Bizcocho de piña (con azúcar o con tagatosa)



Ya veis, aunque llevo todo el verano dándole al horno como si viviera en la mismísima Noruega y no pasáramos calor, no os había puesto nada dulce hace un montón de tiempo. Pero, con tantos okupas, que suelen tener la "peculiar" costumbre de desayunar, jejeje... pues ha tocado hacer unos cuantos bizcochos. Y hay que variar, y probar nuevas recetas.
Naturalmente, el diabético también quiere (como buen diabético, le apasiona el dulce), por lo tanto toca dar una de cal y otra de arena, y alternar los bizcochos "para todos los públicos" con los "prohibidos para diabéticos". Aunque ya no sé qué es mejor, porque, si lo preparo con azúcar, se reprime y sólo prueba un trocito... pero cuando sabe que es con tagatosa, se pone "púo" de bizcocho, jajaja.
Este bizcocho lo he hecho en las dos versiones, y siempre ha salido riquísimo y jugoso. El toquecito de la piña es muy delicado: vamos, que sabe a piña, pero no es un sabor empalagoso ni cansino.


INGREDIENTES:
3 huevos grandes
250 gramos de harina de repostería
1 lata de piña troceada (el peso son unos 140 gramos, una vez escurrida)
230 gramos de azúcar o 125 de tagatosa
1 cubilete (unos 100 gramos) de aceite de girasol
1 sobre de levadura química
1 yogur griego o natural
1 pizca de sal.

PREPARACIÓN:
Ponemos en el vaso de la Thermomix la piña, los huevos, y el azúcar o tagatosa. Programamos 3 minutos, temperatura 37º y velocidad 5.
Ahora añadimos el yogur y el aceite, y mezclamos 20 segundos a velocidad 3.  Tamizamos la harina con la sal y la levadura (yo pongo el tamiz-un colador grande-directamente encajado en el vaso), y mezclamos todo durante 10 segundos a velocidad 2.
Horneamos a 170º durante 30 minutos aproximadamente.
Desmoldamos cuando esté templado, y colocamos sobre una rejilla para que se enfríe del todo.

Espero que os guste.
Y hoy, me despido con una curiosidad. Seguro que vosotros pensáis que las distancias desde un punto a otro son invariables, ¿verdad?. Que no importa la procedencia, ni el idioma que se hable: entre un punto determinado y otro punto concreto de la Tierra, siempre habrá los mismos kilómetros, ¿no?.
Qué equivocados estáis....

Ya sabéis: hablar en valenciano supone recorrer una distancia de 200 metros más, jajaja...
Me dice Alejandra que la explicación está en que se refiere a dos lugares diferentes: San Juan pueblo y San Juan playa.... Y tiene razón, pero, decidme, ¿qué pensaríais vosotros si vierais este cartel?.  Un dibujo de una playa (hasta ahí, bien), el nombre de un lugar en las dos lenguas oficiales (seguimos bien)... y, de repente, leemos la distancia... y nos quedamos flipando, jajaja.
Curiosidades de los letreros.
Un besote, y seguid disfrutando de las vacaciones... (quienes las tengáis).

Punto de cruz: SAL "Hilo Rojo" de julio, avances en otras cosas...¡y me llegó el regalo del sorteo!



Tenía un poquito abandonado el punto de cruz. No porque no lo haga, que procuro dedicarle todos los días un ratito. Sino porque, con los okupas, ese ratito, lógicamente, ha sido más corto.
Pero, bueno, he conseguido terminar dentro de plazo (y sobrada de tiempo) el objetivo del SAL "El Hilo Rojo" del mes de julio.
Así como el del mes pasado me encantó desde el primer momento, el de este mes no lo veía claro. Vamos, que no entendía el dibujo: yo bordaba lo que venía en el esquema, pero, sinceramente, no sabía lo que estaba bordando, jajaja.  Al principio, creía que era una especie de lago y una casa. Después, en mitad del presunto lago aparecieron un plato y un tenedor que me rompieron completamente los esquemas, ¿cómo iba a haber un plato en un lago, y encima con un tenedor?.  No tenía ningún sentido.
Fijándome más, y cuando ya había avanzado un pelín, me dio la impresión de que lo que yo llamaba "lago" era un mantel puesto en la hierba. Y entonces caí en la cuenta (¡hay que ver lo retardadita de reflejos que puede ser una a veces, jajaja!) de que, encima del esquema de este mes, había un título que decía "The Red Thread.-Picnic".
"¡Coño! ¡Caramba!"-pensé-"Va a ser que SÍ es un mantel en la hierba" (inteligente conclusión donde las haya, como podéis ver, jajaja)

