Fondo de congelador (II)


Bueno, pues aquí tenéis otra entrega de la serie "Fondo de congelador" (¡que me gusta a mí un recopilatorio, jajaja).
Yo cocino y congelo desde hace muchos años. Es una necesidad: trabajo fuera de casa, y aprovecho los fines de semana o los momentos libres para la cocina. Y, además, tiendo a cocinar para un regimiento, aunque seamos 4 gatos. Por eso, para mí el congelador es un electrodoméstico indispensable.
Y, afortunadamente, tengo 2: el de la nevera, y un armario congelador.
Y soy de las que congelo todo, o casi todo (salvo las patatas, que quedan con una textura horrible, y el huevo duro entero, que queda un poco correoso, y el arroz, que a mí no me termina de convencer el resultado, aunque muchos sí lo congelan). Pero algunas cosas las guardo porque aquí no se tira nada; lo que ocurre es que, al descongelarlas, el plato no resulta tan bueno como recién hecho, o pierde un poco de presencia.
Sin embargo, otras preparaciones no desmerecen nada de las recién hechas después de descongeladas: están igual de ricas, y la presentación es estupenda. Son éstas las que os traeré a este recopilatorio.
Una advertencia importante:  las cosas del "fondo de congelador" son para consumirlas, no para hibernarlas eternamente como si fueran el mismísimo Walt Disney, jejejeje.... Quiero decir con esto que, aunque se conservan bastante tiempo, no debemos tenerlas más de 3-4 meses como mucho (las preparaciones más grasas deben consumirse antes, para que no se pongan rancias).
Por supuesto, ni que decir tiene que todo esto son ideas, y que yo (por mucho congelador que tenga) no guardo todas estas cosas A LA VEZ, porque no cabría, jajajaja. Pero, bueno, a unos os vendrán mejor unas sugerencias y a otros, otras... y, de todas formas, aunque tengamos un congelador "de la Señorita Pepis" (¿y quién es esa?,  os preguntaréis los más jóvenes... pues leed AQUÍ y lo sabréis)... aunque tengamos el congelador de la Señorita Pepis, decía, siempre nos pueden venir bien estas ideas para un momento determinado. Así que aquí os las voy dejando...

*Vamos a empezar con los APERITIVOS O PICOTEOS.
Poder congelar este tipo de platos nos ahorra mucho trabajo cuando estamos organizando una cena o comida más formal, y también nos salva de más de un apuro cuando se nos presenta gente en casa de improviso.
Aquí tenéis unos cuantos aperitivos estupendos para nuestro fondo de congelador:

Bombones de jamón o salmón


Los tendremos congelados en sus cubiteras, y, cuando los necesitemos, los sacaremos con 1-2 horas de antelación.
Espirales de hojaldre..
... hojaldritos..
... hojaldres "marineros"...


Todas estas preparaciones con hojaldre son fabulosas para cualquier emergencia, puesto que van del congelador al horno directamente, sin descongelar...

Las guardaremos rellenas, y, en su caso, pintadas con huevo, decoradas con sésamo, o espolvoreadas de queso rallado. ¿Que se nos plantan "okupas" en casa a ver el partido de fútbol?. Pues precalentamos el horno,  metemos los hojaldres sin descongelar, y horneamos a 210-220º hasta que se doren. ¡Y listo!.
Para picoteos, resultan más cómodas las preparaciones "de bocado". Pero, por supuesto, también podemos tener en nuestro fondo de congelador unas trenzas saladas de hojaldre, que nos vendrán muy bien para una cena improvisada. Y también la hornearemos directamente, sin descongelación previa.

Croquetas:


Ya os imaginaréis que yo no hago croquetas para dos, ¡menudo rollo macabeo!. Siempre que las preparo, hago una buena cantidad (ya que me pongo, merece la pena hacerlo así)... y la mayoría van al congelador, ya rebozadas.
Las descongelo a temperatura ambiente una o dos horas antes de freír. Sé que mucha gente las fríe congeladas, pero yo no lo he hecho nunca, así que no puedo contaros mi experiencia en ese punto...

Pimientos rellenos en hojaldre:


Al igual que otros aperitivos de hojaldre, los meteremos en el horno sin descongelar, hasta que se doren.

Bolitas o nuggets de pollo y queso.


Los rebozamos, y al congelador. Como las croquetas, los descongelo un poco antes, aunque sé que también muchos los fríen congelados.

Albóndigas:


Tengo varias recetas en el blog (para verlas, pinchad AQUÍ,, o AQUÍ, o AQUÍ, o AQUÍ),  y en todas sus modalidades, tanto de carne como de pescado, congelan estupendamente, bien solas o con la salsa aparte, en otro tupper.
Y nos dan mucho juego para servirlas como ración, en cucharitas, minicazuelitas...

*ENTRANTES:
Aquí os pongo algunas recetas que podemos hacer con antelación, cuando nos convenga, y congelar.
Berenjenas rellenas de carne:


(Pinchando AQUÍ y AQUÍ podréis ver dos versiones de la receta)


Pimientos italianos rellenos de carne y arroz:

Hay muchos otros pimientos rellenos que congelan bien, como, por ejemplo, éstos rellenos de brandada de bacalao, o los rellenos de carne picada, o los de setas y queso, o los de gambas, o los de pollo, o los de atún con bechamel.

Milhojas de berenjena:


Conchas de berenjena a los dos jamones:


Las congelamos en las propias "conchas" o minicazuelitas aptas para horno. Sólo tendremos que gratinarlas cuando lo necesitemos (podemos descongelarlas previamente, o no)

Escalibada:

Congelaremos todas las verduras, una vez asadas, peladas, limpias y troceadas. Descongelaremos a temperatura ambiente, y aliñaremos. Podemos tomar las verduras solas, o con atún en aceite o ventresca.

Pasteles de puré de patata:

Tanto el "Hachis Parmentier" como el "Pastel Marinero de puré de patata" congelan perfectamente. Yo suelo congelarlos en fuentes aptas tanto para horno como para congelación, o en moldes rectangulares desechables de aluminio, de los que vienen con tapa.
Y los congelo ya listos para el gratinado, con su queso y/o huevo batido por encima.
AVISO: El que congela bien, a mi juicio, es el puré de patatas DE BOLSA. El casero congela peor.

Berenjenas "marineras" con puré de patata:

Ayer las comimos, precisamente... ¡y están buenísimas!. Las descongelé, y después las horneé durante unos minutos, hasta que estuvieron calientes (también se pueden calentar en el microondas)
(Continuará.... Espero que éste también os sea útil).

44 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tomarte el tiempo y la molestia de dejar tu comentario. ¡Me encanta saber que estáis ahí!
Así que ya sabéis: si tenéis algo que decir, hablad ahora... o callad para siempre, (¡que noooo, que es broma, hablad cuando os dé la gana, jejeje!.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...