Dos recetas con salchichas:una ensalada, y unas albóndigas "tuneadas"

Bueno, pues parece que se va acabando este mes de agosto, y que las temperaturas nos van dando una tregua (dentro de lo que cabe). 


Aquí, en Alicante, ya se ven menos "guiris", y menos paisanos míos y de mi madre (porque desde ambas zonas "nos invaden" cuando llega el verano). Se agradece, porque ya no hay que buscarse atajos extraños por el campo para llegar a casa a una hora medio normal, ni los supermercados están hasta la bandera, ni se pasea por delante de la puerta de tu trabajo el "personal" en bañador y pareo, como un recordatorio vivo de que tú NO estás de vacaciones, jajaja. (Nota: continuad leyendo, que no sé por qué  Blogger corta aquí la entrada. Pero os aseguro que sigue: pinchad en el título y lo veréis, jejeje...)

Bizcocho de chocolate en Thermomix



El otro día, Lolitoba "resucitó" en el foro de cocina un post de antiguas recetas. De ésas que, como alguna vez he comentado, son un "boom" tremendo en su momento... y después desaparecen sin dejar rastro, no sé por qué.
Y es una pena, porque normalmente suelen ser recetas estupendas, pero como "se perdieron en el tiempo", los que, por un motivo u otro, hemos llegado más tarde al mundo de los foros o de internet no las hemos llegado a conocer.
Así que, gracias a Loli, descubrí, entre otros platos, este deliciosísimo y facilísimo bizcocho. Por lo visto, la receta se debe a una forera o forero llama@ "Soro", con quien nunca he coincidido por estos caminos internáuticos... pero a quien le agradezco haberla publicado, igual que a Loli haberla despertado del sueño de los justos.
La he hecho igual, tal y como estaba publicada y como os la traigo. El único cambio ha sido el tiempo de horneado, pero ya sabéis que cada horno es un mundo, y el mío resulta un pelín lento.
Me ha subido un montonazo, además. Yo tengo el "truquín" de poner calor sólo por abajo los 15 primeros minutos, y después por arriba y por abajo. Por supuesto, no abro el horno al menos hasta que pasen 30 minutos.
Y, desde que lo leí el otro día en el foro, ya no "pincho" más los bizcochos para ver si están cocidos. Ahora "meneo" un poco la bandeja del horno, o doy un golpe en la puerta: si el bizcocho "se mueve" es que aún no está hecho. Si acaso, lo pincho ya muy al final... Y ha sido un buen truco, porque a veces parecía que había entrado a matar al bizcocho, de tantos pinchazos que le daba, jajajaja. Y no veáis qué feos quedaban esos boquetes, por mucho que se intentaran disimular.
Os lo recomiendo, porque es fácil y riquísimo. La foto no le hace justicia, pero tuve que hacerla de noche... y si me descuido, hago una foto de la bandeja con las migas, jajaja.
Ya veis, hoy me he salido de la línea del plato veraniego... pero es que tengo "okupas" amantes del dulce, jejeje.

Aquí tenéis la receta:

INGREDIENTES:
1 huevo entero y 2 yemas
150 gramos de azúcar
200 gramos de chocolate Nestlé Postres (negro)
1 sobrecito (o 2 cucharaditas y media) de levadura química
220 gramos de harina
100 gramos de mantequilla
1 pellizco de sal
1 cubilete de leche (unos 90-100 gramos)
1 yogur natural (griego, en mi caso... ya sabéis que soy como la vieja de "Jroña que Jroña", jajaja. Pero es que me resulta mucho más cremoso)
100 gramos de mantequilla

PREPARACIÓN:

Ponemos el chocolate en el vaso de la Thermomix (troceado), y lo pulverizamos dando varios golpes de turbo.
Añadimos los huevos, la leche y el azúcar, y programamos 1 minuto, temperatura 50º, velocidad 4.
Agregamos la mantequilla y el yogur, y mezclamos unos segundos a velocidad 4.
Agregamos la harina, la sal y la levadura, y mezclamos todo durante 6 segundos a velocidad 5. Si fuera necesario, terminamos de mezclar con la espátula.
Engrasamos un molde con mantequilla, lo espolvoreamos con harina, vertemos en él la mezcla, y horneamos durante 30 a 45 minutos, a temperatura 180º (precalentamos el horno)
Si se quiere, se puede espolvorear con azúcar glas para adornarlo, cuando se saque del horno y se enfríe un poco.