Pero la cesta de picnic no he conseguido "verla" hasta que no he terminado el objetivo del mes... qué razón tenían aquellos tests de inteligencia que me hicieron a los 14 años, en los que daba en el concepto "razonamiento espacial" un cero patatero, jajaja.... Ni espacial, ni imaginativo, por lo visto....
En fin, el caso es que aquí lo tenéis. Ha quedado bien, creo yo, a pesar de no saber lo que bordaba.
Además, tenía un botón en forma de rosa, que pega estupendamente cosido encima de la flor...
Los botoncitos le dan un toque muy gracioso a todo el bordado. Utilizo todo tipo de botones: desde algunos más "pijos" y un poco caretes, que compro aquí, hasta abalorios de ésos que te dan cuando compras una prenda bordada por si se te cae alguno, y que siempre guardo "por si acaso", pasando por el típico botón de nácar pequeñito que anda por el costurero.

Aquí lo veis entero:

Por lo demás, el "Marquoir de Gwenn" progresa adecuadamente...
(Aviso a "cazafallos" familiares y allegados: Ni me he comido la "I" ni me he comido la "Q": EL ESQUEMA NO LLEVA ESAS DOS LETRAS. Las reclamaciones, a "Alice & Co.", jajajaj....

Más cerca se ve mejor:

Y éste es el paño "regalo" que voy bordando poco a poco...

Tiene un diseño muy original.
EDITO: Como algunas me habéis preguntado, os lo cuento. El pañito y su esquema es un diseño de "Les Brodeuses Parisiennes". Podéis comprar sus diseños y más cosas por internet: si os gusta este estilo de bordado, tienen maravillas.

Bueno, y no puedo irme sin enseñaros esto....

No, no es mi "birthday", que cae a finales de abril, jajaja. Es el regalo del sorteo de Mª José, que, después de múltiples vicisitudes...¡ya está en mi poder!.
Mirad qué pasada de regalos:

Esto es una bolsita para enfriar las botellas (¡me encanta!).

Moldes pequeños para aspics o mousses individuales.

¡Qué monada de moldes para mini cupcakes!

Y esto, cortadores de sándwiches, para hacer canapés con distintas formas.
¡¡Mil gracias por todo, guapísima!!!. Me ha encantado, y son cosas que utilizaré con mucha ilusión.
Es el segundo sorteo que me toca este año, a mí que, normalmente,no me toca ni el reintegro, así que, en mi caso, doble alegría...
En fin, creo que por hoy ya os he dado bastante la tabarra con las fotos. Así que me despido... no sin antes anunciar que la próxima entrada... ¡será "el pimiento del mes",jejeje!. El que avisa no es traidor.
Bueno, os dejo con "el insulto de la semana" que me dedica la dichosa palabrita de verificación, jajaja:




Ya es lo que me faltaba, jajaja... A ver si entre cachondeo y cachondeo conseguimos que todos los blogs acaben por suprimirla, porque es un rollo macabeo y ralentiza mucho los comentarios. Además, con el actual filtro antispam de Blogger, ya no entra prácticamente ningún correo "basura". Es mucho mejor moderar los comentarios, y así controlamos nosotros lo que se publica.
Entretanto, me seguiré riendo con las palabrejas que me salen...

Un besote.

