Coca de salchichas, queso y jamón


Esta es una coca totalmente "improvisada" que hice cuando se presentaron "okupas" adolescentes a cenar. Pero quedó tan rica que no me resisto a enseñárosla.
Lleva ingredientes de los que suelen gustar a todos los de esa edad: jamón, salchichas de Frankfurt, queso....
Todos sabemos que, en general, y salvo honrosas excepciones, suelen ser "petardetes" para comer: el que no le tiene manía a los pimientos se la tiene al pescado, al otro no le gustan las gambas, el de más allá odia la morcilla, y tal y tal... Así que opté por no complicarme mucho la existencia ni hacer "mezclas innovadoras", como podéis ver.
Me parece una solución buenísima para una cena rápida (y mucho más sana que las pizzas industriales, por supuesto). No se tarda nada en prepararla, sólo hay que esperar el tiempo del levado... y, mientras esperamos, se calienta el horno y vamos arreglando y cortando el resto de los ingredientes.
¡Buen provecho!

INGREDIENTES:
A) LA BASE:
-1 cubo de levadura fresca (25 gramos)
-400 gramos de harina normal (no de fuerza)
-1 cubilete (unos 100 gramos) de aceite de oliva
-175 gramos de agua
-Sal al gusto (una cucharadita, más o menos)

B) EL RELLENO:
7 lonchas de Tranchettes (O cualquier otro queso que funda bien y que os guste más) , 3 salchichas de Frankfurt, 50 gramos de jamón de York (o serrano) picado, 5 lonchas de jamón de york braseado (partidas en trozos grandes) y 30 gramos de queso Cheddar en trocitos, aparte de un puñadito de hierbas provenzales.

PREPARACIÓN:
Ponemos en el vaso de la Thermomix el aceite y el agua, y programamos 1 minuto, temperatura 37, velocidad 3.
Añadimos la levadura y mezclamos 6 segundos en velocidad 6, sin temperatura. Agregamos la harina y la sal y mezclamos 12 segundos a velocidad 6 (hasta que veamos que se forma una bola). Entonces, programamos 1 minuto en velocidad espiga.
Nos untamos las manos con aceite y retiramos la masa del vaso (¡ojito con las cuchillas, no me cansaré de repetirlo, jejeje!).
Formamos una bola con la masa, la introducimos en un recipiente hondo, tapamos con un paño y dejamos levar la masa entre 15 y 30 minutos.
Mientras sube la masa, precalentamos el horno a 220º.
Extendemos la masa con el rodillo (que quede fina), y la ponemos en la bandeja del horno cubierta con papel de hornear engrasado o con una lámina de silicona. Rellenamos, y horneamos unos 30 minutos, hasta que se vea la base hecha y los bordes doraditos. Yo suelo poner calor sólo por abajo los 10 primeros minutos, y después calor arriba y abajo.

Berenjenas rellenas de gambas y atún


Bueno, ya sabéis que me paso el día rellenando cosas, jajajaja. Yo no sé si será algo psicológico o qué: el caso es que, en cuanto veo un pimiento, una berenjena, un calabacín, un huevo duro... me pongo a pensar en cómo quedaría relleno de esto y de aquello...
Esta vez, me apetecía probar las berenjenas con un relleno distinto al habitual: carne picada, jamón, y todas esas cosas.
Están muy ricas y muy suaves, espero que os gusten.
Hoy estoy un poco baja de tono y desanimadilla (nada serio, se pasará)... así que no me enrollo mucho, no os cuento mis penas, y os pongo ya la receta:

Ingredientes:
2 latas pequeñas de atún en aceite
3 berenjenas medianas
1 cebolla pequeña
1 huevo
100-150 gramos de gambas crudas peladas (pueden ser congeladas)
100 gramos de leche Ideal
Especias "Toque Italia" (las venden en el Carrefour y El Corte Inglés)
Pimienta
Aceite de oliva
Sal
2 tomates pelados y cortados a cuadritos.