Tomates rellenos de atún


El otro día, enredando en internet, no sé cómo fui a parar a una página chilena de turismo. Empecé a cotillear los reportajes, las fotos y las distintas secciones, y acabé dando con la sección de cocina.
Y encontré algunas recetillas que me gustaron mucho, así que decidí probar ésta, tan facilita y tan fresquita.
Aunque hoy hemos tenido por aquí un día tormentoso, aún queda más verano de lo que parece, así que subo la receta por si la queréis probar. Merece la pena: no puede ser más fácil, y resulta muy sabrosa. El cebollino le da un puntito muy rico, sin la pesadez de digestión que produce a veces la cebolla cruda.
La clave del plato está, sobre todo, en escurrir MUUUUYYYY bien el tomate, tanto la pulpa como los tomatitos vacíos. Si no se hace así, se enguachinará todo.... y pierde toda la gracia.
La receta sugiere presentarlos sobre una cama de lechuga. Yo no tenía, así que los coloqué directamente en la fuente, jejeje. Pero quedarían más bonitos con la lechuguita, seguro.

Jo, estoy repasando el blog, y me doy cuenta de que llevo un verano en el que no hago otra cosa que subir recetas sencillísimas, jajaja... Pero, la verdad, me parece que es lo más adecuado para estas fechas, y lo que más agradecemos todos: no complicarnos excesivamente la vida para disfrutar de las vacaciones, pero comer bien, fresquito, y no muy pesado. Ya subiré cosas más elaboraditas cuando llegue septiembre...

Bueno, los tomates:

INGREDIENTES:

(Para 4-6 personas)

6 tomates (que sean sabrositos; yo utilizo los de Mutxamel, pero se pueden emplear los raff, los kumato, o, si tenemos de huerta, pues muchísimo mejor). Tienen que estar maduros, pero no pasados.
2 latas de atún en aceite
Mayonesa (3-4 cucharadas)
Sal
Cebollino picado finito
Pimienta negra (o molinillo 5 pimientas)
Para adornar: aceitunas negras y huevo duro
Opcional: hojas de lechuga para presentar el plato

PREPARACIÓN:
Vaciamos los tomates, y los ponemos a escurrir en un papel de cocina absorbente. También escurrimos bien la pulpa. (Es importante que todo esto escurra bien: si no, quedarán aguachados)
Quitamos el aceite de la lata de atún, lo desmigamos, y lo mezclamos con el cebollino, parte de la pulpa del tomate bien picadita, sal, pimienta y mayonesa.
Con esta mezcla rellenamos los tomates, que previamente habremos salpimentado. Decoramos con huevo rallado y aceitunas en rodajitas, y dejamos enfriar unas horitas antes de comerlos.
Podemos servirlos sobre una cama de hojas de lechuga.

Crema fría de melón y calabacín (Thermomix)


Ando como pollo sin cabeza estos días (es lo que tiene el verano, que toca sustituir a los que se van de vacaciones), así que apenas tengo tiempo para actualizar, ni para entrar en blogs, ni para nada.
Como todavía nos quedan unos cuantos días de calor, os voy a dejar una cremita riquísima, y muy adecuada para aprovechar esos melones "pepino", malos como la carne de pescuezo, que nos tocan en "desgracia" alguna vez. O para los que, aunque salen muy ricos, son enormes y no se terminan de acabar nunca... y que al final hay que tirar porque está aburrido de comer melón hasta el gato, jajaja.
Os parecerá raro lo del huevo duro, pero decidí probar, porque al gazpacho y al salmorejo les da un punto muy suave... y la verdad es que me gustó.
Después pasaré por vuestros blogs y contestaré vuestros comentarios en las entradas anteriores. Pero ahora, ¡al grano!:


INGREDIENTES:

600 gramos de melón, aproximadamente
30 gramos (aprox.) de cebolla
Un calabacín mediano (unos 100 gramos)
1 huevo cocido
1 cubilete (unos 90-100 gramos) de aceite de oliva
Sal
Pimienta
Jamón ibérico en taquitos como guarnición

PREPARACIÓN:
Ponemos en el vaso de la Thermomix el melón en dados y sin pepitas, el calabacín troceado (si es de los claritos, con piel; si es oscuro, lo pelamos), la cebolla, el huevo duro, la sal, la pimienta y el aceite. Y trituramos todo durante 1 minuto a velocidad progresiva 6-8-10 (5-7-9 en la Th-21).
Metemos en la nevera, y servimos muy frío, con los taquitos de jamón. Si os quedara demasiado espesa para vuestro gusto, podéis aclararla con un poco de agua o leche.


