BOLITAS DE POLLO Y QUESO


Por supuesto, y como tod@s ya imagináis, esta receta es un tuneo, jejeje.
Son las “delicias de pollo” de MJmix (de Mundorecetas). Pero yo les he hecho algunos cambios, como siempre.
Si no os gusta el pan integral, podéis utilizar pan de molde normal; yo empleo integral porque es mejor para los diabéticos.
Os las recomiendo, ¡son deliciosas!. Y, si tenéis niños, les encantarán.


INGREDIENTES:

1 pechuga de pollo (o 3-4 filetes finitos de pollo)

1 rebanada de pan integral sin corteza

50 gr. leche
3 quesitos desnatados

1 diente de ajo pequeño

Sal

Pimienta

1 huevo

Pan rallado


PREPARACIÓN:

Triturar el ajo 4 segundos en velocidad 6, echa la pechuga de pollo troceada y tritura 5 segundos en velocidad 7, salpimentar y agregar el pan, la leche y el queso, mezclar 10 segundos en velocidad 7. Con la masa que resulta, ir formando bolitas, rebozar con huevo batido y pan rallado, freír en abundante aceite y escurrir en papel de cocina. Podemos tomarlas solas o con alguna salsa. Yo las he probado con salsa de tomate casera y con salsa de setas, y con las dos están buenísimas.

NOTA: Si no tenéis Thermomix, podéis triturar todo con la batidora o picadora normal, pero tardaréis más tiempo para que quede todo bien mezcladito.

GALANTINA O FIAMBRE DE POLLO AL VAROMA


Este fiambre está buenísimo. Es un "tuneo" (¡cómo no!, si este blog debió titularse "Tunner Morguix",jejeje). O, si queréis llamarlo así, una "interpretación libre" de la receta de "galantina de pollo" que aparece en el libro "A todo vapor" de la Thermomix 31.
Si queremos aprovechar el tiempo y ahorrar electricidad, en lugar de poner agua en el vaso, podemos preparar cualquier sopa o crema de verduras, como por ejemplo la crema de setas .
Muy rico y ligerito, de verdad.

INGREDIENTES:
500 gramos de pechugas de pollo troceadas(o 250 de pechugas y 250 de contramuslos; sale más rico, pero hay que andar “deshuesando” y se tarda más en preparar)
50 gramos de pimiento verde
50 gramos de pimiento rojo (puede utilizarse pimiento asado, pero hay que tener cuidado, porque se deshace un poco al picarlo)
100 gramos de maíz en lata. (Ojo: no conviene pasarse en la cantidad: aunque queda muy rico, se parte mucho peor si lleva demasiado maíz)

1 latita pequeña de aceitunas sin hueso, o rellenas.
Sal y pimienta

PREPARACIÓN:
Picamos los pimientos troceados en la Thermomix durante 3 segundos a velocidad 5. Reservar.
Picamos la carne de pollo troceada (no picar a la vez más de 300 gramos) durante 10 segundos a velocidad 7.
Cuando tengamos toda la carne picada, la ponemos en el vaso con los pimientos, el maíz, las aceitunas cortadas en rodajitas, la sal y la pimienta, y mezclamos todo durante 10 segundos a velocidad 3, para que los ingredientes se repartan por igual.
Dividimos la mezcla en 2 partes, las colocamos sobre 2 trozos de film transparente, les damos forma de rollo y las envolvemos bien. Hay que procurar cerrar muy bien los extremos, para que no se resequen al cocerse.
Llenamos el vaso de agua templada (un poco menos de 1 litro), o ponemos los ingredientes de la sopa o crema que vayamos a preparar. Colocamos encima el Varoma y programamos 20 minutos, temperatura Varoma, velocidad 1.
Cuando termine, retiramos con cuidado el Varoma, dejamos enfriar los rollos, y los metemos en la nevera (sin quitarles el plástico) durante al menos 3 horas (mejor dejarlos toda la noche, o de un día para otro).
Cuando vayamos a servirlos, les quitamos el plástico y los cortamos en rodajitas.

Macarrones integrales con atún (Thermomix)


La receta original (de Canelona, otra estupenda forera de Mundorecetas) se prepara con pasta "normal". Pero, como, a ser posible, los diabéticos deben de tomar pasta integral, pues la adapté para macarrones integrales.

La única diferencia es el tiempo: necesitan bastante más cocción. Si no sois diabétic@s y los queréis preparar con pasta tradicional, basta con que programéis 12 minutos de cocción.