Preparación:
Cocemos las berenjenas como tengamos por costumbre (yo las hago en el microondas 8-10 minutos, o en el Varoma 25-30 minutos, y aprovecho para hacer alguna sopa o crema). Dejamos enfriar un pelín, para poderlas vaciar sin quemarnos.
Picamos finita la cebolla y la rehogamos a fuego suave, con un chorrito de aceite, hasta que esté transparente.
Vaciamos las berenjenas con un vaciador o una cucharita, y picamos la pulpa. La agregamos a la sartén donde estamos rehogando la cebolla, y dejamos que se haga a fuego suave unos minutos.
Añadimos los tomates, y rehogamos también unos minutos. Sazonamos con las especias, sal y pimienta al gusto.
Agregamos las gambas peladas. Si son congeladas, las tenemos que descongelar previamente, bien dejándolas fuera de la nevera un rato, o metiéndolas en el microondas durante 1-2 minutos a 700 w.
Rehogamos un poquito las gambas (no demasiado, que luego tienen que ir al horno) y añadimos el atún desmigado y escurrido.
Agregamos la leche Ideal, y damos unas vueltecitas. Añadimos el huevo batido, mezclamos bien y dejamos cuajar un pelín (no mucho).
Rellenamos las berenjenas, y las metemos al horno, precalentado a 200º, a gratinar. Si se quiere, se pueden espolvorear con un poquito de pan rallado.

Tarta de manzana SIN AZÚCAR (Apta para diabéticos)


Debo esta deliciosa tarta de manzana a Hilda (Gijonesa), que tiene recetas estupendas y es un encanto de persona. Pinchando aquí veréis su blog.
Es una tarta facilísima: el único "coñazo" es pelar y cortar en rodajitas las manzanas, pero por lo demás se prepara en un momentito, y está riquísima. A veces la hago mezclando manzanas y peras, y también podría hacerse sólo con peras.
Pero, claro, la tenía que "tunear" para diabéticos, jejeje. Y llevaba tiempo queriendo experimentar con el sirope de agave o ágave (no sé cuál es la forma correcta de escribirlo), que se vende en herboristerías y tiendas de dietética. En la página de "DIRECTO AL PALADAR"  encontraréis muchísima información sobre este endulzante, que es apto para diabéticos porque su índice glicémico es bajo.
Me costó "cogerle el punto", pero al final me ha gustado mucho. Eso sí, tiene una pega: es carísimo. Aunque se puede pedir por internet y sale mucho más barato.
Si no lo encontráis, podéis hacerla con los edulcorantes que os indico (más económicos).
Y también os dejo la versión "azucarada"
Bueno, aquí va esta tartita tan rica, para endulzaros sin "pecar" demasiado, jejeje...






INGREDIENTES:

Medio litro de leche
Medio sobre de preparado para flan (Flanín El Niño o Potax-comprobar que no lleve azúcar añadido-)
3 huevos
2 cucharadas colmadas de harina (mejor que sea integral)
1 cucharada colmada de maizena
3 cucharadas de sirope de agave (de venta en herboristerías y tiendas de dietética)

Si no encontrarais el sirope, hacedla con 3 cucharadas de edulcorante del Día o Canderel
Y, si queréis hacerla con azúcar, poned entre 100 y 150 gramos, según os guste más o menos dulce.
3-4 manzanas o peras
1/2 sobre de levadura

PREPARACIÓN:


Batir con la batidora o la Thermomix (yo usé Thermomix y programé 30 segundos, velocidad 3 y 1/2) los huevos, la harina, la maizena, el flan, la leche y el sirope de agave.
Pelar y cortar las manzanas o peras en lonchas finas o rodajitas, y ponerlas en el molde, dejando unas cuantas para adornar. Verter la mezcla sobre las manzanas, colocar las rodajas de adorno, y hornear a 180 hasta que se cuaje (unos 30 minutos, pero depende de los hornos). Cuando esté (pinchamos para comprobar), doramos unos minutos al grill.
Sacamos, dejamos enfriar un poco y pintamos con gelatina de manzana o mermelada para diabéticos, o brillo para tartas.


Bizcocho de chocolate y limón o naranja



La receta original de este bizcocho es de mi amiga Simy, la misma que me dio la de este pan tan fantástico. Yo la he adaptado a la Thermomix.

En principio, lleva naranja en lugar de limón... pero yo tenía ese fin de semana en casa a una niña que odia profundamente las naranjas, y a pesar de todo, me apetecía prepararlo. Así que se me ocurrió la idea del "tuneo" con limón.
Está buenísimo de las dos maneras. Aquí os lo dejo, espero que os guste:

INGREDIENTES:
200 gramos de chocolate Nestlé Postres
100 gramos de mantequilla o margarina
1 vaso (de los normales de agua) de azúcar
1 limón o 1 naranja (zumo y ralladura)
1 vaso y ½ de harina
4 huevos
1 sobre de levadura Royal
1 chorrito de whisky
PREPARACIÓN:
Deshacemos el chocolate troceado con la mantequilla, programando 3 minutos, 37º, velocidad cuchara. Cuando pare la máquina, comprobamos si está bien deshecho, y si es preciso, programamos otro minuto, misma velocidad y temperatura.
Añadimos el azúcar, el zumo y la ralladura del limón o la naranja, y un chorrito de whisky, y programamos 30 segundos, velocidad 3. Ahora programamos velocidad 2, y vamos añadiendo los huevos, uno a uno, por el bocal de la tapa. No añadir el siguiente hasta que no esté mezclado el anterior.
Agregamos la harina tamizada con la levadura, y mezclamos 15 segundos a velocidad 2. Terminamos de mezclar con la espátula y volcamos la masa en el molde, previamente engrasado y espolvoreado con harina o pan rallado.
Metemos al horno a 180º unos 35-40 minutos (depende del horno, claro) hasta que esté hecho.