Ya veis: facilísima, buena... y de aprovechamiento, que no está la cosa para tirar nada (y peor que se va a poner, me temo, ojalá me equivoque...).

Un besote, y después os veo.

¡Al rico entrante, rapidito y fácil! (Champiñones al microondas, y brocheta de melón y salmón)


Estos últimos días ha hecho en casi toda España un calor tremendo. Que si aire africano, que si altas presiones, que si..... El caso es que nos derretíamos en todas partes.

Aquí, esta vez se mezcló la tradicional humedad alicantina (¡viva el clima secooooo!) con el aire que venía de Argelia (que, dicho sea de paso, está, en línea recta, bastante más cerca que Madrid... así que es normal que nos llegue el aire, jajaja). Fino, el tema: todo el día metidos en la piscina, jajaja.
Pero es que me cuentan que, por Écija, hacía ayer 43º a la sombra... ¡y 50º al sol!... por lo tanto, mejor que no me queje.

Todo esto implica que, si normalmente en verano estamos "vagonetis" para meternos en la cocina, con estas temperaturas, más todavía. Encender el horno es de héroes o de suicidas,jajaja. Y complicarse demasiado la existencia no apetece demasiado: lo suyo es quedarse en la playa, en la piscina... o en el aire acondicionado, jejeje... y no liarse mucho cocinando.

Así que aquí os traigo dos ideas. Fáciles a más no poder, pero las dos muy ricas, y muy socorridas. Espero que os gusten:

Versión "calentita":


CHAMPIÑONES RELLENOS AL MICROONDAS

INGREDIENTES:
Champiñones enteros
Jamón serrano (ibérico, si es posible)
Ajo (1 diente o 2, pelados)
Perejil fresco (un puñadito)
1 chorrito de aceite.

Opcional: un chorrito de vino blanco

PREPARACIÓN:
Lavamos los champiñones bien, reservamos los sombreros, y picamos el resto (quitando con cuidado la base terrosa, claro...) junto con el jamón, el perejil y el ajo (En Thermomix, 5 segundos a velocidad 5). Llenamos los sombreros con la mezcla, los ponemos en un recipiente apto para el microondas, echamos por encima un chorrito de aceite y el vino blanco, si se usa; tapamos, y metemos al micro 5 minutos a 800w (comprobamos si están bien hechos, por si hiciera falta algo más de tiempo). Y a comer.


Versión "fresquita":

Bueno, ésta ya es de "alta" y "elaboradísima" cocina, jajajaja (¡tiembla,Arzak, que llega Morguix con sus brochetas, jajaja!). Pero no sabéis cómo están de ricas.



BROCHETA DE MELÓN Y SALMÓN.

INGREDIENTES:
Pues esos mismos: melón y salmón ahumado o marinado, en daditos o en trocitos

PREPARACIÓN:
Vamos intercalando en el palito de la brocheta daditos de melón y trocitos de salmón.
Si queremos darle una presentación más bonita, cortamos los trocitos de melón con un cortapastas pequeño, como podéis ver en la foto del principio.


Bueno, espero que estas cosuchas tan "hiper-mega-simples" os sirvan para daros alguna idea... sobre todo, cuando el termómetro ronda o supera los 40º, que entonces uno ya no está pa ná, y todavía menos para pensar en qué hacer de comer.

Besotes.