INGREDIENTES: (Para 3-4 personas)

250gr de macarrones integrales

450gr de agua templada o caliente

250gr de tomate frito casero (siempre lo hago yo en casa, porque le añado sacarina para quitarle la acidez, y con los comprados nunca estoy segura de si le habrán echado azúcar)

20gr de aceite de oliva

1 cucharadita de sal

1 cucharadita de pimentón dulce

Ajo molido(un pellizco)

1 cucharadita de orégano

1 cucharadita de albahaca

1 pellizco de tomillo.

2 latas de atún en aceite, bien escurridas (Si se quiere más "light" se puede utilizar atún al natural, pero a mí me gusta menos)

Queso rallado para gratinar


PREPARACIÓN:

Echar todos los ingredientes (menos el queso, claro) en el vaso y programar 20 minutos, temperatura 100º, velocidad cuchara, giro a la izquierda. Si tenemos la Thermomix 21, ponemos velocidad 1 y la mariposa en las cuchillas.

Cuando se pare, comprobar si la pasta ya está cocida, y, si es necesario, programar otros 2-3 minutos, a la misma velocidad y temperatura.

Volcamos los macarrones en una fuente, espolvoreamos con el queso rallado por encima, y metemos al horno a gratinar.


¡No os imagináis lo ricos que están!


Por cierto, os habréis dado cuenta de que le he puesto unos corazoncitos a la foto... ¡porque ya pasó San Valentín, jejeje!

ALCACHOFAS RELLENAS DE JAMÓN Y GAMBAS


No sé si ya he comentado alguna vez que aquí en casa no son muy amigos de las alcachofas, precisamente...

Pero, como a mí me encantan, me propuse como reto el conseguir prepararlas de alguna forma que tuvieran éxito (vamos, que no empezaran a revolver el plato con el tenedor, comerse el relleno y dejar la alcachofa, y todas esas cosas, jejeje).

Y, como ya sabéis que me encanta la mezcla del jamón con las gambas (mar y montaña, que dicen por Cataluña), pues se me ocurrió hacer esta recetilla, "tuneando" (¡cómo no!) una receta que encontré por el foro, y que por fin he recordado de quién es: de Azores ( http://www.recetasdemama.es/ )

Bueno, bueno.... pues ¡mano de santo!. No quedaron ni las migas.

Espero que os gusten tanto como a nosotros.

INGREDIENTES (Para 4 personas):

250 gramos de gambas peladas (crudas o cocidas)

10-12 alcachofas frescas

100 gramos de jamón ibérico (sí, ya sé que soy muy pesada con el jamón ibérico, pero es que no tiene nada que ver con el otro, qué queréis que os diga...)

1 vasito de jerez

2 cucharadas de harina

3 cucharadas (más o menos) de agua

El zumo de medio limón

Sal, pimienta y ajo molido
Aceite de oliva


PREPARACIÓN:

Si utilizamos gambas crudas, las ponemos en una fuente apta para microondas, espolvoreamos con sal, pimienta y ajo molido, y las cocemos destapadas durante 1 minuto a 800 w de potencia.
Comprobamos si algunas necesitan más cocción, y, si es así, programamos 30 segundos más, retirando las que estén cocidas. Una vez cocidas, las picamos en trocitos. (Obviamente, si usamos gambas cocidas, las picamos directamente, jejeje).

Picamos el jamón en cubitos.
Pelamos bien las alcachofas, quitando todas las hojas más duras y cortando bastante el tallo. Las rociamos con el zumo de limón para que no se ennegrezcan.
Ponemos agua a hervir, con un puñadito de sal. Añadimos el zumo sobrante, y cocemos las alcachofas durante unos 20 minutos (comprobamos si están tiernas pinchándolas con un cuchillo).
Una vez cocidas, se escurren, se les iguala el corte del tallo para que se puedan quedar de pie, y las vaciamos con una cucharilla o un vaciador, dejándolas como si fueran una tartaleta.

Picamos bien la pulpa que hemos sacado de la alcachofa, y lo que hayamos cortado del tallo después de cocerla.

Y colocamos las alcachofas vacías en una fuente resistente al horno.



Echamos en una sartén un chorro generoso de aceite de oliva, y lo ponemos a calentar.
Salteamos el jamón, añadimos las dos cucharadas de harina, y le damos unas vueltas con una cuchara de madera, para que se vaya tostando.