PASTEL FRÍO DE SALMÓN



Este pastel queda muy "aparente" y está muy rico.
El de la foto no está muy bien decorado, pero se puede presentar rodeado de lechuga o escarola picadita. En este caso, no me dio tiempo a arreglarlo mejor, ¡había hambre, jejeje!.
El pan de molde que utilizo es integral (porque es mejor para los diabéticos), pero puede hacerse también con pan blanco.
Siempre que lo he hecho, el éxito ha sido rotundo, y ya veis lo facilísimo que es.
Os recomiendo que lo preparéis en un molde desmontable, porque os evitaréis posibles "desmoronamientos". Si no lo tenéis, desmoldadlo con cuidadito...

INGREDIENTES:

-2-3 paquetes de salmón ahumado en lonchas (unos 300 gramos)
-Pan de molde (se puede hacer con pan blanco o pan integral)
-Lechuga (1-2 cogollos)
-Palitos de cangrejo (unos 10-12), o bien, si se prefiere, un paquete de salmón ahumado troceado.
-1-2 huevos duros
-1 lata de atún en aceite
-Mayonesa.
-Mantequilla para untar el molde.
-OPCIONAL: 1 lata pequeña de paté de salmón.

PREPARACIÓN:
Untar bien con mantequilla un molde de plum-cake.

Forramos el molde con las lonchas de salmón ahumado, teniendo en cuenta que debe de sobrar bastante por los lados, porque después se recubre con el salmón sobrante, para que al desmoldar quede más compacto.


Quitamos las cortezas a las rebanadas de pan que vayamos a utilizar (es mejor y más cómodo utilizar pan de molde sin corteza, pero en esta ocasión yo no tenía), y las untamos de mayonesa por una cara (podemos también untar una de las capas con paté de salmón y otra con mayonesa).


Colocamos una primera capa de pan, bien ajustadita en el molde.

Por otro lado, picamos bien la lechuga, el huevo duro y los palitos de cangrejo (o el salmón troceado) También podemos utilizar salmón y cangrejo a la vez.


Ojo: la lechuga debe estar limpia Y MUY BIEN ESCURRIDA, porque, si queda un poco "acuática", nos va a estropear todo el relleno.

Escurrimos bien y desmigamos el atún, dándole vueltas con un tenedor dentro de la lata, y lo mezclamos con la mayonesa (debe quedar una mezcla jugosa).


Extendemos una capa de la mezcla sobre el pan de molde.


Cubrimos con otra capa de pan de molde untado con mayonesa, y así sucesivamente, terminando con pan (suelen salir 3 capas de pan y 2 de ensalada, pero depende del tamaño del molde).
Cuando tenemos lleno el molde, cubrimos con las rebanadas de salmón que habíamos dejado colgando, y ponemos alguna otra lonchita para completar la base, dejándolo bien apretado.

Meter en la nevera, y dejar reposar al menos 8 horas (está mejor de un día para otro).

Desmoldar con cuidado, y servir.

¡Ojo!. Para que no se os desmorone al cortarlo, utilizad un cuchillo muy bien afilado (mejor uno grande).
Espero que os guste.

Bolsitas de pollo y queso



Seguimos con el horno, protagonista habitual de este verano, jajaja... Sinceramente, no entiendo por qué me ha dado por hornear tantas cosas últimamente, pero es lo que hay, jajaja... Desde luego, los del hemisferio sur no os podéis quejar de que os ponga demasiadas cosas frías... ¡esto parece otoño, y no será porque "en el exterior" no haga calor, precisamente!

Hace mucho tiempo que quería yo haber preparado estas bolsitas, pero, no sé por qué, nunca surgía el momento. Pero por fin llegó...
La idea básica está sacada del blog "Las recetas de mamá", que supongo que todos conoceréis (y, si no lo conocéis, ya estáis tardando). Pero el relleno es diferente, por varios motivos:
1)Las preparé mientras estaban mis padres, y mi padre no puede comer marisco.
2)Sobraba pollo. Había hecho el día anterior el pollo en salsa agridulce, y compré demasiada cantidad.