MSAL Sampler, Quilt Sampler VI (2ª parte), el "Carrelage progresa adecuadamente... y el bote de cristal, también


Ya tocaba ponerse al día con el punto de cruz... Parece mentira, pero en verano se borda mucho menos, ¡no consigue una sacar tiempo para nada!. Como en los ratos libres se aprovecha para ir a la playa o piscina, y también se sale más por ahí, pues se ve uno negro para ir adelantando los bordados. Supongo que las que estéis de vacaciones lo llevaréis mejor, pero yo voy como pollo sin cabeza.... (o como p... por rastrojo, jajaja, que a veces una ni sabe ya).
Por eso, me está viniendo bien esto de los objetivos de los SAL: en cierto modo, te "obligas" a ti misma a cumplir con ellos, y así vas avanzando labores que de otra forma se quedarían ahí muertas de risa, o tardarías un montón en irlas terminando.

Por partes:
Pues aquí sigo, peleándome con él, jajaja. Estoy aprendiendo mucho de punto lineal, yo que sólo sabía hacer punto de cruz... Pero va quedando chulo. Arriba tenéis el objetivo de esta quincena. Y aquí, vista "panorámica" de toda la labor (por el momento).




A ver ahora qué tal el 5º, que tiene puntos "optativos", jajaja.

2)QUILT SAMPLER VI (2ª Parte).

Me está encantando bordar este esquema; al principio, me parecía que los colores resultarían un pelín apagados, pero una vez que los ves sobre la tela, la cosa cambia... Se borda más rápido de lo que parece... a ver si consigo acabarlo en plazo, porque en octubre me iré de viaje, y andaré más pillada para cumplir objetivos...




En la foto no se aprecia bien, pero está quedando precioso.

3)CARRELAGE:
Pues aquí tenéis el estado del "Carrelage" a 11 de agosto, jejeje.




Parece que no he avanzado demasiado, pero teniendo en cuenta que el 25 de marzo estaba así... (veréis la foto al final de la entrada), que son más de 22.000 cruces, y que entre medias he empezado los dos objetivos que veis, he terminado el corazón de patchwork, un babero para un recién nacido, y me he metido en algún otro lío que ya os enseñaré, pues no va tan mal la cosa como parece, jajaja.

Por cierto, como hay gente que me ha preguntado por este esquema, os traduzco la explicación que lo acompaña:

"Carrelage" se inspira en algunas de las destacables losetas ("azulejos del suelo", dice textualmente) que pueden encontrarse en el Castillo de Langeais, situado en Indre-et-Loire (Francia). El castillo se construyó originariamente como fortaleza, en el siglo X, pero fue prácticamente destruido por los ingleses en la Guerra de los Cien Años (1337-1453). Fue reconstruido hacia 1465, durante el reinado de Luis XI.
A partir del siglo XVI, el castillo pasó por gran cantidad de propietarios, la mayoría de los cuales lo dejaron caer progresivamente en un estado de abandono. Hasta mediados del siglo XIX no se emprendieron algunos trabajos de restauración, cuando Cristophe Baron adquirió el castillo.

Más tarde, Jacques Siegfried, un apasionado del arte medieval, tomó el relevo en la restauración. Compró el castillo en 1886, y, entonces, se dedicó durante los 18 años siguientes de su vida a restaurarlo y reamueblarlo. En 1904, donó el castillo, y su magnífica colección de muebles y adornos, al Instituto de Francia. Actualmente, el Castillo de Langeais destaca como uno de los mejores ejemplos de arquitectura medieval tardía, y es valorado especialmente por sus habitaciones ricamente decoradas".
Bueno, pues me he metido en la página del castillo, y la verdad es que no tiene mala pinta, jajaja. Vamos, que no me importaría hacer una visitilla por allí...
He conseguido ver alguno de los azulejos... y algún dibujito de la página es idéntico a los cuadritos del esquema.

Por cierto: Marian Quirós: tienes el enlace al esquema en el correo, que conseguí subirlo a PDF...

4) Y EL BOTE, jejeje:
Sí, el "SAL completamente inútil". Como veis, progresa adecuadamente, jajajaja...

Bueno, os dejo por hoy. Pronto os pondré más recetillas...







Pastel de verduras (Thermomix... o no)


Creo que ya alguna vez he puesto en el blog alguna receta de Eguski, de MundoRecetas... Que yo recuerde, el pastel de arroz, seguro.
No os pongo enlace a su blog porque creo que no tiene.... y es una lástima, porque cocina maravillosamente. Sí os dejo el enlace a todas las recetas que ha subido al recetario de ese foro, porque creo que os gustará verlas. Pinchad aquí, y os llevará a una de sus recetas; al final de la página veréis que pone "Más recetas de Eguski", y si pincháis ahí, os saldrán todas.