Pudding de atún y palitos de cangrejo



Pues resulta que el otro día me puse a experimentar con lo que había por la cocina, a ver si conseguía un pastel o pudding parecido al de cabracho... pero, por supuesto, más baratito y más cómodo de preparar.
Sí, ya sé que el de cabracho está de escándalo... pero, si os apetece un pastel de pescado "resultón" y no muy caro para una cenita (o si no tenéis ganas de cocer y desmenuzar el cabracho, que tiene más espinas que la madre que lo trajo...), aquí tenéis esta recetita.


INGREDIENTES:
4 huevos grandes
1 pimiento rojo asado
2 botellitas de leche Ideal (340 gramos)
3-4 latas de atún en aceite
9 palitos de cangrejo
Sal y pimienta
Mantequilla y pan rallado para el molde

PREPARACIÓN:
Picamos los palitos de cangrejo (en Thermomix, 8 segundos a velocidad 4), y, si nos gusta encontrarnos “tropezones”, reservamos la mitad.
Mezclamos con la batidora o Thermomix el pimiento (sin piel ni semillas), el atún bien escurrido, la leche Ideal, la sal, la pimienta, la mitad de los palitos, y los huevos. En Thermomix, mezclamos 30 segundos a velocidad progresiva 6-8-10).
Comprobamos el punto de sal por si necesita añadirle más, y mezclamos con los palitos reservados.
Engrasamos un molde alargado y lo espolvoreamos con el pan rallado, vertemos la mezcla, y horneamos al baño María durante 40-50 minutos, hasta que esté cuajado. Dejar enfriar, y desmoldar.
Acompañamos con salsa rosa o mayonesa.

NOTA: Se podría hacer en el micro, tapado con papel film. Pero, en ese caso, recomiendo usar un molde de corona, para que no tengamos el problema de que se cuaje demasiado por los bordes mientras que por el centro está líquido aún.
De todas formas, me gusta más la textura que queda cuando se hace al horno.


Tarta "light" de coco y piña (Apta para diabéticos)




Copié esta receta de "surimi", una forera de Mundorecetas. Me llamó la atención por ser "light", por no llevar azúcar (ya sabéis que ando siempre liada con las recetas para diabéticos), y porque el coco y la piña me encantan...
Y, verdaderamente, está deliciosa y es muy fácil de hacer. Las cantidades son para un molde pequeñito, de 18 a 23 cms de diámetro.
Os aseguro que nadie diría que es "light" si no se lo "chiváis" antes. Está muy cremosa y muy sabrosa. Además, es muy fresquita.
Lo bueno es que de esta tarta podemos comernos una porción más grande sin tanto "cargo de conciencia", jejejeje...


Yo la decoré con canela (la canela es opcional: a nosotros nos encanta, pero hay quien no la puede ver, así que a gusto del consumidor). La primera vez que la preparé, se me fue un poco la manita al ir a ajustar la plantilla, y le puse excesiva cantidad... pero, en ocasiones posteriores, le he puesto menos canela. Por eso, hay algunas fotos en las que la veréis con más cantidad, y en otras con menos, porque he editado esta entrada en 2014. 

Queda muy rica con el toquecito de la canela, pero no conviene pasarse, porque mataría el resto de los sabores.



Aquí tenéis la receta:


INGREDIENTES:
* 8 Rodajas de piña en lata (en su jugo)- Utilicé una que venden en Mercadona, la marca es Videca o algo así. Pero también la he preparado con otras marcas, como "Del Monte".
* 8 cucharadas del jugo de la lata de piña
* 2 huevos
* 4 cucharadas de aceite
* 2 cucharadas de harina
* 2 rebanadas de pan de molde (usé pan integral sin corteza, mejor para los diabéticos)
* 2 yogures naturales desnatados
* 1 cucharadita o medio sobre de levadura Royal
* Edulcorante granulado o en polvo al gusto (La he preparado tanto con sacarina en polvo como con stevia y tagatosa. Suelo poner unas 2-3 cucharadas rasas, pero lo mejor es que vayáis probando la masa, para comprobar si el punto de dulzor está a vuestro gusto)
* 4 cucharadas de coco rallado
* Coco rallado y canela para decorar.