Cuando esté tostada, añadimos la alcachofa picada y las gambas, removemos para mezclar todo bien, y vamos añadiendo poco a poco el vino blanco y el agua, hasta que quede la mezcla con una consistencia un poco cremosa.

Damos un hervor, retiramos del fuego, y rellenamos con esta mezcla las alcachofas.
Metemos la fuente a gratinar unos 10-12 minutos.
¡Y a comer!.
NOTA: Otra opción que tengo pendiente de experimentar es sustituir las gambas o el jamón (o las dos cosas) por almejas, previamente abiertas al vapor. Las he probado así, y están deliciosas. Pero aún no las he preparado yo misma de esa forma.



PUDDING DE ESPÁRRAGOS



Hace mucho tiempo que copié este pudding de la etiqueta de una lata de Leche Ideal, jejeje. Me pareció la cosa más sencilla del mundo, y, además, delicioso. Y a todo el mundo que lo ha probado le ha encantado.Bien adornado, queda estupendo como entrante ligerito en una comida o cena.
Si lo hacéis en el micro, recomiendo molde de corona, porque así se cuajará todo por igual (ya sabéis que, normalmente, tarda más en hacerse la parte central que los laterales).


INGREDIENTES:

1 lata de espárragos blancos gruesos

4 huevos

1 lata de leche Ideal

Sal, pimienta y mantequilla para engrasar el molde

OPCIONAL: Palitos de cangrejo, o gambas o langostinos pelados.

Zanahoria rallada para adornar.


PREPARACIÓN:

Poner en el vaso de la Thermomix (o batidora) la leche evaporada, los espárragos bien escurridos, los huevos, y la sal y la pimienta.

Triturar en velocidad 5-6 durante 30 segundos. Engrasar un molde de forma de corona, o alargado, de pyrex, y verter en él la mezcla.

Puede usarse también un molde de silicona, y en este caso no haría falta engrasarlo.

Cubrir con papel film, al que haremos unos pequeños agujeritos, pegar bien el papel a los bordes, y cocer en el microondas, potencia 800 W, durante 15 minutos aproximadamente (se sabe que está cuando al separarlo ligeramente del molde no sale líquido).
Cuidadín al hacer las comprobaciones del cuajado, porque sale un vapor hirviendo que puede quemar.

Dejar enfriar y desmoldar.

Cubrir con mayonesa o salsa rosa.

Con sólo los espárragos está buenísimo, pero, si se quiere, se pueden añadir, después de triturar los demás ingredientes y antes de echar al molde, palitos de cangrejo troceados (el de la foto los lleva), o gambas o langostinos pelados y troceados.

También queda muy bien con zanahoria rallada.


NOTA: Puede hacerse también en el horno, al baño María, durante 30 minutos aproximadamente.

CROQUETAS "DE TODA LA VIDA"



Esta vez no hay Thermomix, ni microondas, ni nada de nada. Éstas son las croquetas que hacía mi abuela, que hacen mi madre y mi tía, y que hago yo (porque mis primas son un poco vagas y van a casa de su madre a que se las prepare,jajaja).

Como yo no tengo hijos a quienes enseñar esta receta, la dejaré colgada en este blog "para la posteridad". ;-).

A pesar de que soy partidaria de todos los "artilugios" que nos facilitan el trabajo en la cocina, para mí, como quedan mejor las croquetas es así. A base de vueltas y vueltas, ¡qué se le va a hacer!.

La verdad es que siempre he tenido un éxito rotundo con mis croquetas: frías, calientes, como tapa en una cena más "formalita", en el campo... Los amigos me suelen pedir que las haga. Y ayer mi amiga Leah me pidió que subiera la receta al blog, así que me he puesto "a ello".

Supongo que cada uno pensará que las croquetas más ricas son las que hace él o ella, o las que hacía su abuela. Por eso mismo, a mí me gustan éstas...

;-). Y, para todos los que les pueda interesar, o no hayáis tenido abuelas o madres "croqueteras"... aquí las tenéis, a vuestra disposición. Espero que os gusten:

INGREDIENTES
(Para 4 personas… o para más personas que coman menos, que en mi casa somos un poco “exageraos”, jajaja)

Aceite de oliva
5 cucharadas de harina (colmaditas)
3 cucharadas de maizena (colmaditas también)
(Pueden hacerse solamente con harina)
¾ litro de leche (o un pelín más)
1 huevo duro
200 gramos (aproximadamente) del relleno que os guste más: pechuga de pollo cocida o a la plancha, pollo asado que haya sobrado, jamón serrano (ibérico, a ser posible), gambas crudas en trocitos, setas o champiñones, merluza cocida…
(Las de la foto son de pollo)
Sal
Pimienta
Nuez moscada (si gusta)
Huevo batido y pan rallado para rebozar.