A lo que iba. Esta vez he copiado de Eguski este pastel de verduras, que tenía desde hace mucho tiempo en mi listado de "pendientes". Y os lo recomiendo de todo corazón, ¡está increíble!. Ha gustado incluso a los no muy "verduleros".... que, como podéis ver, tenían prisa por comérselo, jejejeje...



Es ideal para una cena, porque tiene un colorido precioso. Y el sabor resulta muy suave y delicado. Podemos tomarlo caliente, recién salido del horno, o hacerlo con antelación, dejando para el último momento el gratinado... entonces, quedará templadito y también está muy rico.
Hoy no os aburro más, que voy contra reloj. Os dejo con la recetilla, directamente.





Ingredientes:
500 g de calabacines troceados
250 g de zanahorias troceadas
Sal y pimienta
4 huevos
200 g de nata líquida
30 g de mantequilla
Sal y pimienta recién molida
150 g de queso en lonchas finas (o rallado)
Mayonesa y piñones

Preparación:
Troceamos los calabacines 4 segundos a velocidad 5. Los sacamos del vaso y los ponemos en el recipiente Varoma.
Picamos las zanahorias, también 4 segundos a velocidad 5, y las colocamos en la bandeja del Varoma.
Ponemos en el vaso 500 gramos de agua, colocamos encima el recipiente Varoma, y programamos 5 minutos, temperatura Varoma, velocidad 2.
Coloque el recipiente sobre la tapadera y vuelva a programar 12 min. temp. Varoma vel. 2
Sacamos las verduras y las ponemos (por separado) sobre papel de cocina para que absorba bien el agua. Es importante que escurran muy bien, porque después el pastel soltará agua al cocerse.
Tiramos el agua del vaso, ponemos en él los huevos, la nata líquida, la mantequilla, sal y pimienta, y programamos 6 minutos, temperatura 90º, vel. 3. Tiene que quedar un pelín cuajado.
Seleccionamos un molde alargado que quepa en el Varoma y lo forramos con papel film. Yo prefiero usar un molde de 1,5 litros de Albal (de aluminio desechable), porque lo corto, y me ahorro el tener que forrar el molde, que a veces cuesta repartir bien el film.
Y vamos poniendo una capa de calabacín, una de lonchas de queso, una del cuajado del vaso, otra de zanahoria, otra de queso, otra de cuajado... y sazonamos cada capa con sal y pimienta. Terminamos con una capa de calabacín, y tapamos bien con papel de aluminio. Colocamos el molde en el recipiente Varoma, y reservamos.
Echamos en el vaso 800 g de agua y programamos 7 minutos, temperatura Varoma, velocidad 2.
Cuando pare la máquina, colocamos encima el Varoma y programamos 45 minutos, temperatura Varoma y velocidad 2.
Comprobamos el punto de cuajado, porque puede necesitar unos minutos más. Podemos dejarlo enfriar dentro del Varoma, encima del vaso.
Cuando se enfríe, desmoldamos, cubrimos con mayonesa, esparcimos por encima los piñones, gratinamos unos minutos, ¡y a comer!.

Si lo preferimos (esto va por los anti-varoma, que conozco más de uno, jejeje), podemos cuajarlo en el horno, precalentado a 160º, unos 35 minutos al baño María.

SIN THERMOMIX:
Tendríamos que cocer las verduras al vapor, y hacer el cuajado de los huevos, nata y mantequilla al baño María hasta que empezara a espesar. Después, lo coceríamos en el horno, como se ha explicado.

