arrugada que una pasa, jajaja (soy un desastre).


Ya llegará la hora de plancharla... voy a tener que gastarme un bote de"Toke", como siga por este camino.
Y aquí podéis ver cómo va quedando, con la 1ª y 2ª entrega.
Un besote.
Mañana, tiramisú.

Una cenita de picoteo para inaugurar la casa...


Aunque todavía nos faltan cosillas, ya la casa está más o menos presentable. Y ayer hicimos una cenita de inauguración para algunos amigos.
Nada, fue algo sencillito, de picoteo. Era un día laborable, y a la mañana siguiente el despertador iba a sonar a la misma hora que todos los días, así que no era cuestión de organizar una cena con entrantes, dos platos, y copeo hasta las tantas.
Eso sí, al final estuvimos hasta la 1, jejeje (y el despertador, efectivamente, sonó a la misma hora, ¡horror!)
Bueno, voy a ir poniendo todos los platitos (salvo los langostinos, que se me olvidó inmortalizarlos, pero como no tienen mayor misterio y ahí no tuve yo nada que ver, porque los compramos cocidos, sólo os diré que eran muy grandes y muy ricos, jajajaja).

*En la foto del principio podéis ver la mesa, con su racioncita de jamón ibérico (¡que no nos falte, jajajaja!).

*Y aquí tenéis estos flanecitos individuales de espárragos y palitos de cangrejo, decorados con medio langostino (ya os dije que eran grandecetes).



*La receta la encontraréis pinchando este enlace. La única explicación que hay que añadir es que los hice en moldes de silicona para magdalenas o flanes, que se tienen que tapar bien con film transparente al que haremos unos agujeritos, y que el tiempo de cocción viene a ser de unos 2 minutos a 800 w, más o menos (comprobad si están cuajados, y si no, le vais programando de 30 en 30 segundos, con cuidadín para no pasarse, que se resecan).

*Estos pinchitos de tortilla son muy fáciles, y deliciosos.

Copié la idea de un restaurante de Novelda, que se llama Cucuch (y que está estupendamente): nos lo pusieron en el aperitivo de una boda el sábado pasado, y lo "fiché".

El secreto radica en hacer una tortilla de patatas gordita, que quede bien cuajada; esperar que se enfríe, e ir haciendo los cilindros con un cortapastas (yo utilicé uno de ésos del Lidl, que vienen 500 en un aro, y que tiene forma de círculo acanalado). Y es importante que los tomatitos cherry sean buenos: éstos los compré en Carrefour y son tipo Kumato, muy ricos.

*Esto son unas mini-empanaditas rellenas de carne picada. ¡Deliciosas!, no quedó ni una.


La idea no es mía, sino de una compañera, que me la contó en la misma boda del otro día. Pero yo la tuneé, claro.

Están hechas con obleas de la marca "La Cocinera", en tamaño pequeño. Y el relleno (para 32 obleas: yo hice 16 y el resto del relleno lo congelé para otro día) lleva los siguientes ingredientes:
-1 cebolla mediana.
-1 huevo cocido y otro batido para pintar las empanaditas
-1/2 kg de carne picada (yo siempre uso sólo ternera, pero si os gusta más de cerdo, sin problemas).
-Un puñadito de aceitunas
-2 cucharaditas colmadas de especias "Ras el Hanout".
-Una pizca de orégano
-Aceite de oliva, sal y 2 cucharaditas de leche Ideal.

Y nada: se pica la cebolla fina, se rehoga a fuego medio en el aceite, y cuando esté transparente se añade la carne, que previamente habremos aderezado con las especias, la sal y el orégano. Vamos dando vueltas para que se haga, y le añadimos el huevo y las aceitunas picaditos. Rehogamos un poco, y añadimos la leche, para que quede más jugoso el relleno. Dejamos reducir un pelín, y rellenamos, dándoles forma de "empanaditas orientales". Pintamos con el huevo batido, y metemos al horno precalentado a 200º hasta que se doren.

*Nada, unas croquetas... Tradición familiar, jajaja. (la recetilla aquí )

Pero suelo repetirlas en casi todos los picoteos "a petición popular" (aclaro: "popular"=unos cuantos amigos que las han probado)

*Esto es muy simple: Sí, OTROS pimientos rellenos, jajaja... esta vez de ensaladilla rusa.
Que sí, que ya sé que soy monotemática, ¡pero es que están buenísimos!.


La idea es de
Tere.

Truquín: si no tenéis ganas de esperar a que se cuezan las verduras en agua, y, como yo, tenéis manía a los paquetes de ensaladilla congelada, es muy sencillo: envolvéis las patatas y zanahorias en papel film, los pincháis, y al micro. Por supuesto, las zanahorias, normalmente, se hacen en 1 minuto. Las patatas tardarán más.
Y los guisantes los meto, sin descongelar, en un recipiente apto para microondas, lo tapo, y programo 1 minuto, 800w.