PREPARACIÓN:
Antes de nada, picamos el relleno elegido. Tiene que quedar en trocitos pequeños, pero que se vean y se noten (cuidado si utilizamos picadoras o Thermomix, no nos pasemos, porque podríamos hacer un puré).
Picamos finito también el huevo duro. Siempre le añado huevo duro, sea de lo que sea el relleno, porque le da una suavidad especial a la mezcla.
Ponemos a calentar un chorreón de aceite de oliva en una sartén honda. Rehogamos el relleno elegido con el huevo picado, a fuego suave.
¡Ojo!, el tiempo de rehogado depende del ingrediente elegido. Si hemos utilizado pollo asado o cocido, o merluza, bastará darle unas vueltecitas, 2-3 minutos como mucho. Si es jamón, necesitaremos un pelín más, hasta que veamos que se va haciendo y quedando blandito. Lo mismo pasará con las gambas, que tendrán que cocerse un poco. Y las setas requerirán algo más de tiempo, unos 12-15 minutos, hasta que estén hechas. Añadir algo más de aceite si es necesario.
A continuación, añadimos dos cucharadas de harina y mezclamos bien, con una cuchara de madera. Le damos unas vueltecitas para que vaya “haciéndose” y no quede cruda, añadimos dos cucharadas de maizena, y repetimos el proceso con toda la harina y la maizena, poquito a poco. Vamos removiendo, para que se sofría toda la harina por igual.
A continuación, agregamos un poco de leche, removemos bien hasta que se disuelva, y añadimos más leche. Removemos bien, (si se apelotona la harina, deshacemos los “pelotones” poco a poco), y agregamos algo más de leche. Repetimos el proceso.
Sin dejar de remover, vamos agregando el resto de la leche, hasta los ¾ de litro (quizá pueda admitir un pelín más de leche, pero es mejor esperar al final para añadírsela, cuando veamos la consistencia de la masa). En este punto, añadimos la sal, la pimienta, y -si gusta- la nuez moscada recién rallada.
Seguimos removiendo sin parar, para que no se formen grumos. Tiene que despegarse la masa de las paredes de la sartén. Pero no debe de quedar una masa compacta, (una "bola", para que nos entendamos), sino con una textura cremosa, aunque consistente.
En total, removemos sin parar (bueeeeno, podemos darnos una pequeña tregua, pero poco, que cuanto más se remueve, más ricas están), durante unos 5-10 minutos más o menos. En cuanto la masa se despegue de las paredes de la sartén, ya está hecha.


Si observamos que queda un poco “consistente”, agregamos un pelín de leche, sin parar de remover.
Retiramos del fuego, comprobamos el punto de sal (ojo con las croquetas de jamón) y extendemos la masa sobre una (o dos) fuentes planitas, para dejarla enfriar y poderla trabajar después mejor.
Se puede dejar toda la noche enfriando, y formar las croquetas al día siguiente. O se puede esperar, simplemente, hasta que se enfríe (si tenemos más prisa, metemos las fuentes en la nevera).
Formamos las croquetas ayudándonos con dos cucharas, o con las manos (yo soy de las de “a mano”), las pasamos por huevo batido y pan rallado, y las freímos en abundante aceite bien caliente.
Ojo también con la temperatura del aceite. No hace falta que esté “tan” caliente que se quemen por fuera y no se hagan por dentro… pero, si la temperatura es baja, o si acabamos de sacar las croquetas o la masa de la nevera, es fácil que, al echar la tercera o cuarta croqueta, se baje la temperatura, y entonces se nos abrirán al freírlas. Tiene que estar caliente, humeando ligeramente.
Es mejor que no echemos muchas croquetas “frías” a la sartén al mismo tiempo, y que, a medida que sacamos una croqueta ya hecha, pongamos otra “cruda”, para que se conserve la temperatura del aceite. Mejor hacerlas de tres en tres o de cuatro en cuatro, como mucho y así no se enfriará el aceite.
Cuando estén fritas, las vamos poniendo en un plato con papel de cocina, para que escurran toda la grasa.
¡Y a disfrutar!.