Bueno, pues el resultado nos gustó muchísimo. Al principio, resultan un poquito laboriosas de preparar, sobre todo a la hora de atar el "nudito": el cebollino estaba pelín blando, y se manejaba fatal: más de una tira se partió justo al anudarla. Quizá la próxima vez pruebe con tiras de puerro, que son más largas.
Pero, una vez que se le coge "el tranquillo", son facilísimas de hacer. Y, como siempre, el relleno admite muchas posibilidades, así que podéis variarlo a vuestro gusto
Esta es una de esas recetas en que las imágenes hablan por sí solas, así que vamos al paso a paso... Eso sí, no hay paso a paso del "momento nudo": mi marido no estaba, mi madre no entiende las cámaras de fotos "modernas", y yo todavía no he aprendido a manejar la cámara con la boca o con el pie, como aquellas tarjetas navideñas de "Artis-Muti", jejeje.

(Para los que no las conozcáis: eran unas tarjetas que reproducían cuadros pintados con la boca o con el pie por artistas que carecían de brazos. A mí me dejaba y me sigue dejando impresionada que alguien pudiera pintar así sin manos...).
Bueno, la receta, que ya me voy por los cerros de Úbeda, jejeje.


INGREDIENTES:
1 paquete de pasta filo o brick (yo lo compro en Carrefour o Supercor, es ése que viene en un paquete verde de plástico-éste verde es pasta brick-)
5 quesitos Santé
3 filetes de pechuga de pollo
Sal y pimienta
Aceite
Cebollino o tiras de puerro para atar las bolsitas.
PREPARACIÓN:
Primero, preparamos el relleno, mezclando en Thermomix o batidora el pollo y el queso, con sal y pimienta al gusto. Lo batimos hasta que quede una especie de crema densa.
Partimos cada lámina de pasta filo en 4 trozos iguales. Y las pintamos con aceite de oliva


Cogemos 3 trozos y los colocamos uno encima de otro, formando una especie de estrella (no sé explicarlo mejor, mirad la foto).


Ahora colocamos una o dos cucharaditas de relleno en el centro de la "estrella" (no os paséis con la cantidad de relleno).


Cerramos la "bolsita" y la atamos con el cebollino o tirita de puerro (cuidado, no intentéis apretar excesivamente el nudo porque os cargaréis el cebollino: yo "desgracié" unos cuantos, jajaja)

Ponemos todas las bolsitas en una bandeja o fuente de horno, y horneamos a 180º hasta que queden doraditas.


Para ahorrar tiempo, podemos prepararlas con antelación, tenerlas en la nevera, y hornearlas un poquito antes de irlas a comer.



Espero que os gusten... aquí no quedó ni una, jajaja. Se me olvidó sacar una foto del interior, la próxima vez se la haré y la pondré aquí.
Un besote.

Albóndigas con salsa de setas en olla rápida



Sí, hijos míos, sí... ¡por fin he apagado el horno un ratito, gracias a Dios, jajaja!.
Hoy le toca a la olla rápida, que resulta comodísima para ahorrarnos tiempo (y gasto energético, cosa que, tal y como está la situación, nos conviene a todos).
Yo había preparado toda mi vida las albóndigas en la forma "tradicional". También he hecho algunas "incursiones" en el Varoma, porque son más sanas... pero las que suelen gustar más en casa son las "de siempre" (aunque se lo comen todo, les suele ir más lo de toda la vida).
Pero hace poco leí en el blog de Sara una receta de albóndigas al pimentón en la olla rápida. Como Sara es una gran cocinera, y además tiene la misma olla que yo, se me despertó la curiosidad, y pensé que tendría que probar a adaptar "mi" receta a la olla en cuanto hubiera ocasión.
La ocasión se me ha presentado con mi segunda tanda de "okupas", y debo deciros que han salido FABULOSAS, tiernas y blanditas, y con una salsa sabrosísima. Si no os gustan las setas, podéis suprimirlas: mi receta "tradicional" no las llevaba, pero me sobraban unas cuantas de otra receta, y aquí no se tira nada, que es pecado mortal, jejeje...
Yo siempre hago las albóndigas con carne de ternera o añojo (en mi casa siempre se han hecho así), pero quienes prefiráis usar mezcla de ternera y cerdo, estupendo.
Ni que decir tiene que las "okupas adolescentes" no dejaron ni una:  inocente de mí, pensé que quedarían para congelar para nosotros, y tururú, jajajaja... Después, eso sí, se lían a hacer ejercicio para "quemar grasas", pero zampar, zampan que es un gusto...
Después del grupo adolescente, vendrá la tercera tanda okupil, con la que tendré ocasión, por primera vez en mi vida, de ver cómo quedan las papillas para bebés en la Thermomix (hasta ahora, mis comensales han sido todos más grandecitos, jejeje).
Bueno, al grano, que el calor no hace que deje de enrollarme. Probad esta receta, que os ahorrará tiempo, y veréis qué blanditas quedan.