*Bombones de salmón, esta vez rellenos de queso Philadelphia "al queso azul" y nueces picaditas.



Me dijo Hilda que se podían congelar, y así lo hice: los preparé el lunes, y los saqué la misma tarde de ayer. ¡Buenísimos, y así podemos adelantar trabajo o tenerlos siempre en el congelador para alguna ocasión imprevista!

*Y, bueno, el postre fue esta tarta de tiramisú. Si algún familiar mío lee esto, ellos ya la han probado: hace tiempo, cuando mi padre cumplió 70 años.



Aquí, el corte:



Me vais a permitir que deje la receta para la siguiente entrada, jejeje.... Así me da tiempo a contestar vuestros anteriores mensajes.

*Para rematar la jugada, trajeron un panettone de Paco Torreblanca, que recomiendo a todos los que lean esto que, si no lo han probado ya, que lo hagan en cuanto puedan. En dos palabras: IM-PRESIONANTE, como decía el Jesulín.

Bueno, espero que os gustara nuestra cenita....

ACLARACIONES VARIAS:
1)Sí, había vino, jajajaja. Un vino portugués muy rico, "Quinta do Carmo".
2)Y champán, que nos regalaron unos amigos (¡hala, venga a beber, como los peces en el río!...sí, "beben y beben, y vuelven a beber...", pero un día es un día, jajajaja...).
3)No, no nos terminamos todo. Hoy ha habido una excelente comida al mediodía, denominada "Outlet de la cena de ayer", jajaja. Es lo que tiene, eso de la tendencia a cebar al personal, y a pensar que "no va a haber suficiente comida", jajaja....


Brazo de gitano de puré de patata



Este fin de semana ando sin parar. Todavía quedan mil cosas de la mudanza, me he traído trabajo a casa, he tenido ayer una boda...
Así que tengo que aprovechar "ratos perdidos" para dedicarme a lo que me apetece: cocina, blog y punto de cruz, jajajaja. Ya he podido contestar en una entrada, y después lo haré en la del punto de cruz (Por cierto, gracias a Gio y Toñi por sus consejos sobre el ventilador del ordenador: va mucho mejor una vez "aseado",jeje).
Como por aquí ya se ha instalado el verano en toda su plenitud, os dejo una recetilla rápida, fresquita y deliciosa, que da mucho juego para comidas y cenas.

Ya sé que a mucha gente le da un poco de miedo eso de "enrollar el puré de patata" para hacer un brazo de gitano... vamos, que no ven muy claro cómo es posible que se forme un rollo con puré de patata, jajaja... y eso les para a la hora de ponerse a preparar este plato. Pero en serio que es facilísimo.
Sólo tenemos que borrar de nuestras mentes el concepto de "enrollar brazo de gitano como si fuera un bizcocho"... evidentemente, es imposible hacer algo así con un puré, por muy compacto que nos haya quedado. El tema consiste en formar un rectángulo con dos lados muy largos y dos bastante más cortos, poner el relleno en el centro, y doblarlo sobre sí mismo, ayudándonos con un paño húmedo. ¿Que se nos queda un poco deformadete, o se nos abre un poco al pasarlo a la fuente?. "No problem": se vuelve a compactar con las manos, dándole la forma de "tronco", y después la mayonesa cubrirá todas las posibles imperfecciones, jejeje...
La pena es que no pude hacer un paso a paso con fotos: en ese momento estaba sola en casa. A ver si el próximo día que lo haga me acuerdo, y actualizo la entrada.
Mirad el corte (qué hambre tengo ya a estas horas, jajaja):



Aquí va la receta:

INGREDIENTES
1 paquete de puré de patatas
(Para preparar el puré: leche, mantequilla, agua, sal y pimienta)
150 gramos de salmón ahumado
50 gramos de atún en aceite
9 palitos de cangrejo (surimi)
1 huevo duro
Aceitunas rellenas para adornar
Mayonesa
(NOTA: Las cantidades de atún, salmón y surimi pueden cambiar, a gusto del consumidor. Yo, a veces, también le añado un puñadito de maíz cocido al relleno).
PREPARACIÓN:
Hacemos un puré de patatas, que quede espesito. Lo dejamos enfriar un poco.
Picamos el atún, el huevo, el salmón y el surimi. No hace falta que quede pequeñísimo, es mejor que se note un poquito el relleno.
Sobre un paño húmedo, extendemos el puré de patatas, formando un rectángulo.
En el centro del rectángulo, colocamos el relleno. Y, ayudándonos del paño, vamos enrollando el puré, formando una especie de brazo, y, con cuidado, lo pasamos a la fuente en la que lo vayamos a servir.
Cubrimos con mayonesa, y decoramos al gusto (con tiritas de surimi, rodajitas de aceitunas rellenas, tiras de pimientos rojos, huevo rallado…).
Metemos en la nevera unas horas, y servimos frío.
NOTA: Si no sois tan raros como yo y preferís el puré de patatas casero (a mí es que me gusta más el "de paquete", jajaja), lo podéis hacer perfectamente con él. Sólo recordad que el puré tiene que quedar consistente.
NOTA2: Lo preparé ayer con el mismo relleno: salmón ahumado, huevo duro, atún en aceite y un toque de maíz, poniéndole algo de mayonesa por dentro, y.... ¡delicioso también!. Quizá así esté aún más jugoso.

Corazón de "patchwork" a punto de cruz... y algunos progresos


Hoy entro con mucha rapidez, porque mi ordenador está dando problemas: se recalienta muchísimo, y no reconoce la batería. Así que tendré que "dejarlo descansar" y ver qué pasa. Después os contestaré a todos los que dejasteis un comentario en el otro post, pero ahora sólo quería enseñaros dos cositas:

1)El corazón de "patchwork" que he terminado, y que ya está pendiente de ser enmarcado. Ha quedado muy gracioso: parece que se hubiera hecho verdaderamente con retales de telas.
Por cierto: qué rabia da eso de que no haya manera de que la zona que rodea a los botoncitos y charms quede planchada "en condiciones"...

2)Mis "progresos" con el "Carrelage" (ya "sólo" me quedan unos 6 cuadros y medio, jajaja). Cada vez me gusta más este esquema: parece un poco "serio", pero queda precioso.



¡Ah!. Y en la parte "de abajo" del blog veréis un enlace a un sorteo que se realiza en la página "El baúl de Cri", y que creo que puede interesaros a todas las bordadoras.

Un besote.


Ensalada de manzana, pollo, calabacín y jamón


Me estoy empezando a preocupar. ¿Debo tomar "Dememory" o algo similar?. ¿Son los estragos de la edad, mi cabeza anda perdida entre tantos líos, o será que mi habitual despiste está aumentando?.
Sí, siempre fui despistada, pero la memoria la tengo muy buena... o eso creía yo.

Yo habría jurado que esta ensalada ya la había subido al blog la pasada primavera... pero ayer, repasando la etiqueta "Ensaladas", pues,nada, que la condenada no aparecía ni viva ni muerta. Está en el recetario de Mundorecetas, la publiqué en su día en el foro... pero aquí no. Y yo, convencidísima de que estaba... vamos, que lo hubiera defendido ante un Tribunal, llegado el caso (y me habría condenado, jajaja).
Y, como está riquísima y me apetecía compartirla con todos vosotros (aparte de que ya estamos en muchos sitios por encima de los 30º, y estos platos son los únicos que entran ahora), he pensado que la voy a publicar en un momentito. La subo, y después os contesto a todos los que me habéis hecho comentarios en la entrada anterior y en la del punto de cruz.



Ahí va:

Ingredientes:
2 calabacines medianos
200 gramos de pechuga de pollo (entera o fileteada).
50- 80 gramos de jamón de york en taquitos (yo pongo una “tarrina” de las que viene ya precortado, creo que es de la marca "Campofrío")
1 manzana grande (uso normalmente “Royal Gala”, pero también queda rica con Fuji)
1 latita de maíz
1 yogur griego o, si estamos cuidando la dieta, 1 yogur desnatado
1 o 2 cucharaditas de curry amarillo, al gusto.
Sal y pimienta.

Preparación:
Cocemos las pechugas y los calabacines (podemos hacerlo de forma tradicional, al vapor, en el Varoma, o en el micro). Dejamos enfriar un poco, y cortamos las pechugas en daditos y el calabacín en bolitas (o daditos también, si se quiere).
En un bol, ponemos el jamón york, el maíz bien escurrido, la manzana pelada y cortada en cubitos, el pollo y el calabacín. Salpimentamos.
Aparte, mezclamos el yogur con el curry y un poquito de pimienta molida. Batimos hasta que quede todo mezclado de manera uniforme (yo uso un mezclador de salsas), y añadimos al bol, removiendo para repartir bien la salsa.
Metemos a la nevera, dejamos enfriar, y servimos.

NOTA: Siendo sinceros, queda más rica con yogur griego... pero si estamos en plan "operación bikini" y esas cosas, pues, nada, habrá que utilizar el desnatado, que tampoco está mal.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...