Pastel de salmón en masa choux


Desde que vi este pastel en el blog de Kako (que se llama "En Guete", y que, si no lo conocéis todavía, ya estáis tardando en visitarlo, porque es una maravilla), supe que me iba a encantar. Tenía todos los requisitos para gustarme: un pastel salado frío, contraste de sabores, ingredientes deliciosos, bonita presentación.
Peeeero.... "Houston, tenemos un problema": el relleno incluía puerro en crudo. Y yo soy plenamente consciente de que, si en casa hago algún plato con puerro en crudo, me lo ponen de sombrero en menos que canta un gallo. Si ya tengo que disfrazar la vichyssoise añadiéndole tropezones de jamón ibérico, ¡como para pretender que se coma el puerro crudo, jajajaja...!.
Y pensé (porque una piensa de vez en cuando, a pesar de estos calores): "¿Por qué no sustituir el puerro por cebolla caramelizada, que sí gusta en casa?". Dicho y hecho, y aquí tenéis el "cuerpo del delito":



Bueno, bueno, bueno, como diría el Jesulín: "En dos palabras: IM-PRESIONANTE". Está delicioso.
Es un plato suave, fino y delicado, ideal para cualquier cena de picoteo (se puede presentar entero o cortado en rodajas, acompañado de lechuga picada, huevo hilado, huevo duro picado... ¡a vuestro gusto). O como primer plato de una comidita o cena veraniega. No es complicado de preparar, y os aseguro que quedaréis de lujo. ¡Qué rico!.
Esto de la masa choux para hacer brazos de gitano salados es todo un descubrimiento (por cierto, por el blog de Kako me he enterado de que en Chile los llaman "brazo de reina", cosa que no sabía). Me gusta mucho más que el tradicional bizcocho enrollado, porque resulta mucho más fino el plato. Así que creo que lo voy a ir probando con otros rellenos.

Yo he hecho algún que otro cambio a la receta original de Kako: la he tuneado para Thermomix, he cambiado la mantequilla por aceite de oliva, y cambié también la proporción de quesos. Pero os dejo aquí el enlace a su receta, para que la veáis, y para que quienes no tengáis Thermomix veáis cómo se hace la masa choux a mano.

Y vamos con mi versión (edito para aclarar lo de los quesos, que podría inducir a confusión):

INGREDIENTES:
PARA LA MASA
50 gramos de aceite de oliva o mantequilla
250 gramos de agua
100 gramos de harina normal
3 huevos
40 gramos de queso rallado
PARA EL RELLENO
1 manzana
175 gramos de salmón ahumado en daditos (vale también en lonchas)
1 cebolla pequeña
Vino Pedro Ximénez o azúcar para caramelizar la cebolla
1 cucharadita de sal
Pimienta recién molida (yo uso el molinillo de 5 pimientas)
100 gramos de queso quark
150 gramos de mascarpone
3 cucharadas de mayonesa.
PREPARACIÓN:
1)MASA:
Ponemos en el vaso de la Thermomix el agua, el queso rallado y el aceite o mantequilla, y programamos 5 minutos, 90º, velocidad 2.
Añadimos la harina, y mezclamos durante 15 segundos a velocidad 4, sin temperatura.
Dejamos enfriar un poco, programamos velocidad 4, sin tiempo, y vamos añadiendo los huevos uno a uno.
Extendemos esta masa sobre una placa de silicona (yo la engrasé, por si acaso) o un papel de hornear engrasado puesto en la bandeja del horno. Y horneamos 20 minutos a 180º.
Sacamos del horno, desmoldamos en caliente y colocamos la masa horneada sobre un paño limpio y húmedo. Enrollamos como si fuera un brazo de gitano (o de reina,jejeje)
2)RELLENO:
Mientras se hornea la masa y se enfría un poco, vamos haciendo el relleno. Preparamos la cebolla caramelizada como tengamos por costumbre (yo la hago así), y ponemos en un bol. Pelamos y picamos la manzana en daditos, y picamos también el salmón en daditos pequeños o tiritas. Lo echamos también al bol. Aparte, mezclamos la mayonesa, los quesos Quark y mascarpone, la sal y la pimienta (en la Thermomix, ponemos todos los ingredientes en el vaso y programamos 20 segundos a velocidad 4), agregamos la mezcla al bol y removemos muy bien.
3)MONTAJE DEL PLATO:
Desenrollamos con cuidado el brazo de gitano, ponemos en medio el relleno, y volvemos a enrollarlo. Lo trasladamos a la fuente de servir, ayudándonos del paño, y retiramos éste con cuidado (No tengáis miedo: si no se me cae a mí, que soy una manazas, no se le cae a nadie).
Refrigeramos un rato, ¡y a comer!.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...