INGREDIENTES:
De 800 gramos a 1 kg de carne de ternera o añojo picada
Ajo en polvo al gusto (o ajo molido)
1 huevo
Miga de pan remojada en leche (yo, una loncha de pan de molde integral sin corteza)
Perejil picado
Sal
Pimienta negra recién molida
Para la salsa: 
1 diente de ajo
1 cebolla mediana
2 zanahorias medianas
1 tomate
Jerez (1 vasito)
Agua
1 pastilla de caldo de verduras (o una cucharada de concentrado de verduras)
Aceite de oliva (virgen extra)
Harina para rebozar.
Opcional: Setas troceadas (yo, OTRA VEZ champiñones Portobello, jejeje... os aseguro que ni me dan comisión, ni hay una promoción de champiñones Portobello en los blogs, ni nadie de la familia se dedica a su cultivo: es que me encantan, y ahora hay poca variedad de setas, en verano)




PREPARACIÓN:
Ponemos en un bol la carne, la miga de pan, el huevo crudo, el perejil, la sal, el ajo molido y la pimienta. Amasamos con las manos, tapamos el bol y dejamos macerar 1-2 horas.
El sofrito de la salsa podemos prepararlo en Thermomix o en la propia olla. Si lo hacemos en Thermomix, colocaremos en el vaso el diente de ajo, la cebolla en trozos, las zanahorias peladas y troceadas, y el tomate, picaremos todo durante 6 segundos a velocidad 6, añadimos 30 gramos de aceite, y programamos 10 minutos, 100º, velocidad 2. Reservamos

Damos un pequeño amasado a la carne, formamos bolas, y las rebozamos con harina. Las freímos en la olla, en aceite caliente, vuelta y vuelta para dorarlas. Y las reservaremos en un plato con papel de cocina, para que escurran el exceso de grasa.
Añadimos a la olla el sofrito, rascando lo que pueda haberse quedado pegado, y rehogamos un minuto. Agregamos las setas troceadas, removemos bien, y dejamos otro minuto.
Ahora vamos a añadir el Jerez, mezclando todo bien, y las albóndigas. Dejamos que se evapore el alcohol, y agregamos agua que cubra las albóndigas hasta algo más de la mitad, junto con la pastilla de caldo desmenuzada. Tapamos la olla, y cocinamos durante 7 minutos con todas las rayitas fuera (yo tengo una WMF, que tiene una raya amarilla y dos naranjas).
Retiramos del fuego, y no abrimos hasta que pierda presión.
Están más ricas de un día para otro.
(NOTA: Si  hacemos el sofrito directamente en la olla, esperaremos a freír las albóndigas, y en ese aceite rehogaremos primero el ajo, la cebolla y la zanahoria picadas muy finas durante 5-7 minutos, y después agregaremos el tomate picadito o rallado, sofriendo unos minutos más. Entonces, añadiremos las setas, y todo lo demás lo haremos de la misma forma explicada ya).

Espero que os gusten. A nosotros nos han encantado...

CONSEJOS Y SUGERENCIAS:
1) Para diabéticos: La zanahoria cocinada no es demasiado "conveniente". Podemos sustituirla en el sofrito por medio pimiento rojo o verde, que añadiremos también al principio.
2) Si no se tienen o no gustan las setas, se pueden suprimir.
3)MUY IMPORTANTE: Pedid que os pasen la carne picada DOS VECES por la máquina de picar. Se nota mucho la diferencia: quedan las albóndigas más finas y más jugosas.