PREPARACIÓN:

- Poner en el vaso de la Thermomix 3 rodajas de piña, el zumo, los huevos, el pan desmigado, el edulcorante y las 4 cucharadas de coco, y mezclar 3 segundos a velocidad 6, después programar 10 segundos a velocidad 8-10 para triturar bien las hebras de la piña. Tiene que quedar una crema fina.
-Si no tenemos Thermomix, batimos todo con la batidora.
- Añadir el aceite, el yogur, la harina y la levadura. Mezclar durante 10 segundos en velocidad 3 y 1/2. (o con la batidora)
- Engrasar un molde redondo de 18 a 23 cm máximo, y forrarlo con papel de aluminio.
- Colocar las rodajas de piña en el molde y verter la masa sobre éstas.
- Cocer entre 25 y 35 minutos aproximadamente en el horno precalentado a 180º, hasta que se cuaje. (Como ya sabéis que mi horno es una auténtica KK, yo, por supuesto, tuve que dejarlo 35 minutos... o más)
- Volcamos con cuidado, ayudándonos del papel de aluminio, en la fuente en que lo vayamos a servir, y dejamos enfriar en la nevera.
-Decoramos con coco rallado espolvoreado por encima, y, si nos gusta, con canela.

NOTA: A quien no le guste el coco, puede probar a hacer la tarta como en la receta inicial, en la que en lugar de coco se le añadía esencia de limón.
¡Ah!. Fijaos bien en la lata de piña: hay dos tamaños de rodaja, pequeña y grande. Normalmente, se usan rodajas grandes.
Pero, de todas formas, si utilizáis rodajas más chicas, tampoco pasa nada, aunque quedaría menos cubierta.

Vista del corte:


Espero que os guste.

Molde de pollo


Bueno, pues aquí tenéis el famoso "molde de pollo de Erdecai", que es uno de los platos más socorridos y ricos que os podáis echar a la cara, jejeje. Supongo que muchos ya lo conoceréis, pero, si no lo habéis probado, os lo recomiendo de verdad.
Tiene un montón de ventajas: se puede tomar frío o caliente, sirve para una comida o cena de buffet o picoteo, gusta a los niños, admite muchos "tuneos".... De hecho, yo a veces preparo una versión más "light", suprimiendo el bacon y forrando el molde también con jamón de york.
Le añado jamón ibérico (jejeje...) tomate y aceitunas para darle un toquecillo más "variado" al sabor, pero se puede hacer sin estos ingredientes, o podéis añadirle algún otro que os guste.

Aquí va la receta:

Ingredientes:

*Filetes de pechuga de pollo, finos (aproximadamente 1/2 kg, quizá un pelín más)
*Bacon en lonchas (es mejor comprar 2 paquetes, aunque sobrará un poco, pero así no nos quedamos cortos.
*Queso en lonchas.
*Jamón de york
*Opcional: tomate natural, aceitunas, y jamón ibérico.
Para acompañar: salsa de tomate casera, y también queda rico con una salsa de setas, cebolla y nata (alguna tengo que tener yo en el blog, pero ahora no caigo dónde, jajaja). Está también muy bueno con verduritas al vapor o a la plancha como guarnición.


Preparación:

Untar con aceite (no mucha cantidad, sólo engrasar el molde) un molde alargado, de plum-cake. Salpimentar el pollo. Forrar el fondo y las paredes del molde con bacon, dejando que las tiras cuelguen por los lados para tapar luego la parte de arriba.
Ponemos capas de filetes de pollo, jamón y queso. Seguir poniendo capas hasta llenar el molde, terminando con una capa de pollo.
Yo le he añadido, aproximadamente a la mitad, una capita de aceitunas en rodajas y lonchitas de jamón ibérico.
También lleva una capa de rodajitas finas de tomate, que puse entre una de pollo y otra de jamón.
Una vez que hemos rellenado el molde, prensamos todo bien con las manos, cubrimos con el bacon sobrante, y horneamos a 200ª durante 25-35 minutos.
Suele soltar un poco de grasa al hacerse, por eso, al sacarlo del horno, yo lo escurro con cuidado, dejando caer el líquido sobrante en un cuenco, para que después no resulte muy grasiento.
Desmoldar y servir cortado en rodajas acompañado de unas verduritas y/o salsa de tomate.
Para saber si está hecho se pincha con una aguja: si el jugo sale limpio es que está ya. Si sale de color rosita, es que todavía está crudo. El tiempo depende, sobre todo, del grosor de los filetes de pechuga.
De un día para otro está todavía más rico, incluso frío. A mí como más me gusta es templadito (se le puede dar un "calentón" en el micro al día siguiente).
NOTA: Para Mery y los que os gusta más "light", aquí os pongo unas fotos de la versión hecha con el molde forrado de jamón de york.