NOTA: Se pueden congelar perfectamente, ya pasadas por el huevo y el pan rallado, o sin rebozar.(yo las congelo rebozadas). Después se pueden freír tanto congeladas como descongeladas, y están buenísimas en los dos casos.
Hay quien las congela incluso fritas, y las descongelan unos minutos a temperatura ambiente y después las calientan en el microondas. Pero yo nunca lo he hecho, así que no os puedo decir cómo quedarían.

CALABACINES RELLENOS DE ATÚN (THERMOMIX)


Esta receta la hacía yo hace bastante tiempo. Pero nunca la había adaptado a la Thermomix.

Así que decidí "experimentar" a ver qué tal quedaban, y el resultado fue bastante bueno.

Es un plato cómodo, rápido y fácil. Espero que os guste.

INGREDIENTES
(Para 6-8 personas)
6 calabacines medianos
2 latas de atún en aceite
2 tomates grandes
Un puñadito o cucharadita de hierbas provenzales
1 cebolla mediana
½ cubilete de aceite de oliva
1 pastilla de caldo-o una cucharada de concentrado de verduras
2 huevos batidos
Queso rallado
Sal y pimienta

PREPARACIÓN

Partir por la mitad los calabacines a lo largo.
Ponerlos a cocer en el microondas, colocados boca abajo en el plato durante 6-8 minutos, hasta que la pulpa esté blandita, pero sin que pierdan su consistencia (que no se deformen las “barquitas”, vamos). Es preferible programar inicialmente menos tiempo, comprobar cómo va la cocción, y si es necesario cocerlos algún minutillo más.
Si preparamos muchos y no nos caben todos, los vamos haciendo por tandas.
Dejamos enfriar un poco, puestos boca abajo en un paño o papel de cocina para absorber el exceso de humedad.
Cuando podamos manipularlos sin quemarnos, vaciar con cuidado, con una cucharilla o un vaciador.
Reservamos la pulpa.
Rallamos el tomate, y escurrimos el exceso de agua que pueda soltar.
En el vaso de la Thermomix, echamos la cebolla partida en trozos no muy grandes, y picamos 5 segundos en velocidad 4. Añadimos el aceite, y rehogamos 7 minutos, temperatura 100, velocidad 2 (con el cubilete levantado).
Cuando pare, añadimos el tomate, y rehogamos 2 minutos, temperatura 100, velocidad 2.
Añadimos la pulpa del calabacín, y picamos 10 segundos a velocidad 4.
Agregamos el atún, bien escurrido del aceite y desmigado (se desmiga estupendamente dándole vueltas con un tenedor en la propia lata), la pimienta, la pastilla de caldo o cucharadita de concentrado, y las hierbas, y programamos 15 minutos a temperatura 100º. Los primeros 2 minutos los ponemos a velocidad 2, para que se mezcle todo bien, y después bajamos la velocidad al 1 hasta que termine.
Cuando termine, añadimos los huevos batidos y mezclamos 5 segundos, a velocidad 2, ya sin temperatura. Probamos el punto de sal, por si hace falta añadirle.
Rellenamos con esta mezcla los calabacines. Espolvoreamos con el queso rallado, y metemos al horno a 180º hasta que se gratinen o se funda el queso (según se prefiera).

ARROZ A BANDA EN THERMOMIX 31



Tenía yo mis serias dudas de que se pudieran hacer arroces secos en la Thermomix. He hecho risottos deliciosos, y arroces caldosos muy ricos… pero lo de preparar un arroz seco me parecía imposible. Y lo cierto es que en casa somos más de arroces secos.
Así que, cuando Lorena  me consiguió el libro de Thermomix “Arroces de Levante”, nos pusimos a mirar las recetas que traía, y nos encontramos con el arroz a banda, que es el que más gusta aquí. No las tenía yo todas conmigo, pero decidí probar.
Lógicamente, sale más caldoso de lo que quedaría en una paellera (o “paella”, que me matan mis amigas valencianas, jajaja). Pero ya le he encontrado el “truco”: a la hora de pasarlo a la fuente de servir, lo “cuelo” a través del cestillo, recogiendo el caldo en un cazo. Le añado un poquito de ese caldo, que se absorberá mientras reposa antes de llevarse a la mesa… ¡y listo!.
El resultado, de escándalo. Buenísimo.
Como ya os imaginaréis, he hecho mis “tuneos”. En primer lugar, el día que compro todo el pescado para caldos (el cabracho, la morralla y demás), preparo dos tandas de caldo. Así tengo un montón para congelar, y puedo utilizarlo para otros guisos, o bien preparar otro día el arroz a banda directamente, añadiéndole sólo gambas y algo de pescado. En ese caso, como ya tenemos el caldo hecho, podemos utilizar gambas peladas.
Por otra parte, en la receta original se trituran los cuerpos de las gambas. Yo no lo he hecho: nos encanta encontrarnos “tropezones” en el arroz.
Bueno, voy ya con la receta:


INGREDIENTES:
Para el caldo o “fumet” de pescado:
250 gramos de cabracho
½ kg de “morralla” (pescados y crustáceos pequeños que se venden exclusivamente para hacer caldos o arroces)
1 hueso de rape
250 gramos de cabeza de rape (puede sustituirse por otro pescado similar)
2 dientes de ajo

Sal
1 cebolla
200 gramos de gambas arroceras (Usaremos sólo los caparazones y las cabezas)
1.200 gramos de agua (1, 2 l)
(NOTA: Si queréis hacer más cantidad de caldo para congelar, comprad el doble de todos los ingredientes, y hacedlo en 2 tandas).


Para el arroz:
80 gramos de tomate (puede ser triturado de lata, o natural rallado. Yo utilizo natural).
40 gramos de cebolla (1/2 cebolla mediana)
1 diente de ajo
½ cubilete de aceite de oliva
1 cucharadita de pimentón
200 gramos de arroz
750 gramos de fumet de marisco
1 pastilla de caldo de verduras o 1 cucharada de concentrado de verduras
Un sobrecito de azafrán en polvo, o unas hebras de azafrán

PREPARACIÓN:

A)EL CALDO O FUMET:
Se pelan las gambas, reservando los cuerpos. Se ponen las cabezas y cáscaras en el vaso de la Thermomix. Se añade el resto de los ingredientes, y se programan 60 minutos, temperatura 100º, velocidad 1.
Cuando pare la máquina, colamos (ayudándonos del cestillo y la espátula), y reservamos.
Si hay algún trocito de pescado que podamos aprovechar para añadir al arroz, lo limpiamos y reservamos.
Lavamos el vaso y la tapa.

B)EL ARROZ:
Ponemos en el vaso el tomate rallado o triturado, el ajo y la cebolla partida en trozos, y trituramos durante 8 segundos a velocidad 6. Bajamos con la espátula lo que se haya quedado en las paredes.
Añadimos el aceite, y sofreímos 10 minutos, a temperatura Varoma y velocidad cuchara.
Después agregamos el pimentón, los cuerpos de las gambas (y, en su caso, el pescado que hayamos reservado) y el arroz. Rehogamos durante 3 minutos, velocidad cuchara y temperatura Varoma.
Agregamos 750 gramos del fumet de marisco, la pastilla de caldo o cucharada de concentrado de verduras y el azafrán. Programamos 14 minutos, temperatura 100º, velocidad cuchara, giro a la izquierda.
Cuando pare, comprobamos el punto del arroz, y, si hace falta (esto depende del tipo de arroz y de los gustos de cada uno) programamos 1 -2 minutos más, misma velocidad y temperatura.
Antes de servirlo, colamos el arroz, usando el cestillo, y recogemos el caldo en un cazo. Volcamos el arroz en una fuente, y añadimos un poquito del caldo (a gusto). Servimos, ¡y a disfrutar!.
Se puede tomar solo o con alioli.




Gratinado de merluza y gambas.


La creadora de la receta original es Alegna, un pedazo de cocinera y una persona encantadora.
Yo se la copié tal y como la había puesto... pero hubo un problema: llevaba 3 puerros en vez de cebolla, a la otra "parte contratante" no le gustó nada el sabor que le daba. Decía que estaba amargo, y revolvía en el plato para apartar los trocitos de puerro... ¡un desastre, vaya!
A mí sí me había gustado mucho, así que decidí "tunearla" (qué raro, jejeje) un pelín, a ver si conseguía que la viera con otros ojos... :-). Cambié el puerro por la cebolla, el queso blanco por quesitos "light", y le añadí gambas, para "animar" un poco la merluza.
Aquí tenéis el resultado. Hoy lo hemos comido, ¡y he triunfado!. La verdad es que estaba delicioso (aunque a mí también me gustaba la "versión original", todo hay que decirlo).