Por último, un recordatorio: la verificación de palabra en los blogs nos hace perder el...
(En francés, catalán o valenciano... pero se entiende, jajajaja). Es que últimamente, ha vuelto a proliferar la palabreja... supongo que mucha gente no sabrá ni que la tiene activada.
Un besote.

TARTA DE QUESO FÁCIL Y APTA PARA DIABÉTICOS



Con diabéticos en casa, hay que "calentarse la cabeza" un poquito para poder prepararles postres adecuados. Normalmente, suelen ser personas que "matan" por algo dulce (sobre todo, los de diabetes tipo 2). Así que me paso el día "tuneando" o intentando tunear postres. En cuanto los leo en el foro de Mundorecetas o en alguna otra página o libro, empiezo a darle vueltas, a ver cómo los puedo adaptar.

Hoy voy a poner uno muy sencillito y rápido, pero que está delicioso. La receta inicial se publicó en el foro, pero no recuerdo quién la puso (que me perdone quien sea).

Aparte del edulcorante, lleva quesitos "light", porque tampoco conviene que los diabéticos tomen muchas grasas. Así que, si no sois diabétic@s pero no queréis engordar o estáis a dieta, también os sirve esta receta.



INGREDIENTES:

4 huevos

8 quesitos desnatados o "light"

Edulcorante líquido al gusto (yo suelo ponerle unas 10-12 gotas de Natreen líquido, pero eso va en gustos, así que recomiendo que lo probéis antes de verter la mezcla en el molde, Es preferible quedarse corto inicialmente que no pasarse, porque eso ya tiene mala solución...)

La ralladura de un limón o de una naranja

1/2 litro de leche desnatada o semidesnatada (está más rico con semidesnatada, pero si se quiere que sea "light" del todo, pues ya se sabe...)

1 palito de canela


PREPARACIÓN:

EN THERMOMIX (21o 31)

Precalentamos el horno a 160º

Poner la leche en el vaso, echarle el edulcorante y el palito de canela, y programar 8 minutos, temperatura varoma, velocidad 1, en Thermomix 21, o velocidad cuchara con giro a la izquierda, en la 31. Si la leche está fría, tardará más en hervir, así que en ese caso lo dejaremos 1 minutito más.

Dejar enfriar un poco, SACAR EL PALO DE CANELA (este paso es más importante de lo que parece, jejeje... porque yo la primera vez lo trituré, y se me llenó la masa de trocitos oscuros y duros), echar al vaso la ralladura de limón, los huevos y los quesitos, y triturar 10 segundos a velocidad 6. Probar para comprobar si está suficientemente dulce, y si es necesario añadir algo más de edulcorante y mezclar 1 segundo.

Verter la mezcla en un molde untado de mantequilla (el que prefiráis, yo lo he hecho en molde redondo y de plum cake), y meter al horno durante aproximadamente 45-50 minutos. Pinchamos para ver si está hecho: debe salir la aguja seca.

Si se tostara mucho por encima, tapamos con papel de aluminio o ponemos el calor sólo por abajo.


SIN THERMOMIX:

Hervimos la leche con la canela y el edulcorante (al fuego o en el microondas), dejando que se cueza un ratito. Después, sacamos el palito de canela, añadimos los restantes ingredientes, y trituramos bien.

El resto de la preparación es igual.
Espero que os guste.

Arroz Nelba (Thermomix)