Éste lleva, además, dos capitas de pimientos del piquillo.




Calabacines rellenos de jamón ibérico y taquitos de pavo


Y después de la pausa o "momento punto de cruz"....
¡VUELVE EL CALABACÍN!, jejeje....


Hace mucho tiempo, le copié a Marian Quirós (pinchando aquí veréis su estupendo blog) unos calabacines rellenos a los dos jamones. Y esta receta no deja de ser un "tuneo" de la suya, que además nos sirve para darle "vidilla" al pobre y marginado Varoma, jejejeje....
Yo la hago con taquitos de pechuga de pavo ahumada, pero también la he probado con jamón de york en tacos, cuando no tenía pavo, y están riquísimos también. Mirad qué pinta.


Bueno, la recetilla:
INGREDIENTES:
2 calabacines grandes o 3 medianos
100 gramos de jamón serrano (ya sabéis de qué clase, jejeje)
1 huevo
50 grs de fiambre de pechuga de pavo en taquitos (O jamón de york)
100-150 gr de nata líquida
Queso rallado
4 cubiletes y ½ de agua
1 cubilete vino blanco (jerez o manzanilla)
Aceite de oliva
Especias "Toque ibérico"
½ pastillita de caldo de verduras
1 zanahoria mediana
1 cebolla mediana
1 pimiento verde italiano
PREPARACIÓN:
Lavar los calabacines (sin pelar). Partirlos en 3-4 trozos (no muy pequeños).
Colocar en el Varoma.
En el vaso de la Thermomix: troceamos la cebolla durante 6 segundos a velocidad 4, añadimos 1/2 cubilete de aceite, y rehogamos 8 minutos, temperatura 100º, velocidad 2.
Mientras tanto, pelamos y troceamos la zanahoria, y lavamos y troceamos el pimiento. Cuando pare, echamos las verduras al vaso, y rehogamos 5 minutos, temperatura 100º velocidad 3.
Agregamos el agua y el vino, las especias y la pastilla de caldo. Programamos 30 minutos, temperatura Varoma, velocidad 2. Colocamos el recipiente Varoma encima del vaso.
Cuando pare la máquina, comprobar si están cocidos los calabacines (lo normal es que sí lo estén, pero, si no, programaríamos 1-2 minutos más, misma velocidad y temperatura). Esperar un poco para que se enfríe un pelín el vaso, y triturar durante 1 minuto, velocidad progresiva 5-8-10.
Vaciamos los calabacines cuando se pueda (dejamos enfriar un poquito). Mientras tanto, en una sartén, con una gotita de aceite, rehogamos el jamón serrano un poquito, añadimos el pavo, damos unas vueltecitas, y le agregamos y la pulpa del calabacín picada. Dejamos unos minutos a fuego medio, para que se consuma el agua del calabacín, removiendo de vez en cuando. Agregamos el huevo batido, removemos bien, y echamos la nata líquida, mezclando todo.
Retiramos del fuego y probamos el punto de sal.
Rellenamos los calabacines y los colocamos en una fuente de horno. Vertemos la salsa en la fuente, espolvoreamos cada calabacín con un poco de queso rallado y metemos al horno (180-200º) a gratinar.

Una pequeña pausa en la cocina....



¡¡Hola!!.
Mañana os pondré otra recetilla, pero hoy me apetecía compartir con vosotros mi otra afición: el punto de cruz, jejeje.
Es curioso, porque apenas sé coser... pero el punto de cruz me encanta, y me relaja muchísimo.
Así que, de vez en cuando, os enseñaré a mis amigos bloggeros y a los que pasáis por aquí a leer alguna de las cosillas que hago.
Hace mucho que no bordo cuadros complicadísimos, por falta de tiempo... y no puedo inmortalizarlos, porque la mayoría los he regalado. Pero, bueno, estas cosas más sencillitas también quedan chulas (o al menos, a mí me lo parecen).
Espero que os gusten.
¡Besotes!
Si os gustan, los esquemas los podéis ver pinchando aquí
P.D.: No os penséis que os vais a librar de los calabacines, ¡mañana, receta nueva, jejeje!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...