INGREDIENTES:
400 gramos de merluza (fresca o congelada)
1 cebolla mediana
100 gramos de gambas peladas
1/2 cubilete (unos 50 gramos) de aceite de oliva
Queso rallado
200 gr de nata líquida
3 huevos
3 quesitos "light".
Perejil picado
Sal y pimienta

PREPARACIÓN:
Ponemos la cebolla, partida en trozos, en el vaso de la Thermomix, y la picamos durante 5 segundos en velocidad 4. Añadimos el aceite.
Programamos 16 minutos, temperatura 90º, velocidad 1, y rehogamos la cebolla.
Añadimos la nata, el perejil, el queso, los huevos, la sal y la pimienta, y mezclamos durante 8 segundos en velocidad 3.
Echamos esta mezcla en una fuente apta para el horno, desmenuzamos o cortamos en dados la merluza y la ponemos por encima; añadimos las gambas y mezclamos todo un poquito.
Espolvoreamos con un poco de perejil picado y el queso rallado, y le echamos un chorrito de aceite de oliva.
Gratinamos en el horno hasta que quede doradito. Yo lo he puesto unos minutos a 180º, por arriba y por abajo, y después ya lo he dejado sólo con el gratinador hasta que ha cogido color.

NOTA: Si no se tiene Thermomix, se puede rehogar la cebolla picada en una sartén hasta que quede transparente, después añadimos el queso, huevos, nata, perejil, sal y pimienta (batiendo primero los huevos), y le damos a todo unas vueltas en la sartén.

Pimientos verdes rellenos, ¡facilísimos!


Hace mucho tiempo, un día que tenía una bandeja de pimientos verdes y no sabía qué hacer con ellos... pero era indispensable que los cocinara, porque nos íbamos de viaje y si los dejaba en la nevera se estropearían, me puse a enredar por Internet en busca de alguna idea. Y encontré el blog de "Lauriteles", que me dio una idea estupenda: PIMIENTOS VERDES RELLENOS DE JAMÓN Y QUESO. La cosa más fácil y rica que os podáis imaginar.
Yo, muchas veces, los dejo preparados de un día para otro, a falta sólo de meterlos en el horno cuando llego a casa (o de avisar cuando salgo de trabajar, para que los vayan metiendo en el horno, jejeje).
Procurad que los pimientos no sean muy grandotes, porque resultan más bastos a la hora de comerlos. Y también que sean más bien rectitos: los retorcidos son dificilísimos de rellenar.
Bueno, al grano, que me enrollo:

INGREDIENTES (para 4-6 personas):

-4-6 pimientos verdes pequeños, de los italianos.
-3-4 lonchas de jamón de york, o serrano, o fiambre de pechuga de pavo o pollo.
-3-4 lonchas de queso para fundir.
-Sal
-Aceite de oliva.

PREPARACIÓN:

Se lavan los pimientos, se les quita el rabito, y se limpian de semillas.
En una tabla de cortar, ponemos cada loncha de jamón o fiambre sobre una loncha de queso, y las vamos cortando juntas en tiras finitas. Enrollamos estas tiritas, y las vamos metiendo dentro de los pimientos (caben unos 3-4 rollitos, según el tamaño del pimiento).
Una vez rellenos, se colocan en una fuente, se les echa por encima un chorrito de aceite y sal, y se meten en el horno precalentado a 225º durante media hora, más o menos (hay que ir controlando los tiempos porque se pueden quemar fácilmente) .

Aquí los tenéis ya tostaditos:


JUDÍAS VERDES CON GAMBAS Y JAMÓN (Thermomix)


Son muy fáciles, ligeritas, sanas y riquísimas.


INGREDIENTES:
750 g de judías verdes (frescas)
80 g de jamón ibérico
100 g de gambas peladas (pueden ser frescas o descongeladas)
1 tomate
2 dientes de ajo
1 cebolla pequeña o ½ grande
1 pastilla de caldo de verduras o 1 cucharada sopera de concentrado de verduras (la receta os saldrá si pulsáis en el nombre)
50 cl (medio cubilete) de aceite
200-250 gramos de agua (según nos gusten de caldosas)