Hay que ver, ¡la de tiempo que llevo preparando esta receta, y todavía no la había subido al blog!.
Se la copié a thermo hace mucho tiempo, aunque sé que ella lo sacó de un libro de Thermomix, creo que de "Cuesta Menos con Thermomix". Y, desde entonces, lo habremos tomado un montón de veces.
Es de las recetas que a mí me gustan: fácil, rica, cunde muchísimo, y admite innumerables tuneos, jajajaja.
Yo la he preparado con crujiente de jamón ibérico finito, como en la receta original. También he hecho una versión más "consistente", con taquitos de jamón ibérico, salteado 40 segundos en el microondas.
Y una modalidad "light", cambiando el jamón por daditos de pavo.
También he agregado, en ocasiones, 80 gramos de gambas peladas. Y hay quien sustituye el jamón por bacon.
Así que ya veis, múltiples posibilidades.
Con esta receta participo en "La Repesca Mañosa" de este mes, que tiene como ingrediente el arroz.
INGREDIENTES:
Para el arroz: 
-La receta original dice "350 gramos de arroz basmati"... y yo os digo que depende de cuántos seáis en casa. Porque aquí somos "de buen diente", y os aseguro que, tomando este arroz como plato único con una ensaladita de tomate, con 200 gramos comen 3 personas pero que muy bien... Así que calculad vosotros.
-800 gramos de agua
-2 dientes de ajo
-Sal
-1 chorrito de aceite de oliva virgen (extra, claro)
-(Opcional) Una pastillita de caldo de verduras (si la ponéis, reducid la cantidad de sal).
Para el sofrito:
-3 zanahorias medianas
-1 cebolla mediana
-1/2 cubilete (unos 40 gramos) de aceite (igual que el anterior, OVE).
"Tropezones" variados: 
-Para los huevos revueltos: 3 huevos y una cucharadita de sal.
-Si ponemos crujiente de jamón: 10 lonchas finas de jamón ibérico.
-Si optamos por los daditos de jamón o de pavo: 100 gramos de taquitos.
-Si preferimos bacon: 100 gramos de bacon en daditos o tiritas.
-Y si le añadimos gambas: 100 gramos de gambas peladas.


PREPARACIÓN:
Para el crujiente de jamón, ponemos 2 ó 3 hojas de papel de cocina en un plato apto para el microondas, colocamos encima parte de las lonchas de jamón, cubrimos con otras 2 hojas, ponemos encima el resto del jamón y volvemos a tapar con otras 3 hojas de papel. Y metemos al micro durante 6-8 minutos a máxima potencia.
Cuando esté crujiente (ojo, que no se nos queme) lo retiramos con cuidado y lo picamos en la Thermomix, programando 4 segundos a velocidad 4. Y reservamos.
En caso de sustituirlo por taquitos de jamón o pavo: los pondremos en una fuente apta para microondas, tapamos, y programamos 1 minuto a 800 w, en el caso del jamón ibérico, y 30 segundos si son de pavo. Si vemos que aún no están tostaditos (igualmente: ojo que es fácil que se quemen) programamos algunos segundos más.
Si usamos bacon, podemos hacer el crujiente de la misma forma que el de jamón..
Y, si añadimos gambas: las rehogamos previamente 1 minuto-minuto y medio en el microondas, a 800 w, con un poco de ajo molido.  Y las reservamos también.
Ahora haremos el sofrito: pelamos la cebolla y las zanahorias, las cortamos en trozos grandes y las picamos en la Thermomix, 4 segundos a velocidad 5. Añadimos el aceite y programamos 7 minutos, Varoma, velocidad cuchara. Reservamos.
Toca ahora preparar los huevos revueltos. Según la receta, había que programar 10 minutos: NO LO HAGÁIS, porque se pega el huevo, y es un rollo macabeo quitarlo. Con 5 minutos hay de sobra.
De todas formas, vosotros lo veréis: en cuanto se cuaje, parar la máquina.
En definitiva: sin lavar el vaso, ponéis los huevos y la sal, y programáis 5 minutos, Varoma, velocidad 2.
En cuanto estén, paramos, y picamos durante 5 segundos a velocidad 5.
Pondremos en una fuente honda el huevo y el sofrito (y las gambas, si las utilizamos).
Ya sólo nos falta cocer el arroz:  pondremos en el vaso el aceite, los ajos, la sal, el agua, la pastilla de caldo -en su caso-, y meteremos el cestillo con el arroz basmati. Y programamos 20 minutos, Varoma, velocidad 5.
Hay que remover con la espátula el arroz de vez en cuando.
Una vez pare la máquina, sacamos el cestillo, lo volcamos en la fuente, mezclamos bien con los huevos y el sofrito, agregamos el jamón, lo mezclamos con cuidado... ¡y a comer!.

Si no lo conocéis, probadlo: os encantará.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...