PREPARACIÓN:
Limpiar las judías, quitarles los extremos y las hebras, y trocear. Reservar.
Rallar el tomate.
En el vaso de la Thermomix, poner la cebolla troceada y los dientes de ajo pelados, y triturar 5 segundos a velocidad 7. Bajar lo que se quede en las paredes con la espátula.
Añadir el aceite, y programar 6 minutos, temperatura 100º, velocidad 2.
Añadimos el tomate, y programamos 3 minutos, temperatura 100º, velocidad 2.
Añadimos las judías y el jamón, y programamos 2 minutos, velocidad cuchara, giro a la izquierda, temperatura 100º
Cuando pare, agregamos el agua y la pastilla de caldo o la cucharada de concentrado de verduras, y programamos 15 minutos, velocidad cuchara, giro a la izquierda, temperatura Varoma. No tapar con el cubilete.
Cuando falten 5 minutos, añadimos las gambas (antes no, porque se quedarían muy resecas).
Comprobamos si las judías están tiernas cuando pare la máquina, y, si hace falta, programaremos 1-2 minutos más (sin cambiar la velocidad ni la temperatura).


TARTA DE YOGUR SIN AZÚCAR (Apta para diabéticos)


Algunos ya sabéis que me paso el día buscando postres sin azúcar, que sean aptos para diabéticos... o intentando "tunear" los postres "normales" que encuentro. Así, localicé esta tarta en el foro de la web "Karlosnet", pero allí se hacía con azúcar y pan blanco.

Entonces yo la adapté para diabéticos, sustituyendo el azúcar por edulcorante y el pan blanco por integral.

A mí me parece una tarta riquísima... eso sí, tiene que gustar el yogur, porque el sabor es muy marcado.

Como también se utilizan yogures desnatados, puede servir como "postre de dieta".


INGREDIENTES:
-4 yogures naturales desnatados sin azúcar
-4 huevos
-2 cucharadas de edulcorante líquido
-2 rebanadas de pan de molde integral sin corteza
-1 cucharadita de canela, de las de café (utilizaremos también un poco más de canela para espolvorear)
-Si os gusta más consistente, podéis añadirle una cucharadita de maizena

PREPARACIÓN:
-Batir todos los ingredientes (huevos, yogures, pan, edulcorante y cucharadita de canela) con la Thermomix durante 1 minuto y medio, velocidad 3-4(TH 21) o 2-3 (TH 31).
-Comprobar si está todo bien mezclado; en caso contrario, batiremos unos segundos más.
-Verter la masa en un molde de Pyrex o cristal refractario. Espolvorear canela por encima.
-Cocer en el microondas a potencia máxima, entre 10 y 14 minutos.
El tiempo dependerá de la potencia del microondas.
-Comprobamos el cuajado pinchando la tarta.
-Dejar enfriar en la nevera, y servir fría.

BUSCANDO A MARTA DEL CASTILLO

Esta vez no os voy a poner ninguna receta. Solamente voy a publicar esta imagen:



Me han pasado este enlace desde el foro, por si alguien puede y quiere ayudar:
SI ALGUIEN QUIERE AYUDAR PEGANDO CARTELES, TENÉIS UN ARCHIVO PDF, PARA QUE LO PODÁIS DESCARGAR. MUCHAS GRACIAS A TODOS POR VUESTRA AYUDA.
http://www.espacioblog.com/myfiles/buscandoamarta/Cartel-Marta-091-1
Gracias.




SOLOMILLO A LA NARANJA Y AL PEDRO XIMÉNEZ


La receta que pongo hoy es facilísima, rápida y deliciosa. Doy las gracias a la persona que la publicó en el foro, porque es de las de éxito asegurado, de ésas que te sacan de un apuro en no más de un cuarto de hora.


INGREDIENTES:




2 solomillos de cerdo ibérico
1 naranja mediana (o ½ grande)
1 vasito de Pedro Ximénez
Nata líquida para cocinar
Sal
Pimienta
Aceite de oliva.



PREPARACIÓN:


Cortamos el solomillo en medallones o filetitos finos (si se prefiere que quede en filetes, cortamos en medallones y después aplanamos con un mazo de madera). Lo salpimentamos.
En una sartén un poco honda, echamos un chorro de aceite de oliva (no más de una cucharada), lo calentamos a fuego fuerte, y doramos los medallones por los dos lados para “sellar” la carne. Añadimos el zumo de la naranja y el vasito de Pedro Ximénez, bajando un poco el fuego. Mezclamos bien, dejamos que se haga un poco la carne por un lado, y le damos la vuelta. Dejamos otro poquito, añadimos un chorrito de nata líquida, removemos bien, le damos unas vueltecitas, ¡y a comer!.

Cuidado con la salsa porque está para morirse (¡preparad pan